ESTE ES UN RETAZO DE POST CHOLA SACADO DE UN TELEFONO PERDIDO EN LA CRIPTA

 01 02 04 05

Ok, esta vaina te viene es así…

Estaba con la mente perdida y tratando de pensar y más que todo organizar las pocas ideas que tenía en el cerebro, pero estaban tan revueltas que le estaban dando un dolor de cabeza bien ladilla, era sencillo, estaba en una materia de fotografía y les habían encargado un proyecto personal, una muestra fotográfica, de tema libre pero preso, tu sabes el profesor era un polémico perfomer bastante reputado y seguido, que les había pedido a los alumnos que trataran de saltarse las temáticas ya gastadas y saturadas por artistas que hace rato había perdido su irreverencia y su brillantez, que según el artista, porque así vamos a llamar al profesor de Jacinta (el nombre del personaje femenino se lo dedicamos al respetado Jacinto Convit, y me la suda si no te gusta), que ha sido un dolor de cabeza para Jacinta y todos los alumnos del curso los cuales veían sus proyectos ser rechazados y no de muy buena manera, por el profesor, el cual por cierto tenía fama de ser bien ladilla y pedante con los alumnos, como una especie de venganza por las sacadas de culo que le habían hecho en la universidad, tu sabes los traumas que recibes de alumnos transmítelas a tus alumnos para seguir extendiendo la cadena por los semestres de los semestres.

El caso es que Jacinta estaba pensando en sabrá Dios que coño mientras iba en la camioneta camino a la casa y mandando mensajes de texto por su teléfono, cuando en ese mismo momento se subieron unos bichos todos mal aspectos, parecía que querían agarrar objetos de valor y dinero a la fuerza, pero al final solo pedían una colaboración porque había hambre de por medio, sin embargo por los nervios a la chica se le cayó el teléfono de las manos al piso por debajo del asiento donde ella se encontraba, y cuando los chicos se bajaron de la camioneta, pues ella vino y agarró a buscar el teléfono, la sorpresa fue que al meter las manos debajo de la silla, tomó un teléfono, pero no era su teléfono, era un blackberry que además se veía en un muy buen estado, y como estaba en silencio no se había dado cuenta más nadie sino ella de que estaba allí, luego de la sorpresa inicial, se acordó de su teléfono y lo sacó de donde estaba guardado.

 06 08 09

Llegó a la casa y se puso a hacer algunas tareas que tenía pendiente de la universidad, pero luego mientras se ponía a vaguear por la red no dejaba de pensar en el teléfono que se consiguió, el cual Jacinta lo guardó en su bolso y lo dejó por un buen rato metido allí, así que cuando ya no tenía nada que hacer e intentó dormir sin éxito, pues agarró el teléfono y lo empezó a jorungar, estaba desbloqueado así que estaba fácil de acceder, solo tenía que pegarle un cargador para que no se le apagara y como tenía una colección de cargadores de teléfonos, cortesía de los teléfonos que ha perdido, ha botado o ha escoñetado, así que encontró entre ese poco e peroles un cargador que le quedó y al pegarlo para su alegría, el teléfono empezó a cargarse. Así pudo empezar a revisar el teléfono.

Empezó sabiendo que el teléfono le pertenece a un tal Diego. Lo supo por el título del celular, tenía una novia llamada Sasha, cuyo nombre aparecía en el título también, los dos aparecían en la foto que estaba en la pantalla de inicio del teléfono, donde se veían los dos muy sonrientes y abrazados en una playa en plena pepa de sol. No pudo evitar la tentación de revisar los mensajes de texto que habían en el equipo, habían unos cuantos guardados en varias carpetas hechas por el usuario, donde le mayoría eran para su pareja, cosas de enamorados, verse en varios sitios, algunas preguntas, algunas cuantas discusiones, algunas reconciliaciones, algunas loas por desempeños sexuales, porque el sexo de reconciliación es el más adictivo, pero también el más jodido, etc, etc. Pero también los últimos mensajes entre Sasha y Diego eran muy tensos, a causa de… obvio que una tercera chica que ella sabía que estaba rondando ese machete, que ella no tiene pruebas, pero pronto ella encontrará las pruebas necesarias y lo pondrá en su lugar.

 11 16 173

Luego de eso, empezó a revisar los archivos multimedia, habían unos cuantos, a causa de una memoria de varios gigas que estaba metida en el teléfono, muchas fotos del chico, porque el chico es bien atractivo y le gusta verse al espejo y tomarse fotos para tenerlas allí en los archivos guardadas para algo, revisa y hay fotos de la muchacha Sasha, en traje de baño, muy chico, en la discoteca, en el cine y en el restaurante, hay que reconocer que la chica es hermosa, operada y todo, pero tiene su belleza bien de pinga, hasta que encontró una carpeta que tenía varios símbolos de interrogación, cuando fue a entrar en ella el teléfono le pidió contraseña, obvio que no se la sabía, probó varias veces sin lograr entrar, dejó eso así por el momento y se acostó a dormir, ya habían pasado la medianoche.

Cuando se despertó en la mañana, se puso a hacer otras cosas y salió a sacar unas diligencias con las cosas de la universidad, allí se encontró al profesor que le recordó, así como a todos los alumnos, que tenían pendiente la presentación de la muestra fotográfica, que ya no habían más asesorías y que les tocaba ponerse las pilas, y que debían hacer una vaina bien, porque sino iban a repetir la materia de forma automática, eso puso a Jacinta de mal humor y le quitó las ganas de seguir haciendo lo que tenía que hacer.

Pero al momento del almuerzo estaban varias amigas hablando un poco de paja, cuando una de ellas tenía una memoria de teléfono, que intentaba abrir para saber que tenía adentro, pero como tenía contraseña no había podido acceder, llegó una chica de esas geek y agarró le memoria, le metió en su teléfono y para su sorpresa pudo entrar y manipular los archivos a su antojo, le muchacha explicó que ese tipo de teléfono no reconoce la configuración de seguridad de la memoria y por eso la puede acceder. Eso le movió el cerebro a Jacinta, y se acuerda que tiene un perol de esos guardado en sus cosas viejas, ya sabía que hacer.

19 20 21

Por eso apenas llegó a la casa de la universidad, buscó el perol, al conseguirlo lo puso a cargar y apenas ese bicho se encendió, agarró el otro teléfono y le sacó la memoria y se la pasó al perol, se tardó un poco, pero reconoció la memoria, la abrió y empezó a revisar, eran fotos, una parranda de ellas, cuando las abrió una por una contuvo la respiración por unos minutos.

Todas las fotos eran de lo mismo, un pene, que ella se imaginó que era el de Diego, muchas veces erecto y otras flácido, de varios ángulos, desde arriba, de lado, a veces de frente y a veces desde abajo, estas últimas se sabía que no las tomaba él, pero se las tomó, en la mayoría de las veces estaba en plena erección y el glande descubierto, siempre agarrado por una mano, la mayoría de las veces de él, pero había de cuando en cuando una mano femenina que ella sabía que no era de Sasha, por un tatuaje que tenía en los dedos, se dio cuenta que las fotos estaban organizadas por fecha y que las fotos tenían como objetivo ser adjuntos de mensajes multimedia, al seguir revisando el teléfono había un contacto, varios números de teléfono que no identificó, ella parecía preguntarle como estaba su muñeco y él algo encucado, emocionado y excitado, le mandaba la foto respectiva en el sitio donde se encontraba porque había fotos en una oficina, en varios baños e incluso debajo de una mesa de comida, una vaina loca pues.

Así que la chica se quedó loca pensando varias vainas y preguntándose qué demonios iba a hacer, terminó consultado a Ernesto, un amigo diseñador homosexual que se la pasaba por ahí y luego de relamerse los labios viendo las fotos, le hizo varias preguntas, ella respondió de la forma más sincera posible, el muchacho le dijo una vaina, se lo dijo jodiendo, pero ni modo, que ya que tenía esas fotos, porque no las usa para su representación fotográfica???? Ella le dijo que si estaba loca, Ernesto le dijo, que si ese guevon no quería una muestra arriesgada y que rompiera los esquemas, pues no hay nada que le tiemble los cimientos a ese poco de guevones que un poco de pipes erectos en foto, y más si cambia de locación, debería por lo menos pensarlo, ella dijo que no, pero luego, en verdad lo pensó. Total lo único que pudiera pasar es que la botaran de la universidad, igual la vida es para tomar riesgos no???

Por eso el día de la presentación el artista que iba a evaluar las muestras vino acompañado por otro loco polémico, de esos que le encanta ponerse intenso y buscarle las 5 patas al gato mocho, así que eso era una presión adicional para los alumnos, que por si acaso el profesor venía y chequeaba primero que habían hecho, a todos los mandó a volar, porque sus muestras eran mediocres, predecibles, cuadradas y sobretodo insípidas, así que de último dejó a Jacinta, que cuando él le vio las fotos, se alarmó, le dijo que eso era una estupidez, una falta de respeto, una vaina inmoral, que la iba a mandar a sacar, pero en ese momento el artista se apareció sin que el profesor se haya dado cuenta y decidió echar un vistazo, quedó impactado, pensó que las fotos eran la representación de la virilidad masculina chequeada por la expectativa femenina en distintos puntos geográficos y de tiempo y otro poco de paja loca de esas que dicen los intensos del arte, obvio que la jeva aparte que pasó la materia con la mayor nota, fue invitada por el artista a una galería para exponer su obra, bajo la consigna de arte no convencional y provocador.

El éxito de esa exposición fue brutal, por ser un miembro viril anónimo, cuyas fotos fueron sacadas de un teléfono celular perdido, el cual también se dijo que si alguien podía probar que era el dueño, podía recuperar el teléfono y si ese era su deseo terminar la galería ese mismo día, pasaron los días y la muestra fue muy visitada, alabada, vilipendiada, criticada, Jacina fue entrevistada un poco de veces y ella bien relajada daba sus declaraciones con una frescura alejada de las predicibilidades intensas y ladillas de otros artistas, pero cuando le hacían preguntas de cuando vendría la otra muestra y de qué sería, ella se quedaba de brazos cruzados es que no la había pensado.

26 29 31 32

Hasta que una noche cuando estaba terminando de cerrar con sus asistentes la muestra para irse a su casa a descansar, vio que el teléfono estaba empezando a iluminar la pantalla, ella extrañada se acerca y lo toma, reconoce los números de la llamada, así que contesta, apenas dice aló, la voz femenina lo saluda y le dice que voltee. Dos chicas, reconoce a una de ellas, es Sasha, más no a la otra, que es la que está llamando, se imagina que es la amante, aunque le extraña que ambas estuvieran juntas, por eso las hizo pasar y se puso a charlar con ellas, se imaginó que viene a buscar el teléfono, que ya era tiempo de terminar con este show, pero ellas luego de saludarla y de presentarse, de hablar del fulano Diego, que intentó cocina un par de conejos y otro más adicional metiéndose en un rolo de peo, decidieron que ya era bueno de tener su recuerdo en la exposición, que era mejor cambiar la temática…

Es por eso que a la semana estaba Sasha, la amante que se llamaba Romina, y unas amigas en un apartamento, las chicas se despojaron de la parte de debajo de las ropas y se empezaron a pasar un teléfono con cámara y a tomarse fotos allí abajito, desde distintos ángulos, con vello de distinta frondosidad, labios de distintos grosores, y de diferentes zoomes, Jacinta estaba viendo el proceso de cómo esas chicas se tomaban fotos de sus papos tanto los suyos como las de otras, para luego hacer una selección de las fotos y hacer la exposición, que tuvo mucho éxito, más que la primera, haciendo que se repitiera unas veces, donde una de ellas la misma Jacinta dio su aporte con su propia vagina, a la cual le tomó unas cuantas fotos sin nada de pana aprovechando que estaba cubierta de mucho vello y así no se veía los labios mamarruos que se gastaba, ya después de tomarse las fotos se la afeitaría…

pero como siempre pasa, vino un locote que estaba viendo las fotos con cara de circunstancias, como Jacinta estaba cerca le preguntó por no dejar qué le parecía la exposición, el hombre le dijo que no le parecía gran cosa, y que le gustaría encontrarse a la que lo hizo para decirle que no le llamaba mucho la atención, cuando Jacinta se identificó como responsable, le dijo que era muy valiente para fotografiar vaginas ajenas, por qué no hace una colección de fotografías de su propia vagina, ella lo vio y le preguntó qué le hace creer que no hayan fotos de su cuchara en esa presentación, el tipo se las quiso tirar de listo y le dijo que lo probara… ella lo vio y le dijo, ni que fuera tan fácil guevon… más o menos el tercero que le vino con esa gracia, esa si vio a linda, pero tuvo que sudar, gastar y hacerla gemir… y burda, pero al final valió la pena.

35

37 38 41

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: