ESTE ES UN RETAZO DE POST ALGO DESINTOXICADO DESDE LA CRIPTA

 

02 03 04 05 01

Esta vaina nos viene de esta manera.

La vida de Ronnie Alejandro no podía ser otra cosa menos perfecta, según lo que le habían dicho los padres, con una carrera universitaria cumplida con honores, un trabajo de lunes a viernes y de 8 a 5, también tenía unos amigos de los que salen a rumbear todos los viernes a los mismos locales de moda en los centros comerciales más in de la ciudad, obvio que cada cierto tiempo se iba para la playa, o a la montaña, pero más que todo a pavear y tomarse fotos para sus redes sociales, Ronnie con algunos amigos tienen sus jevitas respectivas, tan superficiales como ellos y tan nulos también pues, sus vidas no les faltaba nada, porque había sido soportadas por sus padres y algunos contactos de la alta sociedad, por qué debería quejarse???

Sin embargo a Ronnie le dio una de esas cosas locas que le da a la gente cuando lo tiene todo, lo tiene tan todo, que le falta que jode, fue después que al irse a una playita, se cuadró a una de las niñas que se fue con le grupo, la niña no era gafa, sabía que Ronnie estaba pendiente de ella, y solo se hizo la loca y la dura un rato, ya después de unos tragos, Ronnie le había bajado la parte de arriba del traje de baño y le estaba sobando las tetas, luego vendría el resto de la ropa, montar, moverse, gemir y acabar, para luego recibir el amanecer enpiernados, solo que Ronnie con la jeva abrazada a él y con el machete todavía metido en la entrepierna de ella, no sentía nada, abrió los ojos y una especie de nudo se le metió en el pecho, con cuidado se paró de la cama en la pequeña cabañita donde se había hospedado, algo no le cuadraba, no era la primera vez que se cogía un culo así de una noche pues, pero por primera vez, sentía ese vacío, ese falto de algo que no sabía que era, y sus amigos ni siquiera sabían que podía tener, debe ser por eso que ni se molestó en comentarles su dilema, pensó que a lo mejor se le iba a pasar, que era una etapa pasajera de esas medio bohemias que le dan a los chicos cuando tienen tanto tiempo libre que no saben que hacer con él.

El caso es que las semanas pasaron y poco a poco Ronnie le perdió el interés a compartir con sus amigos, salía cada vez menos a las discotecas que lo invitaban y cuando iba se la pasaba con la mirada perdida y sin intervenir mucho en las conversas, no le prestaba atención a los deportes que seguía en los bares cuando iba con sus panas, algunas cuantas chicas lo convidaban a salir por ahí y a veces a intercambiar sudores entre otros fluidos, a los cuales no les prestaba atención, incluso a veces no se le paraba en plena cabalgata, una de sus últimas amantes le formó rolo de peo, ella que se había preparado bien a conciencia para una noche predecible de placer, y viene él y no colabora, que se ponga las pilas y vea que quiere hacer con su vida, porque anda de un mal pegado que es insoportable, terminó solo en la habitación del hotel, porque la chica se fue par coño, pensando que el chico como que se estaba pasando para el otro lado. El muchacho no sabía que hacer, la vida hace rato le dejó de tener el sentido que hace unas semanas ni siquiera le importaba, y ahora que hace????

 07 08 12 14 15

Un día estaba en una cafetería ojeando el periódico, leyendo no se sabe qué coño, bueno en general estaba ojeando por encima, porque hace rato las noticias de los diarios no le llaman mucho la atención el caso es que estaba en la cafetería, cuando la vio entrar a la cafetería, le llamó la atención y como mucho, lo cierto es que así como vino desapareció, no pudo evitar llegarle a la chica que le atendió, y como la conocía pudo preguntarle, pero como ya sabía de la clase de personaje que era Ronnie, le dijo que esa chica no era como las chicas esas que él frecuentaba, que lo más probable es que ni siquiera le preste atención, en fin la chica se llama Melissa, trabaja en un kiosco en un centro comercial que estaba a dos cuadras y que bueno, que si se quiere llegar, que no le diga que ella le dijo, porque es muy celosa de sus cosas personales.

Cuando Ronnie llegó al kiosco donde trabajaba Melissa ahí la vio, vendiendo algunas conservas naturales, tenía un poco de productos naturistas y revistas del buen vivir, además de algunos libros de autoayuda y un poco de cosas new age como le llamaba algunos de sus amigos, porque no le paraba bolas a esa forma de vida tan simple y para ellos aburrida, pero el caso es que la chica estaba bien ocupada, porque el kiosco estaba vendiendo, en ese momento Ronnie no quiso adelantarse y mucho menos hablarle, por eso mejor se fue a su trabajo, donde se la pasó más pendiente de la chica que de hacer sus deberes, por eso le formaron un buen peo por parte de los jefes que lo tenían como un empleado modelo, de esos que se podía tener a la mano para ciertas cosas de trabajo.

Cuando salió al kiosco de nuevo, vio que estaba recogiendo las cosas para irse a su casa, tomó una bicicleta de tipo montañera y con un bolso encima se fue, el intentó correr detrás de ella, pero obvio que no la iba a alcanzar, tuvo suerte que había un alquiler de bicicletas por ahí cerca y al día siguiente lo intentó de nuevo, la siguió a distancia, y ahí supo donde vivía.

Se la pasaba varios días siguiéndola y quedándose viéndola desde lejos como embobado y fijo con su mirada sobre ella, luego de verla entrar al edificio donde vivía se quedaba por allí para ver si adivinaba en qué apartamento vivía, cosa que nunca supo porque ella nunca corrió las cortinas y lo veía detrás de ellas por un rato hasta que se iba, se preguntaba si era una especie de psicótico o asesino en serie, el caso es que el chico que la seguía no cejaba en su empeño, aunque nunca se le acercaba, eso lo iba a tener que cambiar, porque él no parecía intentar el primer paso, esa vaina le arrecha de un hombre, que no tenga los cojones de cortejarla, ni que fuera extraterrestre, solo algo diferente a las otras mujeres.

Así que un día de esos, la chica se va caminando para otro lado, eso lo sorprendió, pero igual se fue siguiéndola a una distancia prudencial para que no lo viera, en una de esas la chica se le desapareció de la vista y se desesperó, empezó a caminar a todos lados como errante sin verla, terminó sentado en una banquita un poco desilusionado, estaba pensando en que debería dejar de estar haciendo idioteces y pensar en centrarse en su vida a ver si resuelve qué coño hacer con su existencia, en eso se sentó una persona a su lado, cuando se iba a parar para irse, le dijeron, disculpa, tienes semanas siguiéndome y buscándome y ahora que me siento a tu lado, ni siquiera me paras bolas, de pana los hombres son una vaina seria.

Cuando se volteó no podía creerlo, Melissa estaba a su lado, tenía un teaser en la mano y su bolso… y entonces qué, no vas a decir nada ahora que la que, se tuvo que acercar a ti fui yo… de pana está bien vamos a ayudarte, te invito a que me invites a ese café que está en la esquina, hacen unos capuchinos de clase mundial, anda te invito a que me convides, no son caros. El chico todavía estaba embobado cuando se sentaron en la mesa, ella tuvo que pedir por él y bueno, le tuvo que sacar las primeras palabras con cuchara, el resto fue más fácil para Ronnie…

 20 24 25 26 27 28 29

Luego de eso, las cosas cambiaron un poco para Ronnie, Melissa viendo que el muchacho necesitaba un cambio de hábitos, lo llevó a unos locales donde colocaban música un poco diferente a lo que estaba acostumbrado, más o menos algo de Reagge por decir algo, el cual le costó un poco, pero le gusto, se iba a las playas con ella, pero a playas a las que no iba todo el mundo, donde el reagge, la buena vibra, la comida natural y las buena educación hacía la estancia mucho más llevadera, salían juntos a casas de amigos, donde con un vinito, una buena plática y un compartir, podría pasar noches hasta el amanecer, obvio que las veces que la fue a visitar a su casa, se quedaban viendo películas viejas y buenas, revisando música de décadas pasadas y sobretodo consiguiendo libros para leer, porque Ronnie recuperó el hábito de leer que perdió en los años de la universidad, como Melissa se cansó de esperar que Ronnie tomara la iniciativa y la besara, pues llegó un día que dijo que le tendría un regalo, él se sorprendió y le dijo que nada que lo esperaría pues… cuando le apareció enfrente totalmente desnuda, él se quedó paralizado, ella tuvo que acercarse y tomar sus manos para ponérselas en las caderas y en sus tetas también, le dijo que si también tenía que besarlo y cogerlo o si él era capaz de hacer eso por si mismo, no sabía a lo mejor… luego de despertarse en la madrugada se vio solo, cuando se puso de pie, caminó a la sala y encontró a Mellisa la cual estaba desnuda con una botella de licor y sacando canciones en una vieja guitarra que tenía a la mano, por los viejos tiempos melancólicos dijo ella, que si quiere que se siente con ella, que le garantiza, un par de trago, un par de canciones acústicas y un rico polvazo en el sofá de la sala, a lo mejor un poco más

 30 32 33 34

En una de esas, estaba Ronnie en un restaurant esperando a Melissa que estaba en camino del trabajo, sabía que iba a llegar con retraso y por eso dijo que iba a comer algo mientras la esperaba, mientras esperaba su orden y comía con apetito, los vio llegar.

Un grupo de tres chicos y tres chicas, venían de la playa, se les notaba por el atuendo y el bronceado, estaban bromeando, celebrando y hablando entre ellos sobre cosas triviales, le echaban vaina a la dependienta que estaba como muy ocupada para estar perdiendo el tiempo con unos carajitos de papá y mamá, se fueron a una mesa donde se la pasaron jodiendo.

En ese momento recordó un libro que había leído, donde se acordó de unos personaje como esos, que viven por inercia, derrochando porque fue lo les enseñaron a hacer, y que a lo mejor tendrían una vida cómoda y sin muchos esfuerzos, pero sin sabor, y que sería muy triste cuando un día se despierte y se encuentre que el verdadero sin sabor de la vida, fue el haberla desperdiciado por no haber aprendido a tiempo la importancia de vivir el momento y el ahora, como él estaba hace un tiempo.

En eso llegó Mellisa, la cual fue recibida con un abrazo muy afectuoso por parte de Ronnie, la cual la besó apasionadamente y con mucho cariño, ella estaba alegre, porque la sorprendió, le dijo que esperaba una sorpresa más cuando llegara a la casa, él le dijo que tal vez, que si quieren se iban, y lo hicieron, él no sin antes echar un lente a la mesa donde estaban los carajitos y ver que uno de ellos se les ha quedado viendo, como queriendo estar en su lugar…

 36 37 40 41 43

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: