ESTE ES UN RETAZO DE POST COLORIDAMENTE SUCIO PINTADO DESDE LA CRIPTA

Bueno, esta vaina te viene de esta manera…

01 02 03 05

She in Blue…

Mariana estaba empezando una nueva etapa en ese instituto, solo le faltaba un año para graduarse de bachillerato y lanzarse en unos estudios de diseño, era más o menos su plan de vida y trabajo, incluso consiguiendo pequeños trabajos en varias agencias haciendo un poco de todo y empapándose de lo que creería sería su carrera y su trabajo, pero como cosa rara de esas cosas a veces no salen cosas tan buenas, se empezó en querer pintarse el cabello, como forma de creerse rebelde y sobretodo única, el gran detalle es que cuando todavía eres menor de edad y todavía vives con tus padres esa clase de decisiones y actitudes suelen crear más problemas que otra cosa, sus padres no es que se lo tomaron muy bien, pero al pasar los días como que aceptaron la cosa, quienes no la dejaron en paz, fueron unas compañeras del colegio anterior, quienes se fajaron a ladillarla y a chalequearla, porque nada pues, los jóvenes les encanta señalar y meterse con lo que no entienden y es diferente a lo que ellos están acostumbrados y es normal para la sociedad, a las primeras veces ella se quedaba quieta, hasta que las molestias se hicieron más y más frecuentes, pasando de la palabra a lo físico, y la niña Mariana no se iba a quedar con esta, y en una de esas, que la chica se estaba burlando de su cabello azul, ella se arrecho y sorprendiendo a la bullier la agarró por sus cabellos largos catires y alisados, dándole una rumba de coñazo, teniendo que ser separadas por las que estaban presenciando la vaina, al final les tocó una amonestación a ambas, más pesada a la niña Mariana, con todo y advertencia.

Su salida del colegio, fue que bueno, la muchacha luego de esa rumba que le habían dado, no quiso quedarse con esa, y como se creía guapa y apoyada se fue a buscarle peo a Mariana, y como Mariana no estaba de buenas pulgas, tuvieron unos cuantos encontronazos, que al final se resolvieron agarrándose por las greñas otra vez, y otra vez, la que llevó la mejor parte fue Mariana que terminó hasta con unos mechones de cabello rubio en sus manos a punta de jalones y arañones, en otra vez la chica vino por su revancha y esta vez acompañada de su novio que quería verla tomar acción de revancha, esta vez Mariana se vio sorprendida por un palazo que e dio la chica jugando sucio, gracias a los consejos de su noviecito, pero luego de una apertura que le salió de un lado de la cabeza, el rojo de la sangre que salía de su herida, se le pasó a la vista, con una furia brutal la chica se paró ante una chica que se quedó paralizada, porque pensó que a Mariana la había jodido de forma tan fácil, esta vez la mano le llegó a la cara y cerrada, le reventó la nariz a punta de coñazo limpio y le dejó la cara bien escoñetada, sintió que alguién venía a meterle y se quitó golpeando a la chica que ahora si se quedó inconsciente, era el novio que se quedó como idiota luego de pegarle a su chica, y cuando volvió a ver que pasaba vio como un palo se estrellaba contra su cara y le volaba todos los dientes, luego de otro coñazo más el muchacho terminó inconsciente.

La reunión fue urgente, porque esa pela había sido registrada en video y tenía ya unas cuantas reproducciones en la web, la chica no pudo decir nada, porque ella lo provocó, pero los profesores se pusieron de acuerdo en que la respuesta había sido desproporcionada, así que hubo que separar a las dos peleonas para dos secciones distintas, a donde llegó Mariana todos la vieron, nadie la molestó, mejor dicho nadie le habló y ella ni se molestó a buscar algún compañero para hablar, total ya todos sabía de la chica de azul, que era muy linda, pero que era de armas tomar, igual no pasaría mucho tiempo, ya el cambio de instituto se había convenido, a otro sitio, un año más y todo listo.

 06 09 11

She in Red.

Había sido un verano muy largo para Wendy, se suponía que iba a ser una vacación bien de pinga, se había fajado para sacar unas buenas notas y ganarse un viaje por ahí para ver el mundo un poco más lejos de lo que ella había visto, y se lo ganó, pero unos exámenes de rutina, habían trastocado todo, la palabra Cancer le tambaleó el mundo y casi se lo lleva al piso, la buena noticia es que estaba en fase muy primeriza, casi al inicio, así que no había que extirpar nada, el detalle es que le tocaría tratamiento con radiación, esa verga que le dicen la quimio, eso fue muy duro para Wendy que tenía un cabello precioso casi hasta la cintura y poco a poco lo iba perdiendo por las continuas sesiones que hacía Wendy durante las vacaciones, había perdido peso y se había puesto muy flaca y se veía muy mal, lo cual obvio había ocasionado una gran depresión en la muchacha que era muy alegre y extrovertida, le habían asignado a un psicólogo para ayudarle con los sentimientos, pero de pana ni estaba ayudando mucho, más le ayudó un paciente que también estaba en el psicólogo, que también tenía cáncer, se llamaba Ernesto.

Lo vio llegar solo, caminando con algo de dificultad, pero tranquilo, y una peluca roja que tenía puesta, ella lo vio con extrañeza, él la vio y le sonrió, le dijo que las caras de extrañeza que le dirigen por lo menos son más soportables que las caras de lástima que le propician cuando lo ven así, se quita la peluca y ella lo ve con su cabeza calva, pelada totalmente, como una bola de billar, ella lo vio y él le sonrió, se presentaron y hablaron un rato, al final ella entró primero y él vino después, al irse ella lo vio con simpatía, él se quitó la peluca que llevaba puesta y se la dio, te va a ayudar mucho, solo córtale un poco de los lados para que te quede mejor, ella lo vio y le dijo que solo se la aceptaría si lo volviera a ver, Ernesto la vio y le dijo que no había problema.

Y así durante el mes y medio que estuvieron por alla y por aquí, Wendy y Ernesto estuvieron dando vueltas por allí, Ernesto era un bicho todo loco, oía Rock pesado y esas cosas comegatos que nadie entendía y las pelucas que consiguió las pintaba de colores, verde, azul, morado, rojo, y se las ponía, total ya era un peo que cuando estaba sano, tener que calarse la desaprobación de la sociedad y ahora con el Cancer que le había atacado, tener que calarse las miradas y la lástima, no, que se jodan, él vino y la acompañaba por horas en la casa, o caminando por el parque o por el centro comercial, a donde la llevaba a darle vueltas, a comer y alguna que otra vez al cine, donde muchos lo veían, y él los mandaba a mamarse un guevo, para las dos última sesiones de quimio le pidió a Ernesto que por favor la acompañara y la esperara, que significaba mucho para ella, él obvio que aceptó, antes de su última sesión de quimio, se quedaron juntos, en la misma cama, no pasó nada, pero los padres cuando la vieron abrazada a él y durmiendo como una bebé, no sabían si despertarlos y formarles un peo por eso que era tan desaconsejable o dejarlo así, mal que bien el muchacho había hecho el trabajo de cuidar y mantener a flote a Mariana, cosa que ellos no sabían hacer, al final los dos se levantaron y se vieron a la cara, si él la hubiera intentado besar en la boca, ella se hubiera dejado, pero a último segundo los labios de él tocaron al frente de ella.

Al día siguiente Wendy estaba feliz, el cáncer había sido volado exitosamente de su cuerpo, le dio gracias a Dios y a sus padres, pero sobretodo iba a buscar a Ernesto para agradecerle porque sin él no lo había logrado, se llegó a su casa y al tocar la puerta, su madre le abrió la puerta y en lágrimas le comentó, Ernesto estaba en el hospital, una recaída brutal, se fue al hospital con ella y allí lo vio entubado y hecho polvo, en los ojos se le notaba que sabía que de esta vez no saldría, ella con lágrimas en los ojos lo vio y lo saludo, con la voz entrecortada le dijo que no llore, que debe de alegrarse, porque ya se curó, aunque tenga que estar pendiente, no es cosa que él quiera venir por sus fueros, ella lo vio y le dijo que nada, y él qué????? Se encogió de hombros, le dio una peluca y le pidió que se la pusiera para él, le dijo luego lo bella que era, antes de irse, porque era final de la visita, se acercó a él y lo besó en la frente, pero la tentación era demasiado, a pesar que Ernesto le dijo que no, ella se atrevió y lo besó en la boca, sintió como la vida se le estaba iendo del cuerpo con cada segundo que pasaba como un escalofrió que le recorría el espinazo, se fue con lágrimas en los ojos, luego de esa noche no lo volvió a ver más.

Es por eso que ese día de clase, los profesores ya habían sido avisados de lo que pasó con Wendy y en una reunión de profesores decidieron apoyarla y hacer las gestiones para que la chica no pasara mucha roncha en su regreso al colegio, luego de unas vacaciones bastante feas, le darían todo el apoyo necesario, pero no parecía hacerle falta, la vieron entrar al colegio, con una peluca roja que tenía el cabello más o menos corto, los audífonos con bastante música a alto volumen y la mirada de una chica que había crecido unos cuantos años en apenas unos días.

 12 13 14 15

She + She = Purple.

Ambas se vieron apenas entró Mariana al salón porque llegó tarde por algo de tráfico para llegar a su nuevo colegio, pero se quedaron en polos opuestos del salón, de cuando en cuando, se veía una a la otra, cuando los demás alumnos no las veían a ambas, tu sabes no es muy común eso de tener una chica con el cabello rojo y otra chica con el cabello azul en la misma clase, la misma clase pasó como muy rápido, así que vino el receso.

Se encontraba Wendy hablando con sus padres por teléfono, y poniéndolos al día de cómo había sido su día y como estaba pasando todo, les dijo que lo normal, que algunos compañeros que la veían como bicho raro, pero nada que pudiera controlar, del resto bien, las materias no se ven tan difíciles, que tenía algo de tarea que hacer para el día siguiente y nada, que al final de la tarde estaría en la casa, se despidió de ambos padres con besos y ellos mandándole bendiciones. De ahí fue a buscar algo de comer, pero como no le gustaba la cantina de los grados superiores, decidió irse al patio de los más chicos, donde le sirven más comida, ya de regreso cuando iba a donde estaba el salón se sintió que la seguían, y ella normal, hasta que entre dos pasillos la muchacha se desapareció, Wendy estaba detrás de un hueco que ella usaba de niña para ocultarse, cuando desde allí vio a Mariana que estaba como desorientada, le dijo, asustándola obvio, qué coño era lo que quería que la estaba siguiendo, ella, luego de tomar un poco de aire, que nada que le daba curiosidad, su cabello rojo, y que nada quería saber de ella. Wendy la vio y le dijo que lo único que debía saber de ella, es que, quitándose la peluca y dejando ver su cuero cabelludo todavía con muy poco cabello, tuvo unas vacaciones bastante complicadas, y esa peluca que tiene en la mano es de alguien a quien le debe que esté allí, y si no le gusta, por ella se puede ir a mamar un guevo, ya lo que viene de aquí para adelante es ganancia.

Es por eso que Mariana, que ha visto a la chica fijamente, solo le extiende la mano, se presenta, le dice que no sabe ella, pero que le encantaría ser su amiga, porque bueno, esa una jeva seria y a ella siempre le han gustado, perdón agradado las jevas serias.

 17 22 26 27

Se la pasaron juntas, aunque Wendy tenía una gran cantidad de compañeras que estaban con ella, porque se supo de la historia de ella y causó admiración entre muchas chicas y chicos, pero como que era Wendy la que la trataba como con más normalidad, que era lo que ella estaba buscando, al final la muchacha era de confianza y por eso se hicieron buenas amigas, más o menos cercanas, empezaron a hacer trabajos juntos, a salir por allí, Mariana con su cabello azul, que luego se lo pasó a poner morado cuando el color empezó a desaparecer y Wendy alternando de color de las pelucas según su humor y la época pues.

Un día de esos, estaban las dos ladillas saliendo del colegio, faltaba poco para el final del lapso, cuando Wendy le dijo a Mariana si quería acompañarla al parque, porque estaba ladillada, Mariana le dijo que bueno, ya en el parque, se quedaron en un lado donde no pasaba mucha gente y ella sacó una especie de pipa, Mariana le dijo que de dónde sacó eso, ella le dijo que se lo va a contar, pero primero ella va a fumar, si quiere se puede unir y disfrutar, no es que estuviera muy convencida, pero a los minutos le dio un ataque de risa y unos minutos después de los labios de Wendy recibió una probadita un poco más potente….

 31 34 35 38 41

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: