ESTE ES UN RETAZO DE POST ENAMORADO Y ALGO INTERGALÁCTICO

 Euphemia - Barsoom (1) Euphemia - Barsoom (2) Euphemia - Barsoom (6)

Ok, esta vaina si la memoria no nos falla viene es así.

Tenía como siempre el libro ese, que rescataron de aquella civilización decadente que teniendo todos los recursos naturales y tecnológicos que les podrían dar vida eterna, terminaron extinguiéndose entre guerras por cosas nimias y acabando con los recursos naturales de su sistema, sin embargo “ellos” pudieron rescatar varias cosas de las ruinas y los campos llenos de cadáveres descompuestos, y una de esas cosas era ese libro, que era como se llamaba en esa civilización ya desaparecida unos cuantos lustros atrás, y sobretodo esa historia donde dos personajes que venían de clanes familiares antagónicos y que se habían jurado odio eterno, lograban el amor y antes que fueran separados a la fuerza, decidieron unirse en el amor más pura y la consumación de la muerte, a lo mejor porque así era mejor, o así se podían vender más ejemplares si al final los dos enamorados lograban convencer a sus respectivas familias para hacer un pacto de paz… no, de verdad no hubiera funcionado tan bien.

El caso es que ella, que la llamaremos Rachel, tenía el libro en la mano, y deseaba aunque sea por unos minutos, poder vivir un amor, o como le llamaban por esos lares tan botados, tan intenso y bello como lo que lograron vivir ellos aunque sea por poco tiempo, debido a que como hija de la realeza del planeta naranja, ya su vida había sido decidida sin su consentimiento, y tenía que ser rápido, porque la unión de los planetas se aproximaba y de allí saldría el rey de los mismos, el tiempo corría en banda.

 Euphemia - Barsoom (8) Euphemia - Barsoom (9) Euphemia - Barsoom (10) Euphemia - Barsoom (13)

Inciso del escribidor: esto obvio que lo tenemos que explicar, y viene así.

En un universo parecido al nuestro, pero no mucho, habían tres planetas, el planeta naranja, el planeta morado y el más importante el planeta azul, que era el que hacía equilibrio entre los otros dos, porque un planeta era como el complemento del otro, pero los habitantes de un planeta y otro, bueno, por años y años se han tenido una arrechera bien coño e madre, rayando el odio a muerte, la cual había causado no pocos enfrentamientos bélicos, con unas cuantas bajas, pero el gran detalle es que del planeta azul, que en general no suele tener muchos habitantes, había el legendario ejército de los Leviatanes, los cuales al sentir que la supervivencia del planeta azul corría peligro por las acciones de los habitantes de los otros planetas, bueno pues, se ponían en movimientos y pateaban traseros sin discriminar, luego de unas cuantas guerras y millares de asesinados, los dos reyes de los planetas se dieron cuenta que era como mejor hacer una especie de tregua entre ambos, no es cosa que los Leviatanes se despierten otra vez, porque cada vez que eso solía, los dos reinos solían enfrentar cara a cara la posibilidad de la extinción por completo de su población.

Sin embargo cada cierto tiempo uno de los dos planetas tiene que ofrecer a su hijo primogénito para sustituir al patriarca que vive en el planeta azul, nadie sabe para qué o si eso trae algún tipo de beneficio, el caso es que se cree que el que logre ofrecer al primogénito que agrade a los dioses tendrá algún tipo de compensación, de algún tipo, para este momento son Rachel por el planeta Naranja y Goliat por el planeta azul. De uno de ellos saldrá el patriarca que mantendrá el equilibrio de ambos planetas.

 Euphemia - Barsoom (16) Euphemia - Barsoom (19) Euphemia - Barsoom (24)

Este par de dos se tienen que encontrar, porque sino esta historia a lo mejor tendría sentido, pero no sería tan divertido, y bueno para eso tenemos el mercado verde en el planeta azul, donde suelen llegar los comerciantes legales y sobretodo los no legales, esos que te pueden tener al alcance de la mano, artículos de contrabando y algunos vicios que en los planetas naranja y morado están proscritos.

Goliat iba mucho para allá, como buen elemento macho del planeta, tenía un hambre insaciable de sexo y sexo en banda, como era de la realeza, no podía ir a los sitios donde los masculinos plebeyos de su planeta iban a saciar sus necesidades carnales, era un poco peligroso, sino que bueno luego de intentarlo en su adolescencia con las sirvientas que tenía a su disposición en el palacio real, se aburrió como pronto, total, siempre quería mucho más sexo y las sirvientas no le aguantaban la metedera y sacadera de falo en sus rajitas de placer, por eso más temprano que tarde terminó por allá en el mercado verde, donde encontraba hembras que por unas cuantas monedas le aguantaban la rosca y hasta le pedían más pipe al príncipe, cosa que lo enervaba más y lo hacía echarle plomo más violentamente.

Sin embargo una vez que iba por allí, por andar ladillando se metió a un local donde estaba un curioso, o este caso curiosa, de esas que leía la fortuna y predecía el futuro, por no dejar entró allí y pidió que le leyeran el futuro, la vidente lo vio y le dijo, como no Príncipe Goliat, siempre es bueno tener visitas de gente importante, al preguntar sorprendido cómo supo que era él, la vidente sonriendo le dijo, usted sabe que lo evidente siempre estará a la vista sin importar cuanto se intente taparla…

Al leerle el futuro le entró la chiripiorca, le dijo en plena hipnosis, que está buscando a una mitad, perdida entre genitales extraños, pero cuando menos se de cuenta encontrara lo que está buscando, pero no será fácil, porque serán mucho más diferentes, tanto entre si como entre lazos consanguíneos y la resolución de este peo, solo dependerá de su decisión, si escoge bien, el final será el que no estaba acostumbrado, pero será muy bueno, ahora si no toma la decisión correcta, todo acabará, y acabará demasiado mal, no le puede decir más nada.

Mientras Goliat se la pasaba por allí buscando placer carnal, Rachel iba para allá para su placer mental, ya que allí conseguía los artefactos de las civilizaciones pasadas que usaba para sus investigaciones, las cuales le mantenían ocupada la mente y le hacían olvidar por un rato el matrimonio que le venía, con un general que no vale la pena mencionar, porque era un soberano jalabola que no hacía mucho sino estar guindado de las bolas del padre de Rachel, porque ni conocimientos militares tenía.

El caso es que luego de que Goliat salió del cuarto de la vidente, siguió caminando por los pasillos del mercado verde un poco perdido, terminó metido en la misma tienda que Rachel y se encontraron frente a frente en la venta de artefactos, porque a Goliat le habían prometido una vaina ahí, pues, el caso es que ambos vieron un libro, él lo tomó primero, ella lo vio y le dijo que lo había pedido, el vendedor dijo que si había una sola cosa y dos personas ambos debería pujar por el objeto antes mencionado, el que diera más dinero, se lo llevaba, Goliat pudo habérselo llevado, pero sabrá Dios porqué, decidió que la chica se lo llevara, porque a lo mejor podía ser más útil con ella, que con él, porque él solo los colecciona como baratijas sin valor, ella le agradeció el gesto y le dijo que a lo mejor algún día podían estudiar esa vaina juntos, él le dijo que bueno a lo mejor pues, uno nunca sabe. Al final se despidieron, cada uno por su lado, aunque cuando cada uno iba por su camino, no evitaron dar la vuelta para ver a la otra persona alejarse, con un par de segundos de diferencia…

 Euphemia - Barsoom (27) Euphemia - Barsoom (29) Euphemia - Barsoom (30) Euphemia - Barsoom (33)

Obvio que este par fueron frecuentemente al mercado verde, se vieron más de una vez, mientras más se veían, se tuvieron más interés y empezaron a verse a escondidas, porque ambos no podían estar mucho por allí, leyeron, investigaron, pasearon y se compartieron las informaciones que tenían de interés, claro obviando que venían de sus planetas de origen y que bueno, eran los representantes reales, claro que eso no duraría mucho tiempo.

Justo en el momento que Rachel estaba como pegada con el libro de Romeo y Julieta, tuvo un encuentro no planificado con Goliat, que seguía iendo a buscar hembras para saciar su hambre sexual, allí saliendo de una especie de atentado se encontró a Rachel que iba de un lado al otro buscando un artefacto, allí se dieron cuenta, que eran de la realeza de reinos antagonistas y que estaban en una época bastante delicada, por eso era como muy conveniente el no verse más por un tiempo, porque verse sabiendo que el enemigo era tu acompañante, podía desencadenar, la muerte y además la guerra que podía causar un gran derramamiento de sangre.

 Euphemia - Barsoom (34) Euphemia - Barsoom (35) Euphemia - Barsoom (42)

Obvio que lo prohibido hizo que se vieran de nuevo, una vez y unas cuantas más, él no pudo aguantarse y la beso, ella se encargó de darle vía libre al resto, debió ser bueno, porque Goliat seguía iendo al planeta azul y al mercado verde, pero en vez de ir por aquellas, iba a verse con Rachel, que decía que iba a buscar cosas y terminaban en una habitación a solas con su amado enemigo.

Pero por supuesto eso no iba a ser tan fácil, las sospechas de ambos lados no tardaron en aparecer, y no debíamos olvidar que este par de dos tenía compromisos pendientes que cumplir, por eso ambos dos en uno de sus encuentros íntimos, donde los encontraron gracias a la gemidera loca de ambos mientras estaban como muy afocados en la cópula infinita y muy placentera fueron descubiertos, por ambos lados, como ambos tenían sus escoltas, pues se entraron a coñazo limpio y demás, hubo unas cuantas muertes y al final fueron separados y llevados cada uno ante sus padres que ya habían sido informados con anterioridad y un poco de fantasía de chisme de lo grave que era la falta cometida, y bueno a ambos los mandaron a más nunca verse en cualquier lugar, es más no podrían ir más nunca al planeta azul ni al mercado verde, debía cumplir sus cometidos con el casamiento convenido y luego de eso ir a la celebración y escogencia del nuevo patriarca, además que bueno, que sea lo que los Dioses deseen y ojalá que sea a su favor.

La muchacha obvio que anduvo llorosa por allí, no quiso comer ni salir, no participó en las prácticas de las fiestas de matrimonio y estaba bajo una buena depresión, estuvo leyendo ese libro que tanto habíamos mencionado, pensó en dejarse morir, total, su vida que había sido planificada sin su consentimiento no valía la pena, pero justo cuando tenía en la mano el veneno que le pondría fin a sus días, vio que una especie de portal se abrió, no sabemos como, pero por curiosidad ella entró por allí, por lo menos para escapar e irse de regreso al planeta azul, su ausencia fue rápidamente detectada y armó una grande, lo mismo pasó cuando el príncipe Goliat se fugó de su palacio y tomó el camino rápido hacia el planeta azul, porque le dijeron que por allí vieron a su amada.

Y bueno estos se encontraron en un sitio con un lago bien bello donde la luz de las lunas que rodeaban el planeta y las montañas de diversos colores los rodeaban y les daban un fondo hermoso y bien romántico, se vieron, abrazaron, besaron y quisieron como que jode, se hicieron unas cuantas promesas de enamorados, de esas que siempre se hacen, pero saben que apenas sean descubiertos las consecuencias serían devastadoras…

Ella no le importó, luego de una sesión de cópula bien gloriosa, vio a su amado durmiendo en paz y lo besó en la boca, luego caminó, vio el veneno y luego de pensarlo no mucho, pues se bebió el contenido de la botellita, no sin antes despedirse, que lo sentía, pero no quería que muriera por ella, que ojala consiga una chica que se lo merezca.

Cuando Goliat despertó  a los minutos, vio a su amada ya inconsciente pero aún viva, se fue directo a tratar de revivirla, pero justo cuando fue a alcanzarla, una especie de temblor los movió y ante si lo vio, era la fuerza de titanes, ante los cuales él se veía casi insignificante, le dijeron que tenían que llevarse a Rachel para su santuario, si o si, cuando Goliat preguntó para qué, le dijeron que para sacrificarla, y así él sería el patriarca de los tres planetas, Goliat se negó que no quería que su amada muriera, uno de los titanes sacó un cañón mamarrúo y lo apuntó a él, le dijo o mejor dicho le preguntó… serías capaz de sacrificar tu vida para salvarla a ella???? Goliat vio hacia el cuerpo tranquilo de Rachel, solo para despedirse, por supuesto, dijo sin vacilar… respiró hondo mientras oía las armas de los Leviatanes cargar para reventarlo a plomo limpio… pero…

 Euphemia - Barsoom (43) Euphemia - Barsoom (45) Euphemia - Barsoom (47) Euphemia - Barsoom (49)

Unos días después estaban los dos batallones militares de ambos planetas en el mismo campo de batalla de siempre, la sangre seca de sus antepasados se veía seca en las piedras y el suelo del campo de batalla, se sabía que el inicio de las hostilidades sería el inicio de una cadena interminable de muerte y sufrimiento, pero ni modo, había que cobrar la afrenta recibida con la sangre del enemigo para limpiar el honor ensuciado.

Hubo las presentaciones de rigor, algo de diplomacia, pero cuando empezaron a señalarse que por la culpa del otro se desaparecieron los herederos reales, pues ni modo, la batalla se iba a dar comienzo, los generales fueron a sus filas de batallas, y dieron la orden… todos al ataque!!!!!!

Por eso empezaron los batallones a moverse en camino al encuentro contra sus enemigos, justo cuando iban a empezar a pelear, la tierra en el campo de batalla empezó a temblar, cosa que paralizó a los soldados, generales y todo el mundo, porque solo eso significa una cosa…

Empezaron a aparecer, primero, uno, luego fueron dos y así hasta completar, decenas, centenas, y hasta algunos miles, los Leviatantes que rodearon a los dos batallones que iban a pelear y les apuntaron con sus armas de alto calibre, los dos reyes se vieron y diciéndolo así bien científicamente se cagaron bien bello pues.

Uno de los Leviatanes salió al paso de los batallones y se puso en el medio del campo de batalla, al abrirse el pecho todo el mundo vio como en su interior estaban Rachel y Goliat, juntos con las tiaras, ellos hablaron, que luego de encontrarse con los Leviatanes se decidió que ambos serían parte del patriarcado que aseguraría la paz entre los tres planetas, y que para terminar la alianza, pues se casarían y terminarían juntos, anulando cualquier plan que tuvieran en los respectivos planetas, ah y que si alguien quería mostrar sus desacuerdo, pues que lo dijera de una vez y se enfrentara a los Leviatanes para defender su punto, obvio que nadie dijo nada.

El Leviatán habló, dijo que se largaran a sus respectivos planetas, que dejaran a un lado las viejas rencillas y aprendieran a vivir en paz, que aprendieran a paliar las diferencias y se dejaran entender por el lenguaje del amor en vez de la guerra, que tomen como ejemplo a aquellos dos que siendo tan diferentes lograron amarse y dejaron a un lado sus cosas personales, si lo hacen así, se les augura un largo tiempo de paz y vida…

Y así se desaparecieron los Leviatanes del campo de batalla y hubo un buen tiempo de paz, y si bien la linda parejita no vivió feliz para siempre por lo menos duraron mucho más que sus pares Romeo y Julieta, lástima que cuando tocó de nuevo hacer la escogencia del patriarca, hubo otra vez un enamoramiento prohibido, pero vino el novio celoso y logró matar a su prometida, triste, porque eso fue el inicio del fin de la población de los dos planeta, y así los Leviatanes lograron alcanzar y garantizar por fin la paz en el trienio de planetas con su mantenimiento… ten un buen día.

 Euphemia - Barsoom (50) Euphemia - Barsoom (51) Euphemia - Barsoom (52) Euphemia - Barsoom (53)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: