ESTE ES UN RETAZO DE POST SALVAJE CON LOS COLMILLOS BIEN AFILADOS TANTO COMO SU SUCIA PERVERSIÓN

Ok, este bicho lo que te viene es dementemente así…

 41758745_01 41758751_02 41758754_03

Ella y él, tenían un rato ya juntos, habían pasado los altibajos correspondientes a cualquier pareja que pasara por eso de tener una relación de pareja, en estos momentos habían algunos nubarrones bien chéveres que se posaban en el horizonte de la relación, más que todo el muchacho que se las quiere tirar de perverso y quiere experimentar cosas nuevas en el ámbito sexual, ella que es medio conservadora pero se las quiere tirar de open mind, lo sigue, aunque muchas veces duda de que de verdad está haciendo lo correcto, más que todo porque quiere conservar a su macho al lado de ella, porque entre ese poco de tipos que les gusta que los penetren analmente y los que se están pasando al otro lado, como dice una amiga el mercado está bien complicado para andar dejando a su pareja agente libre, sabiendo que iba a ser complicado obtener un ejemplar más o menos decente.

Pero el detalle es que el muchacho se ha puesto medio locote, deben ser esos libros locos y bohemios que lee, y que a ella le parecen una basura, pero el niño aparte que se quiere poner medio sadomaso, con amarres y dominación, ahora quiere hacer un trío, obvio un trío de dos mujeres y él, porque el muchacho obvio que no quiere que otro falo erecto entre en el papo que el se coge deliciosamente y a veces muy precozmente dejándola algo calenturienta y teniendo que depender de sus dedos para medio satisfacerse luego de que el muchacho luego de escupir el lechero por la paloma directo al interior del condón, se haga el loco y se ponga a ver la televisión o peor, irse a dormir porque tiene ique trabajar, cosa que a ella le descoloca burda e incluso hasta le hace arrechar cuando el muchacho la excita burda, pero bueno, ese es su hombre pues… con virtudes y sobretodo defectos incluidos.

 41758756_04 41758759_05 41758760_06

Y nada, ahora andan metidos los dos juntos en ese local de swingers, ubicado en un sitio escondido de un centro comercial para gente tipo adulto contemporáneo, la decoración exterior bien austera, que casi ni tiene el nombre, contrasta con el interior, lleno de luces y colores, con música muy sensual, algunas tarimas y batitubos donde chicas lindas casi sin ropa totalmente bailan y se contonean hacia las personas que están allí, para calentarlas y ponerlas bien hornys, también hay cuarticos privados, por si acaso te da ladilla ir a un hotel a descargar los fluidos sexuales y lo quieres hacer allí bien privadito sin que te estén jodiendo mucho, discreción ante todo, nada de andar diciendo del sitio ni andar publicándolo en redes sociales ni con amigos, tiene que ser privado para que el círculo tenga gente de confianza, por eso el ser admitidos en ese local, les costó algo a este par de tortolitos, pero al final de cuentas se encuentran allí, a ver si logran encontrar lo que ellos, o mejor dicho él, está buscando.

Caminando entre los pasillos y las mesas, ve mucha gente, algunos con menos ropa que otros, algunas chicas desnudas, otras juntas que se están cayendo a latas y acariciándose lascivamente los pechos las nalgas y las vaginas con dedos y lenguas, mientras en otros se ven parejas copulando mientras otros ven, un espectáculo bien pornográfico y del hardcore, y como a la chica no le gusta mucho el porno, no logra evitar algo de incomodidad, pero ni modo, le toca aguantar ver, mientras ve como dos chicas totalmente desnudas están fundidas en un 69 una mamándose viciosamente el papo húmedo y aguado de la otra, ve a su muchacho, se le nota la líbido en los ojos y la erección que casi le rompe los pantalones, la muchacha estaba como incómoda y pensaba irse a otro lado a buscar un trago, cuando escuchó la voz… de pana por qué coño será que los hombres les encanta ver a dos mujeres besarse y meterse mano lascivamente?, cualquiera cae que a nosotros nos gusta ver a dos hombres desnudos hacerse la paja mutuamente, la chica no pudo evitar la risa con el comentario, hizo que su novio se medio sorprendiera y luego ella se volteó, y allí la vio.

 41758771_09 41758775_11 41758792_16

Cabello largo, alta, vestida de negro y ojos color marrón oscuro, de mirada dominante y gestos de bastante control, destilaba sexo y perversión por todos los poros, pero se le veía tranquila, ella se le quedó viendo, no sabemos si con celos, o con temor o con atracción o una combinación de esas cosas, y como ella no pudo evitar quedársele viendo, ella extendió su mano Liliana, mucho gusto, ella se quedó un poco lela y luego le respondió Renata un placer, ella le dijo que necesitaba un trago, que si quiere beber una con ella se puede venir, total su novio está embelesado mientas ve a las dos chicas explorándose bien profundamente con los dedos en el interior de sus feminidades, Renata le dijo a John que ya venía y él medio asintió como concentrado pues.

Se llegaron a la barra y unas chicas en hilo muy chico, la saludaron y le preguntaron por su compañera, le dijo que era una reciente amiga, pidieron unos tragos y charlaron, Renata se interesó en saber más de ella y Liliana no tuvo problema en comentarle, que es asidua cliente de allí, porque en esa clase de sitios, las mujeres pueden entrar solas, más los hombres no, que se tripea los espectáculos que se arman allí, que de cuando en cuando logra pescar un amante para una noche de placer, a veces es hombre, a veces es mujer, pueden ser parejas también, depende de su estado de humor, en general suele ser mente abierta, que tuvo un novio hace mucho tiempo que le enseñó un poco de cosas que a la vista de gente muy moralista pueden se aberrantes, pero con consentimiento y reglas claras de parte y parte y parte, pues puede ser normal pues, tu sabes llegar hasta donde se le permita y no pasar más de allí, esa es la clave de que las fulanas relaciones un poco open minds no se vayan al garete que si uno de los dos no quiere dar el paso, es mejor que se deje hasta allí, porque si se pasa esa línea no habrà retorno y el camino a la destrucción de la relación es inminente y acelerado, lo sabe porque ella lo ha visto muchas veces.

 41758802_19 41758807_20 41758813_22

Y bueno llegó John a la barra y empezó a charlar con la muchacha, porque estaba ya un poco aburrido, las muchachas luego de hacerse acabar una a la otra se fueron con unos encorbatados a un sitio mucho más privado, donde ojos extraños no estorben y en general ya las parejas que querían un poco más estaban ya cuadrando, él por ser nuevo no logró nada, ella le dijo que eso de ser parejas swinger no se empieza sencillo, eso de intercambiar parejas no es así como así de fácil, que al ir viniendo más seguido a lo mejor le agarran confianza y se hacen las relaciones, pero eso no es llegando, hablando, saludando, cambiando y cogiendo que no se vaya a creer. Pero nada, eso ya les quedará a ellos, el muchacho se le quedó viendo a la chica, la novia pensaba en que ojalá no la vaya a cagar, pero le dijo ya que ella sabe tanto de esas cosas, porque no se viene con ellos y hace un trío???? La muchacha cerró los ojos y pensó que su novio es un soberano idiota, pero se sorprendió cuando Liliana le dijo que bueno, ok, que acepta, cuando iban saliendo a su casa Renata le preguntó por qué aceptó la proposición de su novio???? Ella le respondió, bueno más que todo la acepté por ti….

Iban caminando por la calle hacia su vehículo cuando la chica vio hacia arriba y dijo, que bella la luna, está llena y rojiza, el hombre no le paró bolas, porque él estaba pendiente de más que todo llegar a la casa y ponerse en acción carnal, pero Liliana vio a la luna y sintió el rojo de ella entrar en su cuerpo y ponerla eléctrica, caminó mientras se sentía mucho más salvaje y bien libertina, cuando llegó a donde estaban ellos, los vio a los ojos con las pupilas rojo sangre mostrando unos colmillos bien afilados en su boca, ambos quedaron atrapados bajo su control, les dijo que iban a un lugar más privado, su casa está muy bien, pero que iban a llegar calladitos, discreción muchachos acuérdense.

 41758817_23 41758819_24 41758826_26

Ya unos minutos después estaban llegando a la casa que compartían ambos, ellos se bajaron primero como automáticos y luego se bajó Liliana que los acompañó a la sala , hizo que John se sentara en una silla y luego de bajarle los pantalones y los interiores lo amarró y lo amordazó a ella, luego lo tocó y lo hizo como volver en si, le dijo que estaba atrapado y que sería bueno que se quedara quieto y disfrutara del espectáculo… a menos claro que quiera probar de buenas a primeras el filo de sus colmillos…

Agarró a Renata y la amarro a una mesa con las piernas separadas, le vendó los ojos y la acarició por encima de la ropa, luego se acercó a su cuello y con un mordisco suave le hizo dos agujeros en el cuello, pero que no sangraban todavía, luego le arrancó todas las ropas que tenía encima, para luego empezar a besarla en la boca, se llegó al cuello y lo mordió, para esta vez si sangrar un poco, saboreó un poco de su sangre mientras con los dedos ágiles en su vagina hacía que Renata se excitara más y más para que la sangre saliera más abundante, luego de saborear el manjar rojizo, se acercó a los labios de Renata y los empezó a besar y mordisquear, la sangre de su cuelo seguía saliendo y ella la tomaba para untar el cuerpo de su amante sometida y luego lamerla con la lengua saboreando los poros de su piel, acariciando los picos de los pezones con su lengua sexy y perversa, disfrutando como ambos se erectaban mientras los dedos un poco más abajo entraban por sus labios vaginales, luego decidió bajar con su boca a su fruta del deseó y la devoró con hambre haciendo que la chica gimiera y berreara como loca hasta sentirse acabar intensamente y tiritar de la potencia que sintió al llegar al climax, el chico como espectador estaba aterrado y excitado a la vez, ella lo vio y la dejó unos minutos en stand by, que ya venía, se le acercó a él y tomó su falo erecto, bien tieso pues se lo metió a la boca para mamarlo lentamente sin dejarlo de ver a los ojos con una mirada mitad inocente y mitad puta y mitad bien perversa para que el morbó lo enervara más de lo que estaba, rozaba la cabecita del guevo con los colmillos afilados con ganas de morderlos, hasta que decidió incorporarse encima de él, le dijo que le iba a quitar la venda de la boca, para que pudiera mamarle las tetas que las siente bien duritas y paraditas, pero que ni se le ocurriera pedir ayuda, porque no le iba a dejar tiempo de arrepentirse, le quitó la venda y le acercó las tetas a la boca para que se las chupara mientras sentía el falo erecto ser arropado por el calor interno de la vagina excitada de Liliana que empezó a meterse y a sacarse el miembro viril de forma rítmica por medio del movimiento de las caderas, haciendo que el muchacho gimiera más y más mientras ella se aferraba a él y con la lengua acariciaba la vena que le bajaba por el cuello que la tenía bien marcada, hasta que sintió que el muchacho le iba a acabar adentro, ella no se preocupó, sabía que era imposible que la pudiera embarazar, y justo en ese momento cuando el muchacho sintió venirse en semen ella le clavó los dientes suavemente para saborear su sangre mientras él la llenaba, cuando terminó de sentir la salida de semen caliente en su interior, soltó la mordida, le había sacado sangre, pero no la suficiente para matarlo, porque ella no estaba pendiente de eso, recogió unas gotas de sangre de él en su dedo y se acercó a Renata que estaba expectante, le acercó los dedos ensangrentados a la boca y la mandó a que se los lamiera, metiéndolos y sacándolos de forma bien fálica, luego de besarla con la boca todavía ensangrentada, le dijo que como le gustaba mamar guevo, por la forma en que le chupó los dedos, pues la soltó y la tomó por el cuello, hizo que se pusiera a gatas y caminara hacia su novio, le llevó el falo de él a su boca y la mandó a mamarlo, le dijo que sabía a semen recién salido y a ella en pleno climax, Renata obedeció lo mamó intensamente, mientras el chico seguía excitado y Liliana saboreaba la sangre de ambos mientras se masturbaba y acababa unas cuantas veces… ya al amanecer, mientras los veía a ambos dormidos y desnudos plácidamente, se relamía los colmillos y se acercó a Renata la volteó y acercó sus comillos para vaciarla, nunca supo por qué no se los clavó y la drenó tanto a ella como al chico, pensó que mejor no… no todavía, esa sangre estaba muy sabrosa y no era bueno matar a la gallina de los huevos de oro…

 41758830_29 41758839_32 41758842_34

Obvio que como la cosa fue bien chévere Liliana se quedó a vivir en la casa un tiempo, los dos no pudieron evitarlo porque a ambos los tenía dominados, en general, Liliana salía a trabajar bien temprano, porque tenìa un trabajo que le daba burda de plata, luego salía John y se quedaba Renata en la casa en oficios del hogar mientras conseguía trabajo, cuando Liliana llegaba sorprendía a Renata y la sometía, se la llevaba a la habitación donde luego de seducirla e hipnotizarla la tomaba y luego de arrancarle las ropas se la llevaba a la cama o a la mesa o en donde sea, y allì la poseía una y varias veces llevándola hasta el climax de donde aprovechaba que luego de tanto placer quedaba indefensa, le clavaba los colmillos en el cuello y bebía un poco de su sangre, porque su sangre cuando la muchacha estaba bien excitada era una delicia, como hacía rato y décadas que no degustaba, era más que todo por eso que no la mataba ni la terminaba de consumir, había aprendido el arte de saber explotar a sus víctimas y hacerlas rendir para su gusto y placer, y era más fácil eso que andar escondiendo cuerpos luego de drenarlos hasta la última gota de sangre y dejando el pelero a cada rato para que no la agarraran, no eran dos días en ese peo. Había aprendido unas cuantas lecciones en unos cuantos años o décadas o siglos dando coñazo por allí.

En un día, salió bien tarde y llegó de noche, iba caminando lentamente cuando se detuvo en seco, vio a lo lejos la casa a oscuras, se sintió como en una especie de deja vu bien mardito, y sintió el deseo familiar de quererse ir de allí bien lejos, pero antes de darse la vuelta, respiró bien hondo y se sonó unos cuantos huesos del cuerpo.

Pero 5 minutos después entró a la casa, vio todos los bombillos volados y los espejos rotos tirados en el suelo, camino con lentitud hacia la sala y a los cuartos y los vio a los dos John y Renata, que estaba tirados en el piso, los vio y luego se sentó en el sofá, sacó un cigarro, cosa extraña porque ella no acostumbra fumar y lo dijo en voz alta y en idioma antigua… van a salir de una vez o tengo que irlos a buscar… una voz de lo lejos le dijo, pensé que ibas a huir como la otra vez, fue muy doloroso para ellos el haber sabido que los abandonaste a nuestra suerte, fueron unos buenos elementos, les sacamos buen provecho… si, lo se, dijo ella, yo misma tuve que volver a arreglar el desastre que hiciste, como me imagino que es momento de terminar este pequeño entuerto, todo mientras de su chaqueta sacaba un par de estacas de madera y un par de bolsitas con agua bendita en su interior, vio a los elementos acercarse, o bueno, mejor dicho los sintió… cuando se acabaron las estacas y el agua bendita no fue mala idea sacar la espada que había escondido encima de la chimenea, esa que parecía una reliquia que tenía ese filo mamarrúo que cortaba todo lo que se le atravesaba de un solo coñazo, a esa ni siquiera le vieron el brillo… y mucho menos a ella que pareció desaparecer en la oscuridad

 41758847_35 41758849_37 41758860_43

Cuando Renata volvió en si, vio a Liliana sentada en una de las sillas fumándose un cigarro, había un pequeño gran  desastre en la casa y algunas quemadas en su alrededor, se excusó que ellos la viniera a incomodar, pero es que ellos no entienden esa cosa de tener que tomar sangre sin matar y sin tener que convertir, el caso es que ella se tiene que ir un tiempo y seguir vagando por ahí como suelen hacer los de su clase a lo nómda pues, para evitar que ellos vuelvan a venir a buscarla por las malas y lo más probable es que le hagan daño a ambos, cosa que no aceptaría porque les agarró cariño, cuando se haga de día que revisen sus cuentas de banco porque les puso algo de real para que compren algunas cosas y remodelen la casa, que quedó coñaceadita luego de la pelea, les desea suerte y les dijo que un día de esto vendrá de visita y con ganas de saborearlos a ambos, tanto sangrienta como sexualmente…

Y así se desapareció, ella se acercó a John que todavía estaba inconsciente, lo despertó y le dijo que todo bien, pero Liliana se fue, que tuvo que irse, cosas de clanes, el muchacho se quedó sorprendido, y le preguntó y ahora qué. Ella respondió, que no sabía pero por el momento nada de andar buscando un tercero, no es cosa que esta vez si nos salga un psicópata y torturador sexual de esos que leyó en la Internet hace unos años… ay fue demasiada perversión sexual por un buen rato, era momento de empezar a tirar como la gente decente y normal, John no es que estaba muy de acuerdo con eso, pero unas vacaciones a punta de misionero no caían mal…

 41758861_44 41758863_45 41758869_47

The Bonus (w): era un burdel que se encontraba en una carretera fronteriza olvidada por Dios y los demás, pero que estaba full por la cantidad de vehículos que estaban estacionados en frente del mismo, dentro de él había una cosa parecida a un aquelarre, tu sabes, mucha música, mucho alcohol, jevas desnudas bailando en las mesas y en los batitubos, mientras otras estaban copulando de forma salvaje y bien sexual, mientras estaba ese cogeculo, un carro viejo de color negro se estacionó en frente de él, se bajó una persona cubierta con un sobretodo negro con capucha, que caminó hacia el interior del local, desde que entró por donde pasaba todos se le quedaron viendo, dejando de hacer lo que hacían, se dejó de tirar, de tomar y tocar música, hasta que la persona se puso en toda la tarima donde las chicas bailaban y se quitó el sobretodo cayendo a sus pies, era Liliana vestida de top y shores pequeños de latex negro, lentes oscuros, guantes de latex rojo hasta los codos y tacones puntiagudos con puyas, salió el encargado, ella le sonrió y le preguntó… me estabas buscando, él pegó un grito y todos los presentes convertidos en bestias se fueron hacia ella… y ella los atrajo hacia el filo de su espada que estaba acompañándole y muy bien afliada, antes de irse dejó a uno vivo, claro sin las extremidades y gritando como loco, le dijo que si su creador se ponía estúpido, lo iba a buscar, no lo iba a matar, pero como iba a disfrutar desmembrándolo lentamente, así como hizo con él, porque ese manejo de espada filosa con los gritos, fue bastante orgásmico…

Ya al amanecer la puerta del local se abrió, salió Liliana cubierta de sangre???? Visceras???? O algo de eso, salió con unas llaves de un carro, le dio a la alarma varias veces para conseguirlo, era un Lamborghini rojo, un countach bien conservado, ella sonrió, al fin un carro decente se pensó para si misma, se subió le encendió, lo puso a rugir con sus 500 hps de potencia y salió a toda velocidad de allí, porque unos segundos después el local estalló y ardió hasta que solo quedaron las cenizas. Nunca se investigó que pasó, quedando como una leyenda urbana…

41758870_48 41758871_49 41758877_50

Otro bonus: Renata había llegado tarde porque se tuvo que ir tarde del trabajo, horas extras le decían y andaba bien arrecha, además había peleado con John por un peo todo estúpido ahí, ya se estaba poniendo como ladilla y como el sexo normalito estaba como aburrido, pensaba más o menos en dejarlo, por alquien que por lo menos no acabara tan rápido y pasara a algo más del misionero y cogerla en cuatro patas…

Cuando abrió la puerta y encendió, la luz no se encendió, ya estaba más arrecha todavía porque el fulano no había pagado la luz, y era su turno, ya le iba a pegar unos cuantos gritos y mandarlo a mamarse una panela, cuando lo encontró en el medio de la sala, estaba desnudo, amarrado a una silla y erecto, pero qué co…

Y en ese momento sintió sus manos en el cuello, ese tacto familiar, esa sensación de perder el control del propio cuerpo, se puso facilita, así la voltearon y vio los, ojos rojo sangre de Liliana que estaban casi brillando, la vio fíjamente y le dijo… te dije que iba a volver, justo después le arrancó la ropa poco a poco y la tiró al suelo para encaramarse encima de ella… luego de besarla en la boca, bajó por su cuerpo desnudo y erizado y la puso a gemir como posesa toda la noche con caricias de lengua y de dedos por sus labios, sus pechos y su clítoris dejando a John como espectador de lujo de tan hereje y sexy espectáculo que fue el entrelazado de ambas en forma de tijereta y la movida de pelvis de Liliana para poner a acabar a Renata, mientras del otro lado de la pared en la cocina estaba la espada con algunos restos de sangre y las cabezas de 5 elementos como ella, que intentaron atraerla capturando a sus ex amantes y solo encontraron el filo y la furia de su espada.

41758883_52

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: