ESTE ES UN RETACITO DE POST VESTIDO DE BLANCO PARA MATAR

Ah… este cerebro mío se busca unas vainas bien locas para sacar inspiración para escribir…

Se despertó muy pesadamente, luego de que el despertador sonará por un largo rato, abrió un ojo y luego el otro, pero parecía que los tuviera pegados con silicón, le costó burda ponerse de pie porque sentía el cuerpo demasiado pesado, quiso quedarse en cama, porque la noche pasada había sido bastante acabatrapo al estilo, pero la voz femenina muy familiar que le dijo, mi amor había que pararse, lo puso en alerta, cuando se volteó a ver, la vio a ella, no era la ella que quería ver, pero era un ella…

Que esperabas mi amor??? A tu amorcito??? sigue soñando bebeh… el mundo está sostenido sobre una parranda de pendejos soñadores y burda de guevones que sostengan el peso del mismo hasta que se les fracturen las piernas y los brazos…

Él no le paró mucha bola, quiso seguir durmiendo un rato más, pero la jeva se le incorporó encima y lo hizo abrir los ojos… ponte de pie galán, mira que hoy es el gran día… Damo de honor jajajajajajajajajajajajajajaja

Si, hoy era el día, donde la chica que tanto le gustaba se casaría, y para más ñapa el era el caballero de honor, lo habían invitado varias veces y él se negó, pero tuvo que venir ella y se lo pidió en persona, que lo necesitaba allí en frente, quiso negarse, una y otra vez, miles de veces, pero al final dijo que si, y muchas veces se maldijo repetidamente por ello, pasaron los días y la vio por allí, también vio al novio, al cual no le caía bien, más que todo, porque él le picó adelante y le quitó a la muchacha cuando tenía su mejor chance de poder llegar algo a ella, y bueno el sentimiento de animadversión era como mutuo pues, estaban unidos por ella, que los quería mucho y tenía la esperanza de que por lo menos pudieran ser panas, cosa que nunca pasaría…

Pero el muchacho se puso de pie por fin y la chica que tenía enfrente le dijo, que le había conseguido un buen traje, con unos buenos zapatos y una buena percha pues, para que se viera como un buen muñequito de torta, ya luego se lo pondría, pero antes habían unas tareas que había que hacer, le dio la espada, la pistola y la escopeta, habían unos demonios que mandar al averno de regreso en viaje sin retorno, y había que hacerlo rápido, porque esa boda, ella no se lo querría perder.

Ya al atardecer, estaba la novia, los invitados, los familiares de ambos y un poco de gente en la iglesia donde ella estaba celebrando la boda que le había costado burda prepararla, pero igual se sentía un poco mal, porque él no estaba, era muy importante que él estuviera allí, porque necesitaba su aprobación, necesitaba que todavía él fuera su amigo, a pesar que sabía que le había partido el corazón en mil pedazos cuando le dijo que se casaría y lo había rematado cuando le pidió que fuera el caballero de honor, se notaba nerviosa y un poco malhumorada, pero explotó de alegría cuando lo vio entrar lentamente por la puerta de la iglesia, ella lo agarró, lo abrazó y le agradeció que jode que no se hubiera echado para atrás, cuando escuchó la voz femenina que le dijo que no se lo perdería por nada, quedó desencajada, un vestido demasiado sexy que hizo que todas las miradas se posaran en su cuerpo, tanto lujuria masculina como maldita envidia femenina, le dijo al chamo que donde iba y él se fue a buscar el puesto, la novia la vio con algo de incredulidad y algo de… coño no se, pero ella lo sabía, por eso se le acercó y le dijo, deberías agradecerme, porque sino fuera por mi no tendrías damo de honor, es que ustedes son una vaina demasiado seria coño, cuando se fue a sentar en la banca con el caballero de honor delante de ella, solo se decía, The Devil Takes Diferent Shapes.

Entró el novio, y se puso en posición, luego apareció la novia con el padre y él la entregó, llegó el otro padre (el de la iglesia) y empezó a hablar de todas esas cosas del matrimonio y demás paja, se dijeron los fulanos votos llenos de amor y esperanza, hasta que vino el padre…

Jura usted amar a la fulanita, hasta que la muerte lo separe y demás…

Si, lo juro…

Jura usted amar a fulanito, en las buenas y en las malas, salud y enfermedad y derivados hasta que la muerte los separe y demás paja…

Si lo juro…

Vino el beso de los novios, las algarabías y los hurras, el padre dijo una vaina allí y luego dijo lo de siempre que si había alguien que se oponía a esta unión, que hablara ahora o callara para siempre…

El muchacho lo pensó, pero solo como media décima de segundo, tuvo que venir una voz bien ronca acompañada de unos disparos a decir Yo me opongo… lo cual lo sacó de sus pensamientos.

Las detonaciones sorprendieron a los presentes, lo que vieron a continuación fueron varios seres enormes y deformes, algunos armados con arma blanca, otros con armas de fuego que tomaron la iglesia y se colocaron en las ventanas y puertas de la misma, al centro de la entrada estaba un hombre de sobretodo negro con armas y espadas, el cual camino hacia el altar donde estaban los novios hablando que esa verga del matrimonio era una farsa, que al final, la vida misma se encarga de matar el amor entre dos personas y las vuelve casi unos enemigos, y sino, los hijos les matan la pasión que hizo que ambos se unieran y se amaran, siempre hay algo que jode el amor, y hay que estar claro que el amor no dura para siempre… pero yo no vengo a hablar del amor, yo solo vengo a terminar de volver mierda al mundo y darle comienzo al Apocalipsis y por eso vine aquí, porque aquí hay alguien que tiene el mecanismo de arranque de la mega destrucción y señalando a la chica que vino con el novio, tu eres y tu me lo vas a dar, si o si, por las buenas o por las malas, y como quisiera que fuera por las malas…

La chica obvio que dijo que no le iba a dar un coño e madre, por eso el hombre de negro se fue con la espada hacia ella, la cual ni se movió, la espada estuvo a punto de llegarle, pero algo lo detuvo en seco, extrañamente, se encontró al novio de frente que había detenido la espada usando las manos desnudas, aunque les provocó cortes en las muñecas, el hombre de negro se echó para atrás y lo vio con risas, le dijo que alguien que estaba en la boda de la persona que amaba sin ser el novio le parecía patético, pero al final moriría igual, por eso mandó a sus otros demonios… vamos mátenlo y tráiganme el mecanismo… la chica solo se colocó cerca de él y le dijo, llegó el momento de que no me decepciones, mientras el novio quitándose el flux le dijo, si mi señora, no la decepcionaré.

Por eso usando la espada que tenía guardada se fue a pelear contra todos los demonios matándolos uno por uno, con maestría y sobretodo sin dudas, un solo golpe era suficiente para partirlos, ante la mirada de todos los presentes asombrado, incluyendo la novia que no daba crédito a lo que estaba viendo, luego de destazar a todos los seres del inframundo que estaban en la iglesia, solo se encontró al hombre de negro, que tenía de rehenes a los novios, le dijo que si los quería tener con vida aún, que debía bajar la espada, cosa que él hizo luego de unos minutos de dudas, el hombre de negro se rió de él, que esa verga del amor le parecía pura paja, lo que no contó él fue que el novio tenía una pistola que usó pegarle justo donde había un espacio entre los novios, el hombre de negro, fue sorprendido por el plomazo y soltó a los novios, cuando fue a responder, varios plomazos se incrustaron en su cuerpo, cayendo de rodillas ante el novio que se acercó lentamente, escuchó las palabras, que si lo mataba el resto de sus hermanos vendrían del infierno por él y a terminar el trabajo que él había empezado… el novio lo vio y antes de jalar el gatillo le dijo, es que es inevitable… si o si, el tiro fue de gracia, cuando el hombre de negro lo recibió cayó hacia atrás volviéndose un poco de cenizas que se deshicieron en el viento…

El novio guardó la pistola y la espada que tenía a la mano, la chica se acercó rápidamente a él y le dijo que tenían que irse, porque venía más gente, o bueno gente que eran más demonio que humanos, él le dijo que no había problema que él se encargaría, se fue a la puerta de la iglesia que estaba cerrada, al abrirla los exteriores parecían una representación del infierno, muchos seres del inframundo esperando en las afueras, el novio solo dijo que si querían vivir que no salieran hasta que los rayos del sol volvieran a infiltrarse a la iglesia, le dijo a la muchacha que vino con él que esperara que él ya volvía, cuando cruzó la puerta la camisa empezó a arder en llamas y la gente vio como de su espalda aparecían unas alas de titanio bien grandes, y de sus brazos como unas extensiones bien afiladas, no vieron más porque luego de cruzar la puerta se escuchó un grito burda de cagante que se multiplicó por cientos y la chica cerró la puerta, luego de eso vio a al novia que se veía un poco desconsolada y le dijo con la mirada “despídete de él, porque los que son pérdidas para unos, son ganancia para mi”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: