BLACKENED LIVE AT CARACAS (A YOUTUBE VIDEO)

Priceless…

URL: http://www.youtube.com/watch?v=-IilsfPgo34

Anuncios

AL FINAL NO IMPORTA CUANTO LE ECHES BOLAS A UNA VAINA PORQUE SI PIERDES SENCILLAMENTE TE JODISTE

Me llamó la atención la salida, o mejor dicho disposición del cargo a la orden, del técnico del Caracas F.C. Noel San Vicente, uno de los técnicos más exitosos que ha tenido este futbol, que luego de perder varios partidos muy duros en la Libertadores, el muchacho le pegó la vaina y sencillamente le fastidió perder…

No vamos a meternos mucho con los detalles y el que y el como fue la vaina, pero igual me llama la atención porque imaginamos que por lo que dijo, fue que ya estaba como bueno de meterse una y otra vez con la misma pared en la Libertadores que luego de clasificar, es verdad que llegó lejos en una ocasión pero a la verdad tuvo varios años estrellándose con equipos del sur más potentes que le jodían el camino. Y bueno eso con el tiempo pega…

Una de las vainas más jodidas que tiene la vida es el deporte o la competencia, porque sencillamente no hay un ganador sino hay uno o varios perdedores, la cultura que nos han metido por los ojos nos ha hecho ver que tenemos que ser ganadores a juro para salir en los anales de la popularidad o tener algunos segundos de atención o también tan sencillo para ser alguien, los perdedores sencillamente están jodidos par coño, son los que quedan borrosos en las películas desapareciendo de inmediato, los que no duran ni 5 segundos en las reseñas de noticias y los que en general nadie se acuerda y no les paran bolas…

Es por eso que uno intenta ganar porque uno tiene esa presión encima más si eres adolescente del tipo que siempre hay algo que demostrar aunque no sabemos para qué, y en general uno le echa una parranda de bolas para intentar ganar, a veces funciona, en ciertas ocasiones se cumple esa vaina de que si te fajas duro y pones tu mejor esfuerzo puedes ganar, pero muchas veces no es así, te quedas jodido porque sencillamente te quedas corto y pierdes, ahí me imagino que salió un listillo que decía lo que importa no es ganar sino competir, ese guevon me imagino que nunca se dio cuenta que era un perdedor y del tipo que era negado de forma desesperada…

Y bueno llega un punto que te fajas a echarle bolas que jode, y si por mala leche, los otros son mejores que tu o sencillamente no sale la vaina, sigues perdiendo de forma muy seguida llega un punto que te arrechas y tan sencillo que no te provoca seguir fajado, algo más o menos pasa con los New Jersey Nets en la Nba que están en una dinámica muy mala y eso incide en el ánimo y las ganas del equipo que sencillamente anda por inercia, porque sencillamente si estuvieras puesto por el gobierno y andas a un cuarto de esfuerzo con ladilla sencillamente no te importa mucho, pero cuando le echas bolas que jode y terminas todo mamado si pierdes una y otra y otra vez llega un punto en que ya no estás para la labor…

Eso es más o menos lo que me pasó a mi en mi adolescencia con una vaina llamada los juegos intercursos que hacía el colegio donde estaba en tercer lapso, luego de una primaria donde no me fue tan mal, el peo fue cuando llegué a secundaria donde como no era casi popular siempre terminaba entre los últimos a escoger y para más ñapa en equipos malazos, el primer año ganamos dos juegos de verga y en los siguientes no me acuerdo de haber ganado ni uno, sobretodo uno que ma acuerdo haberlo perdido porque un carajito pendejo hizo una barrera con las piernas abiertas por donde pasó la pelota y nos metieron el gol del desempate, por lo menos en segundo agarramos todos los que no éramos populares y nos hicimos un equipo para mostrar no se que coño, pero al final perdimos los juegos por paliza y no demostramos un coño, y lo peor es que en general yo jugaba los juegos completos corriendo de un lado a otro, terminaba todo reventado y coñaceado y para más ñapa chalequeado porque perdía miserablemente…

Todavía me acuerdo que un juego lo perdimos 18 a 3 donde llevamos coñazo del bueno y nos costó sangre anotar esos tres goles cuando a los otros iban más fresquitos los coño e su madres, cuando anotamos el primero ya los otros llevaban 8!!!!!!!!! Hasta que en cuarto año quedé por fin en un buen equipo que parecía que podía hacer algo, lástima que nunca jugó junto, porque uno se fracturó, el otro se enfermó y el otro loco no se que coño le pasó pero jugó fatal todos los juegos, así que se podrán imaginar…

 De los 4 juegos al final jugué 3 completos, si la memoria no me falla perdimos los 3, uno fue 7 a 2, el otro como 9 a 4 y el tercero como 8 a 5, ya para el cuarto como lo jugábamos el mismo día del tercero dejé esa vaina para los demás y era un equipo que estaba parecido a nosotros, y ese partido estábamos ganando como 5 a 0 al inicio, que la final de la primera parte ganábamos 5 a 3, de pana pensé “coño al fin vamos a ganar uno” no joda lo creí muy rápido… porque llegó un loco de esos y no se como pero metió 4 goles en menos de 10 minutos, agarra tu 7 a 5 no joda!!!!!!!!!

De pana me derrumbé, me fui a mi casa y terminé encerrado en mi cuarto llorando como una puta carajita de la maldita arrechera porque sencillamente todo fue como una olla de presión que explotó con esa vaina de echarle bola como un pendejo por absolutamente nada, así sencillamente agarré y mandé el deporte a la mierda, no participé en los intercursos de quinto año pasé educación física por pruebas por separado y no volví a jugar como por 10 años cuando me metí en una caimanera y aún así me lo tomé bien en serio, pero bueno me imagino que fue una de esas vainas de traumas de la adolescencia cuando las vainas que tu crees son un poco de paja loca al final que no sirve para una mierda…

Así que ya saben, si tienen un carajito y por mariqueras de padres pajuos lo meten en un deporte porque tienen sueños frustrados de estrellato y deportistas, pero luego ven que no le va muy bien, háganse un favor y a él también, sáquenlo lo más pronto posible de esa verga, antes que se queme se arreche y se traume, no se preocupen que de los que lo intentan solo 1 % llega a profesional y los demás se joden, de seguro tu ganas plata y te podrás reir en sus caras como ellos lo hacían contigo… total a veces uno se da cuenta que perder no es el fin del mundo, siempre y cuando busques otra cosa donde ganes ok??????

Ahí te lo dejo.

 

DE ESAS PRIMERAS VECES QUE MUY POCAS VECES SON MEMORABLES

Cuando iba en camino tanto para el trabajo como para la casa, me he dado cuenta que una galleta muy popular sacó una campaña dirigida a esas cosas que pasan en tu vida que sean tus primeras veces memorables, no estamos hablando de sexo, sino cosas, como tu primer beso, tu primera rumba, tu primera fiesta entre otras… y  bueno te mandan a una página para que eches el cuento de esas primeras veces que fueron memorables y que me imagino que los mejores cuentos reciben un premio X.

Coño yo no es que sepa mucho de la vida y tampoco es que haya tenido una vida muy de pinga, a pesar que he hecho lo posible para medio paliar la vaina, pero yo me he puesto a ver a los panas y a los amigos y en general esas primeras veces de toda vaina no suelen ser muy memorables, tu sabes como no tienes pericia o no andas muy pulido, pues pasas el mayor tiempo tratando de ver que carajo haces y como más o menos hacer un buen papel o por lo menos poder decir que fue airoso…

Se de muchos cuentos donde el primer beso fue muy torpe y muy poco placentero por la saliva, otros que en su primera rumba se les fue la mano con la curda y terminan vueltos mierda de la pea o que luego de la rumba se ven pasando roncha mientras ven como coño se van para la casa, otros que en la fiesta bailan de más de lo mal, otros que en la primera vez que agarran el carro le echan mamarro de rayón y bueno uno en vez de una gracia, sale una morisqueta…

Así e en vez de la primera vez a veces uno se acuerda de las segundas o terceras veces, donde uno ya medio ya tiene la info o la experiencia y en general uno puede hacer un mejor papel pues… así que bueno en general en la memoria uno tiende a recordar esas segundas veces que las primeras que no es que sean malas, pero uno las recuerda así como por no dejar…

Oh sino, si eres como yo que vives la vida a tres tablas en carrera donde no te da tiempo de medio hacer inventario, pues tus primeras veces te acuerdas pero no con mucho cariño al tener falta de detalles, si… de pana no me acuerdo de mi primera rumba ni con quien estaba, no me acuerdo de mis primer beso, de verga me acuerdo de la primera vez que tiré, como la primera vez que fui al cine en un grupo de amigos o solo por interés de cinefilia y lo admito así bien tranquilo, porque estaba más pendiente de resolver como hacer en vez de disfrutar, y de seguro las otras personas que compartían conmigo esos momentos creo que tampoco se acuerdan de esos momentos, así que no creo que se le paren muchas bolas a algo que si te pones a ver, muy pocas veces vale la pena…

Porque como dicen, a veces no vale llegar primero, sino sencillamente llegar como se debe… o no??????

Llévatelo.