ESTE ES UN RETAZO DE POST ALGO CANINO Y POCO RABIOSO PUES

Ok, esto te está ladrando así pues.

 52096943_01 52096962_02 52096985_03

La niña Ophelia la había pasado algo mal el último año, un cambio de ciudad que no estaba en los planes de vida, el dejar a sus amigos de toda la vida, la desaparición de su primo muy querido que le pegó como mucho y algo de incomprensión familiar, la había puesto en una especie de hueco que no es que era muy profundo, porque la muchacha todavía era joven y no tenía muchas responsabilidades, pero podríamos decir que se estaba ahogando en un vaso de agua, porque nadie en su entorno personal parecía querer ayudarla a salir de allí.

Nadie sabe cuál fue el genio que le dio la idea a sus padres de comprarle un perro, por ser mascotas bastante fieles y muy comprensivas, pero luego de darle un par de vueltas, al final se la llevaron a una de las perreras de la ciudad a conseguirle una mascota, Ophelia no estaba muy interesada en tener un animalito a su lado, pero qué coño, los padres tenían la idea metida en la cabeza y por eso la llevaron a la perrera de la ciudad, donde estaban haciendo una jornada de adopción de animalitos, habían perros, gatos, peces, pericos, hamsters, entre otros animalitos, iba caminando con sus padres por los pasillos y las jaulas sin pararle mucha bola a los animalitos en su interior, cuando un ruido y unos gritos hicieron que Ophelia, la cual estaba sola en ese momento se volteara al sitio donde venían los ruidos y lo venírsele hacia ella a toda velocidad…

 52097002_04 52097048_07 52097064_08

Inciso del escribidor, esto viene así: lo llamaremos Rocky, porque ese fue el nombre que le dieron los primeros dueños que lo tuvieron hijo 4° de 6 de una perra de raza peleadora, Rocky desde sus inicios siempre fue un perro de gran tamaño y envergadura, fuerte y con mucho carácter que llegó a un sitio no muy adecuado, léase una casa de entrenamiento de perros para pelea, donde con sus hermanos fue entrenado, no muy civilizadamente, para caerse a mordiscos con lo que tuviera enfrente, léase perros, como humanos, porque sus dueños más de una vez le entraron a coñazos por intentar morderlos al darle de comer, no lo sacrificaban porque Rocky era el único de la camada que estaba invicto en las peleas, y eso que más de una vez le tocaban oponentes más grandes y fieros que él, pero cuando el muchacho parecía perder, se las apañaba y al final terminaba todo mordido sangrando y escoñetado, pero vencedor.

La racha de peleas terminó abruptamente cuando en un allanamiento, terminaron con el criadero de perros de pelea, recogieron los perros y se los llevaron a otro lado, con poca comida, poco espacio y poca atención, lo que hacía que los perros estuvieran bastante nerviosos, a un genio no se le ocurrió otra mejor idea de que había que separar los perros y por eso Rocky terminó en un albergue, que luego fue otro y otro más, donde los problemas de conducta no le ayudaban, por eso lo habían llevado a la perrera municipal, con toda la intención de sacrificarlo, pero como Rocky no es ningún guevón, se las apañó para salir corriendo de allí y justo en su camino se encontró una niña muy linda, casi adolescente que se le quedó viendo…

Desde la jaula donde salió avisaron que el perro se había escapado y era muy peligroso, cuando lo vieron ir en camino hacia la muchachita que estaba en su camino los padres se dieron cuenta tarde y gritaron, el cuidador de la perrera salió con la escopeta ya armada con el dardo tranquilizante, mientras la niña lo vio venir y no se movio, el perro la vio y no sabemos qué coño le vio, el caso es que el perro se le paró enfrente y la vio a los ojos, ella tenía una chupeta que comía con desgana y se le terminó dando, el perro la mordisqueaba con dificultad, pero la comió, todo el mundo se quedó sorprendido por el comportamiento de Rocky, que terminó sentado al lado de la muchacha muy quieto y muy tranquilo, Ophelia sonrió y preguntó si podía llevárselo, los padres no podían decirle que no, pero el encargado si le dijo que no, porque el perro tenía antecedentes de violencia bastante frecuentes y podía ser un peligro, porque según él ese perro no es para niñas, Ophelia lo vio con cara de arrechera y le dijo, que ella no era una niña, era una preadolescente así que el perro se va con ella, punto. Y así se lo llevó, vio el collar medio esperolado y  con algo de esfuerzo entendió las letras todas medio borradas en la platina leyó el nombre, Rocky?????… cuando lo dijo el perro ladró un par de veces.

 52097162_13 52097179_15 52097192_19

Claro que los primeros meses de este par de dos, no es que fueran muy fáciles, porque el perro estaba un poco falto de modales y hacía más que todo lo que le daba la gana, le echaba diente a todo lo que veìa mal parado, léase zapatos, libros (más si eran de trilogías exitosas un poco pavosas que cuando no los mordía los orinaba, cargadores de teléfonos de los caros o importados, juguetes cuando eran ajenos, tu sabes con toda la intención de joder la paciencia, tuvo que venir Ophelia con un poco de mucha paciencia y algo de comprensión para poco a poco irlo medio adiestrando, que fue más que todo agarrarlo por las orejas un día y viéndolo a los ojos le dijo algo como “mira coño e tu madre me agradas mucho y eres burda de pana pero si te sigues portando mal no voy a poder hacer nada para que te saquen de la casa oiste?” y ahí hizo como algo de caso, se la pasó investigando sobre los perros, sus comportamientos y sus mañas, y poco a poco se le fue metiendo por debajo, el perro se la llevó muy bien con Ophelia, con sus padres no tanto, sobretodo con su madre que veía que ese perro, pues era mucho perro para su hijita querida, pero eso ya lo íbamos a arreglar.

Iban las dos caminando del mercado luego de comprar algunas cosas, cuando estaban esos muchachos, ladronzuelos que estaban buscando algo de dinero, las vieron a las dos y decidieron molestarlas, ellas no le pararon, pero los muchachos seguían con la cosa, hasta que uno de ellos se puso bien ladilloso y le dijo a las dos que les dieran real o se iban a poner ya bien malotes, la madre se cagó, la hija les dijo que le dejaran en paz, cuando uno de ellos le dijo que sabían de ella y que les hacía falta que les dieran una lección sonó un ladrido. Iba caminando lentamente sin dejar de verlos a todos, era Rocky que les lanzó un par de ladridos mostrando sus dientes, los otros chicos se echaron para atrás, pero el que tenía la navaja le dijo que no se iba a dejar intimidar por un perro grande, se acercó desafiante y el perro no le dejaba de ver, le tiró un navajazo, obvio que lo peló, el que no lo peló fue Rocky, que le dio una buena mordida, no lo hirió así que jode, pero si lo hizo soltar la navaja y salir corriendo, mientras la madre veía a los muchachos correr, Ophelia abrazó a su semental, es que ese es mi muchacho coño, le dijo a Rocky mientras lo apapachaba, la madre lo vio y pensó que ese caprichoso can enorme, bueno no era tan mala idea tenerlo en la casa.

 52097279_24 52097367_27 52097391_28

Claro que el muchacho a veces le gustaba portarse mal por ahí, se perdía una noche completa escapándose del patio donde se quedaba dormido, le gustaba echarle diente a otras mascotas que quedaban mal pagadas por allí, recordando una vez que una niña medio malcriada que odiaba los perros, tenía un conejito el cual se perdió, el niño Rocky le tiró un ladrido y el conejo quedó en el sitio, cuando lo fueron a guardar para botarlo lo dejaron mal parado y Rocky se dio un festín, eso fue traumatizante para la muchacha que no quiso tener más mascotas por ver ese poco de sangre, el pero fue medio ladilla, pero Rocky estaba como si nada.

También el muchacho tenía sus episodios de celo, buscando alguna que otra hembra para saciar sus ganas, más de una vez Ophelia lo cachó montando alguna que otra hembra callejera y lo ponía en aprietos porque estaba como acoplado, Ophelia pensaba que ese perro, coño vale que perro era chico.

Pero una vez que Ophelia iba corriendo por el parque con su perro por ahí, como cosa rara el perro se le fue por un lado y ella se iba por el otro, cuando lo fue a buscar, bueno la escena era un poco complicada.

Estaba Rocky que estaba ladrándole a un muchacho, detrás de Rocky estaba una perra parecía de su raza, y el muchacho parecía ser su dueño, pero a pesar de eso la perra no parecía hacerle caso a su dueño, tuvo que venir Ophelia y ponerle orden a su muchacho, que la vio y un poco resignado se fue con ella, pero la perra iba detrás de él, Ophelia se regresó y la vio, le hizo señas de que no, que ella no iba, preguntó al muchacho si era suya y él un poco apenado le dijo que si, le hizo señas de que se fuera con él, y la perra un poco dubitativa regreso a donde estaba su dueño, el muchacho le dio las gracias y cada uno por su camino.

Pero como eso no se quedaba así, se vieron en el parque unas cuantas veces, porque él iba a dar una vuelta por ahí y leer revistas o periódicos, mientras ella seguía trotando por allí, como los perros era inevitable que se vieran, pues ellos se encontraban después, ya era cuestión de tiempo para que el muchacho le invitara aunque sea un café, total si sus canes se llevaban tan bien, creía que ellos por lo menos debían conocerse. Ophelia lo vio con mucha sospecha, le preguntó si echo el loco no estará intentando cortejarla, como el muchacho se quedó mudo y se sonrojó, la muchacha Ophelia lo vio y le sonrió, al final le aceptó el café, ese y unos cuantos más, se pusieron a hablar de un poco de cosas y se fueron conociendo pelo a pelo.

En una de esas Ophelia tuvo un compromiso y no tenía a quien dejarle el perro, salió el muchacho de salío y se ofreció a tenerlo por allí mientras ella iba, Ophelia agradecida le dejo a Rocky que estaba como mansito y muy colaborador, el muchacho algo extrañado no le paró bolas y al final se los llevó a ambos para el parque y les dio cancha para que jodieran y jugaran por allí, el muchacho no se que coño estaba haciendo, pero se distrajo, cuando apareció Ophelia que llegó antes y le preguntó por su Rocky, el muchacho se quedó ponchado.

Se fueron por todo el parque caminando y gritando el nombre de los dos, ya un poco preocupados porque no respondían, hasta que pasaron por unos arbustos y un ruido les llamó la atención, pasó Ophelia primero y se asomó, y allí los vio a su gran Rocky montado bien cómodo a la hembra, se quedó paralizada y cuando el muchacho los vio, se quedó algo así como bueno ni modo, nos seguiremos viendo más a menudo o no????

Y si se fueron viendo un poco más, porque Rocky y su compañera, que llamaremos Nikki se estuvieron juntando y bueno tanto Ophelia como Ricky, que así llamaremos al muchacho, pasaron un buen tiempo juntos, tanto así que hasta vino el beso y también lo demás.

La escena empieza en la casa de uno de los dos, en las afueras está lloviendo que jode, en los adentros, se ven los dos, están desnudos y abrazados uno al otro, los labios de ambos no dejan de besarse y los calores corporales se entrelazan entre si, como los cuerpos de los dos unidos por los genitales aún, los labios de uno recorren con ternura la piel del otro, cuando sienten que algo los ve, cuando el muchacho se voltea a ver, ve a Rocky con Nikki muy cerca de ellos, con cara de sorpresa porque los ojos de los dos decían de calle algo como WTF!, el muchacho tiene cara de ponchado y la chica se ríe, le hace señas a los dos para que se vayan a otro lado, mientras los dos perros se van a jugar por ahí, ella le dice al chico que tienen tiempo para echar uno más antes de irse, con un par de besos, se puede empezar la acción sexual de nuevo.

 52097426_29 52097513_30 52097582_33

Ya desde hace algunas semanas se ha estado reportando la desaparición de varios perros en esa parte de la ciudad, se ven unos cuantos carteles que mostrando la foto del can en cuestión se notifica que un perro se hay perdido y dan un número de contacto en caso de que lo vean, ya son unos cuantos que se ven por allí, Ophelia se ha dado cuenta, Ricky también se ha dado cuenta y eso los pone sobreaviso, tu sabes Rocky, Nikki y las 5 crías que salieron de la unión de esta linda parejita, aunque no se ven mucho por sus estudios, se ayudan en la cría, están en la casa de Ricky porque allí había más espacio, ya Rocky agarró su espacio y hace más o menos lo que le da la gana.

Estaba un día de esos Ophelia en la casa haciendo no mucho, cuando sintió que Rocky estaba como aullando mucho, ella se le acercó y le preguntó que le pasaba, una cosa loca, porque ella pensaba que le iba a responder, pero el perro no sabemos cómo, le hizo señas para que la siguiera, eso le puso en atención, porque creía que eso no le iba a llevar nada bueno, pero al final de cuentas la siguió, se fue sola porque Ricky estaba en otro lado y no lo pudo localizar.

Terminó en un viejo deshuesadero de chatarra, en los límites de la ciudad, pasando entre los carros destartalados y las chatarras iba siguiendo a su can, hasta que pasó a una especie de patio y allí los vio, un poco de perros encerrados en varias jaulas muy chicas y cerca de ellas un par de peluches que los tenían encerrados, los cuales tenían el plan de subirlos a un camión y llevárselos lejos de allí, a hacer qué, no sabemos, pero de seguro no será nada bueno.

Por eso esperó a que los muchachos se alejaran de allí, cuando eso pasó se metió allá adentro y se fue poco a poco, vio el primer perro y le hizo señas que se mantuviera callado, como si le fuera a hacer caso, agarró una palanca y rompió la bisagra de la jaula, la abrió y le hizo señas de que saliera, cosa que el perro hizo, y así se lanzó rápidamente con las otras jaulas y soltando a los demás perros, lo único es que se fajó tanto a soltar a los perros que cuando iba a las últimas jaulas se encontró de frente a los tipos, uno de ellos la intentó alcanzar, ella no se dejó, pero se tropezó con un obstáculo y cayó al piso, del coñazo se aturdió, solo sentía que la jalaron de uno de los tobillos y le engancharon un grillete al mismo, irritados le dijeron que les había costado mucho conseguir ese poco de perros para venderlos en el mercado negro, ahora verían como recuperarían ese esfuerzo, así lo tenga que pagar ella, Ophelia le dijo que no se iban a salir con la suya, uno de los hombres la vio y le preguntó que quién lo iba a impedir???

En ese momento el hombre fue embestido, era Rocky que se le fue para encima y le clavó los dientes con furia, pero los otros dos estaban libres y uno de ellos le dio un palazo al perro y lo hizo aullar de dolor, los hombres se rieron, pero lo dejaron de hacer cuando vieron que todos los perros que Ophelia había liberado se acercaron a ellos y ninguno con buena cara, Rocky se quitó el coñazo que le dieron y luego de gruñir con mucha arrecehera se fue al ataque, en conjunto con los demás. Mientras Rocky luego de tirar unas cuantas mordidas se acercó por detrás a Ophelia, no sabemos còmo coño lo hizo, pero la liberó de los grilletes, cuando se puso de pie, se encontró con ese poco de perros enfrente de ella, claro ya no estaban todos fúricos, Ophelia vio a Rocky y le dijo, chamo tu si me metes en peos coñito, por esa vaina es que yo te quiero.

Cuando Ricky salió con Nikki preocupado porque su muchacha no había aparecido se la encontró, iba manejando un camión destartalado con Rocky al lado, cuando le preguntó qué hacía con ese camión ella le dijo, que nada que deje que se estacione y ya le dice.

Al abrir la puerta salieron ese coñazo de perros en todas direcciones cada uno a las casas donde estaban sus dueños, los cuales fueron sorprendidos por la llegada de sus perros que estaban perdidos desde hace rato, mientras tanto los que se robaban a los perros, estaban amarrados en la parte de atrás y bien mordidos por todos lados, la policía se encargó de ellos, que estaban siendo buscados desde hace rato, mientras el par de dos, tanto humanos como canes se fueron a su casa a comer y a descansar de un largo día, con todo y aventura incluída.

 52097630_35 52097676_39 52097793_42 52097931_44

The Bonus: han pasado ya unos cuantos años, los hijos de Rocky y Nikki crecieron y agarraron su camino, este par fue muy feliz durante los años que estuvieron juntos, lástima que no podían durar para siempre y luego de una enfermedad los dos tuvieron que irse a dormir. Por mutuo acuerdo se decidió tanto Ophelia como Ricky no tener más perros por el momento.

Pero unos años después, que se casaron y tuvieron un hijo, que se llamaba Reinaldo, están otra vez en la perrera municipal, con otro operativo de adopción, buscando un perro para Reinaldo, porque quiere tener un perrito pues.

Por eso iban caminando por las jaulas, hasta que vieron un perro, de mediano tamaño y muy inquieto, preguntaron por él y bueno les dijeron que era un perro bien tremendo que le gusta echar diente a las cosas no vivas, que había que tener un pelo de paciencia porque lo han devuelto un par de veces ya, Reinaldo lo vio y lo acarició, el perro un poco extrañado se dejó, cuando dijo si se lo podían llevar, los dos se vieron y se dijeron, aquí vamos de nuevo, se dieron un beso con mucha alegría mientras el perro ladraba como loco, pero de alegría. mientras a lo lejos estaba un hombre de negro, que acompañado por un perro, muy parecido a Rocky, le dijo… de verdad hiciste un muy buen trabajo, vamos para que te vayas de vacaciones y regresarás en un par de años, te parece?

 52097956_45 52098027_47 52098049_48 52098073_49

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: