ESTE ES UN RETAZO DE POST ALGO FITNESS Y TAMBIEN SUDADO

 01 02 03 09

Ok, esto dice así!!!!

Como cosa rara el gimnasio del centro comercial estaba hasta los teque teques de gente, es que desde su inauguración el dueño del local estaba más que contento, a pesar de mostrarse algo reticente a montar un gimnasio grande en ese centro comercial, lleno de tiendas y más tiendas de peroles y ropa, pero luego de que lo convencieron, con ayuda de algunas celebridades que pensaron que sería una buena idea apoyar la iniciativa porque les quedaba cerca al canal de televisión donde se la pasaban, pues el muchacho inauguró la vaina, cuando fueron las celebridades uno de los administradores habló con ellos y les hizo un trato, un descuento generoso en las mensualidades a cambio de ir frecuentemente, llegaron artistas y cantantes y más artistas que hicieron su gran parte, atraer el público que más que entrenar veía a los famosos entrenar con sus ayudantes y entrenadores personales, eso hizo que las membresías aumentaran dramáticamente y el gimnasio agarrara más prestigio y obvio que real a lo largo de las semanas.

 14 20 21

Y bueno, en uno de esos días desde temprano, llegó Sasha, una chica que había entrado al Gimnasio en sus primeros para ponerse en forma luego de medio abandonarse a causa de una separación amorosa, generalmente solía ir en las tardes, pero luego de que empezaran a aparecer las misses y su apoyo mediático, la cosa se hacía insoportable y era mejor un cambio de horario, la mañana tenía burda de gente, pero por lo menos habían máquinas disponibles para trabajar, mientras caminaba por el pasillo para cambiarse, veía a los que hacían pesas, a los que saltaban la cuerda, a los que hacían bicicleta de forma muy veloz, y la gente de las barras, todos concentrados en sus rutinas, mientras como cosa rara, siempre andaban unas cuantas por ahí haciendo farándula y tratando de conseguir pareja o por lo menos alguien con quien salir.

Entró al vestido para cambiarse y allí las consiguió, siempre son 4 locas, burda de ladillosas y burda de escandalosas también que solo se la pasan hablando de chismes y de los famosos, estaban comentando de que venían los cantantes de salsa, esos famosos, aunque a ninguna de ellas les gusta la salsa, pero los tipos estaban eran buenas tardes, por eso van a verlos, que hay que llegar temprano para tener los puestos perfectos para poder verlos, Sasha las oíra y a veces no podía dejar de sentir algo de asco, pero qué bolas, hace unos años ella era así, toda a una farandiperra, tuvo que venir Jean Carlos, ese actorsucho de segunda que la usó como cacho para pasarla bien, para que se pusiera las pilas y dejara el guevo. Ah claro y se terminó de ir, cuando estaba oyendo a una de las chicas hablando como había cuadrado en el fin de semana pasado con un entrenador, o mejor dicho un ayudante de entrenador en entrenamiento, y se fueron de fin de semana para la playa, con lo cual vio que eso de que el pipe se pone chiquito al sacar mucho músculo era mentira, por lo menos con él, porque lo tenía enorme, Sasha no se quiso quedar a oír como el muchacho puso en 4 patas a la jeva y le entró a guevo, por eso salió a hacer sus ejercicios, tenía que irse a trabajar luego.

 22 24 30

Luego de haber pasado por las máquina encontró una libre donde podía ponerse a trabajar esa parte que había dejado descuidada por unos cuantos años, que no le había parado mucha bola, que eran las piernas, Sasha siempre ha tenido una muy bellas y torneadas piernas, por sus años de baile, pero en las últimas semanas se las ha sentido algo flojas, y las veces que se ha puesto a entrenar en ellas, luego no puede caminar bien porque anda toda molida, pero esta vez decidió fajarse, bueno piernas y glúteos, porque la máquina es integral, se pone sus audífonos y se da con todo, así puede abstraerse y dejarse llevar por el ejercicio.

Y por ahí se aparecen, siempre son ese par, bien papeados, bien caliguevudos, que siempre pasan y caminan por la gente que hace ejercicios, ella nunca los ha visto montarse en una máquina o mover un músculo, incluso unas malas lenguas hablan de que esos tipos lo que han hecho es puyarse para sacar los músculos y montar una vaina loca ahí, pero igual todos son rumores, ellos se acercan a donde está la chica, la mujer la ve con el rabo del ojo y sube el volumen del reproductor y acelera la frecuencia de repeticiones, los dos hombres burda de papeados se acercan a ella y la ven haciendo ejercicio, ven los músculos de los muslos y tobillos contraerse y expandirse, o como se llame, y ellos se impresionan y hacen comentarios de lo bien que lo hace, que es una rutina exigente y que necesita bastante fuerza, que no le vendría bien una supervisión para evitar lesiones, la vaina normal, mientras ella sigue con su rutina, la música en sus audífonos marca el ritmo y su mente toma la vista de ambos tipos y les quita la ropa, se los imagina con ese poco de músculo exagerado y con ese pipe chiquito, no logra aguantar la risa que sorprende a los dos tipos y hacen que se vaya, esa chama como esta algo loca vale. Ella los ve irse y deja la rutina, se siente mejor y más relajada, pero al poner los pies en el suelo, el dolor de piernas y culo es burda, cosas de trabajar con sobretrabajo vale, pensó en dejar eso así.

Sin embargo cuando iba en camino a los baños, para ducharse y acicalarse para irse a trabajar, porque era tiempo de empezar a ser productivo económicamente, pasó por las escaleras y vio desde ellas el lado de las bicicletas.

Pedaleaba sin cesar y estaba sudando como un cerdo, el sobrepeso era evidente en su humanidad no tanto como su incomodidad, porque habían varios idiotas, de esos que se creen la gran mierda y lo veían como con burla, entre ellos estaban las mismas jevas que tanto le caen mal, por eso lo pensó y decidió acercarse a las bicicletas, como vio que el puesto de al lado estaba solo, se acercó al chico, el dio los buenos días y con una sonrisa le preguntó si estaba ocupado, él hombre bañado en sudor le dijo que no que podía sentarse con confianza, la chica se sentó con un poco de dificultad porque todavía le dolían burda las piernas, y empezó a pedalear le estaba costando un poco, mejor dicho le estaba costando que jode porque había mucha resistencia de los pedales, por eso el gordo la vio y le dijo que la disculpaba, pero la bici está en el modo más difícil de resistencia, que si movía esa perilla sería más fácil, ella se vio como una idiota y se rió, con el chico que también le siguió la risa, movió la perilla y empezó a darle a la bicicleta, fue más fácil y le agradeció el dato, el gordo la vio y le dijo… no vale muchas gracias a ti, no sabes lo que significó el gesto, ella lo vio y sonriendo le dijo que no era nada, solo que no le vaya a echar los perros, él la vio y le dijo no vale, su esposa lo mataría si lo agarrara montándole cachos.

 31 32 36

Luego de terminar la bicicleta, que la hizo por un largo rato, por fin se fue a los baños para bañarse porque estaba empapada en sudor, se cambió y se metió a las duchas para que el agua le medio relajara el cuerpo porque estaba hecho un soberano guiñapo, mientras el agua caía en su cuerpo y la refrescaba escuchó a unos puestos de distancia, las risas y luego los besos, mientras se bañaba no podía sentirse un poco incómoda, porque se había metido coleada una parejita en los baños a hacer cositas pues, cosa que está prohibida, pero ni modo, si lo hacen los artistas, lo hacen los demás, ya estaba fresquita las fotos donde estaban esa pareja que no era pareja, pero eran famosos y estaban unidos a otros famosos, armando la de san quintín, mientras ella se baña, ella oye los gemidos, como pide más, que se lo meta, que se lo meta más duros, los gemidos de él, y los de ella también, se sintió tentada a tocarse y recordar esos momentos con su ex cuando se bañaban juntos y hacían el amor muy ricamente, pero al final pensó que no valía la pena, por eso dejó eso para después, así que agarró terminó de bañarse y salió de la ducha para vestirse.

Cuando se estaba secando se estaban oyendo las risas y unas palabras, que venían de la pareja de al lado, Sasha, recordemos que ella se llama de esa manera, se quedó algo aguevoneada y por eso se había soltado la toalla y tenía las blumas en la mano cuando escuchó una risas venir hacia ella y se encontraron de frente ambas… ella era morena, con un cuerpo envidiable, pero tenía ya principios de cuadritos en el abdomen, cosa que le ladilla, estaba todavía mojada del agua de la ducha y detrás de ella apareció él, de cabello largo moreno y casi tallado a mano, y obvio tenía la erección todavía, que daba a la vista un falo de buen tamaño y grueso, de la impresión a Sasha se le habían caído las pantaletas que tenía en la mano, la chica se acercó a ella y las tomó, luego de sentir la tela enfrente de ella se las dio al hombre y le dijo que se las pusiera, él vino y le dijo que disculpara pero tenía que cumplir órdenes, le pidió que levantara una pierna para pasar una de las orejas de la prenda por su pie, y luego que levantara la otra pierna, ella algo alucinada obedeció, y sintió como él subía la prenda por sus piernas sin dejar de verla a los ojos, hasta que la ajustó a las caderas y su entrepierna, ella sintió un sabroso escalofrío en su espalda, pero se controló y le dijo que gracias, que se disculpaba que iba atrasada al trabajo y se tenía que ir, la morena le dijo que ella le ayudaba, se acercó y la ayudó a vestirse, Sasha le dijo que no hacía falta, ella le dijo que se dejara, que a su esclavo le gusta que ella vista a otra mujer, por eso le puso el brasier, los pantalones y la camisa, la morena vio a su esclavo expectante y cuando vio que tenía ganas de agarrarse el falo, le dijo que se quedara quieto, le puso las botas y le dijo si tenía maquillaje, ella le dijo que si, se lo sacó y la maquilló, cuando terminó se veía hermosa, es que ella siempre ha tenido buen gusto con las cosas de mujer, cuando le dio las gracias, le dijo que de nada, le dio una tarjeta, y le dijo que estaba invitada a unas sesiones en su domicilio, solo tenía que llamar y hablar con ella para acercarse, que le gusta que su esclavo vea mujeres que le guste, eso si, primero era él, luego venía ella, y sabe cómo es eso…

La chama se quedó de piedra y no supo que responder, ella vino y se acercó a ella, le puso la tarjeta en el bolsillo trasero del pantalón y se despidió con un beso que parecía ir a la boca y terminó en su frente, le dio órdenes al esclavo para volver a las duchas, para un match extra de sexo, mientras Sasha pensaba, más que todo en el atraso con que iba a llegar al trabajo, aunque pensaba llamar para avisar que se le complicó una vaina ahí, y bueno que lo más probable es que iba a llamar a ese número que tiene en la tarjeta, es que ha sido mucho rato sin un buen polvo y le hace como falta pues, malo no es…

 38 39 45 49 53

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: