ESTE ES UN RETAZO DE POST QUE LO QUE LE FALTA DE COLORES LE SOBRA DE SUCIEDAD

 Ilanna - Vermillion  (1) Ilanna - Vermillion  (4) Ilanna - Vermillion  (8)

Ok, esta vaina lo que te viene es así…

El dibujante, como es que vamos a llamar a mi personaje de este relato, siempre le ha gustado dibujar mujeres, ellas a lo largo de los años han sido su musa, combustible mental y su inspiración a lo largo de las distintas viñetas y comics que ha producido, siempre lo han llenado, le han dado ideas, tanto malas como buenas, como inocentes como perversas, lo han estimulado, sobrestimulado y lo han llevado a escribir diálogos, dibujar, delinear, colorear y luego encaminar, haciendo viñetas y comics de gran sensualidad y genialidad, las cuales de cuando en cuando salen en revistas de distintos temas y periódicos, que poco a poco han solicitado con mayor asiduidad sus viñetas y sus dibujos para entretener a sus clientes y lectores, e incluso dándole temas y solicitándole algunos tópicos, para ponerlo a desarrollar, trabajar y a crear, porque la creación en tinta y papel siempre ha sido su pasión, la base para su felicidad interna y su alimento para el alma ante una vida real un poco más tortuosa, fueron las líneas curvas y rectas, con colores lo que le dio de comer y lo que le dio una afición que luego se volvió el combustible de su vida. Empezando desde chamo, cuando sus padres lo metieron en una clase de dibujo porque no sabían en qué ponerlo de vacaciones, fue muy bueno, porque como el muchacho tiene una mente muy vivaz y una imaginación bastante libre, poco a poco utilizó las cosas que desarrollaba en su mente para hacerlas con las manos y los lápices, ganándose poco a poco, pero de forma constante, la atención y admiración de sus amigos y amigas y un poco de gente más allá.

 Ilanna - Vermillion  (9) Ilanna - Vermillion  (10)

Pero en la parte personal las cosas no habían sido muy favorables para él, sus relaciones siempre han sido algo tormentosas, por ser socialmente un poco estéril, tener poca interacción con sus parejas, que siempre lo miran muy alejado y muy ensimismado en sus cosas, encerrado en sus dibujos y sus historias, a las cuales no les da acceso a casi nadie sino hasta que están listas y enviadas a las impresoras, eso siempre ha sido un punto en discordia con sus chicas, o novias, que les encantan meterse en las cosas por curiosidad, y también como forma de marcar territorio hasta donde no las dejan, ya que el muchacho no le gusta que se metan en sus cosas y que además les estén diciendo cómo tiene que hacerlas, y mucho más cuando se lanza a hacer personajes femeninos, muchas novias pensaron que el dibujante les haría personajes basados en ellas mismas, en una especie de ejercicio de exceso de auto importancia, cuando se encontraban con chicas de grandes curvas, cabellos larguísimos, tatuajes y mucha mala actitud, las jevas se arrechaban y burda con el muchacho, lo acusaban de andar detrás de una fantasía recurrente o de alguien que era demasiado irreal, y en general tenían parte de razón la chica que estaba siendo dibujada en casi todas las viñetas era una especie de chica ideal que el muchacho siempre adoró, y que por lo general siempre comparaba con sus parejas actuales, obvio que ellas siempre perdían esa batalla, al inicio no importaba casi nada eso, pero al pasar el tiempo, la vaina cambiaba y era más frecuente de lo normal que el muchacho estuviera más feliz solo entre líneas que acompañado por amigos y parejas, los primeros ya medio se habían habituado a que eso fuera así, las segundas pues no lo aceptaban, por lo que a los meses toda pasión y lujuria se iba palo abajo.

 Ilanna - Vermillion  (12) Ilanna - Vermillion  (14) Ilanna - Vermillion  (18)

Y bueno hubo una chica, o mejor dicho dos, que se pensó que serían el equilibrio entre las tintas y la vida real, las muchachas, que llamaremos Mariana e Hinomy, llegaron casi seguidas en menos de 3 años, fueron atraídas por las viñetas cargadas de sensualidad y erotismo, se acercaron a él, le mostraron su admiración se enamoraron o por lo menos se gustaron, salieron, la pasaron bien, tuvieron sexo, y muy buen sexo, vino la relación la pasión el entrar al taller del dibujante, verlo crear, dibujar, colorear y hacer los comics, encantarse con la facilidad de creación del muchacho y sobretodo los temas, y luego vendría el desencanto, de que hagan lo que hagan en esa actividad de hacer los dibujos hay una frontera, una línea invisible e inalcanzable que ellas nunca llegaron a tocar y como las mujeres enamorada quieren todo y una ñapita siendo insuficiente porque siguen queriendo, pues eso fue el inicio de la decadencia, sobretodo con un personaje que estaba desarrollando el muchacho para una reconocida casa de publicación, el cual llamaremos Victoria, una jeva de ojos claritos, tatuajes, mamarro de tetas, mamarro de culo, sensualidad y sexualidad animalmente magnéticas tanto para hombres como para mujeres, a las cuales se dedica a repartirles placer, golpes y experiencias extremas casi sin despeinarse y sin sudar. El caso es que las chicas pronto se dieron cuenta que estaban en una competencia endemoniada con Victoria, coño en la tinta puede ser, pero también en la mente, en el corazón, en el guevo???? No me jodas pues!!!! Por eso vinieron las discusiones, los intentos de destrucción de varias viñetas, las reparaciones y sobretodo las concentraciones en la muchacha, hasta que las chicas, ambas casi de forma muy parecida, se cansaron de estar peleando una lucha que la llevaban perdida desde hace rato y con un gran dolor en el pecho, y la sensación de que se estaban perdiendo un muy buen partido, desaparecieron de su vida, no sin antes advertirle que si seguía tan concentrado en Victoria, no iba a terminar muy bien, le aconsejaron que le bajara dos a la vaina porque se le notaba que estaba obsesionado con la muchacha que tenía dentro de su cerebro y en un lugar tan terrible como la mente una excesiva obsesión podía ser muy peligrosa.

 Ilanna - Vermillion  (22) Ilanna - Vermillion  (23)

Pero igual el muchacho no le paró bolas, siguió trabajando exhaustivamente en la historia donde estaba Victoria de protagonista, dejando al resto de sus proyectos aparcados, se concentraba mucho viendo a la victoria que había hecho de tamaño enorme un folio, el cual dejó pegado en una pared que estaba en la entrada de su estudio, se quedaba viéndola a los ojos y se sentía desarmado, se quedaba viendo las curvas que había hecho con lápiz y luego las recorría con las yemas de los dedos, haciéndolo con cuidado para no borrar los trazos, y más que todo como a veces recorría la espalda de sus amantes luego de hacer el amor, ponía los dedos en los gruesos labios de la creación y a veces se pensaba que la textura del papel podía recrear la textura de los labios de la hembra.

Muchas veces se la imaginó, comiendo con él, charlando con él, dibujando personajes con él y sobretodo fornicando con él, se la imaginaba observándolo mientras le hacía el amor a sus parejas, como se divertía viéndo como las mamaba y las penetraba, a veces incluso se desnudaba ante él para que se enervara más de lo que estaba y fornicara a la chica de turno con más fuerza, más lujuria y más placer, cuando la vaina iba muy bien, se la imaginaba abriéndose de piernas para él, y que él disfrutara sus labios gruesos y su clítoris inflado siendo acariciado por sus dedos, masturbándose para él mientras sonreía viendo a su pareja llegando al climax, muchas veces antes que ella, a veces al mismo tiempo, nunca después, varias veces se la imaginaba caminando hacia la cama, donde estaba el dibujante con su pareja y la veía decir te amo al mismo tiempo que la pareja sexual, y mientras la chica de carne y hueso se abrazaba a él la chica imaginaria se abrazaba a ambos mientras se quedaban dormidos.

 Ilanna - Vermillion  (25) Ilanna - Vermillion  (32) Ilanna - Vermillion  (34)

Luego de unas semanas de trabajo intensivo, donde el muchacho se iba para adelante y para atrás molestándose a si mismo porque su musa no parecía quedar como él lo deseaba, pues pudo terminar la viñeta completa y el comic, la clave fue hacer algo que no lo había pensado con frialdad, muchas veces Victoria tenía trazos y algunas influencias de sus novias anteriores, sobretodo Mariana e Hinomy quienes fueron las que más quiso, pero un día de esos de medio despecho, porque el muchacho a pesar de todo era un ser humano y necesitaba una hembra de carne y hueso aunque se hiciera el loco con ese particular, vino y tomó una decisión separar de Victoria todo rastro que pudiera recordarles tanto a esas dos chicas como a cualquier otra mujer que hubiera pasado por su vida, no sabemos cómo lo hizo, porque ni siquiera nosotros lo intuímos, pero lo logró, el momento cuando el muchacho terminó la última escena, que era Victoria viendo por medio de una ventana la lluvia caer en las afueras de la ciudad con una mirada muy particular como pensando muchas cosas a la vez en una, firmó la viñeta a un lado y nunca se sintió tan tranquilo y tan feliz, como si hubiera hecho su obra maestra total, como si todo lo que viniera después no superaría esto, y es que iba a ser así, porque muchas veces pensó que este comic sería el último, después él vería que haría con su vida, pero con este dibujo sentía que había llegado todo lo lejos que iba a llegar, satisfaciendo su obsesión con las líneas, más no con Victoria, y pudiendo conseguir algo de la paz tan anhelada por el dibujante por unos cuantos años y buscada con muy poco éxito. Por eso con una gran tranquilidad, bastante extraña para él mismo, guardó los comic en el portafolio, lo cerró y se fue a dormir muy tranquilo, ya el día siguiente sería una vaina muy diferente al resto de sus días.

 Ilanna - Vermillion  (35) Ilanna - Vermillion  (36)

Apenas se acostó durmió profundamente, soñando se encontró a Victoria que revoloteaba alrededor de él, estaba totalmente desnuda como él, daba vueltas y reía como una niña de poca edad jugando su actividad favorita, hasta que se fue corriendo entre risas y jodedera, luego de unas dudas se fue detrás de ella en un camino algo oscuro y sin limitaciones, vio a Victoria entrar a una puerta y se fue detrás de ella, pero fue detenido por el guardián, le dijo que se quedara tranquilo que no le piensa impedir cruzar la puerta del mundo donde se cumplen los sueños más pedidos por los mortales, pero le advierte, que cumplir los sueños sino se está preparado es muy peligroso, pero igual puede pasar por la puerta, pero que no se le pierda el rumbo, porque así como entra uno solo a ese mundo creando el desequilibrio, solo puede salir uno para compensarlo, luego este mundo se cierra para siempre y no hay forma de regresar o salir, el guardián se quita del camino del dibujante y este tiene vía libre para entrar, el dibujante piensa que lo debe retratar para una próxima viñeta, aunque a veces piensa que ya lo ha hecho y se le ha pasado.

Al cruzar la puerta se encuentra con una sorpresa, es su apartamento, pero hecho de puras líneas, osea dibujado, y con el más mínimo detalle, las camas, los cuadros, las imperfecciones de las paredes, las filtraciones y grietas en el techo e incluso ese astillazo que hay en la ventana cortesía de un pelotazo de unos chicos que estaban jugando béisbol y se la sacaron de homerun. Mientras veía a su alrededor no podía dejar de maravillarse con las líneas, los trazos, las curvas y los diferentes grosores de las líneas que van formando los diferentes objetos que están en su apartamento y sobretodo él mismo, él también es un dibujo, perfecto, ni en los más fajados retratos que ha hecho y que le han hecho ha tenido tanto nivel de detalle, ve a los lejos y allí está Victoria, lo espera en la cama le hace señas para que se acerque, en sus ojos se nota la lujuria y el deseo, cuando ella lo toma de la mano, lo besa apasionadamente en la boca y le dice, no había soñado este momento por años??? No lo habías imaginado y fantaseado??? Bueno es momento de que lo vivas…

La besó en la boca, le besó los pechos, mordisqueándole los pezones endurecidos con hambre y malicia haciéndola gemir, la separó de piernas para mamarle la vagina y recorrerle los adentros con la punta de la lengua taladrándole el clítoris que lo tenía grande como una golondrona mientras ella se agarraba los pechos y se los pellizcaba hasta que ella decidió dejar de estar pasiva, se le montó encima y tomó su pene erecto como una cabilla, luego de juguetear un rato con su glande se lo metió a la boca para succionarlo con fuerza sin dejarle de ver a los ojos, con la perfecta combinación de inocencia, malicia y mucho morbo, cuando sintió que el muchacho iba a acabar se  detuvo, se incorporó encima de él y con las manos de él agarrando sus tetas duras y paraditas, se metió el falo erecto en su intimidad para empezar a cabalgar, moviéndose como posesa por largo rato, en círculos, de adelante, para atrás, como le daba la gana, mientras el chico estaba casi hipnotizado viendo a la hembra haciendo su solo de placer usando su herramienta y acariciándose con las manos de él, fue cuestión de tiempo para que acabara, pero el muchacho no perdió la erección, por eso la chica siguió cogiéndoselo más y más duro, mientras gemía y gritaba como posesa, ya al último polvo, ella lo vio con el cabello alborotado, y la piel brillante del sudor, con la entrepierna mojada y los pezones puntiagudos, lo besó y le dijo que nunca había cogido tan rico, se besaron de nuevo y se quedaron dormidos abrazados en la cama…

 Ilanna - Vermillion  (37) Ilanna - Vermillion  (38) Ilanna - Vermillion  (39)

Se acordó de lo que le dijo el guardián y que tenía que estar alerta, por eso abrió los ojos de par en par y se dio cuenta que estaba solo en la cama, Victoria estaba caminando en dirección a la puerta por la cual había entrado, por eso se puso de pie rápidamente y sintió que se iba en vacío aún así con todas sus fuerzas se fue detrás de victoria, pero vio como la distancia que había entre ambos que parecía muy poco, se hizo cada vez más lejana, cuando Victoria llegó a la puerta y la abrió a lo lejos se veía el dibujante gritando que no lo dejara atrapado aquí, ella lo vio y le dijo que lo sentía, pero era ya mucho tiempo prisionera, era momento de salir, por eso abrió la puerta, pasó y la cerró ante el grito del muchacho, que pronto vio como el dibujo tan perfecto que lo rodeaba empezó a borrarse rápidamente a su alrededor desapareciendo luego con él, intentó decir algo, pero la borrada la calló la voz y también la vida.

Cuando abrió los ojos lo hizo pesadamente, se sentía un poco extraño, o extraña deberíamos decir??? Le costó ponerse de pie y caminar pisando bien, pero luego se fue al espejo, el olor del aire le pareció raro, como muy denso, tendría que acostumbrarse pero no sería problema, solo pensaba que sería un poco complicado ahora ser hombre, luego de toda la vida, tanto en la pasada como en la prisionera, siendo el papel de mujer, pero bueno, era libre y eso era lo que importaba, mientras tanto agarró el teléfono celular y vio dos mensaje, Hinomy y Mariana, que de formas diferentes le dijeron más o menos lo mismo, que lo querían intentar y como el/ella siempre les llamó la atención, no sería mala idea intentar el doblete, ya ella se las arreglaría con las dos usando el pene de él y las habilidades que su creador le dotó, va a ser divertido, mientras respondía los mensajes pensaba de cuando en cuando lo peligroso que es, cumplir lo deseado sin estar preparado para ello… muy peligroso men.

 Ilanna - Vermillion  (41) Ilanna - Vermillion  (42) Ilanna - Vermillion  (46)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: