ESTE ES UN RETAZO DE POST ASI COMO MEDIO CHISMOSO EN EL MEDIO DE LA CRIPTA

 01 03 10 12

Ok, esto dice así…

Era un pueblo, casi perdido en el medio de la nada, pero por lo menos era un pueblo, porque a su alrededor lo que habían eran una parranda de asentamientos rurales, donde los carajitos de verga sabía leer y de vaina se molestaban en escribir, las niñas apenas llegaban a la edad de procrear les empezaban a montar muchachos y a encerrarlas en la casa para los oficios del hogar, por eso el pueblo del medio del estado, por lo menos tenía cine, tiendas, periódicos, chucherías, licor e Internet, pero a pesar de tener algo de civilización, igual tenía adheridas las costumbres de los pequeños pueblitos que hacían vida alrededor de él, las leyendas, los chismes y las malas habladas eran costumbres que no se habían erradicado y como era una vaina muy entretenida hablar paja del otro, así sea mentira, pues se podrían imaginar, si los asentamientos, que a veces no llegaban ni a 500 habitantes ni a tener calles de asfalto, eran chiquitos tipo infierno grande, qué podemos esperar del pueblo de la mitad del estado???? Una vaina bien.

Pero a este lugar llegó Lisandro, luego de dar unas cuantas vueltas y perderse por lo menos un par de veces, Lisandro empezó a estudiar comunicación social con el sueño de hacerse periodista y tener una firma fija en uno de los periódicos más reputados de la gran ciudad, pero se graduó, lo intentó en varios periódicos de la capital, pero su estilo no cuajó bien, para decirlo amablemente, digamos que el muchacho en los dos años que lleva ejerciendo, o un poco más, no le ha ido bien, y sus finanzas se han ido mermando que jode, por lo que cuando estaba desesperado, vio el anuncio de que buscaban un periodista para un diario medio y no lo dudó, se quedó medio frío cuando le dijeron a donde tenía que ir, pero igual ya no habían alternativas, por eso agarró, vendió todo lo que no le iba a servir en el pueblo, se despidió de los pocos amigos que le quedaban, porque el resto se había ido para el coño hace ya mucho rato con todo y advertencias que debería hacer lo mismo. Y bueno a lanzarse a un nuevo sitio, con nuevas aventuras, dudas y expectativas.

 13 18 23 26

Llegó al diario y bueno, pensó que iba a ser una especie de coordinador o algo de eso, pues no, era el encargado de cubrir todas las noticias que se dieran en el pueblo y sus alrededores, le asignaban fotógrafo y un vehículo con chofer, eso si era el solo, el entregaba las noticias y el equipo del periódico se encargaba, algo un poco desilusionante, pero eso era lo que había, igual apenas entró un accidente brutal de dos camiones y varios vehículos en uno de los pueblos vecinos no le dio tiempo ni siquiera de presentarse al equipo, agarró y se fue a cubrir, al terminar la tarde ya había llegado con material, se puso a trabajar y a las dos horas tenía la nota lista, entregó, se dio cuenta que sus maletas estaban en una oficina, se las llevó camino a su nuevo hogar.

Consiguió una especie de habitación en un complejo de apartamentos, o bueno una cabaña dividida en habitaciones, tuvo suerte, tenía dos habitaciones, algo parecido a una cocina, un cuarto chico que parecía un estudio y su baño, el complejo tenía unas 40 – 50 habitaciones en cuatro caserones enormes de dos plantas y los cuales estaban alrededor de una especie de piscina que por lo que se veía no era muy usada, los servicios funcionaban decentemente, había agua caliente, cocina a gas y televisión por cable si tenías para pagarla.

El muchacho llegó a la noche, luego de matar el hambre en el único negocio de comida rápida que había en el pueblo, que por cierto no servía casi para nada porque era pura grasa y el sabor brillaba por su ausencia, pasó por el cuidador, que yas abía que venía, le dio la bienvenida, le dio las llaves y le cerró la puerta de la oficina, que era su casa también, para ver el sorteo de la lotería, había ese coñazo de real esperando por él, y bueno, por lo que escuchó todavía no había llegado ni llegara…

Con el pasar de los días, mientras compaginaba el trabajo que se daba en el periódico, algunos días sin muchas novedades, los cuales Lisandro utilizaba para bajar noticias de Internet, cuando se podía al ser la velocidad de conexión casi inexistente, con otros medio jodedores en los pueblos, huelgas de productores, crímenes pasionales, accidentes de tránsito en las peligrosas carreteras que comunicaban a los pueblos llenos de camiones con cargas bien pesadas a gran velocidad; con las interacciones de la gente, porque no se crean con esos vecinos chismosos, que vieron a un extraño llegar en la noche lleno de maletas a la habitación 16, era un evento en la aburrida interacción de vecinos unos con otros.

Por eso poco a poco empezaron a llegar a buscar conocerlo, la doña chismosa y malhablada del cuarto 9, que le dio casi toda la información relacionada a todos los vecinos, la chica linda del cuarto 24 que veía a ese citadino como con muy buenos ojos además de tener el sueño de conocer la capital y triunfar… en algo que no sabemos, las familias que vivía en la casa del frente que hacían parrillas todos los domingos para ver los juegos del domingo en la tarde y en generar mucha gente que vivía de lunes a viernes de 7 a 5 y los fines de semana se la pasaban tratando de divertirse y descansar, algunos trabajaban en la ciudad, pero la mayoría se iba a los pueblos a buscar el sustento para las familias, con todos habló, conversó y se empapó de las vidas de todos, era muy divertido cotejar las distintas historias que le daban los vecinos, por lo menos el matrimonio del cuarto 32, que si se habían separado, que si él la dejó a ella, pero ella fue la que lo dejó, pero como no había para donde irse, terminaron viviendo juntos de nuevo, peleando y tirando como media reconciliación, mientras los hermanos del cuarto 26, no sabían si eran hermano o marido con mujer, una vaina loca ahí pues. A veces cuando el día en la redacción del diario estaba lento y ladilla, y además le daba como ladilla interactuar con le gente del periódico porque solo le preguntaban cosas de la gran capital como si eso fuera otro planeta inalcanzable, se ponía a investigar y hacer conexiones entre los vecinos usando las informaciones que le daba cada uno, sacando algunas teorías bastante jaladas por los pelos, pero con evidencia circunstancial que las sustentaba muy bien. Una ves tuvo una visita, de un amigo que pasaba por allí y se quedó un par de días para joder con Lisandro, unas cervezas y una parrilla, cuando le mostró  lo que había hecho, le dijo que esa vaina era bien loca, que debería intentar hacer un libro con ese material, de seguro alguna editorial lo vende y se hace las lucas bien hechas, Lisandro lo vio incrédulo y se rió con él, pero cuando vio al chamo irse camino a su destino, la idea del libro no se veía tan mal a final de cuentas, ya cuando tenga un poco de tiempo a lo mejor se pone a hacer un borrador, necesita tiempo para escribir, bueno para escribir para él.

 33 36 42

Supo de Ramona a la semana, la chica que vivía sola en el cuarto 13, de la cual todo el mundo le contaba leyendas locas, que si era satánica, que si era una bruja, que si era una pérdida, que se la pasaba metiendo hombres a su cuarto, para mamarlos y cogerlos y una vez que estaban bien ordeñados del semen que tenían en las bolas los mataba y se los comía hasta los huesos, el caso es que fue una de las pocas personas que no fue a presentarse bajo la premisa que era un citadino y daba curiosidad saber de él, y Lisandro la vio por primera vez un domingo en la noche, que había tenido trabajo extra y decidió salir un rato a una de las áreas comunes a ver la noche y descansar con clima fresco.

La vio salir del apartamento 13, una chica flaca, menudita con el cabello morado, pero morado intenso, salió del sitio, cerró y bajo a donde estaba la piscina, que por lo menos estaba bastante limpia, vio a los lados y extrañamente no vio a Lisandro que estaba del otro lado y fuera del campo de visión de Ramona, cuando él se acercó más que todo por curiosidad, se encontró que Ramona estaba de espaldas a él, quitándose los shores de jean y la camisa que llevaba encima, al quedar totalmente desnuda se lanzó a la piscina a nadar, mientras el chico, algo asombrado y un poco lujurioso se quedó detrás de unos árboles y una reja para poder ver con propiedad a Ramona, que estuvo nadando un rato de un lado para otro, luego salió toda mojada de la piscina y sin secarse se acostó en la poltrona que había cerca de la piscina para que la luz de la luna llena le llegara a todos los poros del cuerpo y la iluminara, no pudo evitar incluso hasta lanzar unos aullidos, como de lobo… o de loba, que le hicieron reír, eso lo turbó un poco y al final no se sentía muy bien estando escondido viendo a esa chica desnuda, por eso con mucha cautela y prudencia se salió de allí y se fue camino a su apartamento, o lo que era eso donde vivía, cuando se fue a acostar, luego de darle zapping al cable y comprobar que todo lo que había allí era repetido y desde hace ya unos años caduco, tocó la puerta una persona y se extrañó, cuando abrió la puerta, Ramona se le fue para encima se le recostó completica y lo besó en la boca metiéndole la lengua lo más profundo posible, mientras las manos del muchacho primero agarraron la cintura y se iban bajando a las nalgas, cuando estuvieron a punto de agarrar, la chica se soltó de él así de pronto y le dijo que él era arrecho, solo por se un citadino y verla desnuda en la piscina, ya con esa la iba a coger así tan fácil, eso si que no… primero le preguntó si tenía café latte, que tenia años que no tomaba de eso lo cual es una ladilla porque es adicta a esa mierda y no sabe porqué, y lo extraña burda porque cada vez que ella toma café latte, se le alborota el papo y al afortunado que le dio el café, se lo coge bien sabroso, apenas sacó el pote guardado de una de las alacenas ella se lo arrancó de las manos, se fue a la cocina él se quedó asombrado, pero cuando empezó a oler el aroma del café que estaba invadiendo el apartamento y se acercó se dio cuenta que la muchacha se estaba sirviendo y ya estaba desnuda de nuevo, él abrió los ojos, ella se tomó una taza y le dijo, que estaba en problemas porque no lo iba a salvar ni barbarito… un par de horas después llenas de gemidos y penetraciones ella dormida plácidamente estaba ya abrazada a él, mientras Lisandro le agradeció mentalmente al pana que lo fue a visitar que le haya dejado ese pote que a primera tentativa rechazó porque no le gustaba mucho ese tipo de café…

 43 44 46 47

Por supuesto este par de dos tortolitos, Ramona y Lisandro, se vieron más seguido, lo que lo dejó el trabajo de periodista de Lisandro, que se hacía bien pesado porque un coñazo de sucesos bien graves en los pueblos vecinos lo hacía ir y venir casi todos los días a trabajar, mientras Ramona trabajaba en una tienda como vendedora, pero tenía una especie de negocio turbio con ventas por la Internet, cosa bien loca porque el Internet en ese sitio seguía siendo un desastre, unas veces en la casa de él, y otras en la casa de ella, llegaban, cenaban, veían una película, se tomaban unas copas de vino barato y luego a la cama, donde se devoraban, mamaban, cogían, acababan, gemían y volvían a coger por lo menos un par de veces más, tanto fue así que Lisandro a las semanas, luego de estar aguantando esa pela, le pidió a Ramona que bajara la intensidad de las cogidas, porque ya le estaba empezando a pegar la pela y necesitaba aunque sea un poco de energía de reserva para poder trabajar, Ramona lo vio y le dijo que estaba bien, pero que lo hacía a partir de mañana, porque esta noche lo que quería era su buen ración de pipe bien metido, el muchacho suspiró, ah bueno.

Obvio que era cuestión de horas antes que los vecinos se enteraran de este par de dos haciendo cositas malas pero muy ricas, algunos intentaron hacerlo desistir de esa relación, que eso no tenía futuro, que ella lo estaba embrujando para que se quedara a su lado, que eso no iba a terminar muy bien, incluso una de las vecinas hizo una vaina bien loca, le ofreció a su hija, para que se quedara con él, no importaba si luego la botaba, o la preñaba y no quería hacerse responsable, solo querían que ellos dos se separaran.

Luego a sus oídos llegó unas historias todas turbias, de dos ex novios que habían compartido como mucho lecho con Ramona, pero luego le fueron como infieles o terminaron haciendo cosas que no debían, ambos desaparecieron y no se tiene nada de información de ellos, dicen que se fueron a la ciudad a probar suerte, pero otros dicen que nunca salieron de la ciudad, que están bajo tierra, también que a pesar de que tenía los nombres y las identidades de la chica, cuando se puso a investigar sobre ella no consiguió nada en algún registro del país, lo que daba a entender que Ramona no era su verdadero nombre, intentó hablar con ella, pero como andaba un poco arrecha por algunos negocios que salieron mal, pues era mejor esperar a que estuviera de buen humor, por ahora.

 50 52

Así que un día, que Ramona le dijo al muchacho que no podían verse porque estaba ocupada en un asunto personal, Lisandro decidió seguirla hacia donde ella iba a una distancia prudencial, cuando vieron a Lisandro salir, salió una chismosa, que le dijo a otra y a otra.

Terminó llegando al viejo cementerio del pueblo, que estaba hecho un desastre, las tumbas estaban vueltas verga, al igual que los muros y las áreas de acceso, por eso fue que a pesar que era de noche ella podía entrar y salir por uno de los lados sin que nadie la viera, la chica caminó por entre las tumbas como si ya conociera el camino desde hace unos cuantos años, hasta que se paró enfrente de un mausoleo, que estaba cerrado con candado, solo levantando la mano esta puerta se abrió como por arte de magia y ella entró, unos minutos después y con mucho cuidado, pasó Lisandro.

Cuando Lisandro terminó de bajar las escaleras que daban al mausoleo, vio a Ramona que se había parado al centro del mausoleo justo equidistante a las pilas de tumbas que estaban a su alrededor, empezó a hablar en un idioma ininteligible mientras se quitaba todas las ropas que llevaba encima, luego de eso, sacó un cuchillo que tenía guardado y empezó a hacerse varios cortes en el cuerpo, la sangre cayó al suelo luego de bajar por la piel y parecía ser chupada por la tierra, porque a los segundos las tumbas empezaron a temblar y abrirse, poco a poco fueron saliendo, sin vísceras, sin carne, a veces con los huesos incompletos, se abrían paso entre la tierra y otras osamentas y se le colocaron alrededor, mientras ella se ponía de rodillas, uno de ellos, el que hablaría por todos, tomó la tierra y empezó a embadurnarla completamente, mientras le hablaba en el mismo idioma, ella hizo algunas preguntas y recibió unas respuestas, no daba crédito a lo que veía, pero decidió irse cuando escuchó unas palabras y escuchó su nombre, el muerto se rió y le dijo algo, y justo en ese momento cuando se iba a ir, se encontró de frente a los vecinos que iban caminando como atropellados, se lo llevaron por el medio y cayó para el piso quedando inconsciente. Cuando se medio incorporó había una gran discusión, que le estaban acusando a Ramona de brujería, que la iban a llevar a la justicia y que iban a hacer gestiones para que la ejecuten y dar el ejemplo, ella intentó mediar, Lisandro puede dar fe de ello, pero con la gente bruta e intransigente no se puede, así que cuando los vecinos salieron del mausoleo para ir a la comisaría, la puerta se les cerró en las narices, al voltearse los vieron, los mismos no muertos que los agarraron y se los llevaron, para hacerles muchas cosas bien feas, como así lo daban a entender los gritos de horror, Lisandro estaba paralizado ante la escena de la matanza y desmembramiento masivo de los pobre vecinos, cuando oyó un grito y vio como unas manos huesudas se extendían hacia él agarrándolo para empezar a rasgarlo sin piedad, pero luego lo soltaron extráñamente, apareció Ramona de no se sabe donde todavía cubierta de tierra y con un cadáver desmembrado montado en su espalda y le preguntó, tu que no querías conocer a mi padre??? Bueno te presento a Ramsés, que murió en la guerra prisionero y torturado por los enemigos de la tierra, el muerto extendió la mano toda carcomida y con unos dedos menos, y él la estrechó con cuidado, como le sonó tipo huesos rotos soltó rápidamente y asustado pidió disculpas porque no era su intención, el cadáver medio sonrió porque le faltaba la quijada y varios dientes, mientras Ramona lo vio se preguntó… oh chamo y ahora qué carajo hago contigo????? Eso necesitará una taza de café.

 54 55

Ya unos meses después, Lisandro volvió a la gran ciudad, contratado para un diario de gran circulación con el cual publica noticias y a veces notas de opinión con gran éxito, maneja un blog personal que tiene bastante tráfico, donde habla de todo un poco, e incluso ha escrito el borrador del fulano libro de los vecinos porque la idea es muy buena, aunque no les convence nada eso de los muertos que masacraron a los mismos en un mausoleo de un cementerio abandonado en un pueblo, que veían influenciado por el descubrimiento de una parranda de cadáveres en las áreas de un cementerio que habían sido masacrados y desmembrados por personas desconocidas de las cuales no se tuvieron pistas, esa cobertura fue el inicio de su regreso a las grandes ligas del periodismo, igual cada mes, tiene que volver al pueblo, donde siempre lleva unos potes de café latte y ya le dijeron que pa la próxima que vaya al mausoleo, que será cuando terminen la investigación y los policías se larguen para que la paz vuelva, su madre quiere conocerlo personalmente para hablar seriamente con él… ay chamo!

56

57

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: