ESTE ES UN RETACITO DE POST MEDIO RAPIDO MEDIO PLACENTERO PARA NO DEJARLO POR AHÍ

 3 in a bed (01) 3 in a bed (03) 3 in a bed (04) 3 in a bed (05) 3 in a bed (07) 3 in a bed (08) 3 in a bed (09) 3 in a bed (10) 3 in a bed (11) 3 in a bed (12) 3 in a bed (16) 3 in a bed (17) 3 in a bed (20)

Uhm, esto que viene por ahí, se aparece de esta manera.

De pana nunca supimos como esas tres chicas llegaron allí, dos amigas y una compañera, la última la pusieron en una especie de cuidadora de las otras dos, porque las dos primeras tenían ganas de acabar los trapos al estilo, bebiendo como unas esponjas las tres, aunque la última bebía algo con mucho menos alcohol para rendir la pea, bebieron, bailaron, participaron dos en un concurso de camisetas mojadas, el cual por lo menos se ganaron botella y media de alcohol que obvio que se bebieron allí mismo, y nada, como a las 4 de la mañana decidieron irse de allí, a la casa porque ya estaban como saratacas, el detalle es que 3 chicas solas por ahí, siempre son un objeto del deseo para cualquier mal pensante y mal portado, más de una vez les intentaron sacar conversación, sin éxito, las sacaron a bailar, pero no llegaron las manos a más allá de la cintura de las muchachas y nada, vino uno e intentó la muy mala jugada de echarles un polvito a los tragos, igual no funcionó mucho, porque en los tragos que estaban, les dieron un sorbito y por una coñaza que se armó en la pista de baile, los tragos volaron por los aires, las chicas vieron eso y decidieron irse para el coño. Ya la rumba se estaba poniendo peligrosa.

Aprovecharon que la autopista estaba libre para ir a buena velocidad, con la radio a todo volumen y cantando las canciones que se oían en las cornetas del equipo, al final para no dar tanta vueltas, porque la niñera, que la llamaremos Yeniree para no ahorrar tanta letras, se sentía un poco mal luego de la salida de la disco, presumimos efectos del trago puyado que tomó aunque sea un sorbito, mientras que Alicia y Sabrina, las dos amigas, decidieron que ni modo, que se van a casa de ella para que no de el vueltón que supone llevarlas a las dos a sus casas, total estaban cerca, unos 10 minutos en autopista y salida a la urbanización.

Cuando llegaron al estacionamiento del edificio de Yeniree, ambas se bajaron algo animadas, pensaron en ponerse a beber una curda que tenían caleta en el carro, pero se dieron cuenta que Yeniree quedó algo K.O. porque no se puso de pie y quedó desorientada, así que luego del susto inicial, y de constatar que la muchacha todavía respiraba, no les quedó más remedio que agarrarla entre las dos y subirla no con poco esfuerzo al apartamento, donde llegaron, y algo borrachas les costó abrir la puerta del apartamento y cerrarla, se llevaron una silla por el medio y chocaron con una mesa antes de poder prender la luz, de allí vieron el cuarto, donde la echaron a la cama para que se terminara de dormir, quedando las tres tiradas en el colchón, es que la jeva pesa pues.

De allí no supimos como pasó me imagino que la puyada del trago al fin les hizo efecto a las dos, porque se vieron a la cara, con Yeniree atravesada en el medio, una le tocó y acarició el rostro a la otra, le dijo que era muy linda, que no se había dado cuenta de lo bella que era, se acercaron poco a poco y sin darse cuenta se besaron lentamente, reconociendo los labios de la otra en contacto con los suyos, se entrelazaron mientras se seguían besando, y poco a poco las ropas iban sobrando, por eso empezaron a ser despojadas de los cuerpos hasta quedar completamente desnudos, mientras las manos traviesas tocaban los que sus madres les decía que era pecado tocar, y más aún que les gustara tocarlo. Obvio que para poder pasar a la acción tuvieron que mover a Yeniree que hace rato estaba roncando y ni cuenta se dio de lo que estaba pasando a su lado, porque quedó a un ladito de la cama…

Se tomaron, se besaron, bajaron a sus pechos y se los besaron, lamieron pellizcaron y succionaron con delicadeza y hambre acariciando las puntas duras con las lenguas y las yemas de los dedos, bajaron a sus abómenes lamiendo y besando sus ombligos, para luego como colofón ponerse en 69 para que pudieran explorar, tocar, besar y lamer la vagina de la otra introduciéndoles los dedos, que podían ser uno, a veces serían dos, se pegaron por un buen rato, estimulándose furiosamente hasta que acabaran, acababa una y se fajaba para devolverle el favor, mamandole la totona con intensidad mientras la otra recibía el placer manoseándose los pechos, hasta llegar al climax…

 3 in a bed (20) 3 in a bed (23) 3 in a bed (24) 3 in a bed (25) 3 in a bed (28) 3 in a bed (33) 3 in a bed (34) 3 in a bed (35) 3 in a bed (37) 3 in a bed (41)

Ya al par de horas estaban las dos una abrazando la otra desde atrás, Alicia vio de reojo a Sabrina y le dijo que lo que le hizo estaba bueno, demasiado bueno, que tenía rato que no gozaba tanto, la otra le dijo que si, que ella no sabía que se gozaba tanto estando con otra mujer, que si hubiera sabido esto, le hubiera parado bolas a Roxana, la chica bisexual que tenía de pana que más de una vez le echó los perros y la quería coger, debió hacerle caso esa noche, pero nada, la besó en el hombro con cariño, y le dijo medio en broma qué demonios harían después de esto, Sabrina le tocó los pechos y le dijo, que deberían pensar en incluirla a ella, total ella no tenía muchas ganas de acompañarnos y en general la pasó bien aburrida en la fiesta, ambas se vieron a los ojos y sonrieron, se pararon de la cama y movieron a Yeniree al centro, le despojaron de los zapatos, los jeanes y la camisa que llevaba, luego vinieron las medias y la bluma, lo que costó un poco más fue lo último que le quitaron que fue el brasier, estaba totalmente desnuda y boca arriba, una de ellas consiguió unos retazos de tela, vieron la cama que tenía unas rejillas y bueno, primero amarraron las manos y las colocaron a la cabecera de la cama, luego los pies a cada pata del otro lado de la cama y como la chica con tanto movimiento se estaba como terminando de despertar, pues le amordazaron, solo por si acaso.

Cuando estaba terminando de atarle los pies y acomodarla, al muchacha se despertó lentamente, se dio cuenta que no se podía mover y que estaba amordazada y por eso empezó a gritar pidiendo auxilio, pero la mordaza no la dejó gritar con todo el volumen que deseaba, luego se dio cuenta que sus acompañantes estaban todavía allí, las vio ligeras de ropa y seguía sin entender, vio como cada una se le puso a un lado.

Creo que nos echaron algo en la bebida mientras estábamos rumbeando, y nos hizo un efecto bien locote pues, tu te quedaste dormida, tan dormida que bueno, ni cuenta te diste, pero no te preocupes, le dijeron mientras los dedos de ellas estaban pasando por sus pechos jugueteando con sus pezones, te vamos a dar una probadita de lo que nosotros probamos mientras tu te quedaste caída…

Al mismo tiempo se le encimaron y le empezaron a mamar las tetas con hambre y malicia, mientras ella gritaba que la dejaran en paz y que no le hicieran nada de eso, pero no le sirvió de mucho, es más dejó de gritar poco a poco, cuando sintió unos dedos travieso bajar a su entrepierna y juguetear por allá, la lengua en sus pezones erectos le estaba pareciendo cada vez más deliciosa, porque nunca le habían mamado las tetas con tanto cariño, Sabrina y Alicia luego de besuquearle los pechos a Yeniree por un rato se vieron las caras y una asintió, se fue para abajo mientras la otra le siguió succionando los pezones y acariciando los pechos, Yeniree sintió una lengua traviesa que bajó por entre sus pechos, pasó por el ombligo, le recorrió las caderas y empezó a tocar su vagina, la cual estaba húmeda por la estimulación que unos dedos traviesos que desde hace rato hicieron el trabajo, primero fueron unos besitos en los labios, luego la lengua que la recorrió en sus adentros y la puso a gemir más y más, la que estaba arriba la vio, y le dijo que si quería le quitaría la mordaza, pero nada de andar gritando, a menos que sea de placer claro, ella con los ojos cerrados asintió y le quitaron la mordaza, lo primero que hizo fue en plena gemidera fue decir que esto era más de lo que había estado acostumbrada, pero que no se detuvieran, mientras la estaban jorungando bien lujuriosamente entre sus piernas, le tuvieron que llenar la boca para que no hiciera tanto escándalo, pero a la falta de un pene para meterle en la boca, le pegaron un pezón durito, el cual lamió y succionó como si fuera una recién nacida, y así estuvieron hasta que ella acabó estruendósamente, entre las dos la besaron en la boca mientras todavía estaba volando por el efecto del placer y por no dejar la soltaron por fin antes de quedarse dormidas las tres profundamente en una cama olorosa a placer y climax femenino.

Cuando las dos se despertaron se dieron cuenta que Yeniree no estaba y peor aún, que habían sido amarradas de las muñecas a la cabecera de la cama, se vieron y se dijeron pero qué coño, en ese momento apareció Yeniree que las vio y sonriente les dijo que al fin se despertaron, que ella son unas mal portadas, por haberle hecho todo lo que le hicieron, que ella va a tener que desquitarse, esto último lo dijo abriendo una gaveta que tenía en su cuarto, y de allí sacó un consolador y un vibrador, ambos de colo morado y de buen tamaño, ni se imaginan lo que una puede hacer cuando combinas estos dos aparaticos, ya lo veran…

Las dos se quedaron sorprendidas, ni modo lo que hicieron fue acomodarse en la cama para no lastimarse las manos por las amarras, y abrir las piernas, si las iban a hacer gemir un rato más pues que así sea, es que ustedes son unas sinvergüenzas, pero menos mal así las castigo mejor, un castigo que duró hasta casi la noche del domingo, cuando al fin las tres salieron del apartamento para que Yeniree las llevara a la casa de cada una, se despidieron con besitos en la boca, cuando una de ellas llegó a la casa, le preguntaron cómo les fue, ella dijo que bien, cuando le dijeron qué le pareció Yeniree como acompañante, dijo que nada, fue muy buena, y nada que lo más probable es que las tres salgan más a menudo, pensando en ese apartamento que su hermano tiene en la playa, el cual no usa mucho y que ya tiene decidido pedirle prestado para ese asueto de 4 días que se viene por ahí… 4 días, ella, ella y ella también, licor, música, soledad, privacidad y bastante placer, ni siquiera lo tiene que pensar verdad????

3 in a bed (50) 3 in a bed (51) 3 in a bed (52) 3 in a bed (53) 3 in a bed (55) 3 in a bed (56) 3 in a bed (57) 3 in a bed (58) 3 in a bed (59) 3 in a bed (66) 3 in a bed (72) 3 in a bed (73)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: