ESTE ES UN RETAZO SUCIO SALVAJE REBELDE E INFAME DE UN POST TIPO CUENTO LIQUIDO DESDE LA CRIPTA

 01 02 03 04 05

Ok, esta vaina te viene es así chico.

En el reino encantado, de donde salen los cuentos para los niños, la decadencia ha llegado, la tecnología y sobretodo el crecimiento rápido de la infancia, que se desarrolla a pasos agigantados y pierden la inocencia y las ganas de creer en la magia, los bosques encantados han sido arrasados por las maquinaras y han dejado paso a ciudades inhumanas y grises y sobretodo estériles, donde los sueños son aniquilados por el paso inclemente del despertar de la realidad, por eso los personajes de fantasías poco a poco son llevados por el medio y echados a perder por el paso inclemente del tiempo, es así como las hadas que hacían la magia, fueron muriendo poco a poco y sus cadáveres eran devorados por los perros y las bestias, Blancanieves se dio cuenta que su príncipe nunca llegó y al final el efecto de la manzana envenenada no pudo por el paso del tiempo, terminó siendo capataz de las minas y teniendo a los 7 enanos como esclavos, tanto de trabajo como sexuales, que le dan el oro de las minas para metérselo por la nariz en conjunto con la bruja malvada, las cuales son saciadas tanto en individual como en grupo por los 7 falos perversos y erectos de los enanos, los cuales a punta de viagra han logrado crecer hasta casi 21 centímetros de cardan, que suele entrar tanto por vagina, como por la boca, como por el culo, porque según los príncipes de los cuentos se veían tanto al espejo que se enamoraron a si mismos, y terminaron acostándose con otros príncipes succionándose y manoseándose y metiéndose unos a otros sus miembros erectos y circuncisos, por eso la bella durmiente nunca despertó y se murió de inanición, los tres cerditos al final fueron devorados por una cuerda de lobos que arrasaron las casas, los tres osos, cuando encontraron a la intrusa durmiendo en sus camas, la capturaron y luego de someterla a unas cuantas torturas sexuales, la asesinaron, la picaron en pedazos y se la comieron en una cena bien nutritiva, a Rapunzel la agarraron, le raparon el cabello y lo vendieron en el mercado negro, pero como le vuelve a crecer rápido la tienen encerrada en una cabaña, donde mientras le crecen el cabello, la tiene trabajando de puta, la cual es bastante solicitada, la madame que la tiene secuestrada le pide a sus amantes que mientras la cojan, y que lo hagan duro, la jalen de los cabellos, no importa que le duela y todo lo que grite. El pobre Robin Hood, fue capturado por fin por sus perseguidores, torturado por días enteros ante una turba de gente, la misma que le había dado todo lo que se robó y al final agonizante fue desmembrado por sus ejecutores y sus partes fueron usadas como banderas de la saña y la muerte, la Bella al final del cuento, supo que la bestia no servía para un coño y lo intentó dejar, cosa que no pasó porque la Bestia en un arranque de celos, la asesinó a ella y a los hijos que tuvo con ella guardándolos en el patio de su casa. Mientras tanto las brujas, y las bestias, y los ogros y otros seres, estaban por allí deambulando y viviendo de las ruinas de lo que quedó de los mundos que antes eran los niños, los duendes, según todavía existen, pero alejados en otros mundos, son muy buscados, porque dicen que todo el oro lo han acumulado y está en un lugar que no es el final del arco iris, que por cierto tienen rato que no se aparecen. Mientras tanto Pinocho ardió en una pira para el baile de unas brujas en un aquelarre, donde sacrificaron a su abuelo en un rito, para invocar a los demonios, a ellos como que no les gustó se sacrificio porque salieron del infierno y se llevaron a las brujas para debajo de la tierra, donde son fornicadas por sus enormes y enfermizamente erectos penes por el resto de los días en la tierra. Ah y Alicia… bueno, el país de las maravillas fue arrasado por la demencia de la reina, la cual le cortó la cabeza a todos sus súbditos, como ella se quedó sola, pues se cortó la cabeza ella misma en un arranque de furia, el sombrerero, pues terminó encerrado en un maniconmio, el gato es mascota en un botiquín y usado como pajuo, el conejo hace rato se lo comieron y quedó como recuerdo con la piel del león de Oz, que fue asesinado porque en estos cuentos los cobardes son aniquilados, el hombre de hojalata terminó desarmado y botado en una chivera, y así nos fuimos pues.

 09 11 12 14

Así las cosas todavía nos queda un solo personaje que no hemos nombrado, hablamos de la caperucita, que en este caso no es roja, sino blanca, por ser todavía un personaje inocente y muy puro, se encontraba en la casa de su madre, la cual le envió en una encomienda, ella no quiere mandarla pero no tiene más remedio, le da una cesta con muchas manzanas, para dárselas a la abuela, le dice que pase lo que pase, no converse con nadie, no menciones el contenido de la cesta y sobretodo, que no coma, ni pruebe, es más que no se lleve ninguna de las manzanas a la boca, porque sino todo se perdería, la caperucita, una niña bella, casi mujer, de cabellos rulos y facciones finas, la ve con sus enormes ojos y le dice a su madre que no hay problema, que ella obedecerá, llega a su cuarto y se viste, con su vestido y su nueva capucha blanca que le cubre su cabello, se ve al espejo y siente algo que no sabe que es, pero igual no le para bola, sale y recoge la cesta, su madre la ve y la despide con un beso en la mejilla, ella se va y mientras ella desaparece en el camino, la madre empieza a llorar, las lágrimas al caer al piso son de sangre, llora a cántaros, sollozando con gritos de demencia y desesperación hasta morir por la pérdida masiva de sangre.

El camino de la muchacha, pasa por los campos contaminados, y por los bosques talados, para llegar a la ciudad, la cual tiene que pasar por las calles llenas de podredumbre y decadencia, para llegar a la colina donde su abuela espera las canastas con las manzanas, manzanas del pecado pues, porque en su interior suelen haber sustancias mágicas, usadas con fines poco benéficos, más que todo usadas como estupefacientes, son las últimas manzanas que quedan del árbol de la vida, antes que muriera por la contaminación, son muy apreciadas y son un peligro el tenerlas encima, hay muchos maleantes y malhechores que buscan como locos, las últimas manzanas para devorarlas y tener un último suspiro de placer, por medio de la saciada de la necesidad artificial antes que la sed se vuelva eterna.

 15 16 17 19 20

Caminando por los bosques, la caperucita va poco a poco, pero sabe que es seguida por alguien, se hace la loca, hasta que siente que se le acercan más y más y corre como recurso instintivo, entre los montes y las chatarras y los restos de las vegetaciones arrasadas, estaba tan asustada  que no vio una rama que estaba atravesada en su camino, se tropezó con ella y se cayó, sintió la sombra acercarse a ella y con los ojos cerrados se preparó para lo peor…

Caperucita abre los ojos, no te voy a hacer nada malo. Los abrió y vio a un lobo hombre enfrente de ella sonriendo y extendiendo la mano para ayudarla a pararse, se les dice lobos hombre, por la cabeza de lobo y cuerpo de humano, a veces muy peludos y a veces lampiños, suelen portarse muy bien a veces y en otras se portan como hienas, pero como este suele estar pendiente de las manzanas que sabe que ella  carga en su canasta, pues le ayuda a levantarse y le dice que le quiere ayudar en su camino, ella cree, ciegamente en él, le da la canasta que estaba en el piso, le dice que se puede ir si quiere, solo le pide como compensación, que por lo menos le den una pieza para bailar en el medio del bosque.

Y así ambos empezaron a bailar, ella sintió como sus zapatillas dejaban de cubrir sus pies y estos pisaban alegre y cadenciosamente la grama seca, pero sin lastimarla y a veces haciéndole algo de cosquillas en su planta. Ella se dejaba guiar por el lobo hombre y este la llevada de un lado para otro a veces haciendo que dejara de tener contacto con el suelo, la caperucita se dejaba llevar y parecía flotar, los pensamientos de su madre que le advertía que eso no lo debía hacer hace rato quedaron nublados, sintió que la tomaban por la cintura y le daban la vuelta y también que la acostaban en el aire, hasta que la tentación del lobo hombre fue demasiada, le advirtieron que hiciera lo que hiciera o comía de la manzana de la cesta o besaba a la caperucita y le quitaba su inocencia, que no hiciera las dos cosas, sin darse cuenta la caperucita se quedó sin el vestido que llevaba ni la capucha, sintió el frío del aire acariciarle la piel, erizarla y erectarle los pezones, mientras el lobo se regodeaba viendo lo que iba a poseer, antes que la chica pudiera hacer algo, la tomó y la besó en la boca, un beso profundo y rico, en los primeros segundos, en los que siguieron el lobo sintió un sabor intenso a sangre, intentó soltarse, pero se encontró que la caperucita ahora tenía más fuerza que él y no lo soltó, hasta que se sintió sin fuerzas, cayendo al piso, se dio cuenta que había cometido un error, lo vio venir en la forma de la caperucita que se vistió y vio como el vestido y la capucha se habían teñido de rojo sangre, ella se acercó y levantándose el vestido le dejó ver su entrepierna que antes tenía unos labios finos, ahora estaban más gruesos y más jugosos… con que todavía quieres???? Bueno vamos a complacerse.

 23 27 30 32 33

Se le sentó encima y el lobo hombre sintió como un fuego abrazador y muy intenso proveniente de la vagina de la caperucita le rodeaba la cabecita del guevo y el cuerpo cavernoso que se endureció, ella se movió furiosamente, cabalgándolo como una jinetera de gran experiencia, mientras el lobo hombre se entregaba a las desproporcionadas sensaciones de placer que le transmitían del movimiento frenético de las entrepiernas unidas, tanto así fue que nunca se dio cuenta que la caperucita lo había cogido del cuello y empezó a apretar tanto como los dientes, el lobo literalmente acabó con ella, la caperucita tuvo un orgasmo con el lobo hombre y el lobo hombre luego de expulsar el semen terminó con el cuello roto de la fuerza, la caperucita lo vio, lo besó en los labios inmóviles y sin respiración y se fue a la casa de la abuela.

Por el retraso en la llegada de la caperucita, la abuela había sido secuestrada por otros lobos hombres, los cuales al ver que la chica no llegaba, pues la asesinaron y la desmembraron, se la iba a comer en la cena cuando vieron que la caperucita estaba llegando a la casa, uno de los lobos hombres, el que menos tenía vello se disfrazó con las ropas de la abuela, ella llegó y la saludó con un abrazo antes de dejarle la canasta con las manzanas en la mesa, le preguntó que ojos tan grandes tienes, que dientes tan filosos tienes, por qué olía a sexo, porque tenía un falo erecto y porqué habían otras y otros como él que aparecieron y la rodearon, le quitaron las ropas y empezaron a besarle y lamerle el cuerpo de forma lasciva y ella se dejó, le succionó los penes erectos a los lobos hombres, se dejó coger vaginalmente por uno, por el culo por el otro, mamaba a otro y tenía las manos ocupadas con los otros dos falos, y así se rotaron casi toda la noche, donde a la caperucita la llenaron y la bañaron de semen de los lobos hombres mientras se retorcía de placer, producto de varios orgasmos que le vinieron uno seguido del otro. Quedando adormecida luego de terminar de tirar.

 34 36 38

Despertó algo adolorida y algo aturdida, reconoció a los lobos hombres que estaban yaciendo al lado de ella, encima de ella y debajo también, como puso se salió de los cuerpos que estaban a su alrededor y alguno que otro que durmió dentro de ella, se levantó y se fue al baño, abrió la regadera y se bañó, sentía el agua fría, muy fría refrescarle la piel y medio calmarle la sed que sentía en los poros, pero la sed que tenía por dentro, esa no. Se echó jabón y se quitó los restos y los pegostes de semen seco que le cubrían el cuerpo, luego de enjabonarse bien y sobretodo lavarse la cuchara bien lavada para que no quedaran rastros indeseables, salió del baño, cubierta con una toalla, vio a los lobos hombres todavía adormecidos y reposando, y no pudo dejar de sonreír, fue por eso que con mucha cautela salió de la casa y regresó con un machete bien afilado que su abuela recién asesinada tenía guardado y con ese mismo asesinó a 4 de los cinco, el quinto solo se despertó para ser golpeado hasta perder el conocimiento, cuando abrió los ojos estaba suspendido boca abajo, la caperucita estaba sentada en el suelo esperando que abriera los ojos para de un solo golpe decapitarlo y bañarse con su sangre, la cual le escurrió por todo el cuerpo, cuando el cuerpo del lobo hombre muerto terminó de botar el líquido rojo, la caperucita estaba sonriendo, empezó a reírse demencial y diabólicamente, tomó la cabeza recién cercenada y se la colocó encima sin dejar de reírse, sintió pasos, de una turba de personas que había ido buscando a los lobos hombres para lincharlos, se relamió los labios, la loba ahora tenía hambre y hambre de carne, riéndose soltó un aullido bien agudo tipo grito que estremeció a las personas que estaban afuera de la cabaña llenándolas de miedo, mientras el pastor les decía que no debían temer porque el señor estaba en ese momento viéndoles, todo mientras la puerta de la cabaña se abría y empezaba el horror, la visión de la caperuza desnuda y cubierta de sangre con una cabeza de lobo con los ojos en blanco sería lo último que verían en sus vidas. Así como le preguntó al pastor, si se sabía algún rezo para las almas perdidas que no quieren encontrar la salvación. No le dio tiempo para responder.

 40 41 46 47

La casa del centro de la ciudad, estaba sola, solo se encontraba uno de los lobos hombres mayores en ella, el cual se encontraba muy asustado, se decía que el día en que no era luna llena, pero esta se pusiera llena y color rojo intenso, sería el último día de los lobos hombres, sería su castigo por haber empezado la eliminación de los demás caracteres de los cuentos, habían mandado al resto a buscar las últimas manzanas del cesto, con el fin de guardarlas en un lugar seguro, pero no habia sabido nada de sus compañeros, hasta que escuchó que tocaron la puerta, cuando se asomó vio a uno de los lobos hombres, bueno su cabeza, pero cuando abrió la puerta se le vino encima con una fuerza enorme, vio a la caperucita entrar lentamente, el lobo hombre estaba preparado y le apuntó con una escopeta, ella lo vio y le dijo que si no quería la canasta que le había traído, él no lo creyó y al verla, estaba la canasta con sus manzanas completas, le dijo que ya no la necesitaba, que se la podía quedar, ella se iba a otro lado, tuvo la tentación de asesinarla, pero algo le decía en sus adentros que si jalaba el gatillo el que se moriría era él, vio a la caperucita alejarse mientras su mano tenía ya una manzana agarrada, ella fue a la boca y luego de probarla el lobo hombre sintió como se deshacía en varias larvas sanguinolentas que lo devoraron desde adentro y muy dolorosamente, todo mientras la luna terminaba de teñirse de rojo, en el centro de la plaza la caperucita se sentó en una banca, se rió un rato y luego empezó a aullar una y otra vez.

 49 51 52 53

En la casa de dulce, que se había vuelto una especie de horno exterminador de gente se encontraba la bruja, la cual tenía atrapados a Hansel y Gretel, mientras preparaba las ollas y los ingredientes para empezar a cocinarlos para comérselos bien guisados, la bruja se relamía los labios agrietados saboreando las pieles de sus dos prisioneros que estaban atados y amordazados, ya habían intentado escapar, pero un accidente hizo que Hansel se rompiera un pie en una caída, cuando Gretel lo fue a rescatar para ayudarlo la bruja los atrapó de nuevo y los encerró, justo cuando terminó de hacer el guiso y fue a buscar a los dos, para abrirlos y filetearlos para empezarlos a cocinar, sintió que tocaron a la puerta, la bruja no está acostumbrada a recibir visitas, pero igual el visitante entró a la casa de dulces, que se había puesto bien amarga.

Cuando la puerta se abrió los dos chicos estaban expectantes, vieron a la chica entrar y le preguntaron que pasó con la bruja, le dijo que estaba muerta, y que nada que estaban libres, abrió las jaulas donde estaban ambos encerrados, los dos no sin un poco de recelo salieron de ellas, cuando le fueron a dar las gracias, ella les dijo que de nada, no había porque darlas, justo antes de agarrar a Hansel y romperle el cuello, Gretel gritó de horror y eso lo aprovechó la caperucita para meterle un pedazo de manzana que tenía a la mano, lo hizo tragárselo y ella cayó al suelo, le dijo que lo sentía, pero necesitaba algo de compañía, cuando le levantó la cara, ella estaba desorientada, sintió la boca llena de sangre, lo suficiente para que la caperucita la agarrara y la besara en la boca salvajemente mientras empezaba a arrancarle las ropas, ya el resto sería mucho más fácil.

 54 55 57 58

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: