ESTE ES UN RETAZO DE POST… ALGO RELIGIOSO… TAL VEZ NO

Recordando un viejo Set Sg que tenemos por allí, se nos ocurrió esto.

 01 02 05

I

Ah la familia Ramírez, nunca supimos por qué, pero era de esa familias que bueno, la religión no era su mayor afición, el padre, que era un ateo en banda, se casó con una chica que tampoco es que fuera muy creyente en esas cosas de la religión, y bueno los hijos, eran todos unas joyitas, digamos que en esa casa tu podías pecar con confianza pero con responsabilidad, tu sabes, alcohol, algo de sexo, herejías, leer textos prohibidos y demás.

Obvio que esa forma de ser tan libertina, provocaba no menos problemas en las familias que tenían de vecinos pues, tu sabes, familias, muy religiosas y conservadoras veían en los Ramírez algo parecido a la encarnación del demonio, por eso la familia tenía que mudarse cada cierto tiempo, ya que las autoridades competentes se ponían un poco ladillas con la convivencia y esas cosas pues.

El último vecindario donde se habían llegado, era uno de los que más ladillas iban a tener, por qué, porque era un sitio demasiado bien, demasiado perfecto, demasiado religioso, y eso les iba a causar varios inconvenientes.

 06 08 10

Uno de ellos, eran las constantes visitas de predicadores y pastores, que les querían ofrecer, una plática, una charla, un adoctrinamiento (según ellos) para sublimarse al poder de una religión que no tienen ganas de entender y entregarse a un Dios que no conocer, para los padres eso era algo menos que inaceptable, por eso no aceptaban visitas de ese tipo, a pesar que los visitantes se pusieron bastante insistentes, y a veces algunas visitas no terminaban nada bien, casi llegando a los golpes. Por eso llegaron al punto que en la puerta de la casa pusieron un letrero, “que esa familia era atea, que por favor no fueran a joder con sus religiones y sus enseñanzas” lo cual fue un escándalo de mayores proporciones, con todo e intervención de la policía, obvio que de forma infructuosa.

Y bueno, justo cuando la familia, creyó que iba a tener paz por fin, ya que luego de una larga pelea, los pastores de cuanta religión había en las adyacencias del vecindario como que dejaron el guevo, era un domingo en la mañana, mientras todo el mundo estaba iendo a la iglesia para la misa correspondiente, el padre decidió hacerse una parrilla con toda su familia, cervezas y algo más, estaba ya la carne lista para ser colocada en el asador ya ardiente, cuando alguien llamo a la puerta, cuando el padre abrió la puerta, estaba un señor de negro y sombrero bien opaco, que solo dijo, disculpe, tiene un minutos para hablarle sobre nuestro Dios… el mismo que conocerán muy pronto.

El olor a carne chamuscada invadió casi todo el vecindario, cuando llamaron a la policía y estos fueron a la casa de los Ramírez, nadie respondió, por eso tuvieron que entrar a la fuerza, cuando llegaron al patio, una escena dantesca los recibió.

Padre, Madre, hijo e hija, desmembrados y colocados encima de la mesa de la comida, bueno los torsos con las piernas nada más totalmente desnudos, las cabezas y los brazos, unos colocados en la parrillera asándose y ardiendo, otros colocados en los platos que tendrían para comer, en la parte de atrás estaba escrito en sangre, el no conocer a Dios, no te excusa de tener que enfrentarlo cara a cara… nadie supo quién lo hizo, no hubo culpables, pero si el resto de las familias, se unieron mucho más a las religiones que seguían, tu sabes el medio a terminar como los Ramírez era demasiado arrecho.

 11 13 16

II

Ah el Padre Dominique, había tenido unos cuantos inconvenientes personales, el pecado en sus muy diferentes formas se le estaba acercando como demasiado, tentándolo más de la cuenta y haciéndolo dudar como mucho, por eso en la congregación había cierta preocupación, no bastaba que no hubieran muchos jóvenes que tomaran los estudios y los votos para que venga uno de sus mejores estudiantes y quisiera buscar un camino más mundano, con algo de alarma recibieron la solicitud del Padre Dominique para tomarse un año sabático de sus estudios, cuyo transfondo era que a lo mejor el muchacho iba a renunciar a sus votos recién tomados, aunque no tanto… unos tres años antes loa agarró, y ser un hombre común y corriente, además de pecador también.

Claro que la solicitud tenía que introducirla el mismo en la central religiosa de la capital, así que tendría que agarrar un viajecito de unas tres o cuatro horas en carro para entregar la petición, así que el muchacho agarró su carrito particular y se lanzó a la gran ciudad.

El caso que el viaje era un poco ladilla hacerlo solo, así que pasando por uno de los peajes de salida, pensó en recoger alguna persona para echarle la cola y llevarla pues, había una persona en las cercanías del peaje y al final el padre se detuvo, la persona se acercó rápidamente al vehículo y se subió, le dio las gracias por el aventón y se quitó la chaqueta que la cubría.

Para su sorpresa era una espectacular morena de cabello largo y curvas brutales, que llevaba top y falda corta con botas, se presentó como Yaselin que estaba haciendo auto stop para ahorrarse unos reales, el se presentó como Dominique, no se puso como padre, porque el cuellito o hábito que suelen llevar se lo había quitado, porque hacía un calor y le molestaba que jode, se estrecharon las manos y el viaje siguió.

El padre, dubitativo como siempre, no pudo evitar sentirse afectado por la muchacha, le veía hecho el loco las piernas y el escote de la muchacha que solo veía a los lejos en el horizonte como si estuviera en otro lado lejos muy lejos, mientras el padre ya bastante mundano se imaginaba detenerse en cualquier mirador de la carretera, abalanzarse sobre la morena, besarla en la boca, despojarle de las ropas y pecar carnalmente una y otra vez, la seguía viendo de reojo y se imaginaba esas tetotas paraditas acariciadas por su boca y su lengua, cuando un resplandor pareció sacarlo de su fantasía, eso y el grito de la chica que vio hacia delante.

Un camión de 22 ruedas a alta velocidad iba en sentido hacia ellos, el padre imaginando demasiado se salió un poco de su canal hacia el del camión, por eso tuvo que echar un volantazos bien dado, que hizo que el carro esquivara la gandola, pero se saliera del camino directo a un barranco, justo cuando el carro parecía patinar e irse por ese despeñadero, como por arte de magia el carro se detuvo, el padre estaba sudando frío, la chica estaba todavía alterada.

Al final el padre llevó a la muchacha al cruce que le había solicitado, pero esta vez decidió regresarse a su iglesia, ya no quería dejar los votos por un rato, se regresó, mientras se decía a si mismo que Dios manda mensaje de maneras muy extrañas…

Mientras tanto la chica se paró en el medio de la carretera, pareció escuchar las palabras del Padre Dominique, y se dijo, que de alguna forma había que amarrar a los creyentes porque sino nos jodimos, antes de sacar las alas que tenía en la espalda y salir volando hacia arriba, bien arriba pues.

 19 22 24

III

En la familia Anderson se armó una fiebre un poco loca, una fiebre de conversión a la Evangelización, no importaba que casi todos sus miembros, bebieran como locos, fumaron y fumaron toda clase de cigarros, que montaros, recibieron cachos, echaron coñazo y plomo también, menos que habían unos cuantos resentimientos y envidias entre sus familiares, ahora todos están bajo el amparo de Dios, ya tenían el cielo ganado, ya todo estaba bien, ya eran felices como unas lombrices.

Por eso en la cena de la congregación hecha por la familia, todo era felicidad, celebración y sobretodo mucha hipocresía, la gente se veía con esa cara plástica de que te quiero pero de verdad te tengo mucha envidia y odio. Pero nada, mientras se reunían hablaban de sus congregaciones de la gente que han ayudado, de los que se arrepienten, de los que faltan por convertirse y de los que había que captar, mejor dicho atraer a la religión.

El caso es que la cena iba muy bien, todo estaba tranquilo, hasta que apareció Rodolfo, la oveja negra de la familia, el único que se había negado a convertirse y arrepentirse, lo cual había causado no pocos dolores de cabeza y piques bajo cubierta en la familia, el muchacho no fue muy bien recibido, a él tampoco le interesaba mucho intervenir en la cena, por eso se fue a su cuarto, cuando la familia estaba hablando de que ese era un falla de la familia, un lastre del que había que encargarse de alguna forma, llegó de forma improvista. Llegó a rastras a la casa pidiendo ayuda, que sentía que algo maligno estaba dentro de sus entrañas, logró entrar a la casa e interrumpir la cena, empezó a hablar en idioma muerto, se encaramó a las paredes y se volteaba de forma aterrorizante, asustando a los pequeños, los mayores de la familia intentaron agarrarlo para someterlo, pero la fuerza del tipo era sobrehumana, haciéndolos salir proyectados, la cosa estaba fea, el demonio que tenía adentro estaba cada vez más furioso y tenía ganas de joder.

Justo en ese momento salió Rodolfo de su cuarto llamado por el escándalo, el poseído lo vio y se fue contra él, Rodolfo se le quedó viendo fijamente y luego extendió la mano, parando en seco al poseído que cayó al suelo, Rodolfo agarró al tipo contra el suelo y lo vio a los ojos, mientras le hablaba en lengua muerta.

Ante su familia que se puso a rezar como loca, veía a la sombra del poseído ponerse más grande y deforme, Rodolfo puso la mano en la frente del poseído y luego de hacerle una cruz dijo algo y en ese momento con su mano sacó un demonio enorme de la humanidad del poseído, que cayó desmayado, justo cuando iba a decir las palabras para mandarlo de regreso al inframundo una voz femenina le dijo que no lo hiciera, que podía ser de utilidad, por eso dijo una palabras adicionales y el demonio pareció ser absorbido por Rodolfo que se puso un poco más dark, la chica le dijo que viniera con ella, que hay unos demonios más que cazar un exorcizar.

Mientras el muchacho se cambiaba para salir sin avisar, la chica vio a los miembros de la familia, sonriendo les dijo, pobres, tanta rezadera y tanta adoración y por la vanidad todos están condenados a arder en el infierno, con la risa bien macabra se fue dejando a todos muy preocupados… tanta vaina pana nada????

 25 28 29

IV

Ah, el señor José Antonio, siempre fue un gran religioso, demasiado diría uno, con esa misma religiosidad y sobretodo con mano dura, crió a sus cuatro hijos, bajo estrictas medidas, privaciones, mucho rezo y disciplina que jode, lejos de las ventajas y libertades de otros muchachos, porque en esas libertades estaba oculta la tentación, el ocio y la mano del demonio, el cual le prometió a su difunta esposa que no iba a dejar que se llevara a sus hijos, como si se la llevó a ella, bajo la figura de la infidelidad, como se resolvió eso, no vale la pena que lo contemos, solo que entre machismo, religión y cachos no podía salir ningún final feliz.

Cuando el primero de los hijos estuvo listo para cumplir los 18 años y salir de los estudios de bachillerato, el padre le tenía una sorpresa, lo iba a mandar para el seminario religioso, porque el hijo iba a cumplir el sueño que el padre no pudo cumplir, léase ser religioso, el padre no pudo, porque en su camino se atravesó la pecaminosa de la madre, a quien le echó la culpa de haberla embarazado, aunque él fue el que rascó y que la buscó para tirar, pero ese es otro peo.

La noticia le cayó mal al hijo mayor, el tenía otros planes, por ejemplo administrar la propiedad rural bien buena que estaba dando unos buenos cobres, pero el padre sencillamente le dijo que no, que ese era su destino y punto, que no se le ocurriera afrentar sus órdenes porque la ira de Dios, representada en el cuero de su cinturón y su fusta caería sobre él.

Así que llegado el día, el hijo mayor se fue camino al seminario, con toda la cara de un condenado a muerte que va camino a la silla eléctrica, sus otros tres hermanos lo vieron con toda la convicción de que ellos iban a ser los que seguían, el segundo tenía 16 años, el tercero 15 y el cuarto 13 años, el padre los vio a todos y les dijo que vieran muy bien el camino que marca con su huella el hermano, porque ese mismo camino lo transitarán ellos cuando llegue el momento, porque es el destino que tienen que cumplir, por la falta de su padre, ocasionada por la tentación de la madre.

El hijo mayor se perdió un año y medio, donde no respondió las cartas de su padre ni las de sus hermanos, apareciendo de pronto en las vacaciones vestido con los hábitos, serio y muy concentrado, el padre orgulloso lo veía y lo colocaba como ejemplo a sus hermanos, que así era que se hacía hombre, por el medio de la religión, no por el sexo, así se desvía al hombre, el hermano dijo que se iba a llevar al segundo al seminario, por tener ya los 18 años, el padre no objetó.

Ya luego de la cena, lejos de la figura del padre, estaban los 4 hermanos hablando bajito, no es cosa que el padre de ellos los espíe, cuando le preguntaron al hermano mayor cómo era la vida en el seminario, el les dijo muy serio que no sabía, porque nunca se inscribió… que había engañado al padre y se había puesto a estudiar en la universidad y le iba bien, así que se los iba a llevar uno a uno, para que hagan su camino, eso si no le deben decir nada al padre, que crea que están en el camino de la religión, que se hicieran los muertos, los dóciles y los sumisos ante la religión, que no se preocupen que cuando tengan los 18 y estén lejos de esta propiedad, se podrán soltar y recuperar el tiempo perdido.

Y así se los fue llevando uno por uno, cuando el último de los hermanos se fue, no volvieron más nunca a la propiedad, hasta que el padre moribundo los mandó a llamar cuando estaba estirando la pata, cuando vio a sus cuatro hijos, ninguno con los hábitos y llevando una vida mundana, los fustigó, pero no mucho, porque no tenía fuerzas, pero dentro de su ser, antes de morirse e irse al otro mundo, con el pecho hinchado de orgullo, sus cuatro hijos tuvieron las bolas de rebelarse contra su destino, las mismas bolas que el nunca tuvo en toda su vida, misma que estaba terminando como esta parte del relato y que nunca sabremos si tuvo la recompensa que esperaba por tanta abnegación y disciplina… ojala que si, porque sino, de pana no quisiéramos estar en sus zapatos.

 30 31 32

V

La iglesia se encontraba sola y desierta, no era para menos, era ya casi la noche del domingo y el padre estaba un poco cansado, las misas, las confesiones y la coordinación de las actividades de la semana lo habían dejado agotado, estaba a punto de cerrar cuando la vio entrar a la iglesia, catira de ropas colegiales, no pudo dejar de verla, sentía que algo se le estremecía en sus adentros, eso le daba miedo, pero a veces también lo deseaba sentir, aunque luego tuviera que encerrarse a rezar toda la noche hasta que la culpa menguara.

La chica lo buscó, que necesitaba confesarse porque sentía una angustia demasiado grande, el padre la calmó y la llevó al confesatorio, allí la chica dijo que había pecado gravemente, consumando el pecado de la carne y la lujuria, el padre como buen padre, quiso saber detalles, ella se los dio con mucha precisión, mientras el imaginaba todo y sentía un cosquilleo en la cabeza del guevo, esa familiar sensación que antes le tenía miedo, ahora para otros es pecadora y para él, bueno Dios siempre perdona mientras te arrepientas verdad.

Por eso luego irrumpió a donde estaba la chica de rodilla, ella lo vio con los ojos mas inocentemente putos que pudo poner, el padre se sacó su falo erecto lleno de venas prensadas y ella se lo metió a la boca, mamó y succionó lentamente, para poner al padre gemir y pedir más, hasta que no aguantó más y acabó dentro de la boca de la pecadora, ella agarró un cuadrito que tenía en el bolso que tenía a su lado, él no advirtió el teaser eléctrico que luego ella le colocó en un costado para hacerlo perder el conocimiento…

Mientras al día siguiente encontraron al padre colgado del cuello sin vida al lado de la cruz de Jesucristo ya la chica estaba lejos, muy lejos de allí, tachando el tercero de una lista de 6 nombres, los seis que habían abusado de su hermano y luego mandándolo al maniconmio donde luego de unos meses de tratamientos infructuosos se suicidaría, llegaría al colegio de monjas ese donde estaba el cuarto nombre, entró en él mientras se acordaba de un tema de slayer, dentro de su vestido había una navaja pico e loro que sería usada en el momento justo

Bonus…

El predicador estuvo en esos días con su labia mucho más dura hacia los no creyentes y creyentes también, por sus sueños le dijeron que el final de todo estaba mucho más cerca de lo que pensaba, que había que prepararse para el advenimiento anunciado en los libros de la Ley…

Las plagas, las guerras las tragedias, eran señales que no debían dejarse pasar por alto, pero eso solo confundió más a la gente que estaba mucho más pendiente de sus cosas materiales y sus peos personales, y obvio de estar jodiendo la paciencia del prójimo de al lado, tal vez por ello el mensaje del predicador, a pesar de ser lanzado a todo el volumen posible y con todas las señales imaginables, sencillamente, se estrello estérilmente en oídos sordos, desesperando y molestando al predicador, cuya esposa e hijos tenían que calarse el mal humor del muchacho que en esos días estaba bastante alterado.

Hasta que por fin vino el día, llegó como siempre se pensó, sin avisar, fue una tempestad mundial que se alargó por días y semanas, los muertos empezaron a caer por los efectos de la tormenta, muchos empezaron a buscar cobijo en la iglesia, en una de ellas el predicador estaba como loco, dando cobijo, aliento y palabras de la Biblia para orientar a los perdidos que buscaban la salvación desesperadamente cuando al fin se dieron cuenta que no había más allá de lo que estaba pasando.

Pero justo cuando vinieron los 4 jinetes a terminar el trabajo, pasó algo, el cielo se abrió de par en par como buscando el camino para la llegada del santísimo, pero justo cuando la luz empezó a bajar de las nubes, la tierra se abrió de par en par en muchos sitios escupiendo fuego y cenizas como si la tierra fuera un volcán muy grande, la voz ronca dijo que perdonen que las cosas no serían como decía el libro de la ley, pero era momento de hacer un cambio de planes.

Salieron de la tierra, eran miles, millones, no muertos, llenos de pecado, lujuria, sadismo y ganas de destruir, los cuales como hordas hambrientas, se abalanzaron sobre la humanidad para hacerlas uno con ellos, la gente pedía piedad y pedía la ayuda de Dios… uno de ellos antes de entrarle a mordiscos a un muy religioso bocado, el dijo… your God will not come, you will come to our side baby…

La matanza fue descomunal, millones de cadáveres despedazados y devorados, y luego pasados al lado de los no muertos, la tierra se tiñó de sangre seca y el cielo se puso color rojo intenso tipo sangre, los mares y la naturaleza empezaron a pudrirse con tanta muerte alrededor y encima de ella, mientras los demonios, habían tomado los palacios y las grandes capitales del mundo, para establecer su poder, los pobres que quedaban vivos y no quería probar el filo del colmillo no muerto, pues serían esclavos, carne de cañón y prostitutas para uso a conveniencia a de los innombrables.

El padre obvio que sobrevivió, pero su familia fue aniquilada luego del advenimiento, estuvo a punto de volverse loco por los recuerdos y los gritos, pero amarrado a su fe y las palabras del libro de la ley, fue que pudo mantener un poco la cordura, como sostenida por un delgado hilo a punto de caer.

33 34 35

Por eso salió en camino a las tierras perdidas y corruptas, buscando respuestas a sus dudas, la iglesia no dijo nada y se hizo la loca como siempre, los cardenales y algunos eclesiásticos habían sobrevivido y se encontraban en la Gran Babilonia Central, como encargados del adoctrinamiento de lo que quedó de la humanidad, con la Biblia en una mano, y una escopeta, que luego fue agregando otras armas de fuego y armas blancas, en la otra se encaminó, con la gente que pudiera unirse a su cruzada y todavía creyera en la salvación de las almas.

El camino fue bien difícil, unos se unieron, otros desistieron y otros sencillamente murieron, había que ir con cuidado, los caminos estaban infestados de demonios, muertos vivientes y otras bestias que estaban al acecho, tratando de cazar algo para come y corromper.

Pero de alguna manera, logró llegar a la Gran Babilonia Central, donde estaba el demonio con su corte de jalabolas y demonios, logró colarse a donde estaba uno de los eclesiásticos, ahora convertidos, lo sorprendió y maniató, para luego empezar a pedirle explicaciones, cosa que al oírlas no le gustó para nada.

Que según, el hijo de Dios, decidió no sacrificarse de nuevo para salvar a la humanidad, por esa vaina de la vanidad y el mal agradecimiento, por eso al venir el Apocalipsis, no hubo salvación y en el sur del cielo tomaron el chance de tomar el control, Dios no pudo hacer nada y se refugió en el cielo donde los demonios no puede llegar, el hijo del todopoderoso, sencillamente nunca apareció, el  resto de la historia la conoce al día de hoy, que la única forma de poder hacer algo, sería buscar al hijo del Todopoderoso y que se enfrente al demonio, si lo logra vencer… puede ser que esto se arregle, pero el hijo está perdido, el mismo demonio lo está buscando para ejecutarlo y terminar de tener el camino libre.

Bueno el predicador se fue a buscar al hijo del Todopoderoso, y lo encontró, lo malo es que cuando lo encontró, el Demonio también lo consiguió, ambos prisioneros fueron llevados a la plaza central de la Gran Babilonia, donde con abucheos y pitas, eran esperados para le ejecución y listo, la gran oscuridad sería eterna incluso llegando hasta el cielo, para temor del grandísimo, que ahora si veía su reino perfecto amenazado de forma real.

Pero ni modo los Dioses, en compañía de los ángeles tuvieron que dejar de ser neutrales y no tuvieron más remedio que intervenir, por ello se lanzaron a la tierra para evitar que la gran oscuridad sucediera, todo intento fracasó, porque los demonios hace rato se hicieron mucho más poderosos, pero justo cuando todo parecía perdido, el predicador que vio con detalle la matanza, vio que una de las armas celestiales cayó cerca de él, con esa liberó al hijo de Dios, y cuando vino el demonio a atacarlo y terminar con  todo, él lo evitó por medio del sacrificio, lo que le permitió al todo poderoso fulminar al demonio con un golpe certero desde el cielo, el resto fue ver a todos los demonios, bestias y demás bazofia infernal volar en pedazos con resplandores y esas cosas, mientras tanto el predicador veía todo mientras empezaba a ascender, en ese momento escuchó la voz, todavía no es tu tiempo, ya llegará…

En ese momento se vino todo a oscuro y reconoció la voz de su mujer, mi amor despierta, hoy es domingo, es día de comunión y misa, hay que prepararlo todo, mientras veía todo borroso con la vista no sabía si agradecer a Dios por la nueva oportunidad o asustarse al saber que se futuro podría volver si del lado del bien no hacían los deberes… dudas razonables, temores bien fundados no????

 37 38 39

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: