ESTE ES UN RETAZO DE POST… BONUS ALTERNATIVE REESCRITO

Del poco de vergas que se nos quedaron pegadas y perdidas y que ahora nos acordamos pues ahora tenemos esto.

 01 02

Nuestro amigo, el escritor que siempre quise ser por un buen tiempo, hasta que no supe que mierda pasó y decidí que no me interesaba ser como él sabrá Dios por qué, estaba en esa vieja habitación ubicada por el quinto coño de la madre, habían pasado unos cuantos años desde la última vez que estuvo por allá, era una especie de deja vu, solo que no era tan deja vu, porque esto se la había imaginado por su mente unas cuantas veces, pero al ver las cosas y cotejarlas con lo que ve en realidad, bueno, las cosas eran muy diferentes a lo que el se imaginó, pero bueno, la vida siempre ha sido muy alejado a lo que uno quiere imaginarse y aferrarse verdad?

 04

06 07

Juan Méndez, que es como vamos a llamar al escritor desde este punto, siempre ha sido fanático de escribir, nadie sabe de donde lo sacó, porque de niño le costó un poco la vaina del aprendizaje, aprendió tarde a hablar y a escribir también, pero esto último, pareció querer recuperar el tiempo perdido, porque se la pasaba escribiendo vainas desde chamo, algunos ensayos de cualquier cosa, leyendo artículos y haciendo resúmenes bastante fieles y de calidad, cuando empezó a leer y a cultivar la mente, pues empezó a expander sus temas de escritura, haciendo de todo un poco, páginas y páginas escritas en tinta, lápiz, a veces máquina de escribir cuando se la dieron y bueno… apareció la computadora y eso fueron bytes y bytes de información que guardaban sus escrituras.

Claro luego vino la etapa de escritor pues, claro que eso no estuvo fácil, porque no te basta con saber escribir, ni escribir que jode para que te veas como escritor, tienes que tener una obra en físico y eso solo para empezar, también tenías que compartir con otros escritores en reuniones medio aburridas en los compartires de palabra, pero más divertidos cuando pasaban los pasapalos, los whiskis y más que todo los admiradores, al pasarse como parte de un crew de escritores de cierto respeto, podía irse con confianza y pasar directo a las fiestas que hacían en los salones de alta sociedad y las fiestas de lanzamientos de libros y discos, bandas, etc, con lo que sus fines de semanas siempre estaban ocupados en su agenda, pero lo mejor venía en los after partys, donde el muchacho acababa los trapos bien acabados, tanto solo como acompañado a veces por alguna chica intensa que buscaba relacionarse con alguien tan intenso como ella, o por lo menos esa noche, ya al amanecer, bueno, la cosa no era tan intensa como en la noche. Igual siempre hablaba de todas las grandes ideas que tenia en la mente, que serían libros épicos, nunca los escribió, pero por lo menos tenía la idea.

 09

11

Juancito no debería haber pasado de esa vaina, sino fuera porque en una de esas reuniones de escritores, se enteró de un concurso de talentos emergentes de escritores apadrinado por una reconocida marca de bebidas alcoholicas de caché, no lo pensó dos veces, se inscribió, leyo las instrucciones y requisitos y se lanzó a hacer su cuento, tal como se lo estaban solicitando, lo mando y bueno, a esperar, para su sorpresa, no ganó el concurso, pero logró el segundo puesto, el mejor de los perdedores pues, pero igual había premio en metálico y presencia en premiación, foto en el periódico y reseña en varios medios virtuales especializados en escritores, que sabrá Dios quién coño los lee, que era lo que estaba buscando para hacerse un nombre como escritor en la sociedad de la ciudad. Igual por si acaso en su blog personal, desprotricò a gusto el concurso y al ganador, el cual acusò de enchufado y de ser un escritorsucho insípido y sin talento… picado pues.

Igual nuestro amigo Juancito, no se dio por vencido, mientras escribía su novela, que estaba empezada desde hace ya unos cuantos años, y a la cual la ponìa le quitaba, le daba la vuelta para arriba y para abajo y al final siempre le tenía como pedazos inconexos que necesitaban un buen trabajo y mucha letra por el medio; se la pasaba entrando en cuanto concurso de letras aparecía en su camino asì sea para aparentar, tanto de periódicos, como de colectivos de poesía, concursos de gobernaciones y alcaldías, y con eso empezar a engordar su sensacional, según él, currículo como escritor, logró además intervenir como firma invitada, en varias páginas web de temáticas variadas, escribía de todo un poco, pero se había hecho ya especialista en cosas llamadas reseñas tipo gonzo, una forma de escritura muy venerada por mucha gente y con autores clásicos, donde las experiencias escritas eran productos de experimentos de primera mano y aderezados con sustancias que no necesariamente eran lícitas y necesariamente distorsionaban lo que percibían los sentidos del escritor, a pesar de que sus escritos empezaban a ponerse como lineales, tanto en temática, como en estructura y desarrollo. Además de que a pesar de los excesos, los escritos se estaban poniendo como muy mojigatos y conservadores, pues tenía una pequeña base de seguidores que escribía y comentaba en ellos, algo es algo no.

 16 19 21

Hasta que vino el momento, ganó un concurso de escritos impulsado por una marca de esas reconocidas que vende desde relojes hasta artefactos todo chic, no importaba que el concurso luego de unos años de notoriedad había caído en una decadencia casi vertical, que Juancito haya sido el último ganador de ese concurso, porque luego en los años siguientes desapareció, lo importante es que consiguió en rush necesario para presentar la propuesta de su libro y con una editorial nueva que al estar consiguiendo nuevos autores, pues apostó por el libro del chico, ya la primera piedra estaba puesta.

Vinieron las reuniones, las revisiones del material, correcciones y modificaciones que le pidieron parta hacer el libro un poco más mercadeable, como el muchacho solo quería sacar el libro, pues se lanzó con esa y pudo cambiar lo que le pidieron, hubo algunos líos de imprenta, pero el libro salió a la luz pública en una buena temporada, ver a Juancito al lado de su stand de libros con cara de felicidad y la pajarita de la corbata torcida, era una vaina demasiado bien, de allí se fue a una gira de promoción donde compartió con otros autores, con gente que reseña eventos y gente intensa que le gusta andar en esas cosas porque no tiene otra vaina mejor que hacer, pero Juancito se la pasó muy bien, bebió mucho alcohol y comió muchos pasapalos, se fue de fiesta unas cuantas veces luego de las presentaciones y se la pasó jodiendo de fiesta en fiesta, lo mejor de eso es que de esas acabaderas de trapo que terminaban casi pasadas las mañanas, le salían ideas bien chéveres para escribir en sus próximas crónicas, que empezaron a salir en varios diarios nacionales y regionales de forma regular. Habían veces que los redactores de los diarios no tenían ni puta idea de qué coño estaba escribiendo, pero como el pana era leído y comentado, pues al final eso era lo que importaba. Aunque por allí estaba el rumor de que eran progamas hechos para entrar en esas pàginas y en vez de hacer spam de publicidad, le comentaban a èl.

 22 24

Luego del primer libro, que tuvo su buen éxito, pues vino el segundo, una antología de cuentos, llamado los 13 cuentos de la mala suerte y la buena lectura, unos largos y otros cortos, cosas que le habían pasado y otras que había inventado referenciado de sus amigos, con un poco de aliño e imaginación, fue escrito muy rápido, como si las mismas letras le hubieran dicho a Juancito cómo tenía que escribir los relatos, cuanto tenían que durar y el orden de publicación, lo bello es cómo fue que ese libro fue empezado a escribir.

Estaba Juancito camino a una ciudad de visita, cuando pasó por un pueblo donde estuvo detenido por un accidente con su vehículo que se apagó y no quiso encender por un rato, mientras estaba esperando que le arreglaran su vehículo se fue de bares a beber caña un rato, el sitio estaba un poco muerto y aburrido, estaba a punto de irse cuando vio a la chica bailando en el medio de la pista sola, cargaba botas, top y falda corta, haciendo movimientos sensuales y algo eróticos, Juancito se le quedó viendo, como un idiota pues, ella se dio cuenta y se le llegó enfrente y le dijo que si tenía algo para divertirla, porque esto estaba bien aburrido…

Terminaron en una cabaña, juntitos los dos, donde bebieron, bebieron de nuevo, se besaron, se cogieron, vieron porno, volvieron a beber, volvieron a coger y joder por ahí incluyendo drogas de distinta intensidad de efectos, hasta más o menos como las 6 de la mañana, donde estaba juancito con una voladora de padre y señor cristo al lado del cuerpo desnudo de la amante, le vio las escrituras que tenía tatuadas en distintas partes del cuerpo y debía ser bien loco lo que llevaba en sus sistema porque vio como las palabras y las letras que tenía la chica tatuadas, parecían abandonar la piel de ella y volar por toda la habitación, enredarse unas con otras y armar oraciones, textos y párrafos ante los ojos asombrados de Juancito que hasta pudo jurar y perjurar que veía las letras ir hacia él y él podía tocarlas y sentirlas, cuando se despertó estaba solo, eran las dos de la tarde y su carro estaba listo, la chica se había ido, le dijo que estuvo bueno, pero ella no se la lleva con escritores ni gente bohemia, ah y si no le molestaba le quitó algo de real porque necesitaba comprar unas cosas, sorry…

 25 26 29

Y de allí bueno, ese libro si se vendió bien pues, pegó donde tenía que pegar y le dio fama al muchacho, que se la pasó de un lado al otro del país promocionando el libro y acabando los trapos en cuanto sitio llegaba, tuvo unas cuantas novias, amantes, queridas y polvos de una noche, unos cuantos amigos de esos que hacían lo mismo que él a los inicios, tu sabes una comitiva de gente que apoyaba jalando bola y demás, lo bueno es que como el libro se vendió, hizo unas cuantas entrevistas, salió en la televisión y en los diarios más importantes, tuvo unos 5 o 6 meses bien intensos, donde el muchacho se sintió más que nunca un escritor exitoso, estaba tocando el cielo con las manos y parecía escribirle con su bolígrafo.

Claro, pero eso no duraría para siempre, porque luego vendría la editorial y le pidió otro libro para aprovechar la racha positiva y sacar algo más de real, el gran problema es que ese libro, fue bien difícil, el muchacho de tanta acabadera de trapo y bebedera con singadera, pues no había escrito nada en unos meses, y tuvo que apelar a sus viejos archivos que tenían guardado por ahí, hubo que agarrar ese material, depurarlo, combinarlo y corregirlo, el resultado, otro libro, una especie de compilación de crónicas, debemos decirlo, ese libro era mejor que el anterior, pero como que nadie lo entendió, no pudo hacer competencia ante los best selles de moda y fenómenos para adolescentes, los intensos a los que iba dirigido como que cayeron en crisis y bueno, el libro sencillamente no se vendió y el pana no pudo hacer más plata, empezó a ser dejado de lado en las fiestas de escritores, perdió los espacios virtuales que tenía por descuido y nada, desapareció de las letras así de un día para otro, se encontró enfrente de una hoja de papel y un bolígrafo, pero la inspiración nunca apareció y esa hoja salió en blanco y terminó en blanco, por primera vez en mucho, mucho tiempo.

  31 3233

Y bueno así como las letras se fueron, pues parecieron volver, Juancito no se dio cuenta pero en menos de lo que canta un gallo, vio que tenía cosas escritas, borradores, cosas muy básicas pues, pero era un buen inicio, empezó como hace un par de años y bueno.

Volvió al pueblo ese en que se quedó accidentado, caminando por las calles y pasando por las licorerías, la estaba buscando a ella, y lo peor fue que la encontró, trabajando en una tienda de abarrotes como encargada, ella lo vio venir y lo reconoció, y qué demonios haces tu aquí, Juanito le dijo, nada, vine buscándote, y como que pa qué, le preguntó la chica, Juancito le dijo que si le cuenta primero no le creería, y segundo lo más probable es que le de una cachetada, ella la vio y le dijo, que salía en 15 minutos a un break que si la espera, con gusto le puede prestar atención.

Y bueno un par de días después se encontraron los dos en la misma cabaña donde se encontraron hace un tiempo, ella llevó un poco de alcohol y una parranda de drogas un poco más potentes, entraron a la habitación y empezaron a beber, y a fumar y a oler un poco, antes de que ella empezara a quitarse toda la ropa, le dijo que en esos tiempos se hizo unas cositas más en el cuerpo, sino había problema, él ya viéndola desnuda y armado de un poco de hojas de papel y bolígrafos, la vio y algo alelado por lo bella que ella era, le dijo que no había ningún rollo, que incluso era hasta mejor.

Como la otra vez vio las letras y las figuras escritas en la piel de la chica, parecieron salírsele de la piel y flotar por toda la habitación, pero habían unas letras que le llamaron la atención al muchacho, porque no estaban en la otra ocasión, unas palabras escritas justamente encima del pubis, donde la muchacha debía tener el vello púbico y no había, él se quedó viendo como embobado, no sabemos si por lo que decían las letras, el diseño de las mismas, o era porque la muchacha tenía un papote de campeonato, pero vio como una de las letras, una “O” que estaba un poco por encima de donde la muchacha tenía el clítoris, la cual le preguntó sabes que hacer con nosotras verdad??? Ella dijo que si, le dijo la “O” espero que esta vez hayas aprendido la lección, él volvió a decir que si…

Oye chamo, y que coño estas hablando tanto con mi cuchara, tu estas como loco no? El sonriente se puso de pie y con un beso en el cachete le dijo, es que a veces la inspiración aparece de los lugares más insospechados, agarró y se sentó y empezó a escribir como demente, acompañado de la muchacha que se quedó con él fascinada por verlo crear, y cómoda porque seguía estando desnuda, total su piel necesitaba estar libre de ropas y ataduras para poder inspirar la inspiración, valga la redundancia.

 34 35 36

The Bonus: ese coñazo de letras salió en un libro, que salió solo en digital, fue bastante descargado y comprado con pirateado, su portada era una foto, una especie de close up donde se veían unas palabras escritas en un lado de una cadera, obvio que era una foto de la muchacha, eso le hizo agarrar un poco de fama de regreso, en varias entrevistas le preguntaron de dónde sacó la portada, y él les decía que una foto que encontró por allí, cuando el preguntaron cómo fue el proceso de escritura, les decía que no valía la pena decirlo, era demasiado jalado por los pelos y para más ñapa, no era el horario adecuado para describirlo (aunque luego se inventó que había una portada de un disco de Black Crowes llamado Amorica que le dio la idea pero no tan explícita, con eso el moderador del programa en cuestión despedía la entrevista y mandaba a cortes comerciales, mientras luego le pedía al escritor que por favor le presentara a la chica, que era muy atractiva y le había llamado la atención, Juancito, o como le llamamos, el escritor que siempre quise ser por un buen tiempo, hasta que no supe que mierda pasó y decidí que no me interesaba ser como él sabrá Dios por qué, el dijo que lo iba a pensar, a lo mejor la consigue… ehm, mejor no!

 37 38 42

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: