ESTE ES UN RETAZO DE POST QUE SUENA ANALÓGICAMENTE SUCIO DESDE LA CRIPTA PUES

 01 02 03 04 07 10

Bueno sigamos publicando, y escribiendo pues, esto te viene así.

Fue una cosa un poco loca que Yaxira decidiera buscar trabajo, debe ser que quería empezar a tener plata de sus medios para comprarse lo que quisiera comprarse, o que estaba ladillada de ser una chica mantenida por sus padres, los cuales eran medio ladillas con la educación y sus salidas con las amigas, así que estaba ya en planes de empezar a buscar algo de independencia para quitarse el yugo de sus padres, o por lo menos parte de él, pero como era menor de edad todavía y su padre no le quería firmar el permiso para trabajar, porque era más que todo un machista medio idiota que no le gustaba que su hija trabajara, pues le costó conseguir trabajo pues, porque estaban pidiendo el permiso de trabajo de menores, así que empezó a vaguear por ahí buscando de forma infructuosa algo de trabajo, hasta que un viejo amigo, o compañero de trabajo que se llamaba Ernesto, se le ocurrió una idea, así por no dejar pues, el muchacho como buen metalero y que pasaba roncha para conseguir sus discos, caminando por al ciudad como loco y cazando las ofertas y donde pudieran llegar los discos de importación, pues le dijo que en una discotienda donde el iba mucho, estaban buscando alguien para encargarse de la tienda un tiempo, con horarios bastante flexibles y una paga ahí decente, no era mucho, pero por lo menos para poder medio defenderse y conseguir algo de dinero, Yaxira lo vio con algo de extrañesa, porque en general Ernesto y ella no es que se traten mucho, más que todo porque son bastante diferentes de gustos y algunas preferencias que estaban pendientes los jóvenes en esos momentos, le extrañó como que jode que él haya venido hacia ella y le haya preguntado si era verdad que estaba buscando trabajo, con desconfianza le dijo que si, y le ofreció esa opción así sin conocerla mucho, ella lo pensó y le preguntó si no tenía pensado alguna estrategia rara para echarle los perros y enamorarla, él lo vio algo contrariado, le dijo que no, que era una tienda de discos a la cual él va y el encargado le dijo que si conocía a alguien que pudiera trabajar en la tienda un tiempo, nada muy complicado, él va a buscar unos discos en la tarde, si quiere la lleva y se la presenta al viejo, sino que lo deje así, ella verá que decisión toma, igual la espera en la entrada del centro comercial del oeste a las 4 de la tarde, tiene 20 minutos después sino él se va.

Y bueno la muchacha luego de tener sus dudas y pensar en echarse para atrás, decidió ir, el detalle es que llegó unos 35 minutos después de la hora que Ernesto le dijo, por eso no lo encontró, empezó a dar vueltas por el centro comercial, preguntó por unas tiendas de discos, le señalaron tres, cada una más lejos de la otra, por supuesto que la que estaba buscando era la última, iba en camino, cuando vio a Ernesto que venía caminando con la mirada perdida y como si no tuviera rumbo, se le paró enfrente y como iba pendiente de otra cosa le pasó por el lado y ni bola le paró, se le llegó y lo llamó, Ernesto se volteó y la vio, así que viniste, bueno vamos a la tienda, cuando salieron del centro comercial, ella le preguntó si la tienda no estaba adentro del mall, él la vio y le dijo que no, que la tienda estaba a un para de cuadrar de allí.

 11 14 16 18 19 22

En 10 minutos caminando se pararon en un local, más o menos grande, el cual tenía la pintura un poco desconchada y no poseía aviso luminoso, porque una ordenanza del gobierno la mandó a quitar, había una reja un poco oxidada que no se movía mucho, por allí ambos entraron, la música que no se oía en el exterior había invadido el interior del local desde hace un buen rato, sonaba por unas cornetas que estaban distribuidas por los tres pasillos que tenía el sitio.

Muchos discos, entre Cds, Casettes, y sobretodo viniles, se encontraba de todo un poco allí, en general muchas cosas viejas, de los 90 para atrás, tenías rock, metal, jazz, salsa, latina, merengue y otro poco de cosas, como rancheras, habían singles tanto de cd, como los de 45 y 78 rpm para picós, también había un apartado donde llegaban revistas viejas importadas de quien sabe donde, algunos afiches de conciertos pasados, grabaciones piratas de conciertos que Yaxira ni siquiera sabía que se habían hecho en la ciudad, era un local grande pero no mucho, pero estaba atestado de buena música, o por lo menos lo que llamaban música de culto, de eso había que jode en ese local, nada de esa música moderna, porque eso allí no llega, y si llega no se vende.

Al fondo estaba el viejo Giovanotti, un hombre de canas abundantes, poco humor y mucha seriedad, Ernesto lo vio y lo saludó, que pasó Gio, todo bien, el hombre lo vio y lo primero que le dijo es que no le esté recortando el nombre, porque ni sus hijos le hacen esa falta de respeto, que lo llame Giovanotti y ya, le dijo que no había nada nuevo que haya llegado para su interés, él le dijo que no vino para comprarle nada, le dijo que había encontrado alguien para ayudarle con la tienda, que si quería que le diera una oportunidad, él lo vio y le dijo que no iba a poner nadie de sus amigos, no es cosa que se fueran a aprovechar de la tienda para llevarse cosas de su interés, Erneso lo vio y luego de mentarle la madre, le dijo que Yaxira no era así amiga de él, que no sabe mucho de la música que se vende en esa verga, así que cómo iba a poder llevarse algo si no sabe de lo que se vende allí??? El viejo la vio desde lejos, y le preguntó si era verdad eso, ella un poco apenada le dijo que si, que aparte que no comparte mucho con Ernesto, no sabe mucho, por no decir que no sabe un coño de las bandas que están en los estantes, porque ella solo oye lo que la radio pasa, el viejo la vio algo extrañado, y le preguntó porque quiere trabajar allí, ella dice que no tiene el permiso de trabajo que le piden en otros lados y quiere trabajar pues, el viejo, le dijo que bueno, así está bien, que puede empezar mañana, que esté allí luego de las clases y no habrá problema, le dijo a Ernesto que se largara, y él se fue, mentándole la madre de nuevo, pero comprando un par de cassettes de punk y un Cd de Death metal viejo que se consiguió en medio de dos repisas ahí. Al final ambos salieron juntos de allí, Ernesto le dijo que el viejo es burda de caliguevudo, pero al final es pana, debe ser que está muy solo y le hace falta algo de compañía para medio alegrarse los días, así que nada le deseó buena suerte, ella le dio las gracias y Yaxira se quedó en la esquina mientras Ernesto se desaparecía entre la gente que iba en procesión hacia el subterráneo más cercano en hora pico.

 24 26 29 30 33

La muchacha llegó al día siguiente, el viejo la recibió con mucha seriedad, le dio un par de chemises, con el logo de la discotequería, le dijo que tratara de tenerlas puesta la mayor cantidad de días que pudiera, los títulos en todos los formatos estaban en una base de dato que su hijo había hecho hace unos meses antes de irse del país, que como el no usa casi nada la computadora no sabe qué se ha ido y que se encuentra allí, pero si sabe manejar el ordenador puede usarlo para conseguir lo que los clientes le solicitan, en general esto no es que tenga mucha clientela, en general viene la gente que más o menos sabe de música y sabe que lo puede encontrar por aquí y solo tiene que atenderlos bien, que no se preocupara mucho, porque de seguro estarán mas aliviados de que los atienda ella y no él, porque hace rato que no tiene paciencia para atender los requerimientos que les piden los clientes a él, de resto se paga los viernes pasado mediodía y si necesita permiso que por lo menos lo solicite un par de días antes para cuadrar, o sino no abrir la tienda en caso de serle imposible, la cosa no es muy complicada, igual la tienda no va a estar mucho tiempo abierta, pero necesita algo de ayuda para llevarla mientras tanto, además que bueno, puede poner la música que quiera, mientras sea de los discos que estén dentro de la tienda, ahora si quiere oír su música, de esas que no sabe nada y no entiende, pues lo puede hacer con su reproductor, mientras pueda atender a los clientes sin problemas no tiene ningún problema con eso, y bueno, bienvenida en lo que cabe pues, a trabajar, justo en ese momento llegaron unas personas, que buscaban algo de Jazz de los 70 y algo de rock de los 80, ella encendió la computadora y encontró algunos recopilatorios que les ofreció, ellos pidieron oírlos si no era molestia y les puso un par de canciones, al final cada uno se llevó un disco, buen comienzo pues.

Al pasar los días la gente iba y compraba los discos que habían allí, uno de esos compradores le preguntó si no tenían una página en red social para estar pendiente de lo que había en stock y así poder saber y comprar, el viejo Giovanotti dijo qué era eso, la muchacha Yaxira le dijo que no había eso todavía, pero pronto podía haberlo, la persona le dijo que sería bueno, porque con eso ayudarían a la promoción de la tienda y podrían serles útiles para subir las ventas. El señor agradeció los consejos, pero no le había parado mucho a eso, Yaxira le dijo que meter a la tienda en redes sociales sería muy útil, el viejo Giovanotti no creía que pudiera ayudar mucho, porque no sabe nada de eso, ella le dijo que podía intentarlo, total solo necesita una máquina con conexión a Internet y ella se encargaba del resto.

Entró en su red social, y con su propio perfil abrió la fan page de la discotequería, le puso varias fotos de los discos que estaban disponibles y las publicó, necesitaba algo de promoción de la página y bueno se la envió a todos sus amigos de red social, que eran unos cuantos pidiendo que por favor la multiplicaran entre sus conocidos, la estrategia luego de unos días un poco flojos, funcionó, más que todo porque varios de esos melómanos que están pendientes de las novedades se la encontraron por ahí, se hicieron fan y empezaron a preguntar por los títulos, luego empezaron a llegar y empezaron a comprar, tanto disco, como casettes, como la memorabilia que todavía quedaba por allí, en una de esas, mientras los muchachos compraban, Yaxira iba aprendiendo de los discos y música que sonaba en la tienda, porque siempre salía uno que estaba atraído por el sonido que salía de las cornetas, Yaxira le preguntaba sobre lo que sonaba y la persona de turno, le comentaba siempre sobre el título en cuestión, algo de historia de la banda y algunos discos que se le recomendara, luego si los tenía ella los conseguía y los ponía a sonar, poco a poco su repro empezó a quedarse en la casa y a interesarse en los discos que estaban en la tienda, los cuales poco a poco descubría y se descubría mucho más interesada en esa música que estaba lejos de lo que era lo popular y lo que sonaban en las radios, no sabía como había llegado tan lejos, pero se alegraba mucho de estar allí, y la música se había vuelto una amiga muy cercana a ella.

 36 38 40 47 48

Obvio que las cosas hubo de complicarse un poco, primero que su padre estaba como ladillado del trabajo de ella, porque más que todo no le gustaba que su hija trabajara, a pesar que no había descuidado los estudios, pero le dijo que debía dejar de trabajar, más que todo porque no le daba la gana de aceptarle el trabajo, además que la tienda a pesar de lo bien que le estaba iendo, iba a cerrar pronto, deudas contraídas por el señor Giovanotti y sobretodo que el establecimiento estaba atravesado en un ambicioso proyecto de un conjunto de apartamentos que solo ocasionarían muchos dolores de cabeza a la urbanización ya full de gente, pero igual habían cobres metidos por el medio, así que buscaban sacar la tienda por el medio, así que era cuestión de tiempo para que la tienda terminara de ser liquidada y terminado el peo. La muchacha estaba deprimida y cuando el padre le vino a reclamar, ella lo mandó a comer mierda y salió corriendo de la casa sin rumbo fijo.

Pasaron las horas y los padres empezaron a preocuparse, la empezaron a buscar por todos lados y nadie la encontraba, el señor Giovanotti le habían avisado y se preocupó algo, por eso solo por si acaso se llegó a la tienda, escuchó un sonido de un blues, de esos viejos que sonaban hace mucho tiempo, abrió la puerta con cuidado y allí la vio acostada en el piso con lágrimas en los ojos y abrazando unos discos, se le sentó al lado y ella ni lo vio, le dijo que él vería cómo arreglaría las cosas, ella le dijo que no le cree, que él va a vender la tienda y se va a dejar de eso, dejando huérfano a unos cuantos amantes de la música que la necesitan para poder vivir la vida lo mejor posible ante tantas dificultades, el viejo le dijo que no se preocupara, porque su hijo Jeancarlos viene al país de nuevo, el se va a encargar de que la tienda no se desaparezca, que tenga fe y espere un poco, mientras el blues del hombre que llora en soledad vuelve a sonar, como una especie de loop.

 49 51 53 55 57

The bonus: la tienda al final hubo que mudarla, pero terminó en un centro comercial muy concurrido, donde llegaba mucha gente, así que hubo que meter alguien más para que ayudara con la tienda, porque Giovanotti, luego que llegó el hijo dejó la tienda en sus manos, por eso del más allá regresó Ernesto a echar una mano, que vino con un pana ahí que le cubría las guardias, la muchacha tuvo que ausentarse un tiempo, mientras el papá se puso estúpido, pero tuvo que venir la crisis y que los reales no alcanzaran para que el padre se tuviera que meter la lengua en el culo y dejarla trabajar, su regreso fue una de las mejores alegrías para la familia del señor Giovanotti, porque Yaxira se había ganado la confianza de la familia y de todos los allegados que tenían que ver con la tienda y por eso, esta vez trabajó en la tienda y la hizo crecer más y más hasta más o menos le tocó hacer las pasantías de la universidad unos años más tarde, más bueno eso…

 58 59 63 64 65 69

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: