WHIPLASH… CAUSE LEARNING HURTS (AND SOMETIMES ACHES LIKE A FUKIN HELL BABE)

 whiplash_poster

“There are no two words in the English language more harmful than good job.”

Aja pues…

Desde que la vimos nos llamó la atención, porque bueno, somos admiradores de los bateristas, y que bueno, a pesar de ser metaleros burda de rancios le tenemos respeto que jode al Jazz, aunque tú sabes eso para nosotros es como una empanada chilena de Bacalao, demasiado fino para el paladar pues, aunque no dejamos de degustarla en cuando podemos.

Así las cosas, llega aquí por fin una de las más esperadas, con el título medio loco de Música y obsesión (aunque mejor le hubieran dado el título de música y tortura pues), una bicha que tiene una parranda de nominaciones al Oscar y que ha dado mucho que hablar.

Tenemos a un pana llamado Andrew Noman, que es baterista de jazz, hijo de un músico de Jazz que no lo logró y que entra a una de las más prestigiosas escuelas de música del país, el pana está agrandado, pero pronto se encontrará de frente a Terrence Fletcher, uno de los mejores maestros, cuya fama de tener los mejores músicos, va acompañada de sus métodos casi nazis de aprendizaje, llevando a sus pupilos a un poco más allá del límite y un coñazo más allá aún, el pobre Andrew no sabe lo que se ha metido… pobrecito vale. Y por si acaso también le gusta una muchacha de donde se frecuenta, pero eso interferirá con su camino seleccionado.

De allí tenemos unos performance actorales sencillamente salvajes en la parte protagónica y antagonista porque entre Miles Teller y un J.K. Simmons demasiado locote, mantienen una pica demasiado bestial, de pana el último es ese profesor que uno siempre se encuentra y es un soberano hijo de la gran verga coño e su puta madre, bueno vale así pues… y el Teller que es testarudo y no se va a dejar joder así tan fácil, aunque tiene sus momentos cuando se derrumba y bello, aunque igual no se va a dejar pues…

Claro, lo malo, es que el resto no es tan bueno, porque se concentraron tanto en este par, que el resto lo medio obviaron, nunca supimos la historia del padre del chamo, a la jeva la matearon pero bello, mejor ni la hubieran puesto y el resto de los personajes pues están de adorno, y obvio, la historia tiene unas lagunas más grandes que el lago de Valencia, osea tiene una fastidiosa sensación de mateo pues…

Pero no importa… porque cuando la música empieza a sonar y la batería empieza a retumbar, se te olvida, demasiado bestial las performance, sobretodo la última, demasiado corta para mi gusto, como esta bicha que solo dura 95 minutos, unos 15-20 más no hubieran caìdo mal pues…

En fin, no será le película del 2015, pero por lo menos fácil le damos un pódium, de lo mejor que hemos visto en lo que va del año, nos ha dado mucho más que The Theory of Everything, The Imitation Games y Boyhood… oh si babe…

Llévatelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: