ESTE ES UN RETAZO DE POST SUCIAMENTE VENENOSO CON PONZOÑOSO CON PELIGROSO… LA PRECUELA

Esta vaina se relaciona con un relato que subimos ya hace un coñazo de tiempo, como nos da medio ladilla buscarlo, mejor lo hacemos así…

 32021970_1517389 32021980_1517392 32021986_1517395 32021992_1517397

Marina del Carmen Rengifo tuvo una infancia algo difícil, jodida pues, porque era la niña menor de una coñaza de hermanos mayores, los cuales en vez de protegerla y cuidarla, pues solo la trolleaban y la ladillaban que jode, total, la familia tenía un gen maltratador, que pasada de padres a hijos y los hijos entre los hermanos se pisoteaban y se jodían, y todo eso al final le caía encima a la pobre Marina que ya desde chamita tuvo que aprender a defenderse,,,

Pero pasó algo que la predestinaría a lo que vendría a continuación, estaba en los campos donde se perdía con sus hermanos por largos ratos, porque por esos lares no había mucho que se podía hacer, cuando iba caminando por un claro y pisando el piso, nunca supo como no lo vio, pisó un escorpión, y este obvio que lo picó en el pie izquierdo, el grito se escuchó lejos, pero los hermanos no le pararon bolas, tuvieron que pasar unos minutos, cuando uno de ellos vio a la chica desmayada en el piso, casi sin respirar, cuando vieron el escorpión en el piso aún con vida que le intentaba picar de nuevo, así si se cagaron.

La llevaron rápidamente al centro asistencial más cercano, donde no pudieron hacer mucho, le administraron los cuidados intensivos, pero no había muchas esperanzas, la muchacha se veía más del otro lado de los muertos, que de este lado entre los vivos, pasó 7 días entre fiebres de 41 pa arriba, convulsiones y sudoraciones, mientras sus padres solo la veían a la distancia, estaban algo asustados, pero más que todo porque bueno, ella era la que mantenía la familia en la parte del hogar y bueno, era la parte buena en una familia llena de maldad disfrazada malmente de evangelio.

Mientras Marina se debatía entre la vida y la muerte, vio un sueño, demasiado real, un hombre que iba caminando entre un poco de oscuridad, se acercó a ella, le dijo que ella viviría, que su momento no había llegado, porque habían planes para ella, planes a los cuales no podría escapar…

Y en ese momento el hombre empezó a transformarse, le salieron tenazas, patas y una larga cola con un aguijón enorme, luego de ponerse muy negro, cuando se dio cuenta se había transformado en un enorme escorpión, que le habló y le dijo, que cuando llegue el momento deberá dejar de tenerle miedo, porque si tiene miedo, no regresaría para contarlo, que ojalá le quede claro… en ese momento apareció una luz cegadora, de allí Marina del Carmen no recuerda más nada sino que abrió los ojos, vio a sus padres enfrente de ella, pero no vio ninguna muestra de alegría por su regreso.

 32021995_1517398 32021997_1517399 32022008_1517403 32022011_1517404

Los años pasaron, la chica creció, los hermanos también, unos se arrejuntaron con otras chicas, las preñaron y resolvieron ese peo llevándolas a la casa, para que Marina se encargara de cocinarles, además el padre de la familia un día se fue a buscar una botella de alcohol y más nunca regresó, se fue con otra chica mucho más joven para seguirla llenando de gente, y eso hizo que la madre se pusiera más irritable y la terminaba pagando con  la pobre Marina que era la única que no le respondía los reproches de su familia, pero las cosas no mejoraron para nada cuando la madre empezó a tomar en algunos bares y conseguía algún que otro querido, que se lo llevaba a la casa, para luego de cogerlo tenerlo un rato en la casa malviviendo lo poco que había en esas cuatro paredes, y bueno más de una vez los queridos veían de forma lasciva a la muchacha que ya era una señorita muy linda a pesar que su madre cada día la odiaba más y más, por ser más que todo ella antes de la decadencia y la quemazón.

Pero uno de los últimos pretendientes de su madre, pareció ser el peor, ese si le tiraba miradas lujuriosas a la chica, buscaba rozarla y tocarla cuando la madre no la veía, y más de una vez intentó besarla en la boca, ella no se dejó, pero no podía hacer nada, total, si abría la boca, su madre lo más probable es que la botara de la casa, sus hermanos tampoco es que estuvieran interesados en meterse en ese peo, total ya estaban ocupados con sus mujeres, la que los tenían.

Y llegó el día clave, estaban en la casa y la madre salió  al mercado, otra oportunidad para que el padrastro buscara que Marina del Carmen le diera lo suyo, ella salió corriendo de su alcance, pero tuvo el gran pelón de tropezar y caer en el suelo, eso lo aprovecho el padrastro para agarrarla y someterla luego de arrancarle parte de las ropas que cargaba encima, se le montó encima y la besó a la fuerza, cosa que ella respondió mordiendo con furia la boca del tipo, de la arrechera él agarró lo primero que tuvo a la mano y le metió, una piedra que se estrelló contra la cara de Marina, dejándola inmóvil. El hombre se asustó vio a los lados y al frente, nadie pareció ver lo que hizo, por eso actuó rápido, cargó el cuerpo de la muchacha, que aún estaba con vida y lo lanzó al pozo que estaba en uno de los extremos de la propiedad, lo único que ella veía era una gran oscuridad… la misma que vio desde el fondo del pozo como las lágrimas salían de sus ojos… aunque no podía llorar…

No tengas miedo… sabes que no te permitiremos tenerlo verdad…

No lo podía ver pero sabía que estaba allí, había reconocido la voz, desde el sueño que tuvo cuando estaba entre la vida y la muerte, de cuando en cuando aparecía para hablarle, llegó a su lado y le dijo que era momento de que cumpliera sus nuevas obligaciones, pero claro primero tendría que darle su don.

En la oscuridad vio como el hombre se desnudaba por completo, a pesar de la oscuridad pudo notar como tenía una gran cantidad de tatuajes en su humanidad, todos eran escorpiones de diferentes tamaños que cubrían gran parte de su cuerpo, el hombre empezó a decir unas cuantas palabras en un idioma inentendible para ella, y vio como los escorpiones parecían mover las tenazas y los aguijones estando en la piel del hombre, luego de esto el hombre se paró encima de ella, y le dijo, estés lista o no, llegó tu momento… será mejor que no tengas miedo…

En ese instante en plena oscuridad el hombre se deshizo encima de ella, volviéndose muchos innumerables escorpiones que la cayeron encima a la muchacha y empezaron a caminar sobre ella, su corazón latía rapidísimo, mientras sentía ese poco de patitas caminando por su humanidad, hasta que por alguna razón empezó a calmarse vio cerca de su cara un escorpión y burda de grande que puso las tenazas cerca de sus ojos, ella lo vio fijamente luego cerró los ojos y se relajó, en ese momento las picadas empezaron a invadir su humanidad, decenas, cientos de pinchazos que primero dolían que jode, pero ella no se quejó, pronto el dolor desaparecería.

32022012_1517405 32022025_1517410 32022026_1517411 32022028_1517412

El hombre estaba en la casa con la familia contando lo que había sucedido, que según él la muchacha se volvió loca y decidió irse de la casa a buscar fortuna, no se despidió de nadie y él intentó ponerla en razón de que no se fuera, pero no le paró bolas, la familia tampoco estaba por la labor, pero se pusieron de piedra, cuando se abrió la puerta y Marina del Carmen pasó, la vieron solo con la bluma puesta y llena de tierra, con muchos escorpiones caminando las curvas de su cuerpo, vio al que era su padrastro y extendiendo su mano, se volvió una tenaza que puso en su cuello apretando lo justo y necesario, de la parte baja de su columna salió una cola con un aguijón que apuntó hacia él, cuando uno de los hermanos intentó acercarse el aguijón lo apuntó hacia él, que ni se le ocurriera… el aguijón se acercó al tipo que estaba bien cagado en los pantalones, y se colocó a tiro de picarlo, para matarlo… pero una voz interrumpió el momento justo… no lo mates, total su peor castigo es el estar vivo.

Cuando ella se volteó, lo vio, se presentó como su ayudante, que la vino a buscar para llevarla a su nueva vida, lejos de esa porquería, tendría muchas cosas buenas y de pinga, claro su nuevo trabajo lo pagaría todo, ella le dijo que solo necesitaba una ducha y buscar algo de ropa, el hombre le dijo que con gusto, igual su trabajo era esperarla y acompañarla…

Mientras el agua caía en cascada para estrellarse con su humanidad, los escorpiones que rodeaban su cuerpo se fueron disolviendo, como si el negro de su color se volviera tinta al final los escorpiones se le acomodaron dos encima de los pechos, uno por los lados de la cadera izquierda, dos atrás de los muslos, uno detrás del cuello, uno en el hombro derecho y solo por si acaso, uno en la pelvis empezando la pierna izquierda pues, se vio al espejo, como los escorpiones movían las tenazas y los aguijones antes de quedarse inmóviles, y ella por un buen rato mientras se vestía no podía dejar de sonreír, mientras sentía mucho veneno recorrerle las venas y ser bombeado por un corazón bastante acelerado.

 32022033_1517414 32022037_1517416 32022041_1517418 32022044_1517420

Es una noche bastante movida en uno de los burdeles más caros de la ciudad, las chicas en sus trabajos atendiendo los clientes y ellos pagando que jode pues, habían varios shows, pero ya a la media noche la que atiendo el local toma el micro y anuncia que para esta noche tenían una sorpresa muy especial, una chica exótica, traída directamente de la madre patria Russia, con ustedes la sensual y venenosamente adictiva Mariuska. Tengan cuidado con ella porque es sencillamente mortal

La muchacha salió por uno de los batitubos moviéndose con agilidad, de cabello rojizo intenso y vestida de cuero negro en top, falda y botas de tacón puntiagudo, bailó en el escenario y caminó por encima de las mesas despojándose poco a poco del top y la falda, quedando en traje de baño negro, el cual primero voló la parte de arriba dejando sus pechos al descubierto y luego la parte de abajo, poniéndose en posición para que vieran su diadema femenina con solo una mota de vellos y dos enormes escorpiones en los muslos, se acercó a unos tipos de traje, con muy mala cara y armas en las manos y se lo recostó bien batido pues, los hombres ni se dieron cuenta de los escorpiones que la niña tenía en las muñecas y que tampoco se había pasado a ellos, esperando el momento justo para picar…

Ya luego del bailecito, fue llamada a atender a dos clientes a la vez, dos tipos adinerados que les gustaba maltratar chicas malas, luego de pasar al privado se le fueron encima, mientras uno de ellos lo tenía entre las piernas lamiéndole el clítoris y el resto de la vagina, el otro le tenía la lengua casi hasta las amígdalas mientras le apretaba y le acariciaba los pechos pellizcándoselos violentamente, la muchacha la costaba mantener la concentración, pero igual lo estaba disfrutando un poco, hasta que llegó el momento en que puso las manos por detrás del cuello de uno y dejó caer dos escorpiones que tenían en la muñecas, mientras que el escorpión del costado fue suficiente para sorprender al hombre que le estaba mamando la cuca a la muchacha.

Cuando Marina del Carmen se estaba vistiendo vio a los dos hombres muertos tirados en el piso, se sentó en la cama y vio a los escorpiones que estaban en la cama y en el piso, caminaron hacia ella para tomar su lugar en el cuerpo de la señorita, luego de vestirse salió del privado a un local ya vacío y desolado, vio los dos hombres sentados e inmóviles, se acercó a ellos y extendiendo las manos los escorpiones regresaron a sus muñecas, salió del local con unos audífonos donde obvio que estaban sonando los alemanes de Scorpions, mientras revisaba los mensajes de su celular, donde estaría otro encargo para ganar unos buenos cobres, para Marina del Carmen Rengifo, a.k.a. Mariuska Dyek Radojevich, a.k.a. La mujer escorpión…

 32022051_1517424 32022053_1517425 32022054_1517426 32022056_1517427 32022062_1517429

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: