ESTE ES UN RETAZO DE POST MUSICALMENTE SUCIO Y ESCRITO EN NOTAS EN LA OSCURIDAD DE LA CRIPTA

01 03 04

Y dice pues…

El escándalo conmocionó a todos el en conservatorio de la ciudad y luego mucho más allá, nadie pensó que se iba a llegar tan lejos, aunque era una especie de secreto a voces, el caso es que cuando sacaron al maestro José Rafael esposado justo después de su gran concierto, fue un beta tremendo, pero la historia, aumentada, cambiada, reversionada y exagerada tantas veces como personas que la contaron, hablaban de un maestro muy exigente, muy déspota y muy tiránico, el cual luego de que el alcohol y el divorcio de su amor de toda la vida entraran de una manera bien brutal en su existencia, pues se puso bastante loco, tenía alucinaciones por las sustancias que se metía y empezó a acercarse más de la cuenta a sus estudiantes, buscando algo más que su adoración y su admiración, lo bueno es que eso no llegó a la consumación carnal con ninguno de sus estudiantes, lo malo es que no fue porque no lo intentara, vino la denuncia, la investigación y luego de comprobada la tesis, se dictó el auto de detención, la cuadrilla salió de inmediato.

Llegando al conservatorio, el concierto estaba en su apogeo, las notas salían sincronizadas con la batuta del maestro que parecía haberse desconectado del mundo y estaba moviéndose en una especie de plano paralelo, donde él era amo, señor, maestro y ejecutor, todo estaba saliendo a la perfección, tanto así que no parecía creer lo que sucedía, luego de muchos ensayos y algunas cuantas discusiones con los miembros de su orquesta, así que luego de la hora y 45 minutos de ejecución, el maestro José Rafael terminó su faena con un ruido ensordecedor, producido por la ovación de pie que consiguió del público presente y los aplausos de su orquesta, había logrado por fin su gran obra maestra de la ejecución, la cual no tuvo mucho tiempo de disfrutar porque apenas salía del conservatorio rodeado de mucha gente que lo estaba aclamando, fue puesto preso y llevado al calabozo, de allí a la prisión, donde no tuvo más remedio que intentar llevar su música a los privados de libertad con un resultado un tanto descorazonador.

 06 08 09

El caso es que de pronto el conservatorio se quedó sin su maestro, y los integrantes de la orquesta, con los aprendices y estudiantes quedaron como huérfanos de la inspiración que los hacía practicar y practicar la música clásica que se impartía y se tocaba en sus salones y conservatorios, unos cuantos decidieron abandonar la música y otros siguieron el camino, a pesar de que todo estaba muy cuesta arriba. Y que bueno, a veces el talento no es suficiente.

Este era el caso de por lo menos la niña Sofía, que ya no era tan niña después de todo, una de las alumnas favoritas del maestro a pesar de no tener ni siquiera un año de entrada al sistema clásico, tenía talento a raudales para desarrollar, más que todo en el chelo, pero tenía el gran problema de que estaba atada a estructuras de aprendizaje bastante cerradas y cuadradas, por eso siempre tenía problemas cuando le tocaba improvisar o por lo menos desarrollar variables entre las piezas, y como el maestro tampoco era muy permisivo al momento de hacer las lecciones, pues la muchacha era algo así como muy buena en la ejecución de los ejercicios, pero eso llegaba hasta allí y como el maestro ya no estaba, pues estaba un poco perdida.

Había extraviado la motivación de seguir estudiando, practicando y tocando su instrumento, el cual empezó a agarrar polvo por la falta de uso, los padres se mostraban preocupados por la ociosidad de la chica, que además empezó a ser poco interesada en sus cosas personales, y le empezaron a hablar de qué iba a hacer con su futuro, no consiguieron una respuesta por lo menos satisfactoria, ya sus compañeros de trabajo y de estudio se habían cambiado a otras escuelas y ella ni se había molestado en hacer algunos trámites a ver qué conseguía, igual como del cielo le cayó el ofrecimiento de una prueba, una orquesta que buscaba un chelista para algunos conciertos, y como todavía tenían la recomendación del maestro José Rafael, decidieron invitarla a probar, cosa que sería en unas tres o cuatro semanas, cualquier cosa que avisara, Sofía tomó la invitación y la dejó a un lado, no le paró bolas, total para qué.

 10 12 17

Unos días después Sofía sufrió un accidente, uno muy tonto de cocina, pero al mismo tiempo le tocaron unos punticos solo por si acaso, mientras esperaba que le dieran los remedios, luego de la atención médica correspondiente, escuchó un sonido familiar, un chelo que a pesar de que estaba un poco mal afinado, sonaba bastante poderoso y particular, lo que estaba tocando a pesar de algunos pelones sonaba bastante bien, lo suficiente para llamar la atención de Sofía que decidió seguir el camino que le marcaba la música y buscar al ejecutante de ese instrumento.

Lo encontró en una sala, rodeado de niños y ancianos, más algunos pacientes que armaron un público improvisado que seguía con atención la música que salía de las manos y el instrumento que tenía de acompañante. Se veía concentrado como si estuviera en otro sitio y no en el hospital, cargaba puesto unos lentes oscuros, luego de terminar su ejecución recibió unos aplausos de la gente que estaba a su alrededor, él sonrió y agradeció, sintió la cercanía de la muchacha que se había acercado bastante asombrada y luego de quedarse un poco ensimismado, preguntó quién era la chica linda que estaba cerca de él, cuando la enfermera le preguntó que cómo sabía que había una chica linda cerca de él, el muchacho sonrió y dijo, bueno por el perfume, es un perfume solo para chicas lindas, extendió la mano hacia el vacío, pero no en dirección a ella y se presentó Ludwig…

Ella lo vio y luego de un segundo de vacilación se paró enfrente de él y chocó la mano con la de él… Sofía, un placer, él dijo que el placer siempre será de él.

Empezaron a verse bastante seguido, primero era para que ella lo viera a él tocar el chelo y se deleitara con las notas que él sacaba del instrumento, se dio cuenta que el problema de los pelones que a veces le salían y que a él le incomodaban como que mucho cuando se le salían, era el instrumento que ya estaba un poco escoñetado, las cuerdas por decirlo amablemente, no daban para más, así que ella le dijo que tenía un chelo en muy buen estado, él no lo creía le dijo que lo llevara a tocarlo, que estaba loco por sentirlo y ponerlo a cantar. Cuando se puso en posición le pidió a Sofía que se quedara callada, respirando, el dejó que todos los sentidos se ocuparan de captar todo lo que sucedía a su alrededor, como dejando que el ambiente lo invadiera y luego él se expandiera para tomarlo y sentirlo, y luego vendría a dejar que las manos se soltaran a tocar el chelo.

Primero fue que lo agarró, dejó que las manos lo rodearan y sintieran las cuerdas y sus tensiones, las curvas del cuerpo y el acabado de la pintura, le recorrió con suavidad y luego tomando el arco lo empezó a dejar correr encima de las cuerdas mientras la notas empezaban a salir continuamente y se armaba una especie de canción y composición, que parecía empezar desde la nada y parecía desarrollarse sin fin y expandirse, luego de terminada la pieza y ante una Sofía anonadada le preguntó cómo era posible que tuviera un chelo de primera y no lo supiera usar…

Por eso fue inevitable que Sofía volviera a tocar, con la ayuda de Ludwig que siempre estaba cerca y le ayudaba con algunas notas estando cerca de ella, poco a poco ella se pulió un poco más cada vez que se juntaba con Ludwig que luego de darle unas lecciones pedía quedarse con el chelo unos minutos y siempre hacía la misma rutina. Respiraba profundo, levantaba la cara al cielo, como buscando la inspiración y luego dejaba que las manos se fueran solas con el arco y los acordes que hacía en el chelo, podía pasar horas tocando sin parar desarrollando largas introducciones y piezas que se desarrollaban en su mente de forma continua y sin ningún tipo de predecibilidad, tanto Sofía como sus padres que lo veían tocar, quedaban impresionados, sin habla pues.

También tuvieron tiempo de hablar mucho, él se entero de la prueba de Sofía y le formó ese peo, que por qué no se lanzaba a probar e intentar aplicar para el puesto, él moriría por una oportunidad así, y bueno que él muchacho por una enfermedad que lo hacía estar peor de lo que se veía, pues quedó ciego y esperolado, la música fue el único amigo que no lo abandonó cuando todas las luces se le fueron, tuvo muchos amigos y acompañantes cuando el talento y el éxito estaban de su lado, no quedó ninguno cuando más lo necesitó, pero como que al final no estuvo tan mal, supo lo del maestro José Rafael y no supo si condolerse o no pararle bolas, porque el muchacho siempre estuvo muy mal aconsejado de esa gente que en menos de lo que canta un violín lo mandó al olvido. Así que al final quedó solo pero feliz con su música y su inspiración, no necesitaba más nada por el momento.

 19 21 22

Luego empezaron a tocar juntos, en el mismo chelo, para que ella empezara a desarrollar notas, cosa que le costó tanto por la falta de iniciativa como por el tiempo sin practicar, pero el talento que ella tenía inherente poco a poco salió sin esfuerzo, lo cual sorprendió gratamente a Ludwig que se lanzó a enseñarle todo lo que sabe y si podía un poco más, encontrando que las manos de Sofía también tenían el toque, por eso se fajaba a tocar mucho con ella y le pasaba los conocimientos y las formas de tocar para que ella las aplicara, con eso la muchacha también recuperó el interés en el chelo, cuando aprendió que no tenía que tocar para nadie sino para si misma, se quedaba unos cuantos ratos luego que Ludwig se iba practicando cosas sencillas para mantener las manos afinaditas.

Cuando estaban cerca de la prueba con el teatro, el chico Ludwig había preparado una presentación basada en un concierto que él había realizado hace ya unos años y que nadie habái retomado, se la presentó a Sofía y ella flipó era una rolo de pieza, bien pelúa, pero decidió aceptar el reto, practicando con Ludwig detrás de ella para ayudarle con los detalles, mientras ella seguía trabajando, pero había una especie de pared invisible que no le permitía soltarse, Ludwig decidió usar una estrategia diferente, decidió que la muchacha, luego de aprenderse la vaina, le echara pierna… con los ojos vendados, solo tenía que concentrarse, respirar, dejar que su alrededor se volviera uno con ella y luego el resto vendría solo, ella lo pensó un poco, pero al final le echó pierna, la primera vez fue bien complicada, el resto de las que siguieron fueron mejorando exponencialmente.

Así llegamos a una de las últimas practicas donde estaba Ludwig detrás de ella con el chelo, él empezó las notas con ella, pero al ratico la dejó hacer sola y él disfrutar de la ejecución de la chica que salió con una vaina demasiado hermosa, que lo estremeció una y otra vez con cada nota, casi sacándole las lágrimas, cuando ella terminó sintió el corazón de Ludwig latir fuertemente por la emoción, por eso ella se volteó y lo vio, se acercó lentamente a la boca de Ludwig y lo besó, poco a poco con más pasión cada segundo, el muchacho estaba paralizado y le costaba responderle los besos a la chica, pero la muchacha no se amilanó, le preguntó si estaría más cómodo si estuvieran en igualdad de condiciones, y él respondió que a lo mejor, pero cómo. Le dijo que no se preocupara, que ella se encargaría, por eso se lo llevó a la cama, le dijo que estuviera tranquilo, lo desnudó con calma con algunos besos y luego lo sentó en ella, se acercó a él y luego de ponerse las manos de él en su cintura se colocó la venda que usaba para los ejercicios de chelo, le dijo que tuviera cuidado, porque no ve un coño y en esas cosas del sexo no es que fuera muy ducha, él se rió, y le dijo que no se preocupara, que él haría lo posible, lo que vino fue mucho recorrido, muchas sensaciones, besos y todo lo demás, quedando dormidos rodeados de notas y papeles con notas escritas en tintas.

 26 27 32

Llegó la prueba por fin a la cual llegó Sofía puntual como lo dicta las reglas, vio que habían unas cuantas personas que también estaba invitadas para las pruebas, reconociendo algunos ex compañeros de orquesta y academia a los cuales saludó, hablaron un rato y se pusieron al día, mientras tanto se oían las pruebas y las ejecuciones, mucho alto nivel y mucha dificultad, cosa que a ella le medio dio algo de nervio, los cuales la traicionaron cuando le tocó el turno, tuvo un par de arrancadas en falso, las cuales les cayó un poco mal, pero se calmó y pidió comenzar de nuevo, con un aditivo, decidió usar la venda que usaba para los ejercicios, ante la mirada asombrada de los presentes, se soltó las sandalias para quedar descalza y tener el contacto de los pies con la alfombra, respiró profundamente dejó que el ambiente que la rodeaba entrara en su mente y luego se hiciera el silencio, a tocar… en algunos pasajes se sintió como que si estuviera acompañada de Ludwig y este le estuviera guiando las manos con el arco y los acordes en las partes más intensas, en una ejecución que arrancó de a poco y terminó con una fuerza de la naturaleza imparable e imponente, cuando terminó Sofía de tocar, no se quitó la venda de inmediato, escuchó unos segundos eternos de silencio y luego el aplauso de los jueces y hasta de las personas que habían cerca y se acercaron a oír a esa chica bien curiosa.

Cuando la chica se fue corriendo y feliz al hospital donde estaba Ludwig para comentarle lo bien que le fue, no lo vio por ningún lado, la enfermera la vio y la saludó, le dijo que ya Ludwig no vendría más para acá, según el dijo, ya no era necesario, ya había hecho su tarea y lo más probable es que ya consiguió un reemplazo, pero que no se equivoque, que la estará siguiendo, porque su camino, con todo y el retraso, había hecho solo el comienzo, de ella depende si es un camino largo y placentero o todo lo contrario, y que algún día tal vez, regresaría.

Por eso, con lágrimas de felicidad, ella rió, la enfermera le dijo que todavía estaba el viejo chelo que Ludwig usaba en sus conciertos improvisados, que se lo dejaba a ella y que viera que hiciera con él, ella lo pidió y se lo llevó a la sala donde estaban los niños y ancianos, los saludó y luego de taparse los ojos con una venda improvisada, les empezó a tocar… nunca lo dejó de hacer.

 34 35 40

Le Bonus: la muchacha estaba en una gira, por el quinto coño de la madre, había conseguido ser Sofía una de las chelistas más prestigiosas a nivel internacional y con eso seguía siendo una chica humilde y un poco espalomada que siempre tenía tiempo para los chicos y la gente en los hospitales, en la cercanía de una de las plazas estaba revisando unas notas, cuando escuchó unas notas muy familiares, que le movieron el piso, no lo podía creer, así que se fue caminando lentamente pero con paso firme.

Lo vio por unos segundos, tocando otro chelo, tan destartalado como el anterior, pidió permiso entre las personas que lo estaban viendo tocar y se acercó a él, el muchacho a pesar de que no dejó de tocar sintió la presencia familiar, la chica llevó una de las manos a una de la clavijas para afinar y le dio un pequeño toque, lo suficiente para cambiar un sonido que estaba como opaco a uno mucho mejor que se notó a legua, se le colocó detrás y empezó a tocar con él, unas partes él y otras ella, una vaina bien de pinga que sorprendió y arrancó unos cuantos aplausos al finalizar la canción… él la vio y le dijo, sigues usando esa colonia de chica bonita y ella le dijo y tu sigues usando chelos vueltos verga que ni siquiera te dignas a afinar, eres todo un caso Ludwig, mientras este sonrió…

 41 42 43

Alternative Bonus: Ludwig estaba en la prueba que estaba haciendo Sofía, se estremeció escuchando todas las notas que la chica sacó del Chelo, incluso dejaba que las manos en el aire hicieran las ejecuciones con el arco y los acordes, cuando ella terminó, el se sintió muy bien, nunca se había sentido mejor. Una persona se le acercó y le dijo… y bien??? El respondió, pues perfecto, y se quitó los lentes mostrando unos ojos que al acercarse uno muy bien, uno podía jurar que son de todo menos de un hombre ciego, el otro hombre le dijo que era muy bueno para motivar a la gente, que debería dar clases de motivación al logro, le respondieron que solo da la motivación al que la busca, el que no, pues se queda esperando, cuando le preguntaron qué va a hacer ahora respondió… coño chamo tengo unas entradas para un concierto de Apocalíptica, te vienes, el otro negó, le dijo que mejor que se llevara a Sofía, de seguro lo disfrutará, Ludwig dijo que si, lo pensará….

 45 46 48

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: