ESTE ES UN RETAZO DE POST ANALOGICAMENTE SUCIO SONANDO DESDE LA CRIPTA

 da01 da02 da03 da04 da05 da06 da07 da08 da13 da17 da19 da25

Seguimos escribiendo, esta verga se viene así chico.

Alejandro siempre le ha gustado mucho la música, ha sido su válvula de escape y relajación cuando al vida se pone burda de coño e madre, por eso se ha refugiado en su gran repro de música con miles y miles de canciones de muchos artistas y muchos géneros musicales, sobretodo de Rock, Jazz y pop de los 80, música que a pesar de que ha pasado mucho tiempo de que salió, pues sigue en liza y atrayendo nuevos fans con el tiempo, el muchacho se ha visto como un melómano, un chico que le piden recomendaciones constantemente de nueva música y novedades que pueda conseguirse en la web, porque los discos pues no se consiguen tan fácil en esta era de hacerlo todo uno mismo y buscar publicar su propia obra musical sin tanto intermediarios, para que llegue al mayor público posible, aunque le hablan de los viejos tiempos del Cd, del Vinilo, del Cassette, él no entiende de eso, solo está con sus mp3ses, con eso tiene suficiente.

Por eso se va a esa vieja tienda donde aparte de conexión a Internet se venden memorias con música precargada y algunos Cds con otras cosas por encargo, el vendedor, que se llama Ernesto, lo ve con algo de fastidio, pero el chamo es pana, cuando lo saluda, le entrega la memoria, cuando le pregunta si consiguió lo que él espera, una versión de avanzada del próximo disco de su banda favorita, el muchacho lo ve y le dice que si, que le costó una bola y lo consiguió que lo pudo bajar antes que lo volaran de la red para siempre, el muchacho pagó una suma razonable y le dio la memoria del repro, él la conectó a su computadora y le pasó las canciones, 5 en total que suenan un poco fatal, como maqueta, no tienen voces tres de ellas, pero qué carajo, son la novedad que él estaba buscando, por eso está contento, mientras va cargado la vaina, entra una chica al sitio, saluda a Ernesto afectuosamente y él se contenta de verla, no había terminado de llegar al mostrador cuando le puso en ese mismo un Cd doble, con un poco de etiquetas pegadas en idioma que no era español, que la fin había llegado su disco de la banda de Heavy Metal que tanto le gusta y la versión japonesa, esa que viene con el Dvd de un concierto en ese país y el disco con 4 bonus tracks, una versión demo y tres temas en vivo, todo el paquete completo, como ella lo pidió, ella lo agarró y casi lo besa en la boca de la emoción, agarró su disco y le dio una lista con varias cosas, Ernesto la revisó y le dijo que habían dos que estaban fuera de su alcance, del resto él vería que podía hacer, ella se lo agradeció burda, y se fue, no sin antes revisar de los discos usados que estaban en la alacena y se llevó un par de singles de rock and roll de esos que a ella le encantan, luego de pagar y bueno despedirse. Alejandro no pudo evitar no quitarle la vista de encima a la chica, ella se dio cuenta pero no le paró mucha bola, ah es que no conoces a Ruth, dijo Ernesto, es una melómana insaciable, amante de la música, siempre consigue cosas buenas y anda pidiendo mucha música de todo el mundo, si le piensas acercar no te la tires de que sabes de música, porque créeme que no sabes nada de eso al lado de ella. Le dieron su memoria de regreso y se fue, porque Ernesto tiene cosas que hacer, tiene que trabajar.

Así las cosas, unas semanas después, estaba Alejandro viendo unas cosas en una página de Mp3 en una de las computadoras del Cyber que regentaba Ernesto cuando sintió que alguien se le sentó al lado, era Ruth que se sentó bajo las indicaciones de Ernesto que le dijo que esa era la única máquina que el se acordaba que le servía el lector de CdRom, ella abrió la bandeja y se alegró que la máquina le reconoció el disco, le dio play y empezó a trabajar mientras se tripeaba el disco de Thrash de 1984 que había conseguido por ahí, estuvo trabajando burda, mientras Alejandro no podía dejar de verla tripearse un disco que vio de reojo y supo que no lo había visto nunca en su vida, ella lo vio y le preguntó qué???? Él se disculpó, solo que le llamaba la atención el disco y la música que tenía, ella con algo de recelo le preguntó si le interesaba, él asintió, le prestó los audífonos de la máquina que ella usaba y le dio unos segundos de probadita, se quedó impactado, mucha fuerza velocidad y agresividad, con algo de sonido sucio, le sorprendió, le dijo que sonaba así más que todo por que era un disco de 1986 y así sonaban los discos de esa época en esa parte del mundo, por falta de producción, que lo habían reeditado hace unos años, que sonaba mucho mejor, pero ella prefería esa versión que para ella tenía un poco más de sabor y algo especial, por eso preferiría los discos así, cuando él quiso picarle adelante y mostrarle algo de lo que sonaba en su repro, ella se negó, que ha visto muchos chamos como él, que tiene miles y miles de canciones en sus reproductores y que por eso se creían conocedores de música,  cuando en realidad solo consumen música y no la disfrutan, a ellos no los toma en serio, no les da ninguna confianza o ganas de socializar, porque nunca logra empatizar con ella, él se quedó como ponchado, le dijo que no se preocupara, porque Ruth ya está acostumbrada a chicos que se creen melómanos, que quieren echarle los perros pensando que la pueden impresionar por medio del saber más que ella en música, cuando de verdad siempre ella los termina avasallando y haciéndolos huir, terminó de revisar lo que iba a revisar y se despidió, pasó por donde Ernesto y le dio su besito acostumbrado, desapareciendo en la calle, Ernesto lo vio con cara tristonga y se rió, por lo menos ya no era tan pedante como antes.

Estaba en una discotienda buscando un disco para una prima, que le gustaban las cosas viejas, del 80 para atrás, pero no sabía que conseguirle, estaba revisando unos discos, cuando se encontró con miradas con Ruth que estaba buscando unos discos, lo vio y lo saludó así de lejos, él un poco tímido medio respondió el saludo, en unos minutos mientras él veía que podía comprar, Ruth se le acercó, indeciso?????, él respondió que buscaba un disco para una prima, pero no sabía que regalarle, le preguntó si sabía más o menos que le gustaba, y él le dijo que era fan de las cosas de los 80, buscó un disco que tenía un combinado de chatarritas y doble a buen precio, le dijo que esto le debía bastar, él lo tomó y le dio las gracias, ella lo vio y le preguntó si de verdad le gustaba la música o solo era una especie de pasatiempo, él le dijo que le gustaba mucho la música, pero luego de ver lo que ella tenía entre manos se dio cuenta que su universo de música que antes pensaba era como un océano, pues ahora lo ve como un charquito al lado de lo que ella sabía, Ruth lo vio y le dijo que si le interesaba saber más de música, y más que todo música no comercial, porque eso es lo que ella manejaba, que si quería lo podía ayudar con eso, si le interesaba solo tenía que ir a donde Ernesto a buscar un disco y luego se irían a su casa donde le echaría una revisada a ciertos temas y necesitaría compañía para ser más divertido, que si gusta está invitado.

Y bueno desde ese día él la acompaña desde la tienda de Ernesto a la casa de Ruth, metida en un complejo de apartamentos, donde se escucha mucha música de todo tipo, pero a un volumen exacerbado y exagerado, lo que hace que las canciones como que se encaramen unas encima de otras para a gritos querer hacerse oír, cosa que a ella le molesta porque ella piensa que la música debe oírse a un volumen adecuando y en el momento adecuado para que ella llegue a los oídos y de allí masajeé el cerebro y lo haga subir sus posibilidades de crear y percibir, pero son cosas locas de ella, así que siguen en camino a la casa de Ruth.

Luego de llegar allá, ella viene toma las cosas que compró, de música obvio, y las organizaba por prioridades, para oír ahora y para oír después, luego se sentaba con Alejandro y le ponía un Cd de una banda que no conocía en la mayoría de las veces y luego de darle una especie de introducción sobre la historia de la banda, integrantes, discos clásicos, discos muy buenos que no se vendieron mucho y otras cosas, le ponía el disco en su reproductor, con audífonos para que lo pudiera oír, y a veces con cornetas para dejar que el sonido invadiera el cuarto completo, oían un par de disco por cada vez que se veían y luego le daba algunas recomendaciones para oír en el transcurso de los días, donde Alejandro cada vez le paraba menos bola a las canciones que tenía en su reproductor y oía más las cosas que le recomendaba Ruth, la cual no dejaba que las copiara en Mp3, porque según ella se perdía fidelidad en la compresión del audio al pasarlo a archivo y no se oía todo lo bien que ella quería, lo que lo obligó a pedirle los discos prestados a Ruth, ella se los prestaba con la condición de que se los devolviera la próxima vez que se vieran.

En esas juntas, el niño Alejandro escuchó de todo un poco, Rock, Pop, electrónico, Industrial, Death Metal, Heavy, Thrash, Speed y a veces algo de Rock and Roll, Blues y a veces Jazz, aunque no le llegaba mucho, pero le echaba bola y se lo tripeaba en la medida de lo posible, hasta que Ruth lo vio un día y le dijo que si alguna vez había oído un disco en formato de Vinilo, obvio que dijo que no y por eso le puso un disco de Rock de esos infumables con sinfónico, sonaba demasiado brutal, estuvo como unos 63 minutos viajando acompañado por la música, cuando el último track terminó sabía que su vida no era la misma, y Ruth sabía lo mismo, le dijo que viniera mañana temprano que tendría una sorpresa para él. La cual esperó con impaciencia, llegó temprano a la casa, ella todavía no había llegado y la espera de los pocos minutos se le había hecho casi eterna, ella vino aprisa y se lo encontró lo invitó a pasar y le dijo que esperara un par de minutos, que le prendiera el reproductor mientras iba a buscar una cosa, cuando vio el reproductor vio ese Vinilo, ese mismo que muchas veces Ruth le dijo que soñaba tenerlo en las manos y oírlo a buen volumen y con audífonos, que sería una experiencia orgásmica para el cerebro que debía vivir aunque sea una vez en la vida, cuando se volteó se encontró a Ruth que se había despojado parte de la ropa que llevaba encima, se acercó a él y le dijo que se pusiera los audífonos que tenía en la mano, él obedeció, mientras ella se colocaba los otros audífonos que conectó en la otra salida del equipo, le puso una venda en los ojos y le dijo que no hablara, que callara y se dejara hacer, cuando el disco arrancó, había una intro en donde mientras se oía sintió el contacto de los labios de ella con los suyos, al terminar ella, que duraba unos 3 minutos sentía como la ropa de él iba sobrando y las manos de él se encontraban con la piel descubierta de ella, cuando el track 4 del disco sonó ella le quitó la venda de los ojos y sin quitarse los audífonos se fundieron, mientras la música le hacía el amor cerebralmente, ella se lo hacía físicamente durante la duración del disco doble, cuatro caras de placer musical y sexual, obvio que eso lo repetirían luego, con ese mismo disco y con otros discos que ella tenía guardados por allí, obvio todos en Vinilo, y todos con audífonos, para no dejar cabos sueltos.

 da23 da25 da31 da33 da34 da35 da38 da39 da42 da45 da46 da49 da50 da52 da55

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: