ESTE ES UN RETAZO DE POST VIOLENTAMENTE CASERO Y ALGO SUCIO

De las cosas que estamos buscando, tuvimos suerte, nos llegó este set y nos dio una idea, que viene así…

Pyranha - Home Sweet Home (1) Pyranha - Home Sweet Home (6) Pyranha - Home Sweet Home (9)

Home Sweet Home… esa era lo que decía la tabla que estaba colgada encima de la pared, lo único que quedó en el apartamento del edificio cuando esa linda parejita llegó mudada, dispuestos a empezar una nueva vida junticos, ellos dos y la vida que estaba recién empezando a formarse en el vientre de ella…

Si ella, de pana ella no tuvo la culpa, total estaba enamorada de él y pensó que era el hombre de su vida, ella no podía tener la culpa de haber escogido ese hombre que le ofreció villas, castillos y otro poco más, la culpa la tuvo de no haber hecho nada cuando el hombre, arropado por las dificultades, el alto costo de la vida y los peos que siempre azotan las relaciones de pareja, se empezó a poner violento, la empezó a insultar, se empezó a perder y hasta podemos decir que le montó algún que otro cacho, la culpa fue de ella cuando todo el mundo le empezó a decir que ese man, ya no era el man del que se había enamorado, era alguien que de sus sueños había pasado a ser el de sus pesadillas, pero ella no hizo caso, sobretodo de su hermana mayor, la cual nunca le tuvo confianza a ese hijo de puta, pero como su hermana era una chica demasiado rara, él se las arregló para ponerla por debajo y que ella no le hiciera caso.

Hasta que vino el día ese, el fatídico domingo, en el cual, luego de estar desaparecido dos días, el marido llegó a la casa, con aliento a caña y marcas de labial en la ropa, ella hecha un mar de lágrimas le reclamó, ella le gritaba que tenía que hacerse cargo de su familia, él le dijo que le dejara en paz, los gritos y reclamos se hicieron más estridentes mientras en alguno de los apartamentos vecinos, alguien llamo a la policía, porque esos peos ya eran inmamables.

Los polis llegaron, tocaron la puerta una y otra vez, escucharon voces, tocaron de nuevo y tuvieron que tumbar la puerta, al entrar vieron al maridito agarrando por el cuello a su esposita embarazada, le dijeron varias veces que la soltara, no hizo caso, intentaron quitársela de encima, el hombre poseído por la furia, no se dejó, le tuvieron que jalar par de plomazos para que la soltara, no sin antes haberse asegurado que le había arrebatado la vida que en dos lágrimas había salido por sus ojos vaciado de la ilusión que una vez tuvo cuando se encontró con él en el parque donde se dieron el primero de muchos besos.

Ya pasado el peo, el escándalo y la vaina, están los dos cuerpos uno al lado del otro, tapados por una sábana, ya en la soledad, el frío y el silencio, entra una muchacha, con una pinta un poco rara y rape por los lados de la cabeza, lentes oscuros y vestida de negro completo, falda, top y chaqueta con botas de cuero, se acerca lentamente mientras pensaba que no debía llorar, obvio que no entró sola, pasó con el forense que la acompañó y al lado del cuerpo de la muchacha la descubrió, ella la vio y sintió que algo dentro de su ser se movió, si, es ella, me deja sola un minuto por favor??? Cosa que el forense hizo.

Se acercó a ella y solo le dijo, te lo dije coño, maldita sea que te lo dije, le dio un beso en la frente y cuando se puso de pie sintió algo, sintió ser observada, vio por el rabillo del ojo y medio percibió la sombra turbia que estuvo detrás de ella todo este tiempo hasta que ella se dio cuenta, mientras tapaba a su hermana, no sin antes quitarle el collar de Cristo que ella misma le había regalado, dijo en voz baja, con que al final no te fuiste??? no creas que voy a dejar que esto se quede así. Luego de ello salió de la morgue con rumbo desconocido.

 Pyranha - Home Sweet Home (10) Pyranha - Home Sweet Home (11) Pyranha - Home Sweet Home (13)

Arturo había llegado al edificio con algo de prisa, porque con prisa había cambiado un poco su vida, estaba en la comodidad de su hogar parterno con sus padres estudiando en la universidad, cuando vino un cambio brusco, la economía colapsó y había que buscar los reales, por eso Arturo apenas se graduó consiguió trabajo, pero en otra ciudad, no había forma de hacer esa aventura acompañado, por eso rápidamente se consiguió un apartamento pequeño y económico en una urbanización relativamente buena, de forma afortunadamente rápida, y así de rápido se mudo, le costó un poco subir ese poco de cosas a su nuevo hogar, y le dio ladilla empezar a acomodar todo en su apartamento, pero por lo menos llegó bien que era lo importante, el encargado lo recibió ya en la noche, le dio los cobres para terminar de cuadrar el apartamento y le dijo las reglas, que si el ruido, que si las visitas y el pago puntual con la sacada de la basura y otras cosas, cuando iba en camino al apartamento, no reparó mucho en el apartamento de al lado, que estaba clausurado con candado y bien cerrado. Mientras tanto el muchacho dormía estaba la muchacha de negro parada en el frente del edificio viendo a la ventana de un apartamento que se suponía estaba vacío, estaba tomándose una cerveza cuando por el vidrio de la ventana vio asomarse a su hermana que puso una mano en el vidrio de le ventana y dijo viéndola a ella y de forma lenta para que le pudiera leer los labios… Scarlett… Ayúdame…

En ese momento vio la mano masculina que la agarró por el cuello y la jaló fuera de su vista, ella se dio cuenta, la mano quedó marcada en el polvo que cubría el vidrio de le ventana, la muchacha acariciando el cristo que cargaba colgado del cuello, y sin dudar decidió acercarse a la recepción donde el encargado estaba sentado a preguntar si todavía le quedaban apartamentos para alquilar…

 Pyranha - Home Sweet Home (17) Pyranha - Home Sweet Home (20) Pyranha - Home Sweet Home (22)

La vida en el edificio para Arturo, era bastante sencilla, pesada pero sencilla, era trabajar como un burro de lunes a sábado en la empresa de Ingeniería donde había sido contratado como inspector junior, visitando obras y haciendo anotaciones con gestiones, y pasar el domingo durmiendo para descansar de la pela bestial que le estaba dando la vida, total, como siempre se decía a si mismo, había sido mucho tiempo un hijo de papi y mami, debía probar en sus propias carnes lo dura que es la vida real, esa que está lejos de las computadoras y demás.

Por lo general siempre llegaba de noche al apartamento, eso que obvio le dificultaba el poder conocer a los vecinos, que tampoco es que estuvieran muy interesados en el compartir, porque cada uno estaba metido en su peo y chismeando para tener que hablar con sus amigos, porque la chismeadera como siempre es el deporte de la nación.

Pero un día de esos en los que milagrosamente llegó temprano, se encontró con una linda chica que estaba también llegando de la mudanza, él como buen caballero se ofreció para echar una mano, le ayudó a subir al apartamento que iba a ocupar, que coincidencialmente estaba del otro lado del apartamento clausurado, cuando por cosas de no dejar le preguntó por su nombre ella sonriente le dijo que se llamaba Mellisa, se presentaron y estuvieron pendientes.

En general la niña Mel y Arturo se veían de cuando en cuando, como la muchacha era tan nueva como él, aprovecharon para de cuando en cuando conocer la ciudad, visitar algunos parques y algunos Museos, porque a Mellisa le encanta las cosas esas de la cultura, compartieron unos buenos momentos, pero no pasó nada por ahora, porque en uno de esos momentos en que él intentó el acercamiento, ella estuvo a punto de tocar sus labios con los de él, pero se echó para atrás porque todavía no se sentía preparada para dar un paso así tan rápido, ni modo lo tuvo que aceptar pues.

Mientras tanto Scarlett que se encontraba en uno de los apartamentos de los pisos de abajo del beta, dormía de cuando en cuando, pero a ratos le venía el mismo sueño, que estaba en el mismo apartamento, que veía a su hermana correr por los cuartos hasta llegar a la puerta de salida, pero cuando la abría, se encontraba con un muro de ladrillos, cuando abría alguna de las ventanas para escapar, en ese momento la voz del esposo gritaba su nombre, y al muchacha se veía jalada por los pies y arrastrada a la habitación pidiendo auxilio, todo mientras el punto focal de vista del sueño se mantiene inmóvil, la puerta se cierra y un brillo proporcional a los escalofriantes gritos de la muchacha pidiendo ayuda y misericordia ante la violencia creciente.

Scarlett despierta violentamente luego de gritar el nombre de su hermana varias veces, está cubierta de sudor, pero tiene un frío que le recorre la piel de los pies a la cabeza, se siente en la cama, todavía siente que el corazón se le va a salir del pecho, primero se coloca la mano encima de él y busca de calmarse, luego toca el Cristo de su hermana que no se ha quitado desde que se lo puso en la morgue, lo aprieta con el puño con fuerza mientras aprieta los dientes con furia y se dice a si misma, no permitiré… no lo permitiré!!!!!!!!!!!!!!

 Pyranha - Home Sweet Home (24) Pyranha - Home Sweet Home (25) Pyranha - Home Sweet Home (27)

En los últimos días, las noches para Arturo había sido un poco complicadas, porque había llegado un poco más temprano a su casa, pero los días de trabajo se había vuelto más complicados, por la carga de responsabilidades que se le había encaramado en el lomo, pero el lío era que cada vez que pasaba por el apartamento clausurado que tenía a su lado, siempre le daba como un mal presentimiento, un mal karma o algo así. Mientras que a altas horas de la noche siempre oía como una discusión de un hombre y una mujer que peleaban a cada rato y de forma bien ladilla pues, lo cual no le dejaba dormir muy bien al pobre Arturo, una noche que había llegado como molestó, cuando empezó a escuchar la discusión se paró molesto y le dio dos coñazos a la pared, cállense no joda!!!!!!! No pueden resolver sus mierdas como la gente decente coño??? Y luego vino el silencio, el muchacho se fue a dormir, pensando que a lo mejor se le había pasado la mano, pero no importa, ya durmiendo, se escuchó el golpe de regreso, uno bueno que dejó hasta una grieta que obvio, el papel tapiz tapó y por eso no se vio.

En la mañana siguiente se encontró a Mellisa que lo saludó tímidamente y parecía parca y reservada ante los avances del muchacho, siempre enmarcados en el respeto pues, él le preguntó si no había oído las discusiones del apartamento de al lado, ella le dijo que si, pero que para no oírlas, se había colocado unos audífonos a buen volumen, para que al música le permitiera dormir y poder hacer sus cosas en el día de mejor manera y humor, al final de la conversa se despidieron con un beso en la mejilla, que uno de los dos quisiera que fuera en la boca, pero igual no pasó.

De regreso en la noche Arturo estaba llegando al ascensor del edificio, el cual de forma sorprendente estaba en funcionamiento, llegó y le dio al botón de llamado, no se había dado cuenta que no estaba solo, al lado estaba una chica, vestida de negro, con el cabello verde oscuro en mechas, la cual se le notaba que andaba con una curda de campeonato, ella le dijo hola, se lo repitió y el con algo de pena le dijo hola.

Pasaron unos segundos, un poco eternos, y la voz aguardientosa de ella resonó en el silencio… sabes??? Estoy sola… ando borracha… y además ando disponible… te interesa??? El muchacho se quedó de piedra porque no estaba acostumbrado a que una mujer se le insinuara de una forma tan directa… que tienes??? Le dijo la chica con los ojos idos puestos en él… no me digas que no te gustan las mujeres??? No te enrolles tanto, yo lo que quiero es coger, nada mas que eso, no hay rollo… como el muchacho se quedó cortado y el ascensor llegó, ella le dijo que bueno, que lo dejara así pues… obvio que cambió de opinión cuando las puertas del ascensor se cerraron y ella le dio al botón de parada y se le fue para encima del muchacho que recibió un beso en la boca bastante apasionado y alcohólico… poco a poco las manos del muchacho dejaron la timidez y empezaron a recorrer la humanidad de la chica que hace rato se le estaba recostando buscando aumentar la dureza del bulto que se le estaba formando en los pantalones.

 Pyranha - Home Sweet Home (26) Pyranha - Home Sweet Home (32) Pyranha - Home Sweet Home (34)

De allí ella se lo llevó al apartamento de él, que apenas cerró la puerta del mismo se encontró con la visión de ella despojándose de toda la ropa y iendo hacia él, terminaron en la cama, donde él recibió una buena mamada de ella, que casi lo hace acabar, tuvo que venir ella y bajar el ritmo de la chupada en la cabeza del guevo para poder mantenerlo excitado, él luego vino, le chupó y le mordisqueó los pezones, porque ella se los pidió, ella también lo guió en como quería recibir el oral al abrírsele de piernas para ofrecerse, disfrutando las lamidas y mordisquitos con chupetes que el muchacho le dedicaba en el clítoris y labios de la vagina, ya de allí él se encaramo en el cuerpo de ella, que con gusto recibió las embestidas que le prodigaba con su falo erecto, las cuales se hacían más frecuentes y más potentes mientras la excitación lo controlaba y ella le tenía las manos en las caderas y rodeándolo con las piernas se aferraba a él para decirle lo rico que la estaba fornicando, eso lo puso más a cien todavía y lo hacía cogerla más duro, hasta que luego de que ella acabara unas tres veces, el se fuera en leche y quedara en paz, mamado y relajado hasta quedarse adormecido, junto con ella.

La muchacha a la madrugada sintió el frío recorrerle la espalda, por eso se despertó en calma, se paró de la cama sin despertarlo y caminó hacia el baño, donde se vio al espejo sudorosa y aún desnuda, despeinada y cuando se dio cuenta no estaba sola.

Vio de reojo por el espejo a la sombra que se encontraba detrás de ella, sintió que la estaba viendo y que su furia estaba creciendo, cuando de pronto ella la vio directamente, sorprendiéndola y se llevó la mano al pecho, pero qué???

Se acordó que en una de esas manoseadas, Arturo le había quitado sin darse cuenta el collar con el Cristo que ella siempre llevaba encima, su madre!!!!!!! Cuando se dio cuenta la sombra se había ido, estuvo cerca, se dijo, al final se lavó la cara, pasó la arrechera y bueno se fue a la cama a descansar, sintió el brazo de Arturo rodearla antes de quedarse dormida.

Cuando Scarlett salió del apartamento de Arturo, lo cual hizo silenciosamente para no despertarlo, se encontró de frente con Mellisa que iba a llamarle para comentarle algo, la segunda la vio con incredulidad, la primera no le paró mucha bola, se despidió porque tenía prisa y se fue, pasó por el apartamento clausurado, a los segundos, el candado pegó un chasquido, como si se empezara a abrir muy lentamente.

Pyranha - Home Sweet Home (36) Pyranha - Home Sweet Home (37) Pyranha - Home Sweet Home (38)

Esa noche estaba lloviendo a cantaros con rayos y truenos, Mellisa llegó a prisa y burda de cansada iba camino a su apartamento cuando se dio cuenta que el apartamento que debía estar clausurado estaba abierto, pasó rápido, pero luego se detuvo, le pareció escuchar su nombre, le pareció oír gritos de auxilio, sintió retroceder al frente de la puerta del apartamento, un segundo después de ver hacia el interior sintió como era lanzada hacia el mismo.

Cayó en el piso con un golpe fuerte que pareció aturdirla, pero aún así se repuso, cuando vio a los lados, vio a una chica, que estaba en una esquina del apartamento, estaba llorando a mares, ella algo extrañada se acercó y le preguntaba que pasaba, ella le dijo que él venía, que tenía que irse porque cuando viene borracho siempre se pone violento, que ella no podía salir, pero Mellisa si podía, que lo hiciera rápido, ella le dijo que no se iba a ir.. hasta que ella puso los ojos con todo el horror que la violencia le había sembrado en su ser… ya es tarde, ya ha llegado. Mientras tanto Scarlett se encuentra a varias calles y se da cuenta… es hora.

Arturo había llegado temprano, pero como Melissa no le había parado bolas en el saludo y se han ido distanciando en los últimos días pues nada se fue directo a dormir, pero un ruido lo despierta, es la discusión de siempre la cual se había bajado unas cuantas en los últimos días, decide no pararle bolas, pero reconoce la voz que ahora interviene, es Melissa!!!!! Algo está pasando… por lo que se decide parar y sale del apartamento y va en dirección al de al lado.

Cuando ve en su interior, está Melissa con un golpe en la cara, el cual le ha hinchado el pómulo, y se le ve que está discutiendo con alguien que no, cuando él le pregunta qué sucede ella le dice que se vaya, que no intervenga, pero es demasiado tarde porque una fuerza lo jala hacia adentro del apartamento.

Cuando entra, el apartamento ha cambiado, hay muebles, televisores, y mesas, además de varios platos rotos, ve a Mellisa, pero la ve acompañada de otra chica que tiene ya unos cuantos coñazos y está embarazada, sangrando que jode por abajo, pero qué coño.

En ese momento hace su aparición, le dice que todas las mujeres son unas putas, que ninguna se merece nada de él, hasta la que le dio su amor, la traicionó, ahora todas pagaran, Melissa le grita que ella no lo permitirá, pero un golpe le gira la cara y la hace caer al suelo, eso hace que Arturo reacciones y se lance contra él, pero el enorme hombre lo pesca en carrera y lo golpea, con que eres tú con quien ella me engaña??? Ahora veras lo que es bueno cabrón!

Y le mete uno, dos y varios golpes, mientras lo insulta por haber echado a perder su matrimonio que él siempre la amó con locura y que no le va a perdonar su infidelidad, cuando los golpes van a terminar por hacerle perder el conocimiento, el gran hombre recibe un golpe, de la chica embarazada, él responde automático y le pega en el vientre y le pega duro, ella cae de rodillas y el sangrado es más profuso, grita de dolor y le dice, lo mataste, mataste a tu propio hijo coño e tu madre!!!!! El hombre se queda paralizado como lívido y en ese momento siente como algo le rodea el cuello, es la cadena que tiene el cristo el cual vino Scarlett le puso alrededor del cuello aprovechando que el hombre se quedó quieto, eso lo puso de rodillas, pero igual busca de quitárselo para terminar de arrecharse… a pesar de los esfuerzos de Scarlett lleva las de perder aún así les dice a los dos, que no tienen mucho tiempo que se vayan de allí mientras ella se las arregla con el becerro que le arrebató a su hermana, hasta que vino la muchacha embarazada que había visto todo lo que paso, vio a su hermana peleando con el que era su marido, lo entendió todo y con lágrimas en los ojos le dijo… te amo porque te perdono… o era al reves…

En ese momento el gran hombre se quedó como detenido, perdió todas las fuerzas y sencillamente se puso todo negro y desapareció.

Ambos dos, vieron como Scarlett se acercó a la que era su hermana y le entregó el collar con el Cristo, la hermana le dijo que no había problema, que se lo quedara, era su regalo, que era la forma de ella recordar que siempre estarían juntas y que la cuidaría desde arriba, ambas se abrazaron antes que la hermana desapareciera entre sus brazos…

La muchacha desapareció de ese edificio ese día, total ya no tenía nada que hacer allí, no sin antes despedirse de ambos, le dijo a Melissa que bueno, lamentaba el primer mal momento, pero de pana solo quería tirar y acercarse al apartamento. Le dijo luego al niño Arturo que se portara bien, porque sino… ay papá… se despidió de ambos con un beso en la mejilla y se fue con camino desconocido.

Pyranha - Home Sweet Home (39) Pyranha - Home Sweet Home (40) Pyranha - Home Sweet Home (41)

The Bonus: al final Melissa y Arturo, decidieron vivir juntos, luego de la experiencia, volvieron a salir, ella al final le aceptó el beso a Arturo, luego vinieron besos, amapuches caricias y esas cosas que se hacen los novios cuando están enamorados. El consiguió un trabajo mejor en la compañía y estaba como más suelto para atender a la niña Melissa que luego de unos meses pues se encontró que estaba embarazada, se había como tardado mucho, con nervio le dio la noticia a Arturo, y este la recibió con mucha alegría, se abrazaron con mucho amor, ella estaba nerviosa no es cosa que el chamo se pusiera violento como el otro, pero el chamo estaba tranquilo, para recordar como no tenía que ponerse tenía ese letrero de Home Sweet Home que se había llevado de ese apartamento como señal de que tenia que ponerse serio y burda de caballero, más con Esteban en camino.

 Pyranha - Home Sweet Home (44) Pyranha - Home Sweet Home (47) Pyranha - Home Sweet Home (48)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: