RETAZO DE POST REZAGADO… FEATURING THE DAMNED 8 BALLER

Nos había quedado un relato pendiente, y es este, nos lo encontramos entre unos apuntes y decidimos echarle pierna pues, dice así…

 56544434_01 56544456_04 56544472_07 56544493_12 56544503_14

El local se encontraba ubicado en las afueras de un pueblo ubicado casi en el medio de ninguna parte, ubicado justo al lado de una carretera interminable, llena de huecos y aderezada por un calor infernal, no tenía identificación, porque su cartel hace rato que fue invadido por el óxido luego de años y años expuesto a la combinación inclemente del sol y la lluvia, tenía algunas luces para la noche, pero en general el local a simple vista pasaba desapercibido y para muchos era mejor así.

En su interior, estaban muchas personas, la mayoría hombres que se la pasaban conversando y jodiendo, obvio que también ingiriendo unas buenas cantidades de bebidas alcoholicas que se expendían en el mismo, una vieja rockola se la pasaba colocando esas viejas canciones donde el desamor, el sexo, el alcohol y los ajustes de cuentas se combinaban con letras desagarrandoras y muy dolorosas con inconsolables que habían sobrevivido el paso del tiempo y el olvido, por lo menos en ese sitio que se repetían cada  cierto tiempo como un loop infinito y sin pausa.

Y bueno, mientras el pasar del tiempo transcurre en el local, pues los lugareños van y vienen, beben y conversan, y bueno mientras crecen, se arrejuntan, se reproducen y mueren, pues además allí juegan pool vale, en varias mesas que tienen los bordes algo descoloridos y las alfombras un poco deterioradas, las bolas de juego tienen ya abolladuras de los múltiples coñazos que se han dado unas con otras, pero igual se sigue jugando, puede ser entre dos o entre cuatro, a veces de forma amistosa y muchas veces con apuestas, sea por dinero o rondas de cerveza, cuando no es el acceso a la entrepierna jugosa y caliente de alguna de las ficheras que están en el local de un poco más allá, ese donde terminan muchos de los jugadores cuando el pool cierra, cierra tarde, pero el otro local no cierra nunca.

Y bueno es un viernes, quincena…. así que el local está full, las cervezas van y vienen, las bolas chocan unas con otras y entran en las buchacas que están alrededor de la mesa, se pagan apuestas, otras veces se dan unos coñacitos cuando el que debe se hace el loco, pero esas cosas se resuelven afuera como dicen las reglas, el caso es que los hombres y mujeres siguen sus jugadas y la están pasando lo suficientemente bien cuando están allí, cuando en la entrada del local hace su aparición él, nadie lo reconoce al inicio, y tampoco es que haga falta, pero que demonios hace él allí, si él allí no tiene nada que buscar???

 56544504_15 56544519_17 56544564_22 56544575_23 56544591_24

Inciso demanufacturado: se llama Tyler Ellis, desde chico había mostrado una gran habilidad como jugador de pool, cortesía de su padre que fue jugador profesional, primero lo había tomado como un hobbie, pero luego se volvió una especie de obsesión que se hizo una buena forma de ganar dinero, porque practicó tanto y tanto que se volvió muy bueno, y eso le dio pie a que se hiciera profesional.

Por eso tomó por asalto los rankings profesionales, subiendo como un meteorito, ganando a cuanto oponente se le atravesara por el frente, fue ganando campeonato tras campeonato con una facilidad cada vez más sorprendente, fue llamado el chico prodigio del pool, aún así se la pasaba horas y horas practicando y perfeccionado su juego casi legendario, pero nunca encontraba la paz en el juego, sentía que le faltaba algo por demostrar por eso seguía jugando, una y otra vez.

Y en una de esas giras de equipos deportivos que hacía por allí, se encontraba haciendo un clinic de juego donde mostraba alguna que otra técnica que lo hizo invencible, cuando a uno de los patrocinantes se le ocurrió la genial idea de una partida, total era el campeón absoluto, qué podía salir mal.

Apareció un chico, normal pues, que decidió probar por no dejar pues, el pana Tyler le dio el chance de partir piña, y el chamo le dijo que no hacía falta que lo hiciera él, como el ya estaba acostumbrado a partir piña y arrasar, pues le dio, vio una de las bolas ir en camino a la buchaca y sorprendentemente se quedó cerca de la misma sin entrar ante el asombro de todos, Tyler le dijo al chico que bueno, se la dejó pues. El muchacho tomó su palo se colocó en posición y antes de darle el coñazo a la bola, le dijo que… lo sentía pero nunca le había gustado el camino fácil.

Por eso le dio a otra bola que estaba del otro lado cercada por una parranda, la metio, de allí fue una ronda de arrase con tiros nada sencillos, brincando por encima de otras bolas, tiros con efecto y con rebotes dobles y hasta triples, dejando a todos boquiabiertos, incluyendo al tipo Tyler al cual le dijo que no se podían ganar todas verdad.

Obvio que Tyler se quedó picado y terminó encontrándose al jugador en un local de pool que estaba en un céntrico boulevard capitalino, estaba bebiéndose una cerveza, lo vio venir sin pestañear, le preguntó si quería la revancha y el obvio le dijo que si, que quién le había enseñado a jugar así, el chamo le dijo que era viendo a alguien jugar y que nada si quería saber en donde, pues que lo derrote y con gusto se lo dijo. Así lo hizo con una facilidad un poco extraña, cuando el chamo vio la bola 8 caer en la buchaca decretando la victoria de Tyler, le escribió una dirección en un papel y se lo dejó en la mesa, él lo tomó y leyó, cuando le iba a preguntar dónde quedaba ese lugar el chamo se había hecho invisible y desapareció entre las calles desiertas.

 56544652_26 56544671_27 56544767_37 56544770_39 56544783_42

Había llegado al pueblo luego de consultar la dirección, el manager de Tyler nunca entendió el porqué quería ir a ese sitio que él ni siquiera sabía donde coño estaba, pero bueno el muchacho se puso obtuso, había que ir.

Por eso llegó en la noche del viernes, vio el local lleno de personas jugando y bebiendo, no les paró bola, vio una mesa desocupada en una esquina y decidió tomarla, agarró una piña y empezó a jugar, haciendo tiros más y más complicados, obvio que eso hizo que los otros jugadores empezaran a fijarse en ese desconocido que llegó de no se sabe donde y empezó a hacer tiros raros, uno de los lugareños se acercó y preguntó qué estaba buscando él por esos láres, Tyler lo vio y le dijo, bueno, un oponente para jugar pues, y que me gane…

Dijo que tenía un fajo de billetes para apostar, que el que le gane se lo lleva, sino, pues no pasa nada, por eso empezaron a ir uno por uno los lugareños a probar suerte y las habilidades de Tyler, que uno por uno se los llevó por el medio, una vez, dos y hasta tres veces, los jugadores no podían creer lo que veían, el muchacho hacía trucos y tiros que son casi imposibles de ejecutar, logrando arrancar varias muestras de asombro, mientras él solo se lo tomaba normal pues, la costumbre de ser el mejor hace que las cosas sean así no.

Y bueno nadie le ganó al muchacho, una parranda de partidas y todas ganadas, algunas con barrido tipo que el otro ni un tiro tuvo que hacer y daba paso al siguiente, los lugareños poco a poco fueron desapareciendo y largándose, derrotados y a veces humillados, el chico Tyler justo cerca de la hora del cierre, vio el local prácticamente vacío, la rockola estaba en silencio, pensó que no había más nada que buscar, cuando llegó a la puerta, allí estaba ella.

Vestida de chaqueta y falda de cuero, botas negras, lentes y cabello hasta las caderas ondulado de color castaño, tetas de buen tamaño naturales y unas rolo de piernas con un culo redondito y parado, él se quedó sin aliento y burda de impresionado, la vio llegar a donde estaba ella y le dijo, qué pasó chamo, te vas tan pronto??? Y yo que andaba pendiente de una partida rápida ahí, te animas??? El chamo obvio que no se negó, claro que al empezar cuando el encargado iba a poner algo de música, ella le dijo que ni se le ocurra colocar esa mierda de música, ahora se va a escuchar lo que ella tiene en el repro de música que lleva en la cintura… un Ace of Spades (como el que lleva ella tatuado en el hombro izquierdo)? Obvio que si.

Esta chica si le dio bastante trabajo, no le dejaba los tiros fáciles y más de una vez le picó adelante, haciendo que el muchacho se esforzara, pero igual ganó el primer match, se sintió bien pues, mientras tanto la chica decidió quitarse la chaqueta mostrando sus atributos en una camiseta sin mangas, volvemos a jugar guapo???? Mientras más ganes, más prendas me despojaré, pero si gano yo, te quitare unas cuantas cosas yo también, la lujuria se apoderó de la mente de Tyler y obvio que siguió jugando, le despojó de la falda, guantes y camiseta, luego de jugar de nuevo y ganar, pues la chica se quitó la parte de arriba quedando topless, mostrando unos pezones de color oscuro aureola grande y gruesa punta además de perforados con piercings haciendo una especie de cruz, no pudo dejar de verla, además de desearla, ella lo vio con carita de perversa se acarició los pechos sensualmente y le dijo que si le gustaba algo de lo que veía podía poseerlo, solo tenía que ganar una vez más. Eso si, si pierde va a tener que bajarse duro de la mula, obvio si acepta la apuesta

Claro que luego de que Tyler aceptó, la chica jugó y empezó a pasarle por encima, le sacó un coñazo de real, un reloj de oro que llevaba encima, las prendas de ropa, zapatos, el carro que lo había llevado y hasta el cinturón que lo acreditaba como campeón mundial, y ella normalita en Topless, obvio que le dio una ultima oportunidad de recuperarlo todo, un todo o nada. Pero antes un poco de motivación.

Por eso le cerró la distancia y lo besó en la boca con mucha pasión y mucha lengua, estremeciéndolo completamente, luego lo soltó y le dijo que jugara, Tyler jugó y para más ñapa ganó la partida, recuperó todas las cosas que había perdido, pero no la ganó a ella, más bien había perdido algo más, su corazón y mente en conjunto con su alma, salió del local sintiéndose más derrotado que nunca mientras ella lo veía irse con una sonrisa en los labios, las cosas que pasan cuando no puedes dejar de ganar verdad?????

 56544796_45 56544801_47 56544811_49 56544818_50 56544821_51

The Bonus: el local siguió abierto, total el dueño y el dependiente se largaron a dormir, y la muchacha, pagó un coñazo de real, dijo que no había problema, que ella cerraba antes de irse y dejaba la llave donde siempre la deja, sitio donde solo el que debe sabe donde conseguirla.

Por eso estaba con un poco de death metal matraca a todo volumen, bebiendo guarapita de Oreo, aunque ella prefiera llamarla guarapita de Odio, gracias a un borracho que la bautizó así, y jugando unas partidas en solitario, había terminado de armar una piñita y estaba lista para darle el coñazo cuando el muchacho apareció, por fin mijo, le dijo la chica, te estás haciendo esperar mucho, no te hagas el importante.

El chico sonrió, dijo que le costó llegar al sitio por problemas de pasaje, y que nada, que venía por su parte del trato, alma por sexo, como consiguió un alma que no era de él, pues el trato se mantenía.

Ella lo vio, predecible como los demás se pensó a si misma, y le dijo que como no, que deje que limpie la mesa y con gusto van a empezar a tirar.

Se cuadró, levantó un poco más las caderas para que el muchacho pudiera bucearle ese sabroso culo que lo tiene loco, movió a los lados y de un solo coñazo le dio a la piña, todas las bolas entraron en las buchacas quedando la mesa vacía para que ella pudiera encaramarse en ella, se despojó de las ropas y se mostró desnuda ante él, y que demonios esperas??? Le dijo.

Por eso lo atrajo hacia ella y le metió un beso con lengua perversa en la boca jugueteando con la lengua de él, mientras él con las manos la acariciaba en los pechos y las piernas buscando la vulva, ella se lo encaramó encima buscando la dureza de su masculinidad la cual sacó y empezó a acariciar, luego lo volteó boca arriba y llegando al falo erecto descubierto, lo acarició con la lengua antes de succionarlo muy lentamente, haciéndolo enervar y perder el control de sus sensaciones mientras bajaba y subía lentamente pero con regularidad sin perder la fuerza de la succión en la cabecita del guevo, el chico estaba agarrado de dos de las buchacas y con los ojos cerrados y dientes apretados, justo antes de que ella se le encaramara encima y empezara a introducirse el falo de él en su vagina húmeda y lista, pensaba para si antes de empezar a mover las caderas como una lavadora con nitro… cada vez que acabemos tu y yo, tú serás menos de ti y más de mí, muy adictiva y placenteramente, como siempre.

 56544807_48 56544833_55 56544837_57 56544839_58

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: