ESTE ES UN RETAZO BONUS… FEATURING THE BLACK HANGOVER CHRISTMAS IN PIECES

Aja chico, cómo ta la vaina???

Se suponía que no íbamos a escribir más por el resto del año, pero tu sabes, la navidad que está decente, que estamos como alegres (o será saratacos? Gracias a que este fin de año y navidad por primera vez en un coñazo de tiempo nos está iendo del carajo), la bella y hermosa Chilena VioletRose Sg y algo de navidad… qué demonios here we come man…

 Light Me Up (1) Light Me Up (2)

I

Se había quedado dormido desde temprano, ya que había estado muy ocupado con los preparativos de la cena de navidad, con las compras de las cosas que el dinero alcanzó, el coñazo de gente que iba de un lado para el otro, la compradera y la gastadera indiscriminada, y todo eso, en un mundo demasiado consumista y menos espiritual, el mismo que tenía a sus padres a punto de la separación, es más siguen juntos por él, para darle una última navidad de pinga, aunque de pinga no tenía nada porque las constantes peleas entre ambos con él y sin él, han hecho estas fechas un poco amargas.

Sin embargo cuando él llegó del mercado en la tarde vio que las cosas estaban un poco mejor, estaban relajados, felices y compartiendo de forma muy amable, con mucha educación y con muchas sonrisas, él vio las sonrisas un poco forzadas y el compartir muy artificial, pero él pensó que a lo mejor decidieron echarle bolas, aunque sea de mentira y darle su noche buena al carajito, comieron, hablaron y a las 9 de la noche todos a dormir.

Él escuchó los ruidos en la parte de debajo de la casa, pero los padres desde chamito le decían que era el mismo San Nicolas que iba por los pasillos y que no debía verse porque sino se iba y te dejaba sin regalo, por eso a pesar de los ruidos, un poco sonoros, él no bajó, hasta que escuchó el silencio y no pudo con la curiosidad, por eso bajó caminando muy poco a poco sin hacer ruido directo a la sala de la casa la cual estaba a media luz, cosa rara porque siempre estaba apagada, por eso pensó que era que Santa por los lentes, no veía bien, así que se acercó por el otro lado guiándose por la sombra que se veía en el centro de la sala y cuando se asomó…

Vio que sus padres estaban tirados en el suelo amarrados y amordazados, la madre estaba desnuda boca arriba con un tipo vestido de santa y máscara de grinch, claro con la mueca más torcida y rayas de guerrero marcándole las mejillas, justo cuando levantaba el cuchillo y se lo iba a clavar en el pecho, volteó y vio al chico paralizado, vio a la madre intentar gritar algo como que si fuera corre, pero en menos de lo que canta un gallo el santa lo agarró y lo puso en el medio de la sala, al lado de su madre… el hombre llegó y acercándose a él le dio una caja, toda llena y cubierta de sangre y le dijo feliz navidad, aquí está tu regalo, anda ábrelo, espero te guste… y se quedó viéndolo esperando su reacción, total dependiendo de ella él viviría o sería asesinado con el resto de su familia, como todos los 24 de diciembre.

 Light Me Up (3) Light Me Up (4) Light Me Up (5)

II

El padre abnegado estaba en una cola coño e su madre desde tempranas horas del día de navidad, cómo no lo iba a estar, le habían dado el pistoletazo de que el gran robot justiciero, el juguete de moda y sobretodo el que le había pedido su hijo desde más o menos junio, estaba en las instalaciones de la juguetería central, la cual estaba sitiada por padres histéricos que estaban en la misma misión que él, más que todo porque el consumismo es bueno para provocar compras y pedidos en masa.

Así que mientras nuestro padre abnegado estaba en la cola ya un poco dormido y medio malhumorado, pensando que esa noche de pasión en el carro de su hermano si se hubiera puesto la gonita que tenía en la cartera no pasaría por esto, y luego repitiéndose en voz baja que los hijos son una bendición de Dios y que había que aceptarlo porque Dios manda las cosas en le tiempo justo y necesario, aunque no entendiera uno cómo y cuando. En ese momento se sonó la alarma de apertura de las puertas de la tienda, preparados, listo y…

Nuestro abnegado padre ahora se encuentra en la comisaría, esposado y sobretodo bien coñaceado, la entrada a la tienda fue una estampida, los padres se volvieron fue locos, llevándose por el medio todo lo que encontraban, y se armó una coñaza de campeonato por llevarse los juguetes que estaban en una torre en el medio de la tienda, la cual fue derribada por la estampida y llevándose lo que estaba en el suelo, así sea a punta de coñazo. Veías a los padres pelearse entre ellos y justo cuando llegaban a conseguir un robot de esos, venía otro y se le metía para intentar quitárselos

Por eso el padre estaba como loco tratando de conseguir un juguete, cuando oyó la llegada de los escuadrones antimotines lanzando perdigones y bombas lagrimógenas, el padre cayó al suelo y cuando se iba a poner de pie, vino un milagro, apareció otra persona y le dio una caja, que decía el robot justiciero, no cupo de la emoción, pero no duró mucho, porque abrió la caja y estaba vacía, y cuando se dio cuenta vino un antimotín y le metió un soberano coñazo para tirarlo al suelo y reducirlo para arrestarlo.

Así que mientras el pana espera su fichaje es llamado a una oficina para tomarle los datos, allí se encontraba una detective de muy mal humor que lo vio y le dijo que se sentara en la silla, mandó al oficial que lo esposara las manos a detrás del respaldar, cosa que él hizo, dejando al padre inmóvil, ella lo vio y empezó a reírse, le dijo algo como “coño Reynaldo quien te viera en este momento, las cosas que tienes que hacer por no haberte ido del país verdad??”

Él se quedó extrañado y ella sabía que no la reconocía, es que no te acuerdas de mi verdad, se sacó el carnet de identificación y le mostró el nombre, si ella, esa chica medio gordita y tímida que él había usado para conocer a la otra, la que hoy es su esposa… es que la vuelta da unas cuantas vidas chamo.

Sacó una bolsa que tenía al lado de la silla y la abrió, era una caja, que tenía un robot justiciero nuevito de a paca, ella le dijo que lo había incautado para sus sobrinos, pero calculó mal y le quedó uno sobrando y que bueno puede hacer una buena acción por el día de navidad, pero obvio que no iba a ser de gratis…

Por eso dejó el juguete a un lado de la mesa mientras pegaba al padre amarrado a la padre y lo amordazó, le bajó los pantalones y los interiores para agarrarle el falo, le dijo que si no le gustaba podía ver el juguete y pensar en la felicidad de su hijo, así lo hizo mientras vio a la agente quitarse la ropa y encaramarse a él para hacer posible la penetración, cuando sintió la base del pene pegar con la entrada de su vagina, ella mientras le lamía los lóbulos de las orejas le dijo muy suciamente antes de empezar a cogerlo, te dije que serías mío tarde o temprano, igual las mejores cosas se hacen esperar.

Ya de noche el abnegado padre llega a su case, escoñetado, molido, cansado y sobretodo remegacogido, porque la jeva le dio una mega maraqueada de campeonato por un largo rato, abrió la puerta y su hijo apareció y le dijo que donde estaba, su madre estaba en la cocina ni se quiso aparecer. El padre solo sacó la bolsa y se la dio, el chamo la agarró y la vio, sus ojos se abrieron como platos cuando vio el robot reluciente en caja, se acercó al padre y lo abrazó y le dio las gracias que lo quería mucho, muchísimo, el padre estaba de rodillas y muy agradecido, el chamo se fue a la habitación mientras el padre subía a su cuarto, su esposa le quiso decir algo, pero él sencillamente se quiso ir a dormir, mientras el chamo agarró la caja del robot y la dejó tirada en una esquina, total el juguete era solo una imitación, casi perfecta, pero imitación al fin…

 Light Me Up (8) Light Me Up (10)

III

Ya eran las 6:30 de la tarde de ese 24, estaba el dependiente de la tienda cerrando sus puertas luego de un día bien ajetreado y burda de coño su madre, estaba terminando de pagarles el día a sus empleados con todo y bonus, por eso no se dio cuenta de la niña muy linda, la cual se acercó al mostrador y cuando el dependiente la vio, ella le dijo, señor tendrá un jamón planchado que le quede…

El dueño no le había parado mucho, cuando el dependiente le dijo, coño menorcita ya los vendimos todos no nos queda, la chica puso cara de pánico, se puso blanca y preguntó, no le quedará alguno, no importa yo me lo llevo no hay rollo, la chama puso cara de abatimiento cuando el dependiente le dijo que no podía que no tenía, y un señor de sobretodo negro le puso la mano en el hombro, la chica bajó la cabeza, él creyó ver incluso hasta una lágrima caer en su mejilla lentamente.

Esa imagen se le quedó pegada al dueño de la tienda, aún cuando cerró, se fue a su casa, lo recibió su mujer y sus hijos, y mientras hacían la cena y compartían, hasta que siendo las 11 de la noche tomó uno de los jamones de la cocina y se dijo, tengo que hacerlo, los demás lo vieron y no le pararon mucha bola, total no era la primera vez….

Por eso llegó rápidamente a la casa de la familia la cual estaba en plenos preparativos de su cena, el hombre tocó y los padres con cara de cansancio aparecieron una chica, que se dijo que era la hermana de la muchachita recibió el jamón y aparte de las gracias y como agradecimiento le dejó un poco de estofado familiar, de esos que tienen ese toque que los hace muy sabrosos, el hombre lo agradeció y se fue camino a su casa, mientras la muchacha cerraba la puerta y colocaba el jamón sobre la mesa, les dijo a sus padres, les dije que ella era muy obediente, no había necesidad de castigarla, al final consiguió su parte de la cena, de la cual ahora ella es el plato principal y sus visceras son el toque secreto del estofado que el dependiente comerá con su familia, luego de darle gracias a Dios por los esfuerzos hechos y los alimentos recibidos.

 Light Me Up (11) Light Me Up (12) Light Me Up (15)

IV

Otra navidad por fuera, el trabajo lo había hecho así, iría en otra oportunidad, pero él extrañaba pasar las navidades, no tanto con sus familiares, sino con ella, la dueña de todas sus nochebuenas, por eso la extrañaba tanto y la quería tanto, aparte de desearla por supuesto…

Por ello decidió tomar la oportunidad, una parranda de días dobles de trabajo, libraría los suficientes para poder irse y así los hizo, pensando en su premio, cuando terminó, llegó a su residencia, donde estaba su maleta lista, salió volando sin despedirse de los demás, llegó al terminal donde agarró el primer carro dirección capital y veía el camino hacerse muy lejano, casi infinito, pero más cerca de su destino, que era lo que contaba.

Luego de llegar a la casa de sus padres, habló y compartió, dijo que ya venía y se fue camino a casa de su amada, antes pasó a comprarle un regalo, algo que siempre le ha gustado, luego se fue a la casa de ella, vio que no había llegado y por eso la esperó a una distancia prudencial para sorprenderla.

El sorprendido fue él, que la vio llegar, pero iba acompañada por otro chico, bien apuesto por cierto, iban caminando por la acera hablando y agarrados de la mano, hasta que en la entrada de su casa, él sacó de la manga un presente, muy parecido al que el chico había comprado, ella se alegró lo agarró, lo besó en la boca y se lo jaló para los adentros de su casa, para que luego penetrara placenteramente en sus propios adentros, los de ella pues…

El muchacho se quedó patitieso, quiso caminar, hablar, hacer algo, pero el cuerpo no respondía a las pocas órdenes que su cerebro intentaba darle al resto de su humanidad, escuchó el teléfono, dos mensajes, uno de su familia, que lo esperan en la cena, y otro de su trabajo, que tenía que reinicorporarse el 26 por una novedad .

Apagó el teléfono, tiró el regalo a la basura y pasó por una licorería, compró algo de licor, total nada le iba a echar una noche buena que se ganó con el sudor de su frente, ni siquiera un corazón hecho mil pedazos, con dolor se bebe más rico verdad????

 Light Me Up (19) Light Me Up (21)

V

A ella le costaba un poco ponerse el corsé rojo que le había llegado envuelto en celofán, con la nota, hoy si vas a tener una tremenda noche buena, aparte del conjunto, bien subido de tono, estaban los guantes blancos con manga hasta casi los codos, la faldita y una botas de cuero con tacón de punta y unos ridículos pomponcitos de navidad a los lados, cuando se vistió y se vio al espejo no pudo evitar sentirse deseada, algo perversa y un poco de sucia, tuvo la fantasia de verse al espejo y volverse hombre para someterse, acariciarse y luego cogerse hasta acabar saciados de placer, tanto él como ella, no pudo evitar llevar un par de dedos hacia allá abajo y sentirse la humedad, con el calor y un clítoris asomado que se estaba inflando y que con cada roce sentía una electricidad que la zarandeaba y recorría perversamente haciéndola erizar, pero decidió que todavía no, que ya vendría el momento y su saciedad.

Por eso caminó lentamente hacia el sofá de la sala, donde le dieron instrucciones de que esperara, allí los minutos se hicieron eternos hasta que la puerta se abrió y allí vio a su maridito, al cual se acercó, abrazó y también besó tiernamente, acercándose mucho a él, pero le extrañó que estaba de civil, porque el ya solía venir ya con su vestimenta de rol, y que estaba como cansado, le sintió la erección y todavía no la tenía tan dura…

Pero antes de que ella dijera algo, él la atajó, que venga en malas condiciones no te exime de que tu vas a tener tu noche buena, te tengo un regalito que de seguro vas a adorar.

Y en ese momento se abrió la puerta y aparecieron dos especimenes masculinos, musculosos como a ella les gustaba, la tomaron y la llevaron suavemente al sofá donde mientras uno la besaba suavemente, el otro empezaba a despojarle de las ropas que en este momento le empezaban a estorbar pues, sentía una lengua perversa entrelazándose con la suya, mientras la otra lengua, con ayuda de unos labios y unos dedos jugueteaba con los picos endurecidos de sus pezones gruesos, que eran lamidos y succionados con firmeza y hambre, cuando sintió una mano traviesa bajar a su entrepierna intentó evitarlo, pero se le salió un gemido…

Ah, con que si, vamos a tener que llenarte la boca para que no hagas ruido…y con ello el que le estaba besando no perdió tiempo y le colocó un falo tieso y enorme para llenarle la jeta a la chica, que con todo y eso, no podía dejar de gemir, mientras el otro chico se había metido entre sus piernas agarrándo las manos de ella para sujetárselas por debajo de sus propias piernas, separadas por medio de los hombros del muchacho que la estaba mamando y que le terminó de someter, luego de hacerla acabar un par de veces y de saborear cada centímetro cuadrado del falo que le invadió la boca, quedó en el sofá con las piernas abiertas, y vio a su marido, desnudo y listo para entrar en ella, al acomodarse para penetrarla y mientras los otros dos se acomodaron para succionarle los pezones y acariciarle el clítoris mientras el hombre la iba a coger, este le dijo antes de que ella obedeciera…

Aquí está tu regalo, y no te acomodes mucho esto es solo el comienzo… y espera lo que te tengo preparado para el año nuevo.

 Light Me Up (23) Light Me Up (24) Light Me Up (25)

VI

Como cosa rara cuando uno viene y prepara las cosas para que salga bien con meses de anticipación, a último minuto  siempre pasa algo y al caga.

Porque mi personaje había cuadrado todo para irse a su casa a pasar el 24, pero un inoportuno evento ambiental, llamado huracán remardito, hizo que todos los vuelos desde el 24 hasta al otro día quedaran suspendidos, osea, solo imaginarse que iba a pasar el 24 a 25 encerrado en un ascensor con un poco de gente que no conoce, iba a ser un ambiente poco propicio.

Pero ni modo, se lanzó una buena de al mal tiempo buena cara, estaba ladillado leyendo una revista, cuando se dio cuenta de algo en la revista de una chica que tenía al lado, la chica se dio cuenta y le dijo algo como “qué te gusto???” el chico se apenó pero le dijo que necesitaba ver algo en la revista que tenía, ella le dijo que podían intercambiar, total, la había leído ya y no tenía más interés, la que él tenía podía tener cosas de interés para ella, cambiaron revistas, se presentaron y al rato estaban hablando de un poco de pendejadas, tu sabes para pasar el rato, porque iba a ser un buen rato. Hasta que a él se le ocurrió una vaina ahí.

Se logró meter en el sistema de música del aeropuerto, que estaba pasando en loop un coñazo de música insoportable con los mensajes navideños y de disculpas de las compañías de vuelos. Y logró meter un stand up de esos picantes de unos comediantes bien coño e madres que al pana le gustan, muchos se rieron, hubo unos cuantos que se medio molestaron, pero luego se unieron al coro de risas, hubo algún encargado que quiso quitar la vaina, pero cuando se dio cuenta que la gente no estaba tan molesta y que coño, el estaba también atrapado, qué carajo, el chamo le dijo que si tenían cosas por ahí que no usaban y quedaban mal paradas, la chica dijo, el almacén de las cosas perdidas.

Por eso llamaron a la gente por el sistema de megafonía y les dijeron para que pasaran al almacén de las cosas perdidas a ver que conseguían, muchos entraron y consiguieron maletas que habían dado por perdidas y otros consiguieron cosas que les hacían falta, lo cual logró una tremenda alegría, al final muchos decidieron quedarse en el almacén total no hacía tanto frío como afuera, salió uno que tenía algo de comida, y luego otro, la gente del cafetín que no pudo irse, sacó un poco de comida que ya iba para afuera, pero como estaba en buen estado la pusieron para que la gente comiera, una gente de catering, echó una mano, tenían una fiesta que atender, pero la cancelaron y estaban de regreso con todo eso, lo pusieron y con un poco de voluntarios para cocinar, pues empezó la fiesta.

Estaban todos medio acomodados, en mesas, en el suelo y en los mostradores, empleados, clientes, pasajeros y mucha gente, todo con un poquito de comida y algo de espíritu navideño, todos celebraron y brindaron por la navidad, que no importaba donde fuera, sino que fuera con gente que la pasaba muy bien, llegaron las 12 y todos se empezaron a abrazar y a compartir.

Ya a las 5 de la mañana llegaron las autoridades correspondientes y los sorprendieron a todos relajados y dormidos en algunos casos, dieron la información que habían logrado recuperar las operaciones y que pronto podían salir a sus destinos, muchos estuvieron alegres, aunque no tanto.

Mientras muchos empezaron a intercambiar teléfonos y formas de contacto, estaban nuestro par de dos, que estaban a punto de despedirse, pero ella le dijo que no tenía mucho que hacer a donde iba, que podía irse con él, él le pareció una buena idea, pero cómo cambiaba el vuelo, una de las dependientas del vuelo le dijo que no había problema, que de eso se encargaba, al final ella lo vio y decidió besarlo en la boca, le dijo que esa era la primera parte de un premio que ella le tenía por darle una noche buena que si fue buena, y que cuando lleguen a donde tenían que llegar se iba a poner mucho mejor.

 Light Me Up (26) Light Me Up (33)

VII

Y bueno, ahora tenemos un Scrooge maracucho, que se llamaba Adermiro Marcano, dueño de un negocio que le iba bien, pero que era más pichirre el coñito, más cuando su socio Kleyderman Maria de Jesús falleció de causas naturalmente económicas, léase que una jevita quiso tumbarle los reales y lo envenenó por medio del escocés que siempre tomaba, el pana quedó con el negocio y se puso más ladilla todavía.

Por eso ese 24 estaba con la ladilla de vender, vender y vender, le importaba una mierda eso de los precios justos y como había pasado por debajo unos reales a los fiscales, podía vender como le diera la gana, le llegaron unos muchachos de una fundación pidiendo colaboración, y como siempre les dijo que no, a sus empleados los despachó así sin mucha sorna, su sobrino que trabajaba con él lo invitó a la cena de navidad de su casa y él también le pintó una paloma y además lo llamó jalabola, el sobrino le dijo que algún día todo cambiará.

Iba camino a su casa, vio los centros comerciales empezar a cerrar, los buhoneros vendiendo el repele y tomando curda para celebrar, los niños en el parque terminando de recoger para irse a su casa y lo de siempre, nuestro para Adermiro se fue a su casa, donde pasaría lo de siempre, poner la vieja radio, una botella de licor y a tomar como un demente, no quiso anotarse a un maratón de series que pasaban por el cable, porque ya eso lo hacía sentir más miserable de lo que se siente en estos días.

Y por eso a las 10:30 estaba escuchando la música de la radio cuando algo pasó, la música se detuvo y su nombre empezó a sonar y muy feamente, por eso empezó a buscar qué pasó y se encontró a Kleyderman María de Jesús, o lo que era su alma, atada de cadenas y con una camisa del Caracas (Kley era magallanero, por no seguirle el coro a su papá que si era de las Águilas). Le dijo que llegó a esto por ser un amargado, que él iba por el mismo camino si no lo corregía a tiempo y que le iban a mostrar tres espíritus de sus navidades para que viera y cogiera consejos.

Llegó al rato el primer espíritu, el de las navidades pasadas, donde él vio las buenas navidades con su familia, que era un desastre porque el padre se ponía a beber como un idiota, se ponía impertinente y la cagaba burda, todavía se acordaba de su última navidad, que ya curdo hasta las metras, lo agarró por el cuello y le dijo que él nunca sería nadie sino trabajaba ni tenía plata para mostrar, ah y que no debía confiar en nadie porque todos buscan el dinero, al año siguiente murió y las navidades se acabaron, por lo menos la de ese año, toda sombría y con mucha lágrima, hizo que Adermiro empezara a tomar y a olvidarse de lo que era la navidad.

Luego venía el espíritu de la navidad presente, donde le mostró como muchos celebraban la navidad con lo que podían, en cenas bien decentes y compartiendo todos, en la casa de su sobrino siempre estaba un puesto esperando por que lo ocupara Adelmiro, mientras otros estaban de guardia en los hospitales atendiendo accidentes por mal manejo de fuegos pirotécnicos y otros baleados, mucho trabajo y nada de celebración.

Y luego vendría el espíritu de la navidades futuras, donde Adermiro se veía muertico, por cirrosis, un entierro solo y la posesión de sus propiedades por parte del gobierno, por no tener heredero, la compañía la terminaron expropiando y pasando a los trabajadores para que produciera, pero como no había materia prima, terminó cerrando, la familia de Adermiro ni se molestó en ir a su funeral.

En eso se despertó y se sintió arrepentido y con ganas de cambiarlo todo, ya se iba a poner manos a la obra, pero en esto apareció otra vez Kley, que le dijo que está bien que haya aprendido la lección, pero que mosca con quien se junta y en quien confía, porque en su futuro se iba a poner a abrir la compañía a la confianza y uno de sus empleados de confianza de ese momento, lo iba a pescar y lo iba a joder bien jodido, pa que esté mosca. Porque los tiempos han cambiado y hay mucha gente que le gusta morder y cercenar la mano que le da de comer.

Adermiro lo pensó bien y al final le dio las gracias por ese consejo, se fue a buscar una tienda de abarrotes donde comprar algo para llegar a la fiesta de su sobrino, donde lo recibieron primero con reservas y luego con cariño y de allí al hospital, todo mientras el espíritu de Kleyderman María de Jesús, empezaba a soltarse de los grilletes y cadenas, pero no de la camisa del Caracas, le dijeron que hasta que no le logre sacar de la cabeza de su hijo la idea de matar a Adermiro por venganza, no se la va a poder quitar, se ha dicho pues.

 Light Me Up (34) Light Me Up (35) Light Me Up (37)

VIII

Estaba todo listo para la entrega de regalos anual que siempre hacía el colegio todos los diciembres a los niños del albergue, esta vez era Cristina la niña más popular que se estaba haciendo cargo de eso, como parte de sus actividades extra académicas, con la ayuda de sus amigos y amiguitas, lo estaba haciendo todo bien, y sobretodo de su noviecito lindo y bellos, de esos que hacía parecer ambos tapa de revista de frivolidades de la alta sociedad.

Ya la noche anterior luego de haber conseguido las cosas, organizarlas, envolverla y acomodarlas, estaba todo listo para llevarlo al albergue al día siguiente, Cristina quiso agradecerle al noviecito tan lindo él, por todo lo que ha hecho por ella, en verdad él no hizo un coño e madre, pero quedó bien parado, y justo esa noche tuvo su premio, una buena noche buena en la cama de ella a escondidas de sus padres, al amanecer luego de consumadala maldad, ella se fue en camino diferente a él, porque él tendría una vaina importante que hacer luego iría para allá, se despidieron con un beso en la boca, y ella le dijo que era lo mejor que había pasado en su vida, el contestó muy secamente igual para mi…

Y bueno llegó la hora, están todos listos para esperar la camioneta con los regalos que se iban a entregar, pero no aparecen por ningún lado, Cristina está algo nerviosa, porque su novio debió llegar hace rato con los regalos para empezar la entrega, hay cámaras de televisión, los padres de los otros niños y compañeros de colegio que también están expectantes, la jeva decide llamarlo otra vez al teléfono y sorpresa!!! No contesta porque está apagado y una de las amiguitas le muestra un teléfono con una red social, donde se ve el novio en la playa con un poco de culitos y burda de caña, foto con 32 minutos de subida a la red, a ella se le fue todo pal piso, se sintió engañada y con una vocecita en la cabeza que le decía una y otra vez, coño carajita, ves lo que te pasa por puta???? Bueno por puta no, esto te pasa por pendeja y creída, bueno enamorada tenías que estar pues.

Pero esa voz fue tapada por un ruido, que ella no podía entender, hasta que vio el camión negro que entró tocando corneta al colegio, lleno de juguetes, reconoció al conductor, una de las amigas le dijo chama ese coñito no es Ernesto???? Pero si el no tiene licencia de conducir… salió una de las amigas de Cristina y le dijo que era como siempre el último recurso, que si no cuentas con el novio de la protagonista, echa mano de uno de los eternos enamorados que giran a su alrededor de forma invisible, hasta que se hacen visibles cuando hacen falta, porque esos siempre sacan la pata del barro.

Ernesto llevó el camión al colegio (nunca supimos de donde lo sacó), le bajó el volumen al Death Metal mega matraca que estaba sonando en el repro del mismo, se estacionó frente a los muchachos y con un aliento a caña que no jugaba carritos quiso decir, llegó la maldita navidad no joda, coño e su madre agarra tu regalito, menos mal que la pensó y solo dijo, llegó la navidad, abrió la parte de atrás del camión y ahí estaban ese coñazo de regalos, listo para ser entregados a los niños, vinieron las muchachas y a empezar a entregar, Ernesto sacó su disco de Death remardito del repro y pegó un Mp3 con miles de gaitas y canciones de navidad, solo para hacer algo de ambiente.

Pero no había terminado todo, le pidieron a Ernesto que se pusiera el traje de Santa para ayudar a entregar unos regalos, pero lo pensaron mejor cuando a las chica les les llegó ese aliento a aguardiente además tenía una cara de amanecido y unos chupones en el cuello como señal de que se estaba portando muy mal (pero burda de bien) antes de ser solicitado, solo le pusieron el traje y lo dejaron allí, se lo puso por encima de la ropa y cuando se estaba terminando de poner la barba falsa uno de los carajitos que lo reconoció, le dijo… Tu Santa Clause???? Jajajajajaja coño e su madre, tu lo que seras es Satán Clause vale…

Lo que hizo reír al chamo y los carajitos que no son ociosos empezaron a llamarlo en coro Satán Clause a pesar que las maestras y las monjas lo impidieron, mejor lo dejaron así… Ernesto no pudo evitar sonreír como un demente.

Así que cuando vino Cristina y quiso acercarse a Satan Clause para agradecerle, estaba sentado en una banquita, con una botella de refresco, que tenía un 5 % de cola negra y el resto de Ron puracho, quiso hablar con él y lo miró con ternura, él la vio y sintió ganas de pararse y besarla, pero lo pensó, las cosas no saldrían como el lo imaginaría en su cerebro sumergido en alcohol, por eso le dijo que mejor hablarían en otro momento, porque el muchacho es tímido en banda, pero romántico y locote cuando el alcohol lo invade. Mejor no.

Por eso decidió andar por allí por el resto de la velada, donde salió la canción…

cuando la navidad esté en peligró, en conjunto con la sonrisa de un niño

 y el designado Santa Clause se perdió, porque el coño e madre es un  puto de mierda singón

no te preocupes, que a sacar las patas del barro,

aparecerá Satán Clause amanecido en su camión,

con un coñazo de regalos, y una botella de Ron,

cuando no hay Anís o la cerveza se acabó,

a salvar la celebración con Death Metal recontracoñoesumae en la cabeza.

y humildad y alegría con algo de perversión el corazón. Oh si.

 Light Me Up (39) Light Me Up (41) Light Me Up (42)

Bonus:

Se acercaba la fecha de navidad y al detective se le estaba empezando a poner el cuerpo malo, pero bien malo, porque sabía que si no hacía algo, el 25 de diciembre aparecerá otra familia asesinada totalmente, siempre pasa el 24, se hizo llamar el asesino de la navidad, o también en los bajos fondos como el niño Herodes, tu sabes por la matanza de los santos inocentes.

Y por eso tiene días revisando las evidencias y las fotos de las escenas de crímenes de los años pasados, siempre son familias completas, que son apuñaladas y desangradas hasta la muerte, colocadas sentadas en la mesa familiar frente al manjar de navidad, no hay robo, la puerta no es forzada y ninguna huella que pueda verse, ah y obvio las infaltables galletas de navidad, sobretodo esa que tiene forma de pretzel y está cubierta de azúcar, como al detective le gustaba desde carajito. Mientras ve las fotos, el mapa, los reportes forenses, una y otra vez de forma obsesiva, en esos días ve las fotos de los cuerpos de los muertos, que parecieran abrir los ojos y hablarle, echarle la culpa de que ellos cayeran bajo al mano y el cuchillo del asesino que les quitó la vida, y el futuro y los sueños con el mañana a todas sus victimas, llenas de sangre, de gusanos y podredumbre lo señalan y le dicen que todo es por su culpa, por su culpa y su maldita culpa.

Hasta que se despierta y sin querer mueve un pote de galletas de navidad y cae encima de las evidencias, molesto las recoge una por una para meterlas en la cestica, pero cuando va a recoger la última la vio encima del mapa y vio las puntas, cada una apuntando a donde pasó uno de los crímenes, todas menos una, reconoció el edificio, abrió los ojos como platos, y se fue corriendo a la casa… era la casa de sus padres.

Llegó y se dio cuenta que todo estaba oscuro, muy silencioso, cosa que le perturba porque esa casa está llena de ruidos todos los días, entra por la puerta trasera de la casa y camina por los pasillos, ve desde lejos la cocina y ve a los miembros de la familia, están inmóviles, pero vivos, lo ve porque todavía están respirando.

En ese momento escucha un ruido, como un grito de auxilio, se va corriendo a donde está la persona y ve que a una chica la están amarrando y amordazando para colocarla en la mesa, cuando el muchacho fue a apuntarle para que la dejara en paz, sintió un coñazo por detrás de la cabeza que lo dejó noqueado.

Cuando abrió los ojos está en la mesa sentado y amarrado como los demás, unos están conscientes y están pidiendo auxilio por medio de la amarra y la mordaza, vio al asesino de las navidades, y se dio cuenta que eran dos, por eso las cosas salían tan bien al mismo, uno de ellos, el que calculó que era el asesino dominante, le dijo que lo lamentaba, que le gustaba que se hubiera obsesionado por su caso y su forma de matar, pero las obsesiones son malas, consumen el alma el cerebro y el corazón para que uno se vuelva zombie autómata que haga las mismas cosas una y otra vez, son las mismas que lo hacen matar una y otra vez cada 24 de diciembre, y con quien consiguió a su aprendiz, el único que ha sobrevivido a sus visitas, y que ahora tomará su lugar, se asegurará de eso, verdad mi aprendiz…

Si claro, así será, y en ese momento sacó la pistola que le había quitado al detective al golpearlo y le disparó en la cabeza al asesino cayendo redondito en el piso con los sesos esparcidos en el suelo.

Se acercó al detective, le quitó la venda de la boca y le dijo, lo voy a soltar detective, solo con una sola condición…

Cuál es?? Dijo el detective…

Cuando yo lo suelte, tome la pistola que está allí y máteme por favor, que ya estoy muerto desde el día que él mató a mi familia…

Lo soltó cortándole las amarras con el cuchillo y se le puso de espaldas, el detective tomó el arma que estaba cerca de él y le apuntó, quiso no jalar el gatillo, pero aún así lo jaló, no habían balas en la recámara, el asesino se volteó y lo golpeó sin alcanzarlo, ya en el suelo, el asesino le dijo que su anterior yo había muerto cuando perdió a su familia, pero nació uno nuevo y mejorado cuando jaló el gatillo, y no se… no se quiere ir, que lo lamentaba detective, pero es así…

Y el detective dejó de verlo a él, porque vio a la persona que estaba detrás de él, uno de la familia que se soltó no sabemos como, pero con un bate en la mano y en lo alto, le llegó al asesino, que solo se volteó a ver como la parte gruesa y dura del bate se estrellaba contra su cabeza, de allí el negro, el silencio y la nada, no celebraciones, ya serán para el año que viene…

 Light Me Up (44) Light Me Up (51) Light Me Up (52)

Extended Bonus:

Se había propuesto por fin ganarle la batalla de las luces a su vecino, que siempre ponía ese coñazo de arreglos de luces que cubrían la casa y los alrededores, y que bueno lograban atraer la atención hacia su casa que era premiada y hasta aparecía en los periódicos, para que luego se lo restregara en la cara, una y otra vez en cada año.

Por eso esta vez decidió jugársela completa, compró ese coñazo de luces y las puso en las afueras, en el jardín, en la cerca y hasta en los pasillos de la casa, estaba fajado pegando y conectando las luces, cuando su hija, esa muchacha tan diligente, le preguntó, papá pero leíste las instrucciones de estas luces alemanas de poder, dicen que jalan corriente que jode, el padre no lo había hecho, es más ni sabía que esa vaina tenía instrucciones, pero le dijo que si, que no había problema que todo estaba bajo control, que ya vería la gran sorpresa.

Así que llegó la noche de navidad cuando el vecino prendió su casa en luces y se vio una vaina demasiado espectacular, todo los vecinos lo vieron y lo aplaudieron, en eso apareció el vecino y le dijo que muy bien, pero que él había también acomodado su casa, así que siéntense y que vieran, justo mientras la hija vio que las luces que tenía el vecino de enfrente también eran alemanas, no le dio tiempo de decirle a su padre que no encendiera las luces.

Y al final ambos vecinos fueron noticia, porque las dos casas al encenderse al mismo tiempo, jalaron tanta corriente que sobrecargaron el sistema y dejaron sin luz a todo el vecindario hasta el día siguiente, provocando una mentada de madre espectacular de los vecinos y de los técnicos del servicio eléctrico, mientras tanto en una casa vecina, estaba todos los miembros de la familia, a la luz de las velas, juntos rezando y dando gracias, porque estaban juntos por primera vez en un poco de tiempo, que estaba felices, y sobretodo que había cocinado la comida justo a tiempo antes del apagón, familia precavida permanece mucho más unida verdad?

 Light Me Up (47) Light Me Up (46)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: