ESTO ES UNA CORAZONADA EN FORMA DE RETAZO DE POST

Esto viene de esta manera…

Luego de que estallara la guerra, las historias, con las familias, con los amores, todo fue fracturado y arrasado, todo por las ansias de poder, tanto de uno como del otro bando, aunque hubo una profecía que les hizo la advertencia que si llegaban a este punto, ambos perderían de forma fatal no pararon bolas, total, cómo podrían perder la guerra y si ganaban, quién coño los iba a detener????

El guerrero, estaba de salida en la entrada del pueblo, se estaba despidiendo de su familia, esposa con tres hijos de menos de 10 años hasta 6, eran el orgullo del padre, que los tenía en el corazón y él era la inspiración de sus hijos que sentían el orgullo a flor de piel cada vez que nombraban a su padre con las proezas que había hecho, se abrazaron y luego el muchacho salió en camino, iba a muy buen tiempo, como para llegar antes, pero no iba a llegar antes, porque paró en una vieja casa que parecía abandonada…

Cuando la puerta se abrió lo esperaba ella, joven rozagante, bien rica, con la piel brillándole por el sudor y la excitación saliéndole por los poros y mojando las ropas que cargaba encima, el guerrero se acercó a ella, y fundiéndose en un beso, él empezó a despojarle las ropas para hacerle el amor como un condenado a muerte que tira por última vez, así como suelen cogerse a las amantes y nunca se cogen a las esposas… ya pasando la noche, luego de unos cuantos gemidos y placeres, el guerrero, con un poco de culpa, pero bien comido se fue a la guerra, era el momento de matar.

La guerra fue cruenta, duró unos años bien largo, se derramaros unos cuantos litros de sangre y un campo de cadáveres se armó en la batalla, cuando las facciones se dieron cuenta que ambos estaban como perdiendo demasiado… hablamos de recursos, fue cuando por conveniencia, se habló de negociación y de tregua, solo había un problema, habían cabos sueltos que había que atar y luego quemar, por eso estaba ella, a lo lejos que no había dejado de verlos reunidos y echa la loca había sonreído sin que nadie se diera cuenta.

El guerrero se fue corriendo camino a casa, era el momento de encontrarse con su mujer y con sus hijos, era la última batalla, se lo había prometido, era el momento de entregarse a la paz y a la vida tranquila que muchas veces le habían prometido y varias veces aplazado, el viaje se hizo largo mientras iba como más rápido, pero justo cuando llegó a la entrada de lo que era su casa, vio el humo…

Aparte del humo, las llamas estaban altas, llamas que estaban consumiendo su hogar de forma rápida, él se quedó incrédulo a lo que estaba viendo, no podía entenderlo, igual no le dio tiempo, porque los gritos de auxilio de sus hijos y mujer, hicieron que dejara la espada en el suelo y entrara corriendo a la casa en llamas, entró y los buscó por todos lados, parecía que sus voces retumbaran por todos lados y lo hicieran ir en todas direcciones, mientras las flamas se hicieron más intensas, el humo empezó a cegar y ahogar al guerrero que pronto se vio atrapado entre el calor y el fuego, luego vendría la oscuridad y el frío.

Cuando el guerrero se despertó estaba afuera de lo que quedaba de la casa, más que todo había sido reducida a cenizas, no había quedado nada de lo que fue su familia, el hombre se levantó y caminó hacia la casa, gritando el nombre de sus hijos y su esposa de forma infructuosa, cayendo de rodillas y lanzando alaridos de dolor, hasta quedar tirado en el suelo llorando, hasta que escuchó la voz femenina que le dijo que debía dejar de llorar…

La reconoció, ya estaba como más mayorcita, vestida de negro y muy seria, se acercó a él y le preguntó si quería vengarse de aquellos que le arrebataron todo lo que había amado tanto y por lo que había luchado por toda su vida, el hombre ya casi vacío por dentro, dijo que si, ella le dijo que bueno… ella podía ayudarlo, solo debía pagar el precio, uno que al final no parecía tan alto si te pones a pensarlo en seco.

Ella lo abrazó y muy fuerte, un abrazo cálido y muy protector, el hombre se había rendido al mismo, por eso ella con mucha tranquilidad estiró una de sus manos y pareció alargar sus dedos y uñas, así se las metió por la espalda del guerrero, que a pesar de sentir un dolor muy agudo e intenso por la entrada por sus huesos y piel, no reaccionó ni opuso resistencia hasta que el dolor remitió hasta no sentirlo más.

Ya unos minutos después, la chica con el corazón del guerrero aún latiendo entre sus manos le dijo la lista de todas las personas que ahora debía matar, le regresó la espada que había dejado abandonada en el suelo, y le dijo que nunca debía abandonarla, ya que sería su compañera de viaje y el medio para lograr su objetivo.

Por eso ya el guerrero, ya bien oscuro y siendo algo más, empezó a caminar con un rumbo definido, mientras la chica, cambiando de forma a otra ya más conocida, dejó el corazón en una cajita, enterrado entre las ruinas de la casa, el último sitio donde podrían buscar…

Luego de eso la matanza fue arrecha, un guerrero con ansias asesinas, maestría de armas y sobretodo que las armas no le logran herir, era un asunto bien complicado, muchos cayeron por el filo de su espada, tanto guerreros como alcaldes, administradores y otros, el guerrero era indetenible, y bueno tuvo que llegar el momento, cuando logró matar al último de la lista, el Rey de la región, el que lo había reclutado cuando era un chamo, con la carnada del oro, el honor, el vino y la tierra, nada de eso lo medio cumplió, por eso las plegarias y la solicitud encarnecida de piedad ante el guerrero fue callada de un solo golpe del mismo que ni se inmutó ante ese coñazo de sangre.

Luego de eso, el guerrero se quedó paralizado, tu sabes cuando luego de un gran esfuerzo logras el objetivo por el cual gira toda tu aventura y ahora qué? Eso mismo se preguntó, por eso ella apareció, le dijo algo que no entendió, y le mostró hacia el cielo, su esposa e hijos lo llamaban, que fuera a que estuviera a su lado, que era momento de dejar la tierra y pasar al otro lado del reino… ella le preguntó si lo deseaba y él contestó que si.

Por eso de no se sabe donde sacó la caja donde estaba su corazón, el cual todavía estaba latiendo, sin que él lo viera pues con una aguja negra loa atravesó de un solo golpe, el guerrero cayó de rodillas y luego se acostó inerte cuando el corazón luego del golpe, dio unos latidos y no latió más, la chica sonriendo lo vio y solo dijo… cuando matas por la espada, debes morir por la espada… eso es algo inevitable.

Por eso agarró el corazón y lo guardó en la caja, aparecieron algunos de sus esclavos, les dio la orden de agarrar al cuerpo del guerrero y guardarlo en una urna, una nunca sabe cuando puede ser útil un alma en pena atrapada por los recuerdos del amor, esas son las más fáciles de manipular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: