ESTE ES UN RETAZO DE POST EN ARCADE CRIPTICO… ALTERNATIVE 1

Esta vaina te la tenemos así… ready… set…. fight!

 01 03 04

En la industria de los videojuegos hubo un antes y después de la irrupción del juego The Tournament of Fighters, un clásico de los videojuegos basado en el clásico pelea de uno contra uno, pero su gran variedad de personajes, la gran cantidad de golpes que contaba cada uno, que se podían combinar casi todos, personajes secretos y sobretodo los últimos peleadores, lo hacían adictivo a más no poder, tuvo varias versiones en varias consolas y todas se vendieron bien, el paso a los arcades, esas viejas salas de maquinitas muy de moda hace mucho, se hizo automático, donde muchos carajitos se reunían, hacían colas y se caían a coñazos en los personajes del juego y si había uno que otro mal perdedor, pues la coñaza se hacía a carne real, ambas se hacían bastante entretenidas, aunque la segunda un poco más engorrosa de terminar.

 05 10

Y en eso tenemos a Pedrito un niño medio de su mamá y medio consentido, como era hijo único pues tuvo que tener una consola para mantenerlo entretenido y evitar que se quisiera ir a la calle a buscar lo que no se le ha perdido, por eso el muchacho estuvo un buen rato jugando por horas y horas pegado a la consola, tuvo juegos de acción y de deporte, pero cuando vino The Tournament el muchacho se quedó pegado, pero como sus compañeritos no estaban tanto en la nota de jugar, pues se la tuvo que apañar solo, por un buen rato, le costó que jode agarrarle el gusto al juego, pero poco a poco tuvo su personaje favorito, empezó a ganar peleas contra el cpu de la consola, y poco a poco agarró el gusto, llegando a los peleadores finales y por fin habiendo terminado el juego, se sintió muy bien cuando pudo agarrar al último peleador y justo cuando pensaba que lo iba a joder, el muchacho esquivó el golpe final y le dio una combinación, suficiente para derrotarlo y ver las letras “you win” salir en la pantalla, eso le cayó muy bien.

Luego por accidente se encontró con las maquinitas de The Tournament y vio a muchos chicos jugando, más que todo unos contra otros, el muchacho pensó que no sería una mala idea intentarlo, se llegó a una de las maquinitas y la llevó, los demás lo vieron extrañados, pero bola no le pararon, solo le preguntaron si sabía las reglas de la máquina, que la cosa era apostando, una ficha para jugar y otra ficha para la apuesta, el que ganaba seguía jugando y se quedaba con dos fichas, el perdedor pues se tenía que ir a esperar a menos que quisiera la revancha doblando la apuesta, de dos, pasaba a cuatro y así, el chico vino y dijo que no había problema, vio a los demás jugando y esperó su turno, metió la ficha, escogió su personaje y vio que su oponente tomaba al ruso lento, pensó que era fácil, porque con la computadora le había ganado por perfect. Se vio el conteo, 3, 2, 1… pelea!

 13 14 17

Ya unos minutos después, el muchacho Pedrito tuvo que dejar la máquina con la gran diferencia de que no tenía fichas para jugar, se puso a apostar y perdió la pelea, pero de forma fea, decidió redoblar algo herido en su orgullo y perdió las fichas, ya debía cuatro y le quedaban 6, se las jugó en esa pelea, y el muchacho cambiando al militar supersónico, que era el mismo personaje que él manejaba, le dio una pela brutal, no le dio ni un solo golpe y perdió por perfect, los demás se burlaron de él, mientras el chico se iba muy maltratado en su orgullo, esto no se iba a quedar así.

Volvió a la semana siguiente, porque se había quedado sin mesada para comprar las fichas, había practicado burda con su consola y había casi terminado el juego en perfect, los muchachos que estaban allí peleando unos contra otros, lo vieron y no le pararon bola, pidió turno y los muchachos no tuvieron problema, llegó su momento de jugar y escogió su personaje, se vio un poco mejor, en la primera pelea, pero igual perdió, decidió no buscar revancha y esperó su turno de nuevo, le tocó contra otro jugador y este también le dio una pela, el que siguió también le ganó, el muchacho se frustraba mientras veía su personaje ver bloqueado sus golpes y recibir combos uno tras otro, le quedaban un par de ficha para jugar y decidió no hacerlo más, porque los muchachos le tenían la medida agarrada y sabía que no iba a ganar, algunos se burlaban de él, por lo mal que le iba, pero los demás los mandaban a callar, pero igual le dijeron que ese juego de pelea no era lo suyo, que mejor jugara una vaina de muñequitos que a lo mejor le iba mucho mejor.

Estaba a punto de irse de allí cuando vio a esa muchacha que sabía que había visto en otra parte, pero a simple vista no la reconoció, saludó a los demás y ellos la vieron con algo de desdén, les dijo que a poco no pueden aceptar que una chica les gane en el torneo, por eso cuando pidió turno se lo dieron y empezó a jugar, y a ganar uno a uno a todos los contendientes, algunos con más facilidad que a otros, pero al finalizar, les había ganado a todos, 13 partidas seguidas, al final decidió no jugar más porque tenía deberes y no le estaba iendo tan bien, pero en unos días, vendrá de nuevo a ver qué tal le va, la vio irse de allí y en ese momento se dio cuenta que ya era tarde y Pedrito tenía que irse a casa, a recibir un reclamo de su madrecita querida.

 18 21 26

La vio en el recreo, estaba en la sección que va al lado de la de él, por eso la reconoció, no tiene muchas amigas y se la pasa sola para allá y para acá, le costó un poco acercarse a ella, porque el muchacho todavía le costaba un poco espalomarse con las muchachitas, pero al final se envalentonó, pero no le dio tiempo de decir ni pio, cuando la muchacha lo vio y le dijo qué quieres???? Ella lo vio con desconfianza, le dijo que lo había visto en algún lado y lo reconoció, que era el muchacho burda de malo en el torneo que llevaba más palo que una piñata, el chico se apenó y estaba a punto de irse, cuando la chica le dijo, o mejor dicho le preguntó, qué? quieres que te enseñe unos trucos? Me imagino que es eso, el muchacho medio asintió por la pena, la muchacha le preguntó algo tipo, enseñarte a cambio de qué??? Y le dijo que no quería fichas, que eso no le sirve, lo pensó un poco y ella le preguntó si era bueno en las tres marías, él dijo que si, y ella le dijo que está bien, juego por clase, hecho????? Al final se estrecharon las manos para darle sello al acuerdo y de resto, se verían después de clase.

El detalle fue que el acuerdo luego fue un poco cambiado, la muchacha, que llamaremos Cristina, necesitaba pasar unas notas y estaba muy enfocada en eso, por eso primero fue que ella pasara las materias para nivelar y luego vendrían los juegos, y eso lo logró con muy buena nota, pero Pedrito se sintió que luego de la muchacha haber obtenido su parte del trato se haría la loca, igual ese día en vez de esperarla se fue a jugar un rato y llevar más palo que piñata otra vez, con burlas y todo, ya estaba que se rendía y dejaba esa vaina así, cuando le gritaron su nombre, era Cristina que lo estaba buscando, que se le había perdido, bueno que ya era tarde, pero ya mañana temprano no tiene nada que hacer, que si le va a dar a aprender si o no??? El muchacho luego de dudarlo, al final aceptó.

Ya al día siguiente estaba Cristina jugando con el muchacho, y este no llevaba vida, tres peleas y tres pelas, el muchacho todavía no entendía lo que pasaba, ella le dijo que lo intentara con la computadora, y empezó a jugar, obvio que ganó, pero en ese momento Cristina le quitó el control de las manos, y le dio pausa, se fue a los settings y revisó, allí estaba el detalle, el juego tenía niveles de dificultad de 0 a 5 y Pedrito se había quedado en 0 desde hace rato y ni cuenta se dio, la muchacha le puso el nivel en 3 y se lo pichó, que lo intentara, no llevó vida, pero por lo menos se medio defendió, eso lo terminó de joder, había jugado fácil todo ese tiempo y por eso era tan malo, la muchacha le dijo que le tocara el curso por el camino más jodido, le dio a los settings y lo puso en el 5, agarró el control y empezó a jugar con él, a darle consejos y a enseñarlo, aunque que el muchacho tomara los consejos y lo llevara a la práctica era otra cuestión.

Se había hecho casi de noche, y Cristina todavía era menor de edad, por lo que tuvo que irse a su casa, le agradeció la velada, jugando y comiendo y jodiendo, y nada que le toca práctica y mucha paciencia, pero poco a poco iba bien, el muchacho le agradeció y la despidió, pasaron unos cuantos minutos luego de que ella se fue y no lo pudo aguantar, prendió la consola y puso el setting en 5, era hora de pelear…

 28 29

Luego de una semana, el muchacho sigue practicando, le sigue dando clases a Cristina, que decidió que el muchacho le sería útil para elevar su promedio de notas, en caso de que quisiera ir a la universidad, mientras ella le sigue dando unas buenas pelas en la jugada, pero el muchacho no suele darse por vencido, mientras poco a poco en los distintos niveles de dificultad le iba iendo un poco mejor cada día.

Luego volvió a la sala de arcade, tenía un rato sin ir, estaban los mismos muchachos de siempre jugando y peleando entre ellos, como cosa rara, vieron a Pedrito acercarse y algunos se burlaron, uno de ellos, generalmente uno de los mayores, lo mandó a callar, dijo que tenía que respetar, le preguntó que si quería jugar, como dijo que si, bueno que la lleve, que tiene tres personas adelante, fue, compró fichas y esperó su turno, le tocó jugar y metió ficha,  escogió su carácter y luego vino la pelea, el primer round lo perdió, pero el segundo se soltó y lo ganó por poco, vino el desempate donde iba perdiendo, pero logró esquivar unos golpes y mandó un combo, y uno bueno, ganando en la rayita, muchos se sorprendieron y Pedrito se alegró, vino otro muchacho a jugar y a este le ganó un poco más fácil, vinieron dos más y les ganó, el último un poco más holgado, hasta que apareció Cristina que también tenía rato que no aparecía, le preguntaron que estaba haciendo allí??? Y ella dijo que quería probar a la nueva sensación del bloque, metió la ficha y esperó el conteó… ready, set, fight… no sin antes decirle… estás listo para enfrentar a tu maestro?????

Y mientras este par de dos se enfrentaba usando los cuerpos de dos peleadores diseñados por computador en unas máquinas adelante, estaba el juego Speed Highster, que estaba haciendo ruido, tanto como las demás maquinitas en una sinfonía un poco incomprensible de muchas lucecitas y ruiditos unos por encima de otros…

Esto continúa en un Alternative 2, pero antes hay un bonus scene.

 30 32 33

Luego de la primera pelea entre Cristina y Pedrito, que la primera ganó por paliza casi perfect, hubo revancha entre ambos pedida por ella misma diciéndole que cómo se iba a rendir, vino entonces la pelea con cambio de caracteres la cual también ganó Cristina pero no tan pela, le quedaban dos fichas y Cristina le dijo que le iba a dar un último chance, y ella le dijo que si le ganaba, le iba a dar un regalito especial, sino le daba su almuerzo del colegio y otro poco de vergas y le bajaba dos, él aceptó no sin dudarlo un poco.

Vino el primer round donde el muchacho no llevó vida, solo metió dos golpes y de vaina, en el segundo round iba llevando coñazo hasta perder más de 3/4 partes d su energìa vital, pero logró recuperarse con un combo brutal que le quitó más de la mitad de la vida al personaje de Cristina, de allí fue defenderse con uñas y dientes hasta que se acabó el tiempo y le dieron el round a Pedrito por muy poco, ante el asombro de todos, vino un tercer round, donde el muchacho decidió atacar, atacar y atacar, muchos ataques eran repelidos por Cristina, y otros no era parados por ella, por eso la vida de ambos personajes se iba acabando rápidamente, por eso cuando a pesar de todo y de que su personaje iba perdiendo tomó el ataque, intentó lanzar un poder, pero vio que el personaje de Cristina saltó, por eso cambió la seña y lo recibió, un combo y fue suficiente, había ganado, muy bien muchacho, muy bien… no hubo tiempo de celebrar porque ya era tarde, había que irse a la casa, él se ofreció a acompañarla a su casa, en ese momento supo que ella había brincado a propósito para que él le ganara, para qué??? Para que ella pudiera premiarlo, con su primer beso, un piquito, lejos del ruido de las maquinitas que todo el día se han pasado sonando… porque de pana ya estaba ladilla de ese verguero de maquinitas y sobretodo de los jugadores de maquinitas que suelen ser bien ladillas, sobretodo la de los carritos, de la cual hablaremos en la continuación, porque esta verga tiene continuación… oh yeah, porque Cristina jugando maquinitas se consiguió un buen premio…

 36 37 40

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: