ESTE ES UN RETAZO DE POST QUE DEJA LA SUCIEDAD Y CIERRA LA CRIPTA

Bueno, esto no es que viene, sino que se va es así.

Ah mi personaje, se encuentra enfrente de un cuadernos, o también puede ser una pantalla de ordenador, en ambos cosas, tiene en frente una parranda de palabras, muchas para mi gusto, que forman oraciones, ideas, párrafos y bueno, todo ese poco de cosas que unidas forman un relato o un post, solo que en esta oportunidad no es cualquier relato, porque mi personaje, luego de unos cuantos esfuerzos, y muchas, letras, ideas, oraciones y demás, ha hecho por fin el relato perfecto, bueno perfecto para él, porque tu sabes que la perfección es relativa.

Desde que mi personaje empezó a escribir, siempre ha visto sus relatos, los lee, los relee y los vuelve a releer, siempre les consigue un detalle, algo que cambiarle, algo que agregarle o algo que modificarle, porque como él, sus relatos siempre son perfectibles, por eso es que incluso luego de publicarlos no se mantiene en paz, porque siempre siente que pudo hacer algo más para hacer su relato más perfecto, cosas locas pues.

Y bueno en su mente, sus personajes y más que todo sus personajes femeninos, siempre se la pasan interactuando entre si, se cambian de cuentos, se cambian los rasgos y las actitudes con los nombres, a veces llega un momento en que todas ellas se reúnen en su mente y se combinan o fusionan todas en una sola mujer, la cual parece verlo a él, mi personaje, y él al verla siempre queda hechizado, enamorado pues, se ha cansado de buscar a su musa entre las mujeres de carne y hueso y como siempre fracasa, pues se la pasa soltero y birriondo chico.

En fin, lo que nos toca es que mi personaje tiene su relato enfrente de él, se siente muy feliz, se siente dichoso y muy de pinga, porque es un relato que lo lee, lo relee y lo vuelve a leer, y encuentra que no tiene nada que agregarle o cambiarlo, es sencillamente perfecto, toda una belleza para el chico, que no puede creer que por fin lo haya logrado, tiene todas las ganas de publicarlo de una vez para que todo el mundo lo pueda leer, aunque a mi personaje tampoco es que lo lean mucho, pero el tiene una regla, que es muy parecida a la mía, que es que el mismo orden de escritura, es el mismo orden de publicación, porque es una metodología que se tiene para cumplir ciertos parámetros, que no es que importe mucho, pero bueno, para mi personaje es importante.

Como tenía varios relatos pendientes, los fue subiendo poco a poco, mientras iba subiendo esos relatos, se dio cuenta que sus letras, parecían salirle por debajo de la piel, como tatuajes, solo que él solo los podía ver, para el resto de la gente no los tenía, iba subiendo los relatos y varias frases fueron saliéndole en la piel, vino a mi muy asustado, porque no sabía que hacer, yo lo vi, y le dije que no se preocupara, esas cosas pasan, tu sabes cuando se te está acabando las letras y las palabras, ellas se manifiestan así, porqué no se, pero suele pasar.

Eso lo puso como pensativo, se dio cuenta que desde que rescribió su relato, no ha vuelto a escribir más, que las veces que se sienta enfrente de la computadora o una hola de papel, las letras de la piel caen al blanco, pero el blanco las termina diluyendo y desapareciendo, cosa que le extraña primero, pero luego le alarma, porque a mi personaje le sigue gustando el escribir, pero no encuentra nada por la cual ponerse a escribir, alguno que otro le dice que es una crisis de inspiración, pero el cree que es algo más. Mientras tanto los personajes que están en la cabeza de mi personaje, vienen a visitarme, saben que están en peligro, que ahora yo tengo que hacer algo para evitar la desaparición, así que bueno…

Iba mi personaje caminando por la calle, cuando al pasar por una esquina le llamó la atención, la reconoció a leguas, por eso se fue detrás de ella, la reconoció era su musa, la que extrañaba y la que buscaba entre los personajes femeninos de sus relatos que tiene rato que no escribe, por eso a pesar de que la multitud de personas, se fue detrás de ella como loco, la persiguió, pero llegó a un sitio y se le perdió, se sintió desesperado y más perdido que nunca, hasta que escuchó las palabras, qué??? Me estás buscando verdad???? Y cuando se volteó la tenía de frente y muy cerca no le dio tiempo de decir algo, porque lo besó en la boca apasionadamente, mientras las letras empezaron a aparecer por todos lados, en la calle, en los postes, y los edificios, en ellos y las personas que caminaban a su alrededor muy ajenas a lo que estaba pasando, las mismas letras los llevaron por el camino a lo que venía a continuación, las palabras en la mente de mi personaje escribían todas las cosas lujuriosas que quería hacerle a su musa y al final le hizo, una buena cópula que terminó con letras gritadas y el silencio en forma de los tres puntos suspensivos…

Cuando se despertó estaba solo y algo triste, porque quería que su musa amaneciera con él, se puso de pie y vio las palabras en el espejo, “si quieres volverme a ver, a sentirme y a fundirte conmigo, sabes que hacer”

Es que ese es el peo de las musas, son egoístas, son caprichosas, son bien inconformes y además son posesivas, saben del poder que tienen sobre las personas que inspiran y los menosprecian, pero no pueden vivir sin esa atención, y bueno a las musas la satisfacción de la inspiración, les cae como mal, eso fue lo que entendió mi personaje, le costó un poco, pero al fin le llegó.

Se fue a donde tenía su gran relato, su relato perfecto y el último que le quedaba pendiente por publicar, lo leyó por una última vez, le pareció tan perfecto, que no pudo leerlo hasta más allá de la mitad, agarró y le dio a seleccionar todo, luego vino el delete y luego lo guardó sin cambiarle el nombre, para cuando le vengan las ganas de ser perfecto, pues vea donde está su perfección.

Vio las letras salir de todos lados y rodearlo, armaban palabras, frases y oraciones tan random como inexplicables, y así mismo se volvían a desarmar, mi personaje empezó a sentir una euforia que tenía tiempo que no se sentía así, por eso se sentía listo, por eso caminó hacia la puerta y la abrió y se fue caminando, unos pasos después, mi personaje se vuelve un poco de letras que salen volando en todas direcciones, pronto esas letras volverán a ser varias oraciones y párrafos.

A lo lejos está la musa de mi personaje que vio la escena al detalle, luego de ver las letras volar, sonrió y se quitó una peluca que llevaba, ya no era la musa, era otra chica, que se hace llamar Betzabeth, en ese momento llegó yo a su lado y le pregunto hecho??? Me lo confirma, le digo ok y le hago señas para que se meta en mi cabeza, antes de hacerlo me pregunta, aja y tu???? Sonriendo le digo, no te preocupes que algo se me ocurrirá.

Y justo en ese momento las últimas letras de las últimas palabras se terminan de escribir por su mismas, el libro donde están escritas, se termina cerrando y en su tapa, las letras se marcan en fuego, this is the end, only the end my friend, justo antes de que todo se vaya a negro… fade out and done.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: