ESTE ES UN RETAZO DE POST INFECTADO SUCIAMENTE EN UN HOSPITAL EN CUARENTENA CRIPTICA

Ok muchachos esta vaina lo que te viene es así no joda…

 76163_01_123_572lo 79388_02_123_188lo 79738_04_123_562lo

Ah, como siempre estas cosas siempre empiezan en un laboratorio, tu sabes haciendo experimentos para encontrar la cura a una enfermedad incurable, hicieron unas cuantas pruebas y todas fallaron en encontrar la cura de la enfermedad, pero una de ellas, le llamó la atención a unos chivos militares, porque hacía que la persona que estuviera en contacto con este químico, se pusiera cómo fúrico, sin miedo y automático, fácil de controlar además pues.

Por eso se hicieron otras pruebas aparte, con el éxito de conseguir elementos que pudieran pelear en las guerras casi en modo total killer no mercy, solo era cuestión de inyectar el elemento en el torrente sanguíneo y el resto salía por si solo, y como una nación muy poderosa tenía unas cuantas guerras pendientes, fue solo cuestión de tiempo que usara a sus soldados, obvio sin que ellos se dieran cuenta, como sujetos de prueba y herramientas de invasión, que hicieron que las misiones en los países extranjeros fueran un éxito rotundo, no importaba para nada la excesiva temeridad de muchos elementos, de otros que casi se lanzaron a un suicidio frontal, con varios que quedaron chuleta por plomo enemigo y a veces amigo también, pero eso no importaba, porque a una parranda de gente se le estaban llenando los bolsillos con un coñazo de plata y en banda, el resto que se joda.

 74501_05_123_392lo 74502_06_123_553lo 79398_08_123_157lo 78072_10_123_566lo

Y bueno, luego de las guerras y las reconstrucciones y todo lo demás, hubo que regresar a los soldados que estuvieron interviniendo en todas esas actividades bélicas, y sobretodo que tenían el  agente todavía rondando en la sangre, porque había un pequeño detalle, el agente era muy efectivo para modificar, tanto así que pronto se hizo resistente al antídoto que se había hecho para luego de hacer la diligencia, pues intentar volver al sujeto a lo que era antes pues, y eso empezó a ser un gran problema.

Muchos casos de violencia doméstica, peleas en los bares, choques vehiculares, en general mucha agresividad en los casos atendidos, todos eran ex peleadores de batallas afueras y la gran mayoría eran gente que se les había inoculado el químico sin su conocimiento, disfrazado de vacunas y a veces de comida, además de control por medio de las raciones que les habían dado, pero era cuestión de tiempo que no se hiciera efectivo los antídotos, como también empezaron a perder mucho peso, a ponerse pálidos y con los ojos vacíos, como casi muertos, se les empezó a llamar los zombies de la guerra, porque en las webs de organizaciones marginales, se echaba el cuento de la plaga química, cómo la hicieron y los efectos empezaron a ser más profundos y dramáticos, lo peor es que la producción de los antídotos empezó a mermar, porque en el país había una deuda arrecha con la industria farmacéutica que se encargaba de la producción de los remedios y la niña echó la milla, también presintiendo el desastre que se avecinaba a corto futuro, y dejó al país con un rolitranco de peo entre manos.

Los hospitales llenos de zombies de guerra, no daban a su capacidad, los enfermos cada vez eran más agresivos y se lanzaban contra todo aquel que no tuviera la enfermedad, logrando heridos y hasta muertos también por las agresiones tanto como contra doctores, como gente de seguridad e incluso familiares que no eran reconocidos por los afectados o infectados por la rabia zombie, como se le llamó en los medios de comunicación, lo peor es que esta enfermedad mutó de nuevo y se hizo altamente contagiosa, tanto como a los vivos como a los moribundos, eso si era un problema bien complicado, los casos empezaron a multiplicarse por cientos en los hospitales, por eso fueron encerrados en ellos a lo cuarentena, con todo y doctores y familiares y cuanta persona estuviera dentro de las instalaciones. Todo lo que estuviera a su alrededor y muy cerca era evacuado inmediatamente a un lugar muy seguro y sobretodo bien distante, cosa que se hacía cada vez más complicada.

 79753_12_123_560lo 74518_15_123_1013lo 76187_16_123_100lo 78087_19_123_590lo

En uno de los hospitales que estaba más atestado, estaban las personas haciendo esfuerzos para mantener a los infectados en control y trataban de mantener a los sanos tranquilos y en calma durante el encierro obligado al cual fueron enviados, lo intentaron con todas sus fuerzas, pero poco a poco los infectados fueron haciéndose más y más numerosos, por eso ya estaban los pocos sanos montados en el techo del hospital y con la puerta trancada con todo lo que tuvieran a la mano, llamado por ayuda, cuando a lo lejos vieron un helicóptero que se acercaba, mientras a su espalda se escuchaba que la puerta empezaba a ceder, el helicóptero pasó por encima del techo y vio a los que todavía estaban sanos y les hicieron la señas de pulgares arriba mientras dejaban caer una caja cerrada y se fueron alejando rápidamente, la que estaba en el medio solo vio la caja caer y ponerse de rodillas, sus lágrimas empezaron a rodar por su mejillas, mientras la puerta cedió y empezaron a salir por decenas que se llevaron por el medio a cuanto chico sano había por el medio y justo cuando le llegaron a la muchacha la caja hizo contacto con el techo del hospital, de allí vino una explosión que redujo a cenizas y polvo todo lo que había a su alrededor, mientras a lo lejos empezaron a oírse como una especie de reacción en cadena, más explosiones, mas derrumbes y más destrucción.

 74531_22_123_576lo 79772_23_123_1105lo 74540_27_123_76lo

En unos cuarteles ocultos estaban varios generales y militares que estaban monitoreando la situación, estaban claros que esa era la última solución que se podía hacer viable, era la más costosa, pero se volvió la única, luego de que la epidemia estuviera a punto de salirse de control y empezara a afectar a toda la población posible, porque a pesar de que la pudieron cercar, hubo demasiado infectados que no estaban en el guión y hubo que tomar decisiones un poco difíciles, se acordó de aquella persona que capturaron en esa aldea lejana, que le dijo que disfrutara de su éxito, porque tarde o temprano su arma tan efectiva se les volvería en su contra y no podrían detener todo su poder, cada vez que se acordaba, sentía unos escalofríos en la espalda, pensaba que a lo mejor no era tan buena idea haber utilizado ese químico tan agresivo, es verdad que ese éxito le puso la carrera en ascenso meteórico, pero el precio como que era un poco alto y eso que no lo pagó él, lo pagaron unos cuantos a los que de seguro ya no les importa tanto.

Igual dejó de pensar mucho en un poco de cosas, y pidió un reporte de las bajas que se habían hecho durante la operación de limpieza, empezó a revisar los nombres de todos los muertos, tanto afectados como familiares y relacionados, vio que había un tópico que se decía que no había sido comprobado, vio que entre ese poco de muertos había uno que a lo mejor no había sido eliminado, sintió el sudor frío bajarle por la frente.

 79435_29_123_724lo 76214_30_123_139lo 78110_32_123_407lo 79440_33_123_1165lo

Mientras tanto en cadena nacional de radio, televisión y medio de Internet estaba el presidente de la nación que habló con la verdad, bueno, parte de la verdad, que hubo una enfermedad que se presentó en los soldados que se fueron a pelear al extranjero que se hizo muy agresiva y muy contagiosa al mutar por las condiciones que encontró en el país, se intento de todo para erradicarla, controlarla y mantenerla a raya, pero fue inútil, hubo que hacer un sacrificio muy grande para que la patria se mantuviera de pie y siguiera caminando a pesar de esa enorme herida que tenía en su costado, pero con la fe en Dios y el convencimiento de que hizo lo necesario, esperaba que todo empezara a estar mejor. Mientras el Presidente seguía hablando, por detrás de bambalinas, estaban varios militares, confirmaron hubo un elemento que no fue eliminado, porque salió unas horas antes de la limpieza, según se le dio de baja, aunque la verdadera razón es que se encontraba tan mal, que se le permitió irse para que se muriera en su casa, todos se vieron las caras, según unas muestras de su sangre que se recuperaron, bueno sus estudios, el virus se había hecho tan fácil de infectar que solo el contacto con el infectado, tanto saliva como sangre o incluso roces con él, podían ser causal de infección, había un tremendo beta bien feo y había que hacer algo, y algo bien rápido.

 76221_35_123_520lo 76226_39_123_457lo 79807_43_123_178lo

Randall se encontraba en la parte de atrás de una camioneta destartalada, tosiendo como loco y soltando algunos escupitazos con mucha sangre, en la parte delantera se encontraba Wendy, su novia de toda la vida, la que lo esperó a que regresara del frente, la que lo recibió, la que lo mandó al hospital a verse, la que vio como los demás infectados se pusieron bastante peor, la que se quedó con él, incluso cuando estuvo clínicamente muerto un minuto y luego regreso, bueno en parte y la que lo sacó del hospital cuando tuvo la oportunidad, supo de las explosiones de los hospitales por medio de redes sociales y sabía que pronto irían por ellos, por eso ahora anda en la carretera con su muchacho acostado en la parte de atrás, mientras el país anda cayéndose a pedazos y buscan de reconstruirlo con lo que le quedó de gente, estos dos siguen en su camino de amor, como una especie de luna de miel adelantada, porque se suponía que se iban a casar apenas llegaran, pero eso fue llegando y directo a la cuarentena, porque ya habían unos cuantos infectados adelante.

Terminaron llegando a un hotel, de esos de mala muerte, se establecieron y justo antes de llegar ella le dio su dosis, eran unas pastillas piratas que se las vendieron como parte de la cura, y era lo que había cuando las medicinas se acabaron, eran una especie de bichas genéricas hechas a los coñazos con las conformaciones de químicos todas cambiadas, algunas eran casi veneno, pero a estos dos les servían, porque ella se tomaba las pastillas para darle confianza a su amado Randall, aunque le sabían amarga, pues le sirvió para mantener a su muchacho con vida y estaba mejorando poco a poco, se establecieron, ella llamó a su madre, que le dijo que estuviera mosca porque los militares la estaban buscando para interrogarla sobre su esposo, ella le dijo si el estaba muerto hace rato, aunque le decía mentiras, ella le dijo que esperaba que la visitara pronto.

Luego de hablar con su madre, salió a comprar algunas cosas de comida, mientras él salió a dar una vuelta, a pesar que le dijo que se quedara dentro de la habitación él salió, pasó por un sitio allí y metió la mano desnuda en una hielera, sacó unos hielos y se los comió, luego volvió, esperó a Wendy que regresó con comida, comieron y se acostaron a dormir, juntos porque a Wendy le valía mierda la enfermedad, por eso incluso hasta tenía sexo con él en varias ocasiones a pesar que de verga podía mantener la erección, pero no importaba que Wendy se encargaba de todo.

 78132_45_123_581lo 79813_46_123_228lo 76243_47_123_159lo

Fueron despertados por unas luces, que les llegaron los militares que habían intervenido los teléfonos de la casa de su madre y luego hicieron la triangulación, llegaron rápidamente y cercaron el hotel, lo evacuaron y luego de verificar que no habían infectados, hicieron la extracción por helicópteros separados y directo a la base, donde llegaron y fueron presentados al general, que los vio y los mandó a poner en cuarentena, por separados, a la chica la interrogarían exhaustivamente y la tendrían arrestada indefinidamente, mientras que a Randall, le harían unos estudios, porque el tipo estaba como muy tranquilo para tener tanto tiempo con la enfermedad y no se haya vuelto psicópata, Wendy les intentó explicar que las pastillas que estaban en un potecito naranja, pero como tenían la descripción de uan droga ilegal, las incautaron y esas bichas se perdieron.

Pasaron 5 días, y lo que pasó pues pasó, a pesar que Randall y Wendy estaban tranquilos, aunque al primero le estaban empezando a dar los arranques, no podemos decir que los que estuvieron en contacto con ellos pasaran lisos, una de las personas que estaba encargada de Wendy tuvo contacto con uno de sus fluidos, saliva en general, la cual a pesar de estar inactivo tenía el virus a toda potencia, de ahí empezó la hecatombe.

Es por eso que en ese momento la base estaba llena de personas infectadas que iban de un lado para el otro intentando acabar con cuanto ser sano hubiera en el camino, mientras tanto Wendy logró por fin salirse de la celda donde estaba encerrada y se fue a buscar a su amado que estaba en los laboratorios, donde se le hicieron los pruebas, cuando llegó vio a todos los científicos y doctores muertos o sino infectados, o en proceso de mutar, porque el virus en el interior de ellos estaba mutando muy rápido, cuando lo encontró estaba muy mal, muy blanco, muy débil y estaba empezando a perder la memoria, por poco no la ataca, solo a último minuto fue que la reconoció.

Se fueron esquivando tanto a los soldados que estaban echando plomo a lo loco, como a los infectados que iban de aquí para allá y un poco más allá, se encontró al general, que ya estaba infectado y agonizante, le dijo que estaban atrapados, que iban a cerrar el lugar en unos minutos y lo iban a enterrar para siempre, por eso lo dejaron allí y se fueron a buscar el ascensor principal, pero estaba desactivado, pero siempre había un sistema de evacuación, y lo consiguieron, un ascensor paralelo que aún funciona.

Cuando la puerta se abrió Wendy entró a él, pero Randall se detuvo, la vio y negó con la cabeza, ella le dijo que se subiera, pero él no lo hizo, le hizo señas a su estómago, cuando ella se fue a bajar del ascensor para jalarlo, salieron un poco de militares con una parranda de infectados corriendo a donde estaban ellos, él la empujó al ascensor y la mandó para arriba, mientras ella subía hubo plomo, infecciones y Randall por encima de todo eso, terminando de perder su humanidad y volviéndose un rabioso, o era rábido..

El ascensor llegó a la salida de la instalación y Wendy salió de allí, se fue corriendo, porque a lo lejos escuchaba el sonido de motores de avión se fue de allí justo a tiempo porque vio los aviones y una lluvia de bombas que cayeron en el sitio de donde ella venía, solo vio las explosiones y oyó las bombas caer, las lágrimas quisieron caer, pero no hubo tiempo.

Cuando llegó a la casa de su madre, la recibió con alegría, ella estaba algo triste, pero unos días después se dio la sorpresa de que estaba embarazada, pasaron los 9 meses sin problemas, y cuando nació el doctor le dijo que lloraba como con rabia cuando le dieron la nalgada luego de salir del parto, ella sonrió pensando que se parecía bastante a su padre, con al diferencia que en su sangre por si acaso, estaba la verdadera cura del virus, que luego de unos años unos militares intentaron de nuevo usarlo para su beneficio, pero eso ya es otra historia

 74576_48_123_598lo 79473_50_123_16lo 74588_52_123_493lo 76256_53_123_123lo 74589_54_123_162lo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: