ESTE ES UN RETAZO DE POST ARTISTICAMENTE PINTADO MUY SUCIAMENTE

Ok muchachos, esta vaina la hacemos de la siguiente manera.

 78055_Phoenix_FigureStudy_123_381lo 77923_Phoenix_FigureStudy1_123_390lo 77946_Phoenix_FigureStudy2_123_840lo 77984_Phoenix_FigureStudy3_123_401lo 78050_Phoenix_FigureStudy7_123_418lo

Paola… bueno cuando Paola andaba entre los pasillos de esa galería de arte, no tendría idea de cómo su vida iba a cambiar, antes de eso la vida para ella era aburrida, como suele pasar en esta clase de historias infames, la muchacha fue bastante sobreprotegida y bastante cuidada de los peligros del mundo exterior, tratando de evitar que le pasara algo malo, o algo no deseado, por eso su niñez fue bastante feliz, pero su adolescencia fue bastante aburrida, quería probar algo de libertad o algo de peligro controlado, pero tuvo que llegar a la mayoría de edad para que sus padres la pudieran dejar en paz,  de allí unos meses para llevar coñacitos con la ciudad y sus recovecos desconocidos, nada que no lamentar demasiado, aunque su madre estaba como alarmada, total sabía que como se había excedido mucho en proteger a su angelito, podía venir cualquier demonio y corromperla, pervertirla, cogerla y endemoniarla, entre otras cosas más ricas pero peligrosas pues.

Una de las cosas que se le hizo muy cercano a Paola era el arte, fue una de las cosas con las que se le pasó el tiempo de la adolescencia, estudió las épocas más fértiles, en arquitectura, pintura, escultura y otras artes ahí, maravillándose con artistas de todo tipo en varias artes distintas, por eso decidió tomar unos talleres pues, para agarrar algo de conocimiento y por lo menos pulir alguna que otra habilidad, porque ella intentaba dibujar y pintar, pero cosas muy básicas porque no tenía las habilidades pulidas ni los fundamentos, por eso ese curso de pintura que se inscribió, para medio saber algo pues, el detalle es que se había inscrito tarde y la habían mandado a toda prisa a un salón que resultó ser el que no era pues, por eso cuando entró… ehm bueno.

 78054_Phoenix_FigureStudy9_123_148lo 77927_Phoenix_FigureStudy11_123_28lo 77931_Phoenix_FigureStudy14_123_758lo

77945_Phoenix_FigureStudy19_123_179lo

La escena era sencilla, estaba un tipo en una pose algo complicada con una chica, tenían más o menos la misma edad y el mismo tipo de piel, ah obvio y ambos estaban totalmente desnudos, cosa que a Paola le sorprendió burda porque ella en sus 18 años y medios de edad, no había visto a un hombre, que no haya sido su padre de forma accidental, y mucho menos a una mujer, que no fuera su madre, desnudos, y mucho menos tan cerca, la pose era bien sensual y bastante erótica, por eso Paola se quedó viéndolos un segundo eterno, hasta que le dijeron, disculpa, que si la podían ayudar, ella un poco apenada, preguntó por el taller donde iba y le dijeron que allí no era, era en dos salones más adelante, ella un poco apenada se disculpó y salió de allí, directo a sus clases, mientras el par de dos, se veían y con un dejo sensual se echaron un guiño, la profesora que estaba a cargo les dijo que no se pusieran juguetones, por lo menos no todavía, que ya tendrían tiempo para eso.

Para Paola las clases básicas de pintura se le hicieron bien monótonas, porque los conocimientos que le estaban impartiendo estaban como chucutos, el profesor que daba esa vaina estaba como por la labor y los compañeros de estudio de Paola, estaban más pendiente de echarle los perros que de ayudarla a ponerse al día, por eso un día de esos decidió no entrar a la clase y dejar esa vaina así, porque se sentía bastante decepcionada con la forma que estaba viendo clases de cosas relacionadas con el arte, estaba pensando en qué coño hacer con su vida y cómo hacerlo, cuando sintió que se le sentaron al lado, era la muchacha, le saludó y le preguntó si no se había vuelto a equivocar de salón en las últimas clases, ella le dijo que no, porque pensaba dejar eso así, cuando la muchacha le preguntó el porqué se iba, Paola le dijo que las clases no le llenaban el cerebro, que no le estaba motivando para pintar cosas, que solo dibuja cosas pero de forma muy amateur, la muchacha, que se presentó como Victoria, que la podía llamar Vicky, le dijo que hiciera algo, ella tiene un estudio, pequeño y sencillo, que si quiere que se llegue allá con sus dibujos y bueno, vería si le podía echar una mano, no perdía nada con probar pues.

77949_Phoenix_FigureStudy20_123_348lo 77966_Phoenix_FigureStudy24_123_582lo 77971_Phoenix_FigureStudy26_123_356lo 77973_Phoenix_FigureStudy27_123_578lo 78006_Phoenix_FigureStudy38_123_11lo

Inciso del escribidor: esta vaina la metemos por aquí, tu sabes para no perder la costumbre.

Victoria empezó siendo una modelo para un pintor que estaba medio loco, pero era muy apasionado y un verdadero genio, reconocido y valorado por mucha gente de esas que le llamaban críticos de arte, lo único era que cuando ella entró como modelo del tipo, este lo había dejado la mujer, porque estaba como loco y se estaba poniendo como muy experimental pues, con la excusa de que tenía que llevar sus sentidos y su percepción un poco más allá de lo que estaba acostumbrado para poder seguir siendo original, pues se puso a experimentar con algunas drogas, unas suaves y otras un poco más duras, y esas combinaciones se le hicieron un poco heavys para el cerebro, jodiéndolo un poco, como mucho.

Por eso cuando la niña Victoria entró a trabajar con el artista, fue un poco complicado, porque la quería meter en ese mundo, para que compartiera lo que él ve con ella, cosa que al inicio fue bastante complicado, hasta que el artista le empezó a meter las drogas caleta para que ella cayera poco a poco y se le hiciera mucho más fácil manejarla y obvio aprovecharse de ella de cuando en cuando.

Hubo pintura tanto en lienzo, como en piel, donde el artista con sus pinceles y sus manos despojada de sus ropas a la muchacha y usando algunas sustancias un poco locas, bueno se inspiraba, muchas veces en lienzo, y otras cuantas en piel, a veces en piedra y otras cuantas en sexo, la muchacha luego de las sorpresas iniciales, fue dejándose llevar por el placer que le prodigaba tanto con el pincel, como con la mirada, y obvio también con su sexo.

Pero eso no duraría mucho, el artista como era muy inestable, y como ya había hecho y desecho con Victoria, pronto le dejó de interesar y la mandó a volar pal coño, que no la quería más en el taller, eso se lo tomó muy mal y tuvieron una pelea bien fea, pero al final de todo se fue, cuando iba caminando por la escalera hacia la salida, reparó en esa mujer que iba subiendo las escaleras poco a poco, no le pudo ver la cara porque llevaba un abrigo negro completo con capucha que le tapaba la cara, pero se juró que cuando pasó a su lado, le dijo algo y sonrió, ella se volteó pero ella siguió caminando por las escaleras, como si no la hubiera visto, ella salió de allí y se fue por ahí a relajarse un poco y pensando qué iba a hacer ahora.

Al día siguiente fue llamada por la policía, que el artista lo encontraron muerto en su estudio, estaba desnudo en el medio de la sala con todas las pinturas esparramadas por su cuerpo, ella dijo que al salir del edificio, porque dijo que la habían despedido y todo, había una mujer iendo para el estudio del artista, nadie pudo corroborar eso, porque sus vecinos no vieron a nadie, pero igual quedó inocente, porque la causa de la muerte fue sobredosis y todo hacía indicar que él mismo se la aplicó, por lo cual a ella no la molestaron más, y como la llamaron de un colectivo de artistas, sobretodo por ser la última musa de ese artista en particular, decidió seguir modelando un poco más y también aplicar lo que el artista le enseñó cuando no la ponía a posar y tampoco a gemir.

 78010_Phoenix_FigureStudy40_123_518lo 78018_Phoenix_FigureStudy44_123_375lo 78022_Phoenix_FigureStudy46_123_359lo 78025_Phoenix_FigureStudy48_123_178lo

La muchacha llegó al sitio donde le indicó la dirección que le dio la señorita Victoria, era un apartamento estudio, con un poco de bocetos y pinturas pequeñas que tenía puestas tanto en el suelo, como guindadas en las paredes y en las esquinas, eran obras tanto listas, como en proceso, como en bocetos muy básicos e iniciales, Victoria la recibió con alegría y le dijo que pasara, le ofreció café y le pidió que le mostrara sus bocetos, Paola con algo de pena se los mostró, estaban hechos en hojas de cuaderno y hojas blancas, Victoria le dijo que no estaba mal, para alguien que no tenía nada de formación, le dijo que si le interesaba ella le podía dar unas clases, si le interesa obvio, que se llegue luego de las clases que ella da en el instituto y verá que puede hacer por ella, Paola le dijo que lo pensaría.

Y luego de pensarlo pues estaba en la entrada del salón de la clase de la profesora Victoria, tocó la puerta y pasó estaba una de sus modelos, como cosa rara estaba desnuda enfrente de los estudiantes que se la pasaron viéndola para retratarla en lienzo, una chica de cabellos rojizos tirando a naranja, menuda, de estatura media, pechos pequeños pero firme, culito pequeño pero redondo y paradito, con un pubis con una motita de vellos rojizos pero un poco más oscura, estaba quietecita y los estudiantes estaban algunos pintando, otros tomando notas y en general la atención de todos incluyendo a la profesora estaba puesta en el cuerpo de la modelo, incluso la de Paola que no estaba muy acostumbrada a ver personas sin ropa, la modelo se dio como de cuenta y por eso le dedico una que otra mirada, ya un par de minutos después, la profesora Victoria les dijo a todos que la clase había terminado y que la que venía habría una evaluación para ver los avances que habían hecho, que Marianna no se les iba a desnudar toda la vida, que pronto se tendría que ir.

Luego de que todos se fueron mientras la modelo se estaba terminando de vestir, llegó Paola y se reunió con Victoria, sin mucho preámbulos pues le empezó a mostrar los utensilios, los tipos de pinceles, los colores a usar, y como se iban combinando para hacer otros colores y texturas, Marianna mientras se terminó de vestir vio la especie de intro y decidió quedarse, por qué??? Bueno decía la misma muchacha, le parecía bastante interesante y atrayente, ver como Victoria enseñaba a una muchacha que no sabía casi nada… una relación de alumno y maestro bastante excitante.

Lo bueno es que Paola aprendía bastante rápido, y empezó a expandir sus conocimientos, aprendiendo a pintar con gran facilidad, paisajes, naturalezas muertas y todo eso, el detalle es que a la hora de pintar retratos, bueno los hacía bien, pero había algo a lo cual no se había atrevido a hacer todavía, si estamos hablando de un desnudo, ese tema lo esquivaba a cada rato cuando se lo planteaban, tanto Victoria como Marianna, ella no quería admitir que bueno, tenía una tara ahí que no sabía como manejarse.

Hasta que llegó un día, en que estaban en las clases finales, entró al salón donde la muchacha estaba dando clases, y se encontró que el salón estaba vacío, cuando entró vio que Victoria estaba sola haciendo unas anotaciones, cuando le fue a ver se dio cuenta que estaba haciendo una especie de boceto a mano alzada, era un cuerpo de mujer, desnudo y por cierto, se dio cuenta que era muy parecido al cuerpo de ella, eso la turbó un poco. En eso escuchó la voz…

Pero que te pasa??? Le tienes miedo a tu propio cuerpo??? Eso no debería ser chama, si quieres pintar y hacerlo bien esas taras no te van a ayudar para nada.

Era Marianna que estaba en el taller, pero ella no la había visto, solo cargaba una bata encima, por lo que sabía que no llevaba nada debajo, se acercó a ella y le dijo, que tendría que hacer un ejercicio un poco complicado con ella, pero es la única forma.

La sentaron en la silla que tenía Victoria y le vendaron los ojos, que primero tendría que reconocer las formas si quería pintar un cuerpo humano, así que le toca. Marianna tomó las manos de Paola y se las puso encima del cuerpo, y le dijo que se concentrara en las curvas y la suavidad de la piel, que vea a través de lo que siente en las manos, y ella se recorrió con las manos ajenas, que pasaron por su rostro, bajaron por su cuello y se pasaron por la curvatura de sus pechos y su abdomen, para luego bajar por sus piernas, no sin antes llevarla a su entrepierna, para que tocara sus labios que estaban cerraditos, hasta llegar a los dedos de los pies, luego de eso le dijeron que sin detenerse hiciera la subida con sus manos por el mismo cuerpo, esta vez sintió que se había puesto de espaldas, pasando por su culito y llegando a su espalda hasta asirse a su cuello, fue bastante rico para Marianna, pero ella le dijo que ese era un cuerpo, ahora tenía que tocar otro cuerpo, cuando le pusieron las manos, y se dio cuenta que era un hombre, contuvo la respiración, le dijeron que se relajara, porque no le iba a pasar nada, que podía tocar todo lo que quisiera, y así lo hizo, bajando por su pecho hasta llegar al falo, lo tocó con nerviosismo, admitió que era la primera vez que estaba en contacto con uno a su edad, las dos muchachas le dijeron que no había problema, que se familiarizara entonces, porque tarde o temprano uno de esos se meterá en sus adentros femeninos y la pondrá a gozar, por eso estuvo unos minutos con las manos allí tocando y sintiendo cada milímetro de virilidad, cuando se iba a quitar la venda para ver que tal era ese falo la detuvieron, le dijeron que si se quitaba la venda, tendría que quitarse el resto de la ropa, ella lo pensó, pero ni modo, se quitó la venda y quedó sorprendida y algo agitada al ver el pene del modelo en plena erección frente y sobretodo tan cerca, siguió recorriendo la anatomía del mismo con las manos, bajando por las piernas y luego subiendo por ellas, para tocar las nalgas y la espalda musculada del hombre, algo muy excitante para ella. Cuando terminó, le dijeron que tenía una penalidad que cumplir, le dijeron que si se iba a desnudar, que lo iba a hacer frente a ese espejo que habían conseguido, lo hizo lentamente, con todas las prendas dejando su cuerpo, cuando terminó de desvestirse la pusieron a verse frente al espejo, lo hizo pero todavía no se veía mucho, Victoria le dijo que si tenía pena de su cuerpo??? Ella lo admitió con algo de timidez, Marianna le dijo que no debía tener pena, porque ella era hermosa, que se vea en el espejo, tiene el cuerpo de una mujer atractiva y deseable, ella se vio en el espejo y se recorrió con la vista de arriba hacia abajo, le dijeron que no se moviera por unos minutos, le dijeron que le harían un retrato rápido, Victoria, Marianna y el modelo, que se llamaba Gabriel, usando, pincel, lápiz y carboncillo, le hicieron tres retratos al desnudo, que luego se los dieron, se vio en las tres versiones y nunca se había visto tan bella, como que esta vez si se lo creyó.

Ya luego de eso, todos se vistieron, menos Victoria porque ella nunca se desvistió, y le dijeron que si ahora ya podía hacer retratos de desnudos y Paola dijo que si, ah ok, porque tiene de tarea hacer esos dos desnudos, el de Marianna y el del modelo Gabriel, que se ponga de acuerdo con ellos para esa vaina.

 78029_Phoenix_FigureStudy50_123_90lo 78032_Phoenix_FigureStudy51_123_16lo 78033_Phoenix_FigureStudy52_123_381lo 78034_Phoenix_FigureStudy53_123_558lo

Y bueno, primero fue Gabriel, con el cual tuvo varias sesiones para trabajar, bueno más que todo porque ella estaba encantada de tenerlo cerca y desnudo, tuvo ese falo erecto en sus manos unas cuantas veces para su disfrute, luego lo tendría en su boca unas veces ahí, pero aún no se sentía preparada para ser penetrada, él lo entendió, aunque eso le molestaba un poco, porque esa carajita estaba bien buena y provocaba cogerla ricamente, aunque lamentablemente eso no pasó.

Cuando le tocó el turno a Marianna, estaban ellas dos solas en el taller que les había prestado la profesora Victoria, Marianna estaba con la bata puesta esperando a Paola, que llegó en la hora justa, cuando Marianna se quitó la bata para que ella pudiera hacer el retrato, iba a empezar a pintar cuando le dijo que no, que eso no era así…tenía que ser igual. Ah eso dijo Paola, tu lo que quieres es verme desnuda verdad??? Si, lo dijo Marianna, por eso se acercó a ella y sin mucha resistencia le despojó de sus ropas, sus manos recorrieron su humanidad de forma sexy y con un pincel le recorrió desde los labios, pasando por su cuello, sus pechos y su ombligo hasta llegar a  su clítoris, le dijo que si no le importaba ella la pintaría primero a ella, pero en su misma piel, y luego ella podría hacer el retrato que le pidió Victoria y en general lo que le diera la gana con ella, Paola aceptó mientras los pelillos del pincel le hacían cosquillas eléctricas en contacto con los poros de la piel, lo que vino después Victoria lo vio cerca pero oculta mientras sus dedos se hacían diabluras bien ricas y pecaminosas, a las horas apareció para darle a Paola la noticia de que ya había aprobado el curso…

Al salir del apartamento, las tres estaban en un café, disfrutando de algunas bebidas calientes y hablando de todo un poco, al final vino la pregunta, y ahora qué, Marianna le dijo que estaba pensando en tomar un curso de esos de escultura en piedra, que allí lo que iba era puro papasito, puro músculo al natural, le dijo a Paola que si quería que la acompañara, ella lo pensó y en verdad no era mala idea, que se inscribirá, mientras Victoria pensaba que ese par de dos se iba a portar mal y sería divertido ver eso, pero será en otra ocasión.

 78036_Phoenix_FigureStudy55_123_440lo 78040_Phoenix_FigureStudy57_123_1118lo 78047_Phoenix_FigureStudy60_123_593lo 78048_Phoenix_FigureStudy61_123_643lo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: