ESTE ES UN PSEUDO RETACITO DE POST HECHO CHOLA

Esta vaina viene así…

Mi personaje iba caminando por la calle, pensando en un poco de cosas, pero más que todo en ella, a la que ella ama, pero ella no lo ama a él, más bien ama a otro, cosa que le duele, pero no puede hacer nada, tiene un tiempo que no la ve, sus compromisos de la vida y de trabajo le han quitado tiempo y le han sacado un buen rato de sus pensamientos, cosa que medio le ha ayudado, pero igual la extraña, siempre ha sido su mejor amigo, con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva, pero luego de que vino ese último novio, del cual ella se enamoró perdidamente, supo que ya todo entre ella y él estaba lleno de vacío. Y que si la vuelve a ver la cosa no terminaría bien.

Por eso cuando una amiga en común lo llamó y le dijo que su adorada lo quería ver, y de forma urgente, sintió un frío recorrerle la espalda, pero casi de forma automática se fue al sitio donde ella lo estaba esperando, una plaza cerca de un reconocido centro comercial, se empezó a sentir un poco mejor, tal vez recuperar su amistad con ella le ayude a ser un poco menos oscuro, porque han sido tiempos bien opacos, a lo mejor puedan salir, compartir, charlar y tener tiempo de calidad juntos… como amigos, no había de otra.

La vio a lo lejos, ella se volteó y saludó emocionada con la mano y al ponerse de pie la sonrisa que él medio mostró se volvió una mueca como intentando regresarse, le vio la barriga de cuatro meses de embarazo, ahí supo que la vaina era verdad, el tipo la preñó e intentó hacerse cargo, pero no duró ni tres meses amarrado a la responsabilidad y sencillamente se perdió, recordaba lo que le dijo la chica esa loca que se cogía de cuando en cuando, tu sabes en esos momentos que había que descargar el queso.

Siguió paralizado, intentó caminar hacia delante mientras ella lo veía a los lejos como esperando que él se acercara, mientras él se acordaba de las palabras que le dijo la fulana aquella vez que lo pescó deprimido, y que ella se encargó jalándolo a la cama, quitándole las ropas, mamándole el guevo como una posesa y cabalgándolo de forma endemoniada como una posesa jinetera pecaminosa del infierno, lo vio a los ojos, y le dijo que cuando la volviera a ver recordara las palabras que le dijo hace unos minutos cuando intentó decirle lo mucho que la quería….

Si ese momento cuando el novio le había dicho que no le cuadraba ese chamo medio mariquito, que se lo quitara del medio, y ella vino toda apendejeada por el amor y lo mandó par coño, pero con palabras hirientes, con lo que le dio a entender que ya no lo necesitaba que ella era demasiado para siquiera ser su amigo y que saliera para allá, que no la extrañe, que no le hable ni la contacte porque ella estará bien ocupada siendo feliz con su macho, volvió a sentir ese vacío en la boca del estómago y pasar al pecho, la cara se le puso más seria que de costumbre, ella con la barriga cuando dio el primer paso para ir con él, quería decirle muchas cosas y buscar consuelo, se encontró que mi personaje se dio la vuelta y le dio la espalda, la amiga en común se lo encontró de frente y lo vio negar con la cabeza, quedándose lela, mientras la barrigona vio la vaina desde lejos y dejó caer la cartera con sus cosas y el bolso al suelo quedando petrificada. Mientras mi personaje se iba caminando un poco más rápido y marcaba un número de teléfono, necesitaba sexo y rápido antes que se arrepienta de huir por la derecha y haga una estupidez en el nombre del amor imposible, ese que todo lo puede y en el camino todo lo jode.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: