ESTE ES UN RETAZO DE POST… ALGO PASADO DE PESO Y BIEN PASADO DE SUCIO

Ok, sigamos escribiendo esta vaina se viene es así…

Alicie - Hearts In Ruins (2) Alicie - Hearts In Ruins (1)

Georgina Rosales, vino al mundo en una familia normal, tan normal como la ciudad y la sociedad se lo exigía, como era la única hembra de 3 hermanos y era la menor, fue como la consentida de la familia, por no decir la niña de los ojos de papi y mami, los cuales le dieron toda la atención y amores que una niña tan bella como ella debía recibir.

Claro el detalle, es que hace rato la vida nos ha demostrado que en la vida eso no es suficiente, porque el mundo es cruel, y una soberana mierda, más con personas como Georgina, porque… cuál ha sido el pecado que ha sido puesto encima de la humanidad de la bella Georgina para que la vida se empeñara en fastidiarle la existencia, nada chamo, que la jeva, solo es gordita, eso en una nación donde la belleza y los estereotipos de belleza suelen ser sobredimensionados en importancia y donde los que no calzan suelen ser burlados y execrados, le garantizaban a Georgina algunos problemas.

Empezamos por los finales de los grados primaros, donde una que otra niña de esas ladillas sifrinas y pajuitas, se las quería dar de la que tal burlándose de Georgina, ella como ya había pasado algunos tragos amargos en su niñez, donde los niños suelen ser demasiado crueles con la verdad y no comen coba en ser tan malvados y despreciables como lo permite su inocencia y falta de experiencia en la vida, que ya le habían medio curtido el cuero, no le paraba mucha bola a esas carajitas, pero como la gente no le gusta que la ignoren, estaba esas guevonas que siempre buscaban de joderle la paciencia y se lanzaban en burlas contra la muchacha, más de una vez intentaron sacarle lágrimas y casi lo lograban, no las mostraba en frente de ellas, pero cuando llegaba a su casa, se encerraba en su cuarto a llorar por algunas horas pasando su arrechera, a veces pensaba que quería ser más delgada, pero pronto se le quitaban las ganas, total tenía que acordarse de ella, si ella misma, la que se encontró hace algunos años.

Alicie - Hearts In Ruins (5) Alicie - Hearts In Ruins (13) Alicie - Hearts In Ruins (15)

Inciso del escribidor: esto lo ponemos por allí.

Se hacía llamar Gabi, era otra gordilinda de esas que son simpáticas y burda de buena nota, hubiera tenido una parranda de novios por aquí y por allá, sino fuera por sus medidas algo abultadas para lo que la televisión y los medios habían predeterminado como bonito pues.

Y obvio que gracias a unas amigas que le tenían la vida triste, algún que otro muchacho que la buscaba como amiga nada más y unas relaciones sociales bastante pocas, pues la muchacha se refugiaba en las revistas de moda que siempre compraba en el kiosco, y en ese coñazo de chucherías que compraba y se comía a escondidas en su habitación mientras ponía ese poco de canciones de moda pop que le hablaban de príncipes azules y esa basura de que todo al final iba a estar bien, solo había que creer en las modas y lo que te dicen los medios de comunicación buscando el consumo.

Claro, todo esto no terminó siendo en un peo de bulimia bien arrecho, porque después la chama intentó hacerse flaca induciéndose el vómito como loca, le vino una depresión bien arrecha, y al final terminó, luego de un intento de tener un noviecito, que luego se enteró que era una apuesta entre chicos adolescentes que estaban era pendiente de unos culitos y de ver porno juntos en la casa de alguién, metiéndose una coñaza de pastillas que habían dejado mal puestas en la casa, hubo carrera al hospital, pero no fue nada grave, el peo es que los padres no tenían ni puta idea de lo que estaba pasando, tuvo que venir una psicóloga de esas que vienen del más allá al más acá con un cortaúñas para trabajarla bien y poder medio quitarle la depresión que cargaba encima por no ser flaca. Más o menos le dijo esto.

Que es verdad que los estereotipos de belleza son una coño e madrada implementada por los medios de consumo para incentivar la compra indiscriminada de productos, que está bien que no calce con ellos, porque al final para la vida lo que vale es lo que uno es, y si no calzas en esos estereotipos ni malo es, porque los que suelen calzar en ellos, con todo y su popularidad, terminan siendo esclavos de la necesidad de la aceptación que suelen recibir, lo cual hace que no tengan personalidad ni entereza, es verdad que cuando uno no cae allí uno puede pasar mucha soledad, pero ni modo, eso no se arregla así como así, pero ni modo, lo único que puede hacer es ser ella misma, habrá gente que pase de una y otros que te acepten, a esos hay que dedicarles tiempo y atención.

Claro fueron necesarias varias sesiones y que la chama, harta de las pajuas del colegio se cambiara de esa verga a uno que era un poco más grande y más urbano, donde ella pudo pasar más desapercibida e incluso tuvo unas buenas amigas con quien joder y tener una mucho mejor vida social, con novio, salidas y todo.

Sin embargo, un día de esos que estaba haciendo trabajo social, cuando se iba para su casa, vio que había una especie de rueda de pescado, ella como ya mas o menos sabía de que se trataba, se acercó y eran varias niñas, de 7 a 8 años que tenían a monte a una chamita gordita y de lentes, la muchacha se acercó y les armó un peo bien arrecho y las mandó a volar, luego de eso, se acercó a la chamita que estaba acurrucada en una esquina, le dijo que todo estaba bien, y que no iba a dejar que la estuvieran molestando, la chamita se quitó los lentes y se secó las lágrimas que le estaban bajando de las mejillas antes que la chama se lo hiciera, le dijo que estaba bien, porque esas locas no merecían sus lágrimas, la chiquilla la vio y le sonrió le dijo gracias, ella le dijo que de nada que cualquier cosa contara con ella, le preguntó su nombre y la chamita le dijo que se llamaba Georgina, le dijo que cualquier ayuda que necesitara con esas molestias, que la buscara en los salones superiores ella le agradeció el gesto, mientras la muchacha se iba, la carajita solo pensaba que faltaba poco para agarrar el compás que tenía guardado en el sweater y clavárselo a la pajuita esa, aunque pensándolo bien, menos mal que no lo hizo. Pero igual recordaba de cuando en cuando el consejo que le dio una vez, que pasara lo que pasara, primero debía aceptarse a ella misma, respetarse y a veces burlarse de si mismo, si lo lograba, prácticamente sería indestructible ante las constante agresiones del exterior, siempre lo tenía en cuenta, aunque al pasar del tiempo sería que entendería el valor y el peso de estas palabras.

Alicie - Hearts In Ruins (17) Alicie - Hearts In Ruins (18)

Terminado el inciso sigamos.

En las cercanías del colegio se habían instalado unos ladronzuelos, tu sabes pendientes de atacar a los alumnos del mismo para despojarle de sus cosas personales, teléfonos, bolsos, dinero y demás, pescaban al final de la tarde o cuando la calle estaba sola pues, habían sido denunciados varias veces y se perdieron un rato, se pensó que se habían ido para el coño, bueno eso se pensaba.

Estaban las niñas de siempre que regresaron al murito que estaba en la esquina, que se había quedado desierto cuando empezaron los atracos, y estaban en la misma de siempre hablando por teléfono y cayéndose a chismes de los novios, los chicos, la farándula y demás cosas que hablaban las muchachas en edad adolescente, estaban tan concentradas en esa vaina tan importante que no los vieron venir, cuatro muchachos de edad adolescente y cada uno con un puñal, las sorprendieron y antes que pudieran decir au… las conminaron a que se quedaran calladas y las acompañaran a otro sitio, un sitio donde podrían estar más cómodos todos y todas, así que las agarraron por el brazo y empezaron a caminar hacia la parte de arriba.

Las niñas iban bien asustadas mientras le veían la cara de malportados a los muchachos, que además se les notaban que habían ingerido licor y alguna que otra droga, mientras iban caminando por la acera bajando se encuentra Georgina que tenía que llegar al colegio con una asignación que se había atrasado, pasó por al lado de las tres chicas acompañadas sin quitarles la vista, pero cuando vio a los otros que iban tan cara de papa, dio unos pasos y cayó en cuenta que no eran los novios…

Justo en ese momento presintió que uno de los chicos había soltado a una chica y se había ido por ella, el muchacho la iba a agarrar y colocarle el puñal en un sitio estratégico, pero Georgina no lo permitió, esquivó el brazo con el puñal y de respuesta le endorsó una patada en todas las bolas que lo dejó privado y cayendo al piso pegando un grito, eso les puso en alerta a los demás que fueron a rescatar a su convive, pero ya Georgina estaba preparada para su llegada y usando su bolso, que tenía adentro uno de esos libros burreros pesados y de tapa dura se defendió bien defendida, un coñazo para uno en la cara, otro en el estómago y luego a la cabeza para el segundo, mientras que el tercero viendo que Georgina ya se le iba a ir para encima echó a correr dejando a sus compinches tirados en el suelo, uno de ellos se puso de pie y aprovechando que Georgina estaba de espaldas, intentó atacarla tuvo que venir una de las muchachas que se quedaron petrificadas, a gritarle Georgina detrás de ti.

El puñal tenía muy malas intenciones, logró alcanzar a la muchacha, pero solo superficialmente,, léase le rompió la tela de la chemise por el lado del hombro y le hizo una marca, peor la llevó el agresor, porque ahora si Georgina se puso arrecha y le dio par de coñazos que lo dejaron K.O. Georgina se volteó hacia las muchachas para darle las gracias por avisarle, porque sino hay bueno, las muchachas le agradecieron por haberlas ayudado, luego se disculparían por meterse con ella y al final de todo se hicieron amigas pues, porque las otras pensaron algo como, pinga si le metió esa coñaza a esos tipos, que no nos harían si esa chama se llega a arrechar con nosotras.

Alicie - Hearts In Ruins (20) Alicie - Hearts In Ruins (21) Alicie - Hearts In Ruins (22)

Por cosas de la vida tuvo que venir un cambio de colegio, en el último año de bachillerato!!!!!!! eso le dio una soberana arrechera a Georgina, tanta bola que le echó para poder tener a ese poco de locas de su lado, ahora tenía que empezar de nuevo, bueno no tanto, solo debía aguantar esos tres lapsos y luego a la universidad, ya había visto varios campos y ya tenía un control más o menos de lo que quería en su vida. Solo tenía que terminar de completar los requisitos necesarios para irse por su camino. No tuvo muchos problemas sociales en este colegio, total, el grupo ya estaba como armado y clasificado, y cada quien ya tenía sus puntos de reunión y actividades. Como Georgina no tenía alguna preferencia tenía amigos entre los populares, los nerds, los geeks, los deportistas, los intensos, los rockeros y demás, con estos últimos la pasó mejor, total, siempre tenía alguien con quien hacer las tareas, pasear por allí, probar alguna que otra droga ligera y en general pasarla bien, pero con respeto.

Sin embargo tuvo que aparecer un fulano, vamos a llamarlo Juan Carlos, que empezó a gravitar alrededor de Georgina, primero se hizo amigo de ella, pero se le notaba y sus amigas se lo decían varias veces, que el chamo estaba pendiente, así que llegó un día en que salieron en grupo al parque de diversiones del centro comercial, cuando el grupo se medio separó para encontrarse después, en las líneas límites de uno de los juegos que estaba cerrado, él vino y la besó en la boca, la había sorprendido, más ella no era que no quería que pasara, se dieron un beso, con algo de lengua y mucha candidez.

Obvio que luego de ese día se hicieron noviecitos, lo normal, verse después de clase, irla a buscar a la casa, salir por allí con los amigos, quedarse por ahí luego de clase a charlar, hablar con las amigas de los novios y como se porta cada uno, lo normal pues. Así pasó el año volando y se acercaba el final del último lapso, era como demasiado perfecto, la muchacha llevaba tremendas calificaciones, estaba relajada, tranquila con unas buenas amigas, incluyendo las del anterior colegio que no habían perdido el contacto con ella, incluso invitándola a las fiestas de pro graduación en locales y casas de las muchachas y hasta tenía un novio que aparte de chévere, la amaba mucho, y la respetaba como demasiado, tu sabes porque quitando los besos, el muchacho no avanzaba tanto como ella quisiera, y no porque ella no deseara que eso pasara, pero bueno, iba poco a poco pues.

Claro que había que aparecer una nube negra de esas que tienen que aparecer, explicamos que el muchacho antes de Georgina tuvo una novia, de esas muy lindas y con la cual tuvo una relación, casi la primera que había tenido en su vida, fueron unos años, pero todo se acabó bien feo, y el pana terminó con rolo de depresión, salió así con ayuda de los amigos y bueno al tiempo conoció a Georgina, como era totalmente diferente a las chicas que trataba decidió acercarse más por probar otra cosa diferente que por otra cosa, el caso fue que la chica le gustó y ella respondió, eso le dio estabilidad, la cual se fue a la mierda cuando la ex apareció como quien no quiere la cosa, en verdad la jeva se enteró que el muchacho luego de unos meses había conseguido novia, eso le dio una arrechera, pues porque si, y aprovechando que la chama botó al noviecito, pues quiso regresar a donde estaba su Juan Carlos.

Podemos decir que el pana lo intentó, le dijo que no, que no y que no de nuevo, pero tu sabes que cuando salen cosas de revancha el no para la otra persona significa que insista de nuevo hasta que el afectado dijera que si, y al final de tanto insistir y con un desnudo de por medio, el muchacho no pudo evitar ceder a la tentación, una noche junticos, con besos, intercambio de fluidos, gemidos y algo de placer burda de culpable…

Ya había hecho la maldad, ahora la chica tenía que terminar la tarea, por eso la esperó al llegar de clases, venía sola y pendiente de los arreglos de ropa para la fiesta de fin de año, que ya habían dicho que iba a ser en un salón de fiesta del este de la ciudad. Sabía quien era ella, porque más de una vez la había pescado cuando iba sola, la vio con desconfianza, ella sonriente le dijo que solo venía a darle esto como regalo de graduación, vio la grabación de su novio cogiéndose a su ex y gimiendo, sintió que el mundo se le venía abajo y como un derrumbe parecido a un alud, vio a su novio llegar y verlas a ambas, se quedó petrificado y ella empezó a reirse como loca, sabía que había triunfado, esa risa fue el cable a tierra, Georgina le había dado la espalda a ella y estaba caminando con lágrimas en los ojos, cuando escuchó la risa se detuvo en seco, se secó las lágrimas con las manos y se regresó, la chama no lo tenía previsto, mucho menos la coñaza que Georgina le dio, el primer golpe fue al estómago, golpe seco para quitarle el aire, el resto de los golpe fueron a la cara, y fueron unos cuantos, la chama cayó en el piso e intentó defenderse, pero fue en vano, Georgina usó el peso de su cuerpo para inmovilizarla y así la reventó a coñazo limpio, hasta que las separaron, en la coñaza Georgina tomó la cámara que le había mostrado la ex y se la mostró a su novio que no pudo ni decir ni pío, espero que hayas disfrutado la cagada que hiciste Juan Carlos, antes de estrellar la cámara contra el piso y hacerla añicos, la ex le dijo que tenía que pagarla, y ella le dijo que fuera a cobrársela para darle una coñaza como la que merecen becerras como ella.

Obvio que hubo citación y todo para todo el mundo, el peo se expandió y todo, porque todos se enteraron, la raya que le cayó a Juan Carlos fue tal que decidió graduarse administrativamente, la ex desapareció del mapa, porque esa coñaza fue legendaria.

Y bueno al final llegó la fiesta de fin de grado, todos y todas en traje de punta en blanco, estaban las muchachas y amigas de Georgina que la estaban esperando, pero la habían ido a buscar a la casa y le dijeron que había salido, que no sabían nada de ella, ni para donde fue, habían llamado por ahí y no la habían conseguido por allí. Todos se pusieron medio tristes porque pensaban que Georgina no iba a venir a la fiesta, pero a último minuto, la muchacha apareció, con un traje espectacular que le iba muy bien a sus curvas pronunciadas y suculentas, todas las muchachas la abrazaron y le dijeron la alegría que le provocaba verla allí, pero de donde sacaste ese espectacular vestido, la muchacha la vio y bueno ehm yo… es una larga historia.

Alicie - Hearts In Ruins (28) Alicie - Hearts In Ruins (29)

Segundo inciso del escribidor, como se nos ocurrió lo ponemos.

Georgina había salido temprano de su casa, porque tenía mucho que hacer, estaba cuadrando las gestiones de la universidad, la salida para otra ciudad, porque estaba harta de nuevo de todo lo que la rodeaba y bueno… ya no iba a ir a la puta fiesta de graduación, no tenía ganas de ir a esa vaina, y el vestido, pensaban devolverlo, total no lo había terminado de pagar.

Por eso se fue a la agencia de vestidos donde lo había adquirido, preguntó por la encargada y le dijeron que no estaba, se encontraba un chamo pendiente de la tienda y que ya estaba cerrando, al final pasó y le preguntó qué deseaba, cuando dijo que quería devolver un vestido, el muchacho se extrañó, pero por qué, que no le gustaba o se había arrepentido, ella le dijo que no le interesaba ir a la fiesta de graduación, el hombre le dijo que eso no era posible, que la fiesta de graduación era un momento clave en la vida de todo joven o jovencita, cómo era posible que no quisiera ir a su fiesta? Eso no lo entiende, pero en ese momento apareció otro chamo, el que estaba encargado ese día, que se fuera a hacer sus cosas que él se encargaba.

Ella le explicó, él oyó con calma los alegatos y ella se desahogó con todo, el muchacho con buen oyente la dejó que lo soltara todo, y al terminar, le dijo, que bueno, que él aceptará la devolución del vestido, pero que se haga un favor, que antes de devolvérselo, que entre a ese probador y se lo ponga, para luego verse en el espejo y viera lo que espectacular que se veía en él, la muchacha no estaba muy convencida, pero pasó al probador, se quitó la ropa y se puso el vestido, sin colocarse los zapatos, porque obvio que no los llevó.

Georgina salió del probador y vio que el chamo no le quitaba la mirada de encima, luego de unos segundos le mostró el espejo donde se reflejaba con el vestido, se veía demasiado espectacular con él puesto, ella lo sabía y él la veía con demasiado deseo, cuando le preguntó su opinión, él se le dijo con toda la sinceridad e intención, que se veía tan bien con ese vestido que no puede evitar las ganas de quitárselo.

Cuando ella oyó esas palabras sintió un escalofrío en la espalda, más cuando el muchacho le llegó por detrás y la abrazó por el abdomen, ella pensó en resistirse, pero esos brazos… le gustaron como se sentía, por eso cuando se volteó vio al muchacho con toda la intención de besarla, y ella le recibió el beso con algo de miedo, le duro un segundo, porque luego le respondió a la lengua que invadía su boca con el toque de ella, haciendo que se entrelazaran y se acariciaran en la boca de ella, mientras tanto las manos del muchacho había tomado posesión del cuerpo de Georgina, recorriendo sus curvas y buscando de descubrir más su piel, le despojó lentamente el vestido, luego el bra, ella hacía que quería taparse porque le daba un poco de pena, mientras él le metía las manos por debajo de sus brazos para acariciarle los senos, le dijo que se dejara, que no hay rollo, porque a él le encantan las mujeres como ella, ayudó más que todo que luego que le dijo eso al oído, le introdujo la lengua dentro de una de las cavidades auditivas, el cosquilleo que le provocó hizo que se estremeciera y se humedeciera un poco más de lo que estaba.

Luego de terminar de desnudarla, la besuqueo, le chupó los pezones mientras le masajeaba los pechos y luego bajaba a su entrepierna para masturbarla, mamarla y luego cogerla una y un par de veces más hasta hacerla acabar brutalmente, en una de esas cabalgatas, luego de hacerla acabar la siguió cogiendo para luego del primer orgasmo, le viniera otro más intenso aún, la cual la dejó casi dormida y bien satisfecha, pero igual se despertó, el muchacho aún desnudo y acariciándose el falo buscando una erección le preguntó qué iba a hacer por fin, cuando ella dijo que está bien, que iría, él sonrió y le dijo que era una pena, porque ya no iba a usar ese vestido, sino que mientras la poseía se acordó de otro que sabe que le quedará mucho mejor, fue un momento al cuarto de al lado y sacó un vestido de color claro, de tela buena y que se veía espectacular, ella lo vio y se quedó de piedra, ella le dijo que no tiene como pagarle ese vestido, él hombre se acercó a ella y le dijo que no había problema, él la desvistió y ahora la vestiría, pero primero… un poco más de encuentro de piel con piel…

Alicie - Hearts In Ruins (30) Alicie - Hearts In Ruins (32) Alicie - Hearts In Ruins (33)

Luego de la fiesta de graduación que fue épica, de otras dos fiestas a donde Georgina fue con el vestido y fue la sensación, hubo el momento de regresar el vestido, fue a la tienda y allí estaba la primera dependienta, que le recibió el vestido, cuando ella preguntó por el chamo, ella le dijo que él hace rato que no trabaja en esa tienda, que se fue par coño, nunca se supo por qué.

En ese momento estaba un diseñador que pasaba por ese sitio a menudo de visita, vio a Georgina con el vestido en la mano y se le acercó, se presentó como un diseñador de ropa y de modas, y le preguntó si había hecho alguna vez modelaje, ella obvio que le dijo que no, que ni lo había pensado, el diseñador le dijo que por favor fuera a probarse ese vestido y se lo mostrara, ella lo hizo no muy convencida, pero mientras se metía en el probador y se cambiaba sentía un cosquilleo familiar en sus clítoris y en los picos de sus pezones.

Cuando salió el diseñador le tomó un par de fotos, porque quería tenerla presente para un proyecto, le pidió sus datos y que por favor estuviera pendiente al teléfono porque era muy probable que la llamaran para unas pruebas y unos catings. Ella al final le hizo poco caso, porque tampoco pensaba que iba en serio.

A los días la llamaron de una agencia, que estaban buscando una modelo de curvas generosa y talla grande, para unos desfiles, ella no se lo creía, al inicio rechazó la propuesta, pero luego de que el diseñador le insistiera, al final aceptó, llegó al casting donde estaban ese poco de modelos, algunas flacas, otras operadas y otras bien explotadas, la hicieron pasar de inmediato, tuvo una reunión con los creativos y apenas la vieron la aceptaron.

Y por eso a unas semanas despues estaba en otro país, haciendo un desfile con un poco de modelos de esas de alta pasarela, ella no lo podía creer, estaba hecha un manojo de nervios, pero se controló, cuando le tocó, salió a la pasarela y se la caminó al estilo, mientras por allí cerca varias de las amigas le gritaban lo bien buena que estaba y que se veía espectacular, eso le ayudó mucho y allí empezó a caminar los pasos a una carrera de modelaje que duró muchos años y le dio no pocas satisfacciones y kilómetros de viaje.

Alicie - Hearts In Ruins (35) Alicie - Hearts In Ruins (37)

Alternative Ending: la muchacha estaba en una tienda de discos comprándole unos Cds a unas amigas, cuando vio que un muchacho la estaba viendo como mucho, no le paró mucha bola, y siguió en lo suyo, cuando luego fue a un café y se encontró al mismo tipo en una mesa cercana a la suya, decidió acercarse a él en su mesa se sentó y con cara de pocos amigos le preguntó porqué la está siguiendo, el hombre, llamado Ernesto, le hizo señas de que le diera un momento, terminó la conversación apagó el teléfono y ahora si…

Se presentó a la muchacha y le dijo que era manager de una banda de electrónica extrema bien underground, que habían tenido unas bajas de personal y estaba buscando reemplazos, que apenas la vio pensó que era la indicada, ella no entendía, porque ella no sabe tocar ningún instrumento musical, Ernesto sonrió y le dijo que a lo mejor no era buena idea, que mejor que lo dejara así y que lo disculpara, en eso Georgina le paró el paso y le dijo que sería bueno que le explicara, Ernesto la vio y como se le notaba la determinación, se sentó pidió una cerveza para relajarse y le explicó.

La banda como tal ya la había completado, le faltaban los performer, los que hacían el espectáculo en ciertas partes del concierto, performance en general, como la banda toca temáticas de sexualidad alternativa extrema, como fetichismo, sadomasoquismo y cosas así, tenían un grupo que hacía esas cosas, incluyendo una chica que hacía de dominatriz, pero la muchacha se fue porque se mudó de país, y estaban buscando alguien que la sustituyera y como su fisonomía era bastante parecida a lo que era la anterior, él vino de forma idiota y pensó que a lo mejor sería una buena idea… que ya no lo es.

Georgina se quedó de piedra, pero aún así le preguntó y que cosas son las que tendría que hacer, y bueno Ernesto le dijo que amarrar, someter, pegar y hacer algunas cosas medio eróticas, eso si que no había nada de desnudos, por lo menos en el caso de ella, ni nada de penetración por ningún lado, que eso no estaba permitido, ella lo vio y le dijo que necesitaba un registro en video para poder tomar una decisión, Ernesto se quedó de piedra, le dijo que no lo tiene a la mano en este momento, pero si le da un par de días, y una dirección se lo hace llegar lo más rápido posible.

Y luego de un par de semanas está Georgina, vestida de latex color negro pegadito, un poco acalorada y bien cómoda con sus botas de tacón de punta que tanto le encantan y que por fin se pudo comprar además de una máscara que le tapa las facciones de la cara de forma muy conveniente, oyendo la intro toda industrial del espectáculo que sucede en un bar medio Festish y algo gótico donde luego ve desde la parte trasera del escenario como dos chicas gorditas aunque menos que ella se bailan y acarician lascivamente en frente de una audiencia rabiosa y quesuda, cuando termina el intro pregrabado la banda empieza a tocar y ella saldrá al escenario, someterá a las chicas, someterá al cantante, luego al chamo de los teclados y hasta a uno de los que se suben al escenario, al que le dio un par de fuetazos por las nalgas antes de lanzarlo al público, fue un muy buen espectáculo, donde se la pasó muy bien, cuando le preguntaron si podían contar con ella para el resto de la gira, ella obvio que dijo que si, que se lo iba a pasar muy pero muy bien.

Alicie - Hearts In Ruins (38) Alicie - Hearts In Ruins (39)

Le Bonus: estaba de compras en otro centro comercial aprovechando una pausa en la gira del grupo de electrónica extrema, al cual le estaba iendo como demasiado bien, por eso iba caminando por los pasillos del centro comercial, pasó por la venta de discos, donde se veía que tanto el disco como las entradas del concierto de esa noche estaban agotadas, cuando alguien le tocó el hombro y dijo su nombre, pero quién??? Nadie que ella sepa la había reconocido, sino ya la hubieran rodeado de fans para pedirle fotos y autógrafos como pasa con los integrantes de la banda, que siempre se la pasan encerrados en la habitación del hotel mientras ella sale por ahí echa la loca.

Cuando se volteó era Juan Carlos, que la había reconocido y no pudo evitar acercarse, ella lo saludó y le preguntó cómo estaba, él le dijo que bien, que estaba por allí trabajando porque no consiguió plata para empezar a estudiar, cuando le preguntó a ella que estaba haciendo, ella le dijo que nada en particular (si lo supiera nada mas jajajajajaja, igual nunca me creería) y cuando al despedirse, porque ella estaba algo ocupada y tenía que hacer algunas cosas, como irse al hotel para prepararse para el concierto que empieza en unas horas en una sala que estaría repleta de gente, él la vio conteniendo las ganas de acercarse un poco más de lo recomendable y le preguntó si podía tener una oportunidad de volver, tu sabes seguir donde se quedaron por culpa de un error muy estúpido de su parte, ella lo vio y luego de pensarlo le dijo que no sabía, que a lo mejor, tal vez (si vale, tengo unas ganas de probar ese nuevo fuete que compre en esas nalguitas de forma posesa), que le diera unos días para resolver unas cosas (como por ejemplo comprar unas esposas, algo de cera caliente y un expansor anal para castigarlo por guevon) y que esperara su llamada, la cual haría pronto..

Alicie - Hearts In Ruins (40)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: