ESTE ES UN RETAZO DE POST BAILARIN Y MEDIO COJITO PERO IGUAL DE SUCIO

Ok, esta vaina la hacemos así pues…

 77920_Phoenix_BrokenBallet_123_17lo 77852_Phoenix_BrokenBallet3_123_341lo 77831_Phoenix_BrokenBallet2_123_51lo

Natalia tuvo la pasión por el baile desde carajita, sus padres la metieron en una escuela de ballet ya cuando tenía un poco más de 4 años y bueno, se fajó en aprender y perfeccionarse, como no tenía otras cosas en que mantenerse ocupada, quitando los estudios, pues pasó una gran cantidad de tiempo metida en las clases, en los talleres y prácticas, sus profesores estaban sorprendidos y sobretodo encantados por la dedicación, alegría y ganas de aprender de la muchacha, que incluso se la pasaba en clases avanzadas con las bailarinas mayores, con quienes compartía y la adoptaron como una especie de amuleto, iendo a más de un baile de la escuela que se presentaba en algún que otro teatro, nunca olvidaría un concurso que hicieron en la región y a la cual ella fue solo como espectadora, primero la pasaron al back stage y luego se hicieron una buena, como habían unos detalles para pulir a último minuto, pues la pusieron a bailar enfrente de ese coñazo de gente, no fue mucho, unos pasos básicos, pero el efecto fue muy positivo, y les dio tiempo de salir con todo y ganar el premio al primero lugar, todas las muchachas salieron y obvio que la cargaron en hombros, para que recibiera el premio con ellas, fue el inicio de varios concursos que ganó el instituto de baile clásico regional, en los cuales unos cuantos tuvieron la participación de Natalia.

 77913_Phoenix_BrokenBallet6_123_359lo 77901_Phoenix_BrokenBallet5_123_525lo 77920_Phoenix_BrokenBallet9_123_441lo 77800_Phoenix_BrokenBallet10_123_95lo

Una gran cantidad de premios, reconocimientos y fotos estaban en todas partes de la habitación de Natalia, incluso varias de esas fotos eran con reconocidas figuras del ballet con los cuales coincidió y se tomaron fotos para inmortalizar el momento, muchos de ellos le dijeron que tenía un gran futuro en el arte, solo tenía que dedicarle y fajarse, disciplina y sacrificio, esa es la clave de todo, pero en ese momento eso no importa, Natalia está en el cuarto tirada en la cama y llorando como una magdalena, mientras sus padres estaban afuera sin saber que hacer, y qué coño pasó. Lo de siempre todo por un chico, aunque no se crean aquí la cosa es más ladilla.

El instituto entró en un concurso de ballet, pero mixto de parejas, para Natalia no habría mucho problema porque la coreografía que le tocaba se la sabía de memoria, practicaba esa rutina hasta con los ojos cerrados, el problema era que la pareja que le asignaron, no parecía tener la misma pasión por el ballet, lo hacía bastante bien y tenía gran técnica, pero varias veces sus parejas se quejaban de que no era muy aplicado en bailar en equipo, siendo más de estarse luciendo el mismo y opacando a la pareja de rigor, eso fue un problema.

Porque los ensayos eran una vaina donde los dos no terminaban de compenetrarse y de lucir en la coreografía, cosa que era vital si el Instituto quería ganar el título, las cosas estaban siendo bastante frustrantes para Natalia, porque se le notaba que él estaba como detrás de ella y eso le ladillaba, hasta que un día arrecha la muchacha le formó rolo de peo al muchacho y él le dijo solo que, nada que el ballet no lo es todo para él, ella decidió dejar eso así y no practicar más con él, quería otra pareja y así lo dejó, por presiones de los padres del muchacho, que querían que él fuera un gran bailarín y les valía mierda que una chica malcriada lo haya mandado a volar.

Pero esas cosas que se hacen obligados siempre terminan fatal, el par de dos salió a bailar y se lanzó la coreografía, para su sorpresa estaban bien sincronizados y los pasos salieron al pelo, hasta Natalia estaba sorprendida y muy agradada de que el baile estaba saliendo como ella esperaba, por eso ella se puso como apasionada y se lanzó con todo, a lo mejor ese fue el error. Porque para el cierre era que la chica tenía que correr y brincar hacia el chico, el cual debía sostenerla en lo alto como una especie de estatua, cosa que no pasó, porque el muchacho no se cuadró bien y cuando la muchacha se le vino encima, el peso y la fuerza con que le cayó hicieron que el chico la medio levantara antes de que se le fuera de las manos, la muchacha cayó encima de un tobillo con todo el peso y se lo volvió fue verga…

Por eso Natalia estaba llorando, tenía llorando días entero, con ese tobillo reventado en varias partes, no tendría la fuerza para sostenerla a ella al hacer ballet, y eso le vedaba la práctica del mismo por un largo tiempo, algo así como una puñalada en el pecho, bastante dolorosa pues.

 77809_Phoenix_BrokenBallet13_123_591lo 77803_Phoenix_BrokenBallet11_123_219lo 77827_Phoenix_BrokenBallet17_123_36lo

De ahí vinieron unas cuantas rehabilitaciones, mucha terapia, mucha frustración y un pocotón de dolor para Natalia, que hacía los ejercicios con gran determinación, sin importar que a veces el dolor le triture los nervios, y con la ayuda y la admiración de sus compañeras del instituto, que muchas veces iban para las terapias para acompañar a Natalia, se le hacían las cosas más fáciles, pero igual las muchachas tuvieron que acostumbrarse a ver a una Natalia que se desplazaba con las muletas para allá y para acá.

Y bueno las cosas no fueron tan bien en el instituto, con Natalia K.O. fue muy complicado conseguir una chica de alto nivel como ella, lo que hizo que las competencias donde el instituto era invitado, su papel fuera de bueno a mediocre, no era culpa de las muchachas pero el nivel era demasiado pro y burda de alto pues, Natalia iba para las competencias, porque no soportaba a las chicas irse solas y ella aunque sea pudiera dar ánimos, pero no servía para mucho.

Ya en una de las fechas y luego de las clasificaciones, iba Natalia caminando con las muletas hacia un sitio así, cuando vio a esas chicas, despreciables e insufribles, se rieron en su cara y le dijeron lisiada, ella intentó acercarse a una de ellas para mentarle la madre, pero hubo mala suerte con un tropezón y cayó al suelo, las otras se rieron y le dijeron que así nunca llegará a ningún lado, se fueron caminando entre risas, mientras Natalia era ayudada a levantarse con lágrimas de arrechera en sus ojos.

 77824_Phoenix_BrokenBallet16_123_724lo 77838_Phoenix_BrokenBallet22_123_962lo 77845_Phoenix_BrokenBallet26_123_159lo

Un inciso ahí: Natalia se encontraba sola en su habitación vio todas las fotos, los títulos y los reconocimientos de los concursos de baile que había hecho desde que era chamita, ella los vio uno y se recordó de todo el esfuerzo para poder llegar allí, se sintió muy bien, sonriendo, pero la sonrisa se le borró de pronto.

Agarró unas tijeras de punta afilada y se las clavó una y otra vez en la pierna que tenía lastimada, sacando más y más sangre, mientras ella ser reía como loca clavándose las tijeras, luego no sabemos de donde la sacó, pero luego sacó una sierra eléctrica, con la cual luego de encenderla se cortó la pierna por debajo de la rodilla, mientras se reía más y más con la sangre saliendo a chorros por la cortada y la serrada, cuando el tobillo fue terminado de cercenar, lo tomó y diciendo que esa vaina no servía, lo lanzó a un pote de basura, mientras se sentía que las fuerzas le empezaban a fallar, justo en ese momento Natalia despertó con mucho sudor en su frente, y sintiendo una especie de cosquilleo en su tobillo lastimado, no dejó de sentirse mal, pero solo se acurrucó de nuevo y volvió a dormir.

 77849_Phoenix_BrokenBallet28_123_204lo 77851_Phoenix_BrokenBallet29_123_405lo 77857_Phoenix_BrokenBallet33_123_497lo 77865_Phoenix_BrokenBallet36_123_350lo

Cuando salió de una de las últimas terapias, estaba un doctor de esos que estaba medio loco, y que en general sale de sitios muy locos y medio creepys, se la encontró de frente como por no dejar, pero la estaba buscando, le dijo que tenía una proposición, que a lo mejor le podía interesar.

Es una especie de nueva tecnología de nanobots o algo de eso, está muy en pañales o muy básica, pero es utilizada para procesos de curación y reconstrucción de heridas y fracturas, y como ella tenía una pierna casi inútil, le ofreció la posibilidad de intentar repararle la pierna a la muchacha, que no le promete nada, pero no le cuesta nada intentarlo, Natalia lo pensó y qué coño no tenía nada que perder.

Por eso escapada de sus padres fue a ver al médico loco, por eso unos minutos después se encuentra amarrada a una camilla, le dijo el doctor que no era nada malo o bizarro, pero la primera intervención era directo al hueso y esa era la más dolorosa, que si quería se echara para atrás, ella dijo que no, que le diera play pues.

Por eso el doctor puso sus manos en el tobillo lastimado que Natalia tenía, ella había ido en falda, con short abajo para que no tuviera que  estarse bajando pantalones; luego de recorrer el tobillo con las dos manos de forma lenta llegó al pie, descubrió el mismo quitando la zapatilla y lo besó, una vez, otra ves y otra vez más acariciando la planta y los dedos, para luego besar el tobillo, Natalia lo veía un poco incrédula y un poco miedosa, más cuando el doctor vino y le lamió el tobillo desde el pie hasta la rodilla, pero luego de eso, sacó una jeringa bien grande con varias agujas y le dio una especie de boquilla a la chica, porque iba a necesitar morder algo cuando le venga el dolor, luego acercó la jeringa a las marcas que le quedaron en el tobillo a Natalia de la operación y cuando la aguja entró a la piel y se fue profundo, la muchacha apretó los puños, cerró los ojos con furia y prensó los dientes para no gritar… una vez, dos veces, y la tercera vez el grito lo ahogó con la boquilla.

 77865_Phoenix_BrokenBallet37_123_912lo 77871_Phoenix_BrokenBallet39_123_251lo 77877_Phoenix_BrokenBallet40_123_502lo

Ya la otra vez, estaba Natalia con sus padres, que conocieron al doctor luego de que llegara ese día con unos dolores arrechísimos que se les pasó al día siguiente, luego de unas radiografías nuevas y unos estudios rápidos habían dos noticias, una mala y otra buena, la mala que la nanotecnología no funcionó para reconstruirle las fracturas del tobillo, pero la buena noticias es que la reconstrucción o cura funcionó parcialmente, no es que pudiera caminar todo el tiempo, pero podía caminar por tiempos limitados, ella vino y se puso de pie y se paró en esa pierna, no le dolía nada por los segundos que estuvo en la pose. Los padres sabían que era lo que venía a continuación.

Llegó al instituto apoyada en las muletas, moviéndose con mucha agilidad para alguien en muletas, las compañeras y maestras la vieron y la saludaron, cuando le preguntaron el porqué de su visita, ella les dijo, nada que venía a bailar un rato, todas se quedaron como extrañados, pero bailar, si todavía andas en muletas, estás segura??? Ella dijo que si, que lo iba a intentar.

Pasó a los camerinos con las muletas, y salió de ellas todavía andando con las muletas, evitando apoyar el tobillo que se jodió, se sentó para colocarse las zapatillas y se las ajustó, luego se puso de pie y dejó caer las muletas a un lado, cuando la música sonó y su cuerpo empezó a moverse todos y todas empezaron a ver y empezaron a asombrarse, no daban crédito a lo que veían, se movía como si nunca se hubiera caído, incluso en los saltos parecía flotar, cuando terminó la rutina todos y todas la aplaudieron de pie tipo ovación muchos lloraron, y uno de los profesores le preguntó si puede hacer eso ante un público, ella dijo que lo podía intentar, lo intentó y los resultados fueron mucho mejores, la imagen de una bailarina que llegaba en muletas y con ayuda de sus compañeras de trabajo y que luego de soltar las muletas bailara como los ángeles fue brutal.

 77883_Phoenix_BrokenBallet42_123_13lo 77886_Phoenix_BrokenBallet44_123_376lo 77895_Phoenix_BrokenBallet47_123_410lo 77898_Phoenix_BrokenBallet49_123_140lo

Hubieron varios concursos, no vamos a decir que ganó todos, porque sería demasiado lindo y ese no es el estilo del blog, pero debemos decir que destacó, ganó varios premios, segundos, terceros, especiales, reconocimientos y demás, pero eso obvio que no fue barato ni gratis, el doctor le hizo unos cuantos estudios y le comentó que no era recomendable estar sobrecargando el tobillo, porque se puede recrudecer la lesión y puede ser mucho peor, y bueno eso pasó, los dolores empezaron a ser más y más fuertes, empezaron a no dejarla dormir y a empezar a zamparse analgésicos en banda para poder seguir practicando, bailando y haciendo las presentaciones. Hasta que vino ese día, que era una presentación especial ante una parranda de gente, la que terminaría de consagrar la institución, que obvio sacó un gran beneficio de los admirable performances de Natalia, la muchacha se estaba preparando para salir y con tan mala suerte se resbaló con las muletas y tuvo que apoyar el tobillo jodido, pegó un grito que alertó a todo el mundo, cuando llegaron, estaba Natalia con las lágrimas en los ojos, el dolor la privó en banda, todos la vieron y le dijeron que era mejor que no saliera, que ya, era suficiente, se iba a terminar quedando en silla de ruedas si seguía, habían entendido que ya pues. Pero Natalia dijo que no. Dijo que no se iba a ir todavía, le quedaba un baile, sería el último, ya con esto cerraría el capítulo.

Por eso apareció luego de unos minutos de retraso, acompañada de todas sus compañeras y profesoras, que entraron al escenario con ella, ella con ayuda de ellas entró y se puso en posición, cuando la música empezó, sintió un cosquilleo familiar en el tobillo, no le paró bolas y empezó el movimiento y no paró hasta que la música paró, cuando eso sucedió estaba parada en ese tobillo con los brazos en alto, un segundo, luego cayó al piso apretando los dientes, ante una multitud que la aplaudió a rabiar, lástima que no pudo hacer la reverencia de pie porque no tenía fuerzas en el tobillo para ponerse de pie, pero igual sus amigas la ayudaron, la levantaron y la mostraron. De allí la llevaron a los camerinos, donde la dejaron para que se bañara, acomodara y vistiera, cuando estaba terminando de vestirse, allí la vio, estaba vestida de ballet, pero llevaba botas en vez de zapatillas, solo quería felicitarla porque nunca había visto un performance tan arrecho en su vida, bueno ella tampoco es que practique mucho el Ballet, pero es bien, ella le dio las gracias, y le preguntó su nombre, ella se presentó como Mónica, que era un placer, le dijo que luego de esto se iba con unas amigas, a un local, donde ella iba a tocar algo de punk trancado bien malandro, que si quería ir estaba invitada, ella lo pensó, no es mala idea para ir a despejar la mente mientras pensaba en qué coño iba a ser con su vida a partir de ahora. Tuvo una ayuda invaluable unos 6 meses después cuando se encontró al médico loco, que luego de recibir los agradecimientos respectivos por dejarle bailar un poco más le dijo que la tecnología pegó el brinco, que le podía reparar la pierna si lo deseaba, para volver a bailar, Natalia dijo que no volvería al Ballet, eso ya se había acabado, pero las muletas, ya era momento de dejarlas a un lado, porque ya parecía un macho sacando espalda de tanto usarlas.

77904_Phoenix_BrokenBallet51_123_336lo 77906_Phoenix_BrokenBallet52_123_146lo 77909_Phoenix_BrokenBallet54_123_25lo 77912_Phoenix_BrokenBallet55_123_374lo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: