ESTE ES UN RETAZO DE POST RETRASADO… CLITORIAN ALTERNATIVE

Ok, de los retazos que se nos quedaron pendientes por hacer y que nos acordamos tenemos esto.

 01 02 05

Iliana creció en el campo, o mejor dicho bien lejos de la civilización, lo que hizo que su educación fuera un poco campesina por no decir bastante retrasada y un poco folklórica de esas que se pasas de boca a boca y de generación en generación con algunas modificaciones y exageraciones por el medio. Eso hizo que su educación sexual, no fue educación, y menos fue sexual, lo único que medio supo es que le iban a salir caderas, y vaya que le salieron, que le iban a salir teticas y que los chicos se las iban a ver y más que todo iban a querer tocárselas, que iba a sangrar por allá abajo cada 30 días y que bueno allá abajo iban a pasar cosas, cosas inexplicables mientras crecías y los años pasaban. Ah claro también le decían que si se iba a dejar coger, aunque nunca le explicaron eso de que coño era coger, mosca que no le fueran a montar una barriga, porque se iba a joder, como muestra eran ese poco de niñas de 11 años en adelante que de un día para otro empezaron a ponerse barrigonas y a tener muchachos, cuando Iliana le preguntaba a su madre qué había pasado, su madre solo decía que la habían desgraciado, cómo??? Bueno nunca se lo dijo, que eso era un peligro, un pecado infeccioso que hacía el camino a la curiosidad y la curiosidad mató al gato no????

 06 08 09 10

Y cuando Iliana se hizo ya adolescente camino a mujer, tuvo uno que otro novio, a escondidas de sus padres que la habían conminado a estudiar y a mantenerse lejos de los varones porque llamaba mucho la atención, los novios al inicio iban a dar la vuelta al campo, a pasear por las plazas, y a buscar un sitiecito por allí donde pudieran darse primero unos piquitos, y luego eso pasó a ser unos besos con mucha lengua, de allí pasaron a la metedera de mano, donde a Iliana se le movía algo entre sus piernas que se le ponía húmedo y un poco hot, sentía como crecía dentro de ella una especie de deseo de que el noviecito de turno se pasara más y más de la raya, pero a último minuto, pasaba algo y se echaba para atrás, a veces cuando la mano se metía dentro de la blusa buscando desnudar el seno, otras veces cuando la mano subía sensualmente por la pierna buscando la tierra prometida y otras veces cuando cerca de su humanidad sentía la dureza masculina buscando una mayor cercanía, el caso es que Iliana siempre terminaba echándose para atrás, por un pánico, ocasionado más que todo porque no sabía lo que pasaba con ella y que venía después, y dejaba a esos muchachos con un calentón y una parazon de guevo bien coño e madre que la tenían que matar a paja limpia, o sino con un culito que estuviera mal parado y pendiente allí, mientras Iliana bueno crecía un poco más, le interesaba esa vaina del sexo, pero no tenía las herramientas para intentarlo y menos a alguien que le pudiera echar una mano.

 11 16 20

Inciso del escribidor: esto lo ponemos así.

Ella ya un poco adolescente está sola en la casa porque sus padres están fuera, como hacía un poco de calor que jode, decidió bañarse mientras esperaba que el calor remitiera, el agua caía de la regadera y recorría su cuerpo y su piel mientras bajaba al suelo y a la rejilla que da al desague.

Mientras se enjabonaba con cuidado, bajaba las manos para pasar la pastilla por todo su cuerpo, desde su cara, por su cuello bajando por sus pechos en pleno desarrollo, luego por sus abdomen y su costado, para pasar por sus caderas, sus nalgas y sin querer pasó sus dedos entre sus piernas, sintió una especie de sacudida y un cosquilleo que nunca había sentido antes, eso la puso como dudosa, como extrañada, y con el agua pasando sin cesar, pasó los dedos una vez más por su entrepierna y sintió algo que antes no notaba, estaba redondo como una metra, inflado y cada vez que lo rozaba con sus dedos sentía una sacudida, intensa, pero como sabrosa, porque rozó un para de veces más y otras adicionales mientras su cuerpo se erizaba y sentía como se ponía un poco más tensa, pero empezó a sentir como una especie de sacudida mayor venía hacia ella, y se asustó por eso se detuvo, en duchas anteriores lo intentó de nuevo, pero la metra no estaba allí, habrá sido un sueño o una especie de coincidencia????

 21 28 33

Esa persona vino cuando la niña Iliana empezó la universidad, porque logró terminar sus estudios, cosa bien admirable y logró un cupo universitario, que hizo que la muchacha tuviera que mudarse a la ciudad, un sitio bastante intimidante y complicado para gente que no está acostumbrada a la jungla de acero, le tocó irse a vivir a un conjunto de residencias estudiantiles con un poco de muchachas que venían desde lejos y que no conocía.

Iba agarrando su habitación y su cama cuando la vio venir, de cabello castaño flaca y un poco loca, la vio y la saludó, se imaginó que era su compañera de cuarto y bueno se llevarían bien, se presentó como Jessica, se estrecharon las manos y se conocieron, luego de terminar de organizarse y de asentarse salieron por allí a dar una vuelta y conocer los alrededores.

Inciso segundo del escribidor: esto lo ponemos por aquí.

Jessica fue una niña curiosa desde muy chica, no tardó mucho en descubrir su cuerpecito y sobretodo los secretos agradables que tenía guardados para ella, sobretodo entre sus piernas, porque desde chica en su soledad y en la oscuridad de su cuarto sus dedos traviesos se iban para abajo y empezaban a explorarse y a tocarse, primero sentía una cosquillita que poco a poco se iba haciendo más y más intensa, hasta que luego venía una especie de sacudida, unos escalofríos y bueno una especie de tensión que le invadía todo el cuerpo y luego parecía explotar y luego quedar en relax, una sensación bastante chévere, a la cual se hizo medio adicta, aunque luego se daría cuenta que no debía hacerlo en todos lados, porque la pescaron en el colegio, fue un peo bien arrecho porque la profesora que la cachó era la de religión y armó fue una alharaca.

Por eso estaba en la dirección del colegio y estaban esperando una especie de orientadora que estaba en camino, sus padres no sabían que pensar y se hacían los locos, unos minutos después entró una chica muy bien vestida y preguntó por Jessica, cuando la vio le dijo que la acompañara y le dijo al resto que se quedara afuera, que no hacía faltan más acompañantes.

Vio a Jessica un poco asustada, se sentó enfrente de ella en el suelo, lo primero que le dijo que eso que está haciendo no es malo, solo que no es adecuado en ciertos sitios, más que todo por educación, lo siguiente que hizo fue ponerse de pie y como andaba en falda, se bajó las blumas ante el asombro de ella y luego subirse la bluma dejando al descubierto su vagina, se la señaló a ella y le dijo, “esto es una vagina, tu tienes una como yo y como todas las mujeres, la única diferencia es el tamaño, la mía es más grande que la tuya por la edad, pero al crecer tu cuerpo se desarrollara y aumentará tamaño y proporciones, aparte de mear, esta tiene otras funciones inherentes, una de ellas la descubriste que es el generar placer, por medio de la caricia de esto que tienes aquí arriba”, abriéndose los labios con cuidado vio el capuchón que estaba como escondido, le señaló lo que era la vulva, los labios de la vagina y la cavidad vaginal describiéndolos, cuando volvió a señalarse el clítoris le preguntó si era verdad que eso era lo que se tocaba, ella con un poco de pena asintió, ella le dijo que no había problema que eso era normal, solo que si se iba a tocar, lo debía hacer en la intimidad y su soledad, para evitar problemas y viendo las cosas era mejor no comentar mucho con la gente a su alrededor, le dio algunas recomendaciones que quedaron entre ellas, al final se volvió a poner la bluma y luego de acomodarse salió con la muchacha, que ya no habría mayor problema con Jessica, la profesora de religión no estaba muy convencida, pero la especialista había dado la última palabra. Se despidieron con un guiño cómplice entre ambos.

 34 37 42 44

Jessica e Iliana tuvieron alguna que otra clase juntas, y se la pasaban juntas luego de clases, andando por allí y por allá, Jessica tenía su novio, Iliana no porque los hombres le daban como cosa y miedito, porque andaban como azorados y medio birriondos, y ella sentía ese cosquilleo allá abajo como más intenso.

Iliana una vez llegó temprano a la habitación, la residencia estaba como sola, estaba revisando algo, cuando escuchó unos ruidos y unas risas, por los nervios y porque no quería que supieran que estaba allí se escondió en el armario, encerrada allí tuvo una visión privilegiada.

Jessica entró con una parejita, un novio que era reciente, el cual metió caleta a la habitación universitaria sabrá Dios como, el caso es que en menos de lo que canta un gallo los besos se hicieron más y más intensos, mientras las manos del chico le agarraban las nalgas y los pechos a Jessica mientras ella bajaba las manos a la entrepierna masculina, la cual descubrió en todo su esplendor para Iliana que era la primera vez que veía un falo de esa magnitud, el anterior era un poco flácido y medio blanco, vio como Jessica se lo metió a la boca y los succionaba con lentitud, intensidad y movimiento, mientras el chico se aferraba a la silla donde estaba sentado, luego de eso, el muchacho pasó a un rol más activo, se le fue para encima le bajó las pantaletas y se metió de cabeza entre las piernas de Jessica que pedía que no la mamara, que no, que no, y luego lo que vinieron fue una parranda de gemidos mientras ella se aferraba a lo que tuviera a la mano mientras unas veces pedía que se detuviera, y otras veces pedía que la lamiera mucho más rápido, hasta que acabó y aún sintiendo las contracciones jaló al chico para que la penetrara y la embistiera más y más fuerte, hasta que volviera a acabar de nuevo, de allí una vez y otra vez más. Mientras Iliana se tapaba la boca para no hacer ruido y sentía que una vibración recorría su piel de la cabeza a los pies y más que todo presionando entre sus piernas donde sintió una familiar metra que se había inflado y ella lo notó.

Cuando ya había pasado todo y el muchacho se había ido, feliz y comido, Jessica se puso de pie, todavía pasando los efectos de la acabada y viendo al armario, diciendo, sal de allí Iliana, o es que te vas a quedar encerrada en el armario todo el día y la noche??? Ella sorprendida salió del closet un poco apenada, cuando le preguntó si le gustó lo que vio, Iliana dijo que mucho, pero que necesitaba saber cómo alcanzar eso que ella vio mientras el chico estaba entre sus piernas, ella un poco sorprendida le preguntó, es que tu no sabes???? Ella un poco apenada le dijo que no, Jessica le dijo que bueno, es un poco complicado, pero le va a ayudar, no hoy, pero que le de un par de días. Cuando Jessica se fue, estaba pensando, coño con razòn, nadie la habìa hecho acabar en todos estos años y eso paga vale

 47 48 51 52

El día siguiente ella llegó con un libro, uno de sexualidad elemental, se lo dio a Iliana con unas páginas marcadas, le dijo que tenía que leerse eso para hacer una especie de teoría, cuando Iliana abrió el libro en una parte marcada y se encontró una foto de una vagina con los labios abiertos mostrando todas sus partes se asustó o mejor dicho fue una tremenda impresión, luego de esa impresión abrió el libro de nuevo y empezó a leer, sobre los labios menores y mayores, qué era una vulva, la ubicación del clítoris, y el funcionamiento de la mujer mientras pasaba por todas las etapas del deseo sexual, desde el inicio hasta el climax y periodo refractario. Demasiada información que Iliana se había perdido pues.

Luego de eso, ella le preguntaba si estaba lista para una demostración, que tendría que conocer como funciona su vagina si quería sacarle provecho, ella un poco ansiosa le dijo que si, por eso le pidió que se desnudara de la cintura para abajo, cosa que Iliana hizo con pena, Jessica la vio y nada, se quitó la ropa, completa, le dijo que no pasaba nada, eso si, lo que pase entre ellas ese día debía quedarse en secreto entre ellas, Iliana estuvo de acuerdo con eso aunque le dieron ganas de echarse para atràs.

Al mostrarse desnuda, Jessica le dijo a Iliana que el cuerpo femenino parecía estar diseñado para el placer, ya que tendría muchas zonas erógenas para estimular y excitar para llegar al climax, no solo la vagina o los pechos, estaban las nalgas y el cuello con las orejas por ejemplo, pero será materia de otra ocasión.

Jessica mandó Iliana a sentarse en la cama con las piernas separadas lo más posible, cosa que ella hizo, Jessica sacó un pequeño artefacto que tenía guardado, se lo presentó como un coquito, un aparato que vibra en varias velocidades y que iba encima del clítoris para dar placer, ese era el de ella propio y nunca lo había sacado de sus cosas hasta ese momento, que iba a ir poco a poco, y podía ser bien intenso, así que era mejor que se relajara, Iliana respiró hondo, mientras oía el aparatico empezar a hacer un zumbido mientras vibraba, y el ruidito se iba acercando a ella.

53 56 57 59

Primero empezó a pasar por la parte interna de los muslos, haciendo una especie de cosquilleo que le daba risa y también le empezaba a excitar y luego empezó a sentir la vibración acercarse a la cavidad vaginal, primero los labios, entraba un poco en sus adentros y luego Jessica empezó a posar el coquito en su clítoris, dándole vueltas lentamente, eso empezó a provocar la respiración más y más fuerte de Iliana, que empezaba a dejar que sus manos le recorrieran la piel, como pudo se quitó el brasier que tenía encima y empezó a acariciarse los pechos que se le empezaban a endurecer, por eso Jessica hizo una pequeña pausa y le pasó el coquito en vibración por los dos pezones haciéndole cosquillas y poniéndola a ronronear, luego volvió a bajar el coquito por su cuerpo y lo dejó pegado en el clítoris, solo que le provocó y por no dejar Jessica metió la lengua en la vagina de Iliana y empezó a lamerla más y más intensamente mientras que con la mano libre Jessica empezó a tocarse porque le provocó pues, más cuando Iliana gemía y gemía más duro y empezó a berrear, decía que sentía algo que venía, como una explosión Jessica le dijo que lo dejara llegar que lo iba a disfrutar, apretó los dientes y los puños mientras levantaba la pelvis hasta que le vino el orgasmo, su primero, demasiado intenso que la dejó respirando entrecortado y bien aturdida. Mientras Jessica se quedó a medias, ni modo se pasó el coquito para su cuerpo, para recorrerse los pezones de uno al otro y luego se lo metió en la vagina donde jugueteó con él, estando al lado de ella, hasta que acabó al ratico ante la mirada de Iliana, Jessica estaba todavía pasando los efectos del orgasmo, le dijo que bueno era cuestión de tiempo para que se acostumbrara, le dijo que el coquito era un elemento artificial, pero tambien podía usar los dedos, mientras acercaba los suyos a la vagina de Iliana, solo tenía que hacer el movimiento que ella le iba a hacer, colocando dos dedos encima de la vagina de Iliana, vino Jessica con movimientos rítmicos de arriba hacia abajo, viceversa y un poco circular, empezaba a volver a excitarse la niña Iliana, en ese momento Jessica se puso de pie y puso la mano de Iliana en su propia vagina, con los mismos movimientos, le dijo que le diera con calma, mientras iba a darse una ducha, cuando ella se estaba enjabonando, escuchó los gemidos más estridentes de Iliana como constancia de que había acabado, Jessica sonrió pensando en que tendría que decirle que tendría que ser bien discreta y no andar masturbándose a cada rato.

Cuando la sesión acabó Jessica le preguntó qué le había parecido, Iliana le dijo que estaba muy bien, que su vida habría sido mucho más placentera y relajada si alguien le hubiera dado esa info cuando estuviera más chama, ahora cuando me toque estar con un chamo, cómo hago???

Jessica le dijo, ah bueno primero consíguete un novio un poco más decente, cuando esté pendiente de llegar bien lejos debajo de tu ropa, me avisas, porque me imagino que eres virgen y no te he contado sobre ese pequeño detalle llamado rotura del himen, Iliana la vio y con solo escuchar la palabra rotura se medio alarmó, nada que no pudiera aguantar, primero fue eso y unos años bueno, el dar a luz, es que la vagina femenina es una vaina seria vale. Antes de irse porque tenìa que hacer unas cosas, le pichò un Cd, para que lo ponga en la computadora, le dijo que primero lo viera un par de veces y se lo estudie, para que haga lo mismo, cuando Iliana puso ese Cd, asombrada vio que era un video de la misma Jessica que, luego de bailar, desnudarse y acariciarse lascivamente se estaba masturbando frente a una web cam con mucho frenesì y dàndose placer en  banda, mientras tanto ella a lo lejos en otro sitio pensaba por no dejar que, menos mal que no se lo mandè a mi novio, ese que me montò los cachos con ese batracio

 61 62 63 64

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: