RETAZO DE POST… PRESENTANDO LA PESADA MASCARA DE LA FALSA SOCIEDAD

Tenemos escrito, este lo que viene es así pues…

Los últimos días de mi personaje vinieron marcados por un amargo despertar, antes estaba metido en una especie de burbuja, en conjunto con el resto de sus conocidos y el resto de la gente, una burbuja que tenía la forma de una especie de máscara sonriente que se le había colocado cuando empezó a tener razón, lo que hizo que perdiera la razón, el razonamiento, la capacidad de pensar y además las ganas de disentir, cuestionar y demás, por eso su vida siempre fue como la vida de los demás, tranquila, normal, y a veces hasta un poco aburrida, con mucha predecibilidad y pocas emociones, el personaje mío, ya parecía una especie de robot de esos hechos en una línea de producción igualito a los demás en vestimentas, gestos físicos y sobretodo la máscara que llevaba encima que le gritaba a todo el mundo que era feliz, y es que tenía que ser feliz so pena de que si la gente no era feliz, la amenaza podía despertar y si la amenaza despertaba, pues todo acabaría muy abruptamente, y el fin de la seguridad prometida con todos sus beneficios era una vaina demasiado aterradora para tan siquiera pensar en esa posibilidad.

Pero a mi personaje le tocó pues, un día, como cualquier día de su vida, mi personaje se encontraba haciendo… pues lo que la sociedad dominante le había ya programado que hiciera de forma sumisa y mecánica, cuando le llegó una especie de revelación, una especie de luz, lo vamos a llamar nada más y nada menos que la verdad, esa misma que siempre se encuentra allí a la vista de todos, pero que como incomoda a mucha gente, pues la disfrazan con una gran cantidad de mentiras para que nadie la vea y si la ven, pues sea bastante distorsionada o muchas veces mal entendida…

El caso es que la verdad le llegó a mi personaje, le llegó de improvisto, por no decir de un solo coñazo, y uno bueno directo a la boca del estómago, en ese justo momento en que toda la extensión de la verdad llega a ser entendida, recibida y asimilada por mi personaje, en su interior sucedió una especie de crujido, de fractura o desmoronamiento, empezó en el interior de mi personaje y terminó en la máscara que le habían puesto, que se fracturó por la mitad y cayó al suelo, quebrándose en muchos pedazos y al final volviéndose polvo que el viento se llevó, a pesar de los desesperados intentos de recuperarla, al final de todo lo que quedó fue un vacío, que primeramente no reconoció, pero luego cayó en cuenta de que era una extraña sensación que luego se le hacía familiar, lo había sentido antes, pero le habían cambiado la seña.

Por supuesto que las cosas para mi personaje no fueron lo mismo, luego de haber perdido la máscara y la sonrisa, no veía las cosas como las veía los demás, además que los demás se dieron cuenta muy rápido de la anomalía que representaba mi personaje, cosa que pasa cuando en un sistema tan plano, pues sucede una sacudida, muchos lo empezaron a ver como raro, mi personaje no ayudó mucho al no entender a los demás como antes y no portarse como los demás y la sociedad esperaba que se comportara, los que estaban a su alrededor lo empezaron a cuestionar y a señalar, obvio que en silencio y a sus espaldas en forma de susurros, y mi personaje pronto empezó a sentir más solo y abandonado todavía, primeramente se sentía como un proscrito, como un segregado, cosa que le cayó medio mal, y lo hizo sentirse mal, pero luego de pensarlo un poco como mucho, a lo mejor no era tan malo, tu sabes mijo que el individualismo cuesta un gran esfuerzo que muchas veces no trae ningún tipo de recompensa, pero al final puede valer la pena si te pones las pilas.

Por eso mi personaje no le paró bolas a los demás, se volvió una especie de factor discordante, cuya indiferencia lo hacía más incómodo y sobretodo más polémico, cosa que hacía que varios le diera como miedito su aparecida, por eso muchos lo quería fuera de lo que fuera su vida, otros no siquiera querían su salida y su desaparición, por eso hasta la autoridad empezó a seguirle y a investigarle a fondo, mi personaje sabía que eso pasaría, total su instinto que se estaba desarrollando, se lo estaba advirtiendo, por eso se lo tomó con calma, igual muchas veces se lo están advirtiendo, que si no volvía al carril, pues podía ser causal de que le llegara el gran castigo, ese que le dan a los herejes por no ser como las sociedades los exigen a cambio de su tranquilidad y su felicidad.

Hasta que no pudo más la sociedad soportar la salida y existencia de mi personaje, que a pesar de que no hacía nada malo, solo vivir, la sociedad lo tomó como una especie de factor extraño dentro de un cuerpo que por más que intentó asimilarlo y modificarlo, como no lo absorbió era momento de suprimirlo y expulsarlo para que el mismo pudiera funcionar normalmente, o por lo menos como había sido configurado.

Pero justo cuando la sociedad iba a suprimir a mi personaje de la historia, algo pasó, justo en ese momento, la sociedad colapsó, porque el gran castigo apareció sin que nadie lo hubiera llamado ni invocado, llegó como una Apocalipsis arrasador que se llevó a todos por el medio y nadie pudo hacer nada para evitarlo o por lo menos contenerlo. Cuando mi personaje vio ese fuego abrasador venir en camino hacia él y en el proceso llevarse por el medio a cuanto ser con máscara había en el camino, se sentó en una silla, sacó un cigarro de su bolsillo, lo encendió y le dio una buena jalada, y le dio tiempo de levantarlo hacia la ola apocalíptica y sonreír antes de que la ola pasara por encima de él. Y como a los demás vino un gran resplandor, enceguecedor que luego se lo llevó a un negro infinito y profundo.

En todos los confines de la sociedad estaban los cuerpos tirados en el piso por doquier, uno de ellos empezó a moverse, a levantarse un poco aturdido y desorientado, luego vino otro y otro y unos cuantos más hasta que todos se regresaron a la conciencia, y esta vez si sería conciencia porque cuando empezaron a llevarse las manos a la cara, buscando la confirmación de que todavía estaban vivos, se dieron cuenta que ninguno de ellos tenían las máscaras, total, todas ellas habían sido arrasadas por la verdad. Ahora ya no habían máscaras ni disfraces, tampoco directrices y mucho menos autoridades, que usaban el miedo y la manipulación para la dominación total y absoluta.

Y mientras tanto uno de ellos mira a los lados y ve al que está al lado, le gusta el rostro que ve, porque es muy diferente al rostro que estaba acostumbrado a ver, por eso no pudo sino estirar las manos hacia el semejante y ponerle los dedos en el rostro para reconocerlo y sentirlo, la persona que recibió el gesto lo replicó hacia él, poco a poco los demás que vieron esa acción la copiaron y la hicieron, reconociéndose en el otro como un nuevo yo, el inicio de una nueva sociedad, mientras tanto mi personaje hace rato que desapareció en camino a su propio destino, ya no es mi personaje, hace rato que no lo es, se ha vuelto él mismo y al final es lo único que a él le importa… y por cierto a mi también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: