ESTE ES UN RETAZO DE POST CON ALGO DE MALA EDUCACIÓN DESDE LA CRIPTA

1140506 1140507 1140508 1140509 1140510 1140511

Bueno menor, esta vaina lo que te viene es así.

Uno de las secciones más ladillas del colegio de Nuestra Sagrada Concepción era la sección del 4° D, era una sección de unos 45 – 50 chicos, los cuales ya por los efectos de las hormonas de la adolescencias se volvían bastante irreverentes, por no decir burda de rebeldes y contestones, y ya como las maestras monjitas, no podía aplicarles los castigos clásicos de los buenos tiempos, por una maldita y estúpida ley de educación nueva que les hizo perder el control del juego de la educación religiosa con Dios en una mano para la teoría y el conocimiento, y un azote con la otra para la práctica y la disciplina, sobretodo cuando a la encargada de la sección, la maestra Elsa, la que tenía más años y era el ejemplo de todas las demás sufrió una crisis nerviosa al perder el control de la sección completa que había administrado desde hace años, pero con ese grupo sencillamente perdió la pelea contra la indisciplina y la energía infinita sin control por parte de la adolescencia, que tenía tanta curiosidad como hambre de respuestas obtenidas de forma bastante inmediata, algo así como ayer.

Ahora había el gran detalle, ninguna de las otras maestras, quería encargarse de esa sección, que apenas estaba empezando el lapso y tenía una semana de retraso en las materias, luego de unos años de una plantilla de maestras que siempre estuvo hierática y firme, había que enfrentarse al paso trascendente de traer una maestra del exterior, cosa un poco complicada con una grupo de maestras y directores bastante a la antigua y cerrados, pero no había otra opción, porque no había manera de disgregar el grupo y repartirlo entre las demás secciones de 4°, serían demasiados alumnos y las maestras estaban muy celosas que esos elementos fueran a echar a perder el ya frágil equilibrio autoritario ejercido por las maestras de grado, las cuales estaban teniendo dificultades para enseñar el camino de Dios pasando entre drogas, videojuegos violentos, curiosidad sexual, televisión, música de moda, anti valores que se consiguen gratis en la web entre otras cosillas.

 1140512 1140513 1140515

Maria Magdalena no fue la primera opción que sopesaron en el colegio de monjas, más bien ni siquiera la habían tomado en cuenta, pero el detalle es que intentaron dos profesores antes que ella y la cosa fue un absoluto fracaso, la señorita Maria Magdalena, porque era bastante joven, mucho más que las maestras del colegio, llegó así como caída de la mata, preguntando por un puesto de trabajo de maestra de niños, la encargada la vio de arriba hacia abajo, pensó en no decirle nada y dejarla con la palabra en la boca, pero una de las directoras la vio y como estaba urgida la hizo pasar, presentó sus cursos, sus diplomas y grados, con unas credenciales bastante aceptables e impresionantes para una chica de poca edad, relativamente, le hicieron la introducción de las reglas del colegio, forma de pago y bueno, venía la presentación del grado a ella, la pidió hacerla el mismo día para llegar al día siguiente directo a enseñar, eso impresionó a la directora, que decidió hacer eso.

El detalle es que del recorrido de la oficina al salón del clases, salieron ambas y todos los ojos se posaron en Maria, la cual no se inmutó mucho, porque ya estaba acostumbrada a que los ojos masculinos, y a veces femeninos también se posen en su humanidad, recorriéndola, escrutándola y a veces acariciándola lascivamente, igual las maestras la vieron como si detrás de la directora estuviera un demonio en vez de una chica, cuando entró al salón con la directora al salón donde estaban los muchachos encerrados haciendo escándalo, con la entrada de la muchacha todos quedaron enmudecidos, la directora presentó a la maestra y le preguntó el nombre, cuando dijo Maria Magdalena, ella se quedó medio muda, así que la chica habló, que a partir de mañana le tocaba darles clase, que ojalá se lleven bien, porque tiene mucho trabajo que hacer y hay mucho tiempo que recuperar, así que esperaba algo de colaboración de ellos, que al final los estudiantes son los que cuentan, así que se despidió con un hasta mañana y se salió, el silencio quedó en el salón por unos minutos, mientras la directora se quedaba algo sorprendida, no pudo pensar si fue bueno meter a esa chica allí, no es cosa que haya metido un demonio en un nido de almas perdidas, o una vaina así…

 1140517 1140519 1140521 1140523

Llegó el día siguiente, primero que todas las maestras llegó al colegio, saludó al vigilante del lugar, el cual se sorprendió de la belleza de la mujer, la cual trató con simpatía y deferencia, y ella respondió con educación y algo de alegría, el vigilante le extrañó que hayan contratado a una mujer tan joven, sobretodo un colegio tan aferrado a su educación y a sus tradiciones, pero bueno, el dijo que los chicos no son malos, solo están confundidos, el mundo no se ha preparado para ellos y viceversa, y mucho menos la educación obsoleta de estas monjas frígidas que se les nota que les hace falta un hombre que les de, y que perdone la frase, solo le dio el consejo de tener paciencia y entenderlos, porque parece que aquí nadie quiere hacerlo, tu sabes familias que tuvieron hijos más por requisito que por el deseo de tenerlos, y que no sabían como manejar esa vaina y mucho menos en la adolescencia. La chica le estrechó la mano al vigilante, le agradeció mucho el consejo, que lo tomará muy en cuenta y nada que en lo que pueda piensa tomarse un café con él, le agrada la gente que se porta bien, el vigilante se despidió pensando, que esto se iba a poner bueno. Mientras le muchacha se iba al salón de profesores donde agarró sus materiales y las guías de trabajo, las otras maestras ni la saludaron. La vieron entrar y se quedaron calladas, como quien ve a un intrusos llegar a su área de confort, a Maria Magdalena no pareció importarle mucho, tomó sus cosas y se fue al salón a esperar a sus muchachos

Los alumnos llegaron al colegio, se saludaron, hablaron de las cosas que habían pasado desde la última vez que se vieron, los chismes, las cosas de ellos pues, sonó el timbre y por el megáfono del colegio mandaron a todos los alumnos a ir a sus clases, los alumnos del 4° D estaban expectantes, así que subieron al salón a esperar a la maestra, pero cuando entraron ella estaba allí ya, sentada en frente de los pupitres con las piernas cruzadas, llevaba un vestido azul y botas a medio tobillo, cabello largo recogido, y algunas pulseras en sus muñecas, todos algo sorprendidos y algo turbados, se sentaron en sus asientos, las muchachas, que en ese salón había unas cuantas, estaba impresionadas también, cuando luego de un par de minutos todos se sentaron en sus puestos, ella se puso de pie y caminó entre los alumnos, como hipnotizándolo con su caminar.

Se presentó como María Magdalena Medina, que era su maestra por el resto del año, que tenía 24 años, y que estaba graduada de educación, pero que no la ejerce mucho, sabe que el grado es difícil y que el grupo no está bien conceptuado, pero ni modo, que se olviden de que ella va a venir a imponer, pero si lo tiene que hacer ya se las arreglará, pero que está clara que esta clase y este grado es solo una etapa temporal en su futuro, así que si la dejan, pues los ayudará a superarla sin mucho contratiempo, que por las buenas suele ser buena, pero por las malas suele ser bastante mala, así que espera no ponerse así, que si entendieron la seña, todos con algo de duda asintieron, ok, entonces vamos de una vez a trabajar, historia universal… no me la pusieron muy fácil, para arrancar pues.

En esa clase, la muchacha estaba hablando de uno de los imperios antiguos cuando notó que varios de los muchachos que estaban de últimos estaban intercambiando algo, ella se hizo la loca y siguió dando la clase, con el rabillo del ojo vio que guardó algo en su cuaderno, se acercó a ese puesto dando la clase y cuando pasó al lado del alumno, con un movimiento rápido le quitó el cuaderno y lo abrió sorprendiendo al chico que no le dio tiempo, abrió el cuaderno y vio un Dvd, una serie de historia que pasaba un canal de cable y que tenía mucho éxito, lo revisó y le dijo al muchacho y sus amigos que si habían visto ese capítulo, que la serie ella la ve por Internet, aunque tenga que entender la vaina mentalmente y directo del inglés cuando le dijeron que si, les dijo que está bien, que si vuelve a perder la atención a la clase, les va a contar el capítulo completo pa que se dejen la ladilla, ellos se quedaron quietos, y la muchacha sonrió y les dijo que aprovechando que muchos ven esa serie, porque preguntó si alguien más veía la serie y varios levantaron la mano, les dio una clase del momento histórico y político que dominaba la región en donde se desarrollaba esa serie en justo ese tiempo, habló de emperadores ambiciosos que querían más poder, de batallas sanguinarias que ganar era perder menos hombres y ganar más territorios, de conspiraciones y traiciones entre aliados y enemigos, un poco de cosas que mantuvieron la atención de los chicos por un largo rato, luego de la clase, le dijo al chico que viniera a busca su Dvd, cuando se lo entregó le dijo de buena manera que si volvía a interrumpir su clase iba a echarle paja sobre la revista para adultos que tenía en las páginas de atrás del cuaderno, que deje esa vaina y busque una chica a la cual cortejar en vez de andar fantaseando con tetas, culos y cucas de papel, ya que eso no lleva a ningún lado, ni bueno ni malo… el chico algo sonrojado por la pena dijo que bueno que lo iba a pensar, o a intentar.

 1140524 1140525 1140526

A lo largo de los días, la muchacha poco a poco involucró a todos los muchachos en las clases, se la pasaba caminando entre los puestos y haciendo intervenir a los alumnos, a veces se quedaban pegados y no respondían la preguntan, igual se lo tomaba con soda, obvio que Maria Magdalena sabía que la veían, que la veían mucho, que los ojos se posaban en su pecho, en sus caderas, sus labios y cabello, tanto varones (29) que la deseaban y mujeres (21) que la admiraban y la envidiaban también, luego en los recesos se iba a veces al salón de profesores, donde todos y todas la veían, pero más que todo las profesoras, que como eran monjas, no apreciaban mucho la vestimenta casual de Maria Magdalena, la cual tildaban de indecente que buscaba sembrar pensamientos impuros y el pecado en las castas y puras mentes juveniles que buscaban educación y orientación en las aulas del colegio, los profesores, pocos pero había, intentaron sacarle conversación pero no le llamaban la atención por unos temas bastante superficiales y ladillas, era mejor que hablara con el vigilante, que se llamaba Ernesto, el cual tenía ya unos 10 o 12 años en la escuela trabajando allí y se sabía más o menos cómo era el merequetengue en ese lugar.

Se tomaban un café en las horas de recreo, y allí Ernesto le comentaba, que el colegio tuvo varios casos polémicos, embarazos adolescentes, que terminaba expulsando a la chica sin contemplaciones, una relación homosexual de dos alumnos, que también se fueron para afuera, algunos líos de drogas (suspensiones), peleas (más suspensiones) y algunas cosillas más que terminaban en la reunión de padres, donde se ventilaban, se avergonzaba a la familia indirectamente y luego se hablaban de otras cosas tan importantes como los bailes de grado y las fiestas de la iglesia, obvio que a pesar de que estas actividades eran obligatorias para los maestros Maria Magdalena no iba, según porque estaba estudiando. Ernesto luego le comentó de varias maestras que tenían una especie de juju raro, pero no se sabía mucho, porque si los llegaban a agarrar, los iban a botar, en general había una especie de doble moral dominante que marcaba el ritmo en el colegio y nada, los muchachos solían estar apáticos, porque nadie hablaba con ellos, nadie les paraba bola en general y los tenían tan abandonados como sus padres, así que se podía imaginar. Maria Magdalena igual supo que Ernesto terminó metido en ese trabajo, por caer en desgracia, que estaba casado, que se metió a vivir con una carajita mucho menos que él, la cual hizo añicos su matrimonio y lo peor es que la relación no duró ni un año, perdió los reales, la casa y el trabajo, y nada que terminó en ese trabajo, donde no tiene que hablar, nadie sabe de donde viene, bueno excepto ella obvio, y nada, podía vivir por vivir, sabe que sus hijos estudian en un colegio cercano y ellos saben que él trabajo aquí, su ex esposa se casó con otro y no quiere saber más nunca de él, y los hijos y él tienen su distancia, digamos que no tienen mucho que conversar y que la cosa es mejor así, Maria Magdalena le dijo que sería bueno que buscara el contacto con ellos, que se habrá separado de su mujer, pero igual son sus hijos, si ellos no lo quieren ver bien, pero que sean ellos no él…

Una tarde estaba caminando con Ernesto por la calle, porque iba a buscar no se qué coño, cuando él los vio y ella también, son tus hijos, Ernesto dijo que si, cruzó la calle a donde estaban ellos, que no la dejaron de ver y les preguntó si él era su padre, algo nerviosos dijeron que si, eran dos muchachos, a los cuales Maria Magdalena tomó de la mano y se los llevó a donde estaba su padre, bueno ahí se tienen, hablen lo que tengan que hablar, mientras yo busco las cosas, fue y volvió, los tres seguían hablando y al voltear a lo lejos vio como los tres se abrazaron antes de separarse, el vigilante llegó enjugándose las lágrimas y agradeciéndole con el alma a Maria Magdalena lo que hizo. De nada para eso están los amigos no????

 1140527 1140531 1140533 1140534

En una de las tantas horas entre clases que Maria Magdalena tenía para estar ladillada, se encontraba leyendo un libro y con los audífonos puestos, porque le gustaba la música para sus ratos libres, cuando vio que una chica se estaba acercando a ella, no era de su sección la vio y l hizo señas de que se acercara a ella, se presentó como Marianna, era del curso 4° B, que tenía una amiga en su clase, que le dijo que a lo mejor ella le podía ayudar.

Inciso Demanufacturado: varias veces Maria Magdalena, viendo que las otras maestras y maestros no eran mucha de conversar con ella y que a veces Ernesto estaba ocupado, a veces se iba por el patio de recreo para ponerse en un sitio a leer y a pasar el rato, los alumnos la veían y se le acercaban para sacarle conversación, ella los aceptaba, hablaban generalmente de cosas de la tele y cosas de jóvenes, ella sabía algo de deportes y otras cosas masculinas, mientras tanto con las chicas hablaba de que más??? Pues de chicos y de chicos lindos, sin ahondar mucho en eso, pero más de una vez se tenía que desviar a los campos de la sexualidad, la cual solía abordar sin muchos miramientos ni tabúes de forma directa y a veces sincera, la cual incentivaba en interés de saber un poco más, lo cual solía responder Maria Magdalenta, claro de forma responsable, dando la información que ni sus maestras, ni mucho menos sus padres tenían que darles, ahí las niñas no tan niñas, supieron de coitos, de penetraciones, de condones, pornografía y masturbación, obvio todo sin que las maestras lo supieran, no es cosa que la acusaran de promover el sexo, esa vaina impura y pecaminosa… Fin del inciso Demanufacturado.

Cuando Maria le dijo en qué podía ayudarle, ella le dijo que no se sentía confiada de poder hablarlo aquí, que mejor era después de clase, ya más o menos se había imaginado que podía haber sido, una sospecha de embarazo, la chica que la montaron y le llenaron la barriga de gente. Como ella le contó en una cafetería cerca de la casa, que se había enamorado de un chico mayor a ella, la cual la había sonsacado para irse a su casa a solas, y donde luego de unos besos apasionados, no pudo resistirse a quedarse sin ropa y bueno a ser penetrada, lo cual le dolió como que jode, pero bueno luego el muchacho después de cogerla se perdió y no le devuelve las llamadas, y bueno que la chica está asustada, porque se acuerda que la cogieron sin preservativo, y si está preñada, que no sabe muy bien cuando le viene la regla y cosas así, que necesita su ayuda, que no sabe que hacer… Maria Magdalena le dijo que bueno, le echará una mano.

Al día siguiente la citó en su casa, ella llegó nerviosa, le dijo que la llevaría a un laboratorio de confianza, allí le harían el examen de sangre, a su nombre, y allí sacaría la prueba de embarazo, así lo hicieron, la llevó, le sacaron la sangre y el examen a nombre de Maria Magdalena Medina, a la tarde en la misma casa, llegó la muchacha hecha un manojo de nervios, Maria Magdalena tomó el sobre, y lo abrió…

“Negativo” la chica pegó un grito de emoción y abrazó a Maria Magdalena, le dio las gracias por haberla ayudado con el asunto, la maestra la vio y le advirtió que espera que haya aprendido la lección, que la próxima vez debería pensar en una goma, ella dijo que si, que lo pensaría, la abrazó y se despidió afectuosamente de ella, Maria Magdalena se alegró, porque ella se acuerda que a ella hace unos años le había salido positivo, y tuvo que hacer unas cuantas decisiones muy fuertes, pero de eso hace unos años.

 1140535 1140538 1140539 1140541

El curso de 4° D aumentó su rendimiento de forma bastante impresionante, lo cual alegró a las profesoras y los padres, que vieron un cambio de actitud de los alumnos bastante bueno, el rendimiento académico subió muy agradablemente y además la maestra se ganó la confianza de los padres, aunque las madres desconfiaban apenas los padres se le pegaban a la muchacha buscando quién sabe qué, el caso es que el resto del lapso, y los otros dos la maestra Maria Magdalena la pasó trabajando con sus alumnos, sorteando no pocos obstáculos y algunos problemitas de adolescentes, y lo hizo con mano cirujana, de allí el éxito.

En las últimas semanas del año escolar se estaba preparando la fiesta de fin de grado, donde participaban todos los alumnos y a veces los profesores, Maria Magdalena se metió allí por no dejar y ayudó con algunas cosas técnicas, pero el caso es que la fiesta salió muy bien, con mucha comida, música y varias sorpresas, como un par de performances de varios alumnos, con baile callejero, improvisación de hip hop y algunos dibujos tipo graffiti, obvio en papel, fue bastante exitoso, porque los muchachos, que no suelen estar mucho tiempo en la fiesta, la pasaron todo el día bien divertidos y echando vaina, despidiéndose temporalmente porque luego vendría las vacaciones donde cada uno tomaría varios rumbos, para volver al último año de colegio, el cual se lo ofrecieron a Maria Magdalena, ya que había conseguido tal éxito, debería continuar la labor hasta el final, ella dijo que lo pensaría y al final dijo que si, que aceptaría la sección, y además un aumento de sueldo en su cuenta, porque le hacía falta.

Maria Magdalena estaba compartiendo con varias chicas hablando de lo que harían en las vacaciones, viajes y demás, cuando a lo lejos vio al chico, el mismo, que estaba lejos de todo sentado en una esquina con la mente volando en otro lado, se llama Armando, estudia en la sección de Maria Magdalena, es muy buen estudiante, algo retraído y tímido, habla poco e interactúa menos, fue para la fiesta más que todo porque la maestra lo convenció, han hablado mucho y han compartido también. Se acercó a él, que la saludo y ella lo saludó con un beso en la mejilla, cosa poco común, le dijo que fueran a bailar, él dijo que no sabe bailar, ella le dijo que ni se haga el paisa, que ella sabe que él sabe bailar, que le de.

El muchacho al final aceptó y bailó con ella, lo hizo de mucho menos a mucho más, era cuestión de adaptarse al ritmo y los pasos de la chica, la cual bailó pegado a él, para su sorpresa y nerviosismo, bailaron un par de piezas y estuvo muy bien, cuando terminaron varios chicos se animaron y le pidieron a la maestra que bailara con ellos, ella aceptó, no sin antes decirle a Armando que no se había olvidado de lo que convinieron que lo espere que al final de la fiesta se irían juntos para empezar las otras clases que le ofreció, las cuales durarían todas las vacaciones, se fue a bailar no sin antes lanzarle un beso y un guiño, a solas cuando el muchacho nervioso le preguntó si no se podía meter en un peo por lo que le iba a hacer, ella se le acercó ya sin ropa y le dijo que lo único que debía preocuparse era de no embarazarla, eso si sería un beta, le estampó un beso en la boca y luego lo conminó a que sus labios y sus manos y lo otro también empezaran a recorrer su cuerpo cada vez más excitado y caliente.

1140543 1140545 1140547 1140549

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: