ESTE ES UN RETAZO DE POST SANGUINARIAMENTE CONSERVADOR Y CRIPTICO ALTERNATIVE 2

Bueno este es la continuación del Alternative 1… dónde fue que nos quedamos???… ah ya!

 Phecda - Poison Ivy (1) Phecda - Poison Ivy (2) Phecda - Poison Ivy (5) Phecda - Poison Ivy (7) Phecda - Poison Ivy (9)

Por fin habían llegado al corazón de la selva, es que desde el inicio de las deforestaciones para el plan de producción las cosas se habían puesto difíciles, la selva se había puesto bastante densa y como más luego de que las máquinas entraron a la selva cortando sin piedad todo lo verde que se les encontraba en el medio, pero la selva luego de recibir el ataque despiadado del humano como que poco a poco fue contraatacando, varios árboles que eran cortados caían camino a las máquinas cuando no les caían encima, dañándolas de formas diversas, plagas de insectos que les caían a los trabajadores con las enfermedades correspondientes, que hacían que unos cayeran gravemente enfermos y se les hiciera muy complicado evacuarlos a sitio seguro, las lluvias torrenciales que caían en las noches que les dificultaban el dormir, sobretodo cuando caían los truenos y estos pegaban en las ramas que luego caían en los campamentos armando el pánico, pero con todo y eso las máquina iban indeteniblemente hacia el centro del bosque, donde se encontraban todas las claves y especimenes que estaban buscando para su explotación, incluso de especies que estaban protegidas internacionalmente, pero como el país encargado se hizo el loco, pues había que aprovechar antes que les echaran paja y se tuvieran que ir.

Es por eso que llegaron al claro que estaba antes del sitio donde se encontraba el corazón de la selva y todos sus recursos más valiosos, los encargados del proyecto estaban más que contentos, porque a pesar de las dificultades, no tenían tanto retraso como pensaban que podían agarrar por la gran cantidad de dificultades que se les habían presentado, cuando estaban descansando por el almuerzo vieron que unos arbustos se movían y fueron a averiguar que era, por si acaso llevaban armas porque las bestias estaban a la orden del día, se encontraron a una chica que estaba perdida y tenía síntomas de haber estado sin comer un par de días por lo menos, la rescataron y la atendieron, no sin recelo, porque qué demonios hacía una chica por esos lares tan inhóspitos, ella les explicó que estaba en una expedición para recolectar información de la flora y la fauna que existía en la selva, cosas de la universidad, pero sus compañeros y ella se separaron y tienen días que no los ve, por eso se perdió que menos mal que los encontró, porque sino moriría en cuestión de días, al final le dijeron que andan en una expedición y que les faltaban unos puntos por terminar, que si quiere se puede venir con ellos, y luego de que la saquen de allí, pues se irá por su camino, eso le pareció muy a la muchacha, que solo se quedó como una espectadora, vio al vegetación se destruida, arrancada de la tierra y procesada en materiales para transportar pero no dijo nada, eso les extrañó mucho, pero era mejor no decir nada.

 Phecda - Poison Ivy (10) Phecda - Poison Ivy (15) Phecda - Poison Ivy (18) Phecda - Poison Ivy (22) Phecda - Poison Ivy (25)

Todavía faltaba un día para llegar al punto establecido, por eso decidieron descansar, establecerse en el sitio y continuar mañana, aprovecharon y el dueño de la vaina convido a la muchacha encontrada a una cena, para charlar y pasarla bien, con comida fina, hablaron, bueno habló más que todo él, de los planes de explotación, que habían muchos recursos que esperaban por ser  extraídos y transportados para su uso en la industria, que todo ese monopolio lo logró él tocando las teclas correctas y mojando las manos indicadas con los billetes indicados, y que nada, eso es un esfuerzo que pronto se le será recompensado, por las tremendas ganancias que le piensa sacar por este proyecto, la muchacha lo vio bastante impresionada. Y esa impresión la empezó a utilizar para buscar seducirla, porque tanto trabajo lo había hecho un hombre bastante solitario, por eso vino un poco más de vino, un brindis, algunas conversaciones más cercanas y luego el beso, los abrazos, las caricias y el momento cuando la llevó a la cama para despojarla de las ropas y poseerla como tenía rato que no poseía una mujer carnalmente hasta llegar al climáx, hubo cabalgatas, gemidos, caricias, besos, lamidas, penetraciones, hasta que el silencio y la calma con el sueño se apoderó de los dos.

Mientras el chico estaba dormido, vio en el sueño, como su amada chica se levantaba del lecho donde él dormía y lo miraba fijamente, mientras su piel se hacía color verdosa y su cabello rubio se volvía rojo, pero de un rojo tan intenso que hasta parecía sangre, la piel verdosa se hacía vegetación, como ramas y lianas que se iban hacia él y lo atrapaban, lo invadían, los atravesaban y lo desgarraban sin piedad, cuando el dolor se le hizo insostenible y se estaba ahogando porque se le habían metido las lianas por todos lados, se despertó envuelto en sudor frió vio a la chica a su lado que se puso de espaldas, por si acaso le tocó el cabello, era rubio todavía, pero le asustó la marca que tenía detrás del cuello, parecida a la que vio en el sueño. Mejor era dormir y esperar al día de mañana.

 Phecda - Poison Ivy (26) Phecda - Poison Ivy (30) Phecda - Poison Ivy (34) Phecda - Poison Ivy (36) Phecda - Poison Ivy (38)

Luego de despertarse y salir en camino al punto ya establecido, pero había un gran problema, el terreno que había que cruzar estaba muy tupido de vegetación  y era muy inestable, por lo que había que hacer una ruta nueva para llegar al centro de la selva, eso significaba que había que regresar por un lado y se perdería mucho tiempo, el hombre estaba bien contrariado, pero salió la chica y dijo que al caminar vio un sendero que estaba bastante libre y se podía intentar ir por allá, le pidieron por dónde y ella señalo, por si acaso mandaron unos exploradores a verificar y sorprendentemente era cierto, muchos se alegraron, pero el hombre que estaba al mando se quedó pensativo, por qué esa ruta anteriormente no se había tomado en cuenta, era bien extraño, y por qué ahora aparece de una esa ruta que antes no aparecía… no importa, había que seguir en el trabajo. Por eso las máquinas cambiaron el rumbo y empezaron a hacer el camino quitando todo lo que había en el medio.

Y así fue como llegaron al punto, una especie de claro donde había una cascada, muchos árboles y muchas cuevas, un sitio bellísimo, y ahí también era donde estaban los recursos que le mandaron a extraer, por eso el hombre les dijo que no perdieran tiempo que era momento de empezar a sacar y procesar, los hombres lo vieron algo contrariados, era una pena que se destruyera una belleza como esa, el hombre dijo que eso no era de ellos, así que no lo iban a disfrutar, que no valía la pena pensar en eso, en eso se escuchó, si es una lástima que esto tan bello se tenga que destruir para saciar la ambición de unos pocos verdad.

Era la muchacha que estaba sentada en una de las rocas que rodeaba el valle, cómo había llegado allí nadie sabe, le dijeron que no se metiera en eso, que eso no era su peo, y ella dijo… de pana es un desperdicio que un sitio tan bello y tan naturalmente virgen tenga que ser usado como sus tumbas, pero bueno esas cosas pasan cuando no hacen caso. El hombre preguntó qué quería decir con eso.

La muchacha se levantó y al ponerse de pie su cabello se puso de rubio a rojo, pero rojo sangre, empezó a mover sus brazos al aire y a decir palabras ininteligibles, solo que cuando hizo un giro de los brazos, las rocas que eran parte de la geografía del sitio empezaron a moverse como en un temblor, pero de forma sincronizada, trancando toda forma de salida del sitio, las máquinas se empezaron a atascar y por eso los hombres se empezaron a bajar de las máquinas para huir, porque la tierra empezó a tragárselas, pero cuando empezaron a huir, se encontraron la vegetación que había cobrado vida y empezó a atraparlos, a lanzarlos al vacíos, a triturarlos con los amarres de varias lianas y a atravesarlos con las espinas, matándolos lentamente.

Y justo en uno de esos momentos estaba el dueño de la vaina que estaba intentando ser protegido de los ataques de las plantas y con sus guardaespaldas terminó cercado en una esquina, donde con las armas apuntaba a las plantas que intentaron acercarse, pero la muchacha les hizo seña para que se apartaran, les dijo que estaban justo donde ella necesitaba, movió las manos hacia arriba y empezó a llover polen, mucho polen que les olía bien a flores y muy dulce, pronto empezaron a dejarse invadir por los olores y las sensaciones que pronto los hicieron perder el sentido y el conocimiento, cayendo al suelo húmedo que pronto se abrió y los recibió como una cama muy cómoda donde todos cayeron bien profundo, antes de ser cubiertos por muchos metros cúbicos de tierra que pesaban que joden y más cuando la vegetación se les montó encima, obvio que nunca despertaron, mientras la chica ya con el cabello catire, se bajó de la roca y camino por encima de donde estaba la gente, sonrió y caminó hacia donde estaba la vegetación, miró al cielo y lanzó un beso, antes de entrar a la vegetación y esta se cerraba detrás de ella, por lo que no se le vio en un rato. O unos cuantos años…

 Phecda - Poison Ivy (39) Phecda - Poison Ivy (41) Phecda - Poison Ivy (43) Phecda - Poison Ivy (45)

Luego de eso, fue que Victoria le dijo que se fue para allá una comisión y no encontraron nada, ni los asentamientos ni las máquinas ni los materiales, todo desapareció sin rastro, cosa muy extraña, los gobiernos que hicieron el acuerdo en secreto se hicieron los locos, pero igual se busca conseguir la verdad, porque hay cabos sueltos que atar, y que investigar.

Y en eso Esmeralda le pregunta, y en qué te puedo ayudar yo… ya sabes lo que pasó, tu sabes más que yo, no te puedo dar más datos…

En ese momento se escuchó una voz, pero yo si…

Hey te conozco, dijo Esmeralda tu estabas en la selva, tu fuiste la que me salvaste, ya va y que haces tu con ese traje de policía???

Bueno dijo la muchacha, es que he tenido algo de trabajo, pero me imagino que tu Victoria estabas buscando esto, señala el amuleto que lleva en los dedos, el mismo que tienen las otras dos y en ese momento llega la activista, sabrá Dios cómo…

La jeva las mira a los tres, les dice que si la siguen y le invitan una taza de te verde, que de pana le hace como falta, les puede explicar todo, ah y que necesita un baño urgentemente, porque necesita refrescarse como las plantas a las cuales le debe su vida. Por ellos unos minutos después, la muchacha sale luego de bañarse y con el paño puesto, mientras se lo quita, agarró y empezó a hablar, a contar una historia que vino desde mucho antes de que estas líneas empezaran a pensarse…

 Phecda - Poison Ivy (46) Phecda - Poison Ivy (48) Phecda - Poison Ivy (49) Phecda - Poison Ivy (50) Phecda - Poison Ivy (51)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: