ESTE ES UN RETAZO DE POST BURDA DE LOS DARKSITO PUES… LE BLACKENED RETALE

Entre las cosas que estamos ique desarrollando, pues nos encontramos este Set y nos dio algunas ideas, vamos con ellas pues…

 1_001 1_002 1_004

La llegada de Analicia al mundo de los vivos no podemos decir que fue muy placentera, por no decir que fue algo complicada, ya que su madre, que había pasado ya varias malas experiencias de vida por andar juntándose con malos hombres, creyó que esta vez había escogido muy bien, un hombre apuesto, cariñoso, romántico y bastante atento, una especie de príncipe azul, como estúpidamente los había idealizado en las novelas, tanto juveniles como nocturnas que veía en su adolescencia junto a su madre, la cual por cierto también le habían montado varios muchachos y luego la dejaron fue sola pasando trabajo como una guevona.

El caso es que luego de las primeras semanas y meses donde todo fue como una seda, cuando vino el vivir juntos y el compromiso, el muchacho empezó a cambiar, como si luego de haber agarrado la presa y asegurarla se le hubiera pasado el chip del romantiqueo, empezó a beber, a jugar de azar y a perderse, mientras ella que se la pasaba metida en la casa todo los días, porque ni a su madre iba a ver, tu sabes ella le advirtió que no debía ir tan rápido y la chama le dijo que ella sabía lo que hacía y que no iba a hacer como ella hizo (qué ilusa!), y bueno al empezar los descuidos, empezaron las discusiones, los gritos, los insultos y las amenazas, qué el se iba a ir, y la iba a dejar sola, que él no iba a dejarse someter ni a dejarse poner la pata en el lomo, ella estaba como harta de todo, y eso que solo tenían 4 meses juntos, y se iba a ir para el coño, pero cuando empezaron los retrasos, los vómitos y los antojos, ella agarró una prueba de esas, que cuyo positivo le cayó como una losa en el lomo, ay papá.

Y aún así luego de aguantarle unos peos más al muchacho, la jeva sencillamente tuvo que volver a su casa, no le iba a aguantar más, pero solo duró un par de semanas, porque el muchacho apareció un día y la esperó, ella venía con su madre de hacer las compras mientras hablaban de que nombre le iban a poner a la niña, la cortó el paso y le dijo que tenían que hablar, que ella tenía que volver con él porque si, y que empezaran a irse para la casa, ella obvio que se negó, otra vez las discusiones, no se tomó muy bien las constantes negativas de la madre y de la madre de la muchacha, hasta que arrecho porque no podía imponer su punto de vista, el hombre blandió un cuchillo y atacó a la madre de Analicia, con Analicia en su vientre, loa muchacha luego de defenderse de los ataques del hombre parando los navajazos con los brazos, al igual que la madre de Analicia a la cual le dieron también sus cuchillazos superficiales, vino el golpe, al vientre, el que la hizo sangrar como mucho, cayó de rodillas ante el hombre que le dijo a ella que él no iba a traer hijos solos que se vienen con él o no vienen, cuando ella le dijo que le había dado mucho daño a su hija, él le dijo que él no quiere niñas, las niñas son malas, que no lo permitirá, por eso blandió el cuchillo y se dirigió hacia ella.

Pero tres plomazos lo impidieron, vinieron desde atrás de él y lo impactaron haciendo que cayera de rodillas soltando el cuchillo y terminara boca abajo con la mirada vacía, eso fue lo último que vio la madre de Analicia antes que perdiera el conocimiento y luego se viera en el hospital. Donde fue trasladada con urgencias porque la niña estaba en peligro.

Mientras tanto Analicia que no sabía nada de lo que estaba pasando, solo veía en oscuridad, luego al crecer caería en cuenta que no estaba sola, que había alguien acompañándole en la barriga, cuando pasaron los incidentes y sintió el coñazo, pasó como una especie de remolino al cual ella no pudo hacer nada, luego vino la luz y otra luz más intensa. Justo cuando salió a la luz, escuchó una voz que le dijo, todavía estás a tiempo, regresas o te quieres quedar???

Justo en ese momento sintió la nalgada que le dan los recién nacidos, y pegó ese chillido, la voz le dijo que está bien que se quede, pero igual estarán pendiente de ella, a la niña la llevaron a una incubadora porque había nacido bien prematura donde estaba luchando entre irse o quedarse en el reino de los vivos, durante todo ese tiempo sintió como una presencia la abrazaba y le daba algo de calor adicional.

 1_006 1_009 1_012 1_013

Claro que los años de niñez de Analicia no fueron muy fáciles que digamos, el dinero escaseaba que jode en esa casa y la madre tenía que atender uno, dos y a veces tres trabajos para poder llegar a fin de mes porque los alquileres y los gastos iban siempre en aumento, la madre no podía hacer mucho por la madre de Analicia porque se enfermó bien feo y quedó ahí casi inútil.

Mientras tanto a Analicia la empezaron a rondar, como ella no entendía, solo veía sombras deformes y muy oscuras que la rondaban cada vez que estuviera sola, le decían palabras las cuales ella no entendía nada, a veces no la dejaban dormir y por eso despertaba de muy feas pesadillas que la hacía llorar en plena madrugada, fastidiando a las niñeras que su madre contrataba porque la abuela no podía cuidar a Analicia y su madre le tocaba a veces trabajar de noche y no la podía dejar sola, porque la última vez que la dejó de forma irresponsable, llegó en la madrugada y encontró la casa con todas las puertas y ventanas abiertas, con Analicia acurrucada en el medio de la sala con los ojos idos y casi fría, fue un gran susto que al final los médicos no supieron verificar qué coño le había pasado a la muchacha.

Por eso un día cuando tenía ya 11 años, no tuvo más remedio que irse con su madre al trabajo, ya lo había hecho varias veces, pero aisladas, igual no jodía mucho y su madre la dejaba tranquila mientras trabajaba, ella los veía por todos lados, pero ya medio se había acostumbrado a ellos, porque sino les dejaba de tener miedo no iban a dejarla en paz, lo que pasó en esa noche pues. La madre de Analicia trabajaba en un estadio deportivo donde había un evento de peleas de kickboxing, unas peleas de títulos y esas cosas y entre ellas estaba esa pelea que le cambiaría la vida a Analicia…

 1_014 1_017 1_021

Inciso del escribidor: esto se viene es así.

Lo llamaban El Pistón, más que todo porque con esa velocidad de tirar coñazo, parecida a los pistones de un motor en movimiento, no había nadie que le ganara, empezó tarde, pero recuperó el tiempo perdido, ganando pelea tras pelea y recibiendo billete tras billete, como buen muchacho pobre estuvo a punto de descarriarse, pero salió una muchacha muy linda de su casa, que lo puso en camino, le montó un muchacho y evitó que el Pistón se fundiera por los excesos que daba la fama creciente a la cual estaba expuesto y que hacía que muchos de lo que vinieron antes de él se descarrilaran muy dolorosamente.

Pero como todo lo bueno no podía durar para siempre, cuando vino su gran oportunidad, luego de 19 peleas ganadas por K.O. seguidas y de por fin ponerse en el ojo de los grandes promotores, estaba su pelea en el gran ring, contra un oponente serio, a pesar de ser ya un veterano y que tenía mucha más experiencia que él, mucha gente empezó a dar el Pistón como ganador en las apuestas, eso era parte de la tragedia.

Porque unos días antes de la pelea llegaron unos tipos muy malencarados, le dijeron que tenía que perder esa pelea en el 4° asalto, pues porque si, sino iban a pasar cosas muy malas, tanto a él como a su familia, las pistolas que tenían cada uno de los tipos lo pusieron en alerta, mucho más cuando fue a denunciar a la policía y estos le dijeron que contra esa gente no podían hacer nada, porque estaban protegidos por altos funcionarios. Se había metido en ese peo bien feo y no tenía forma de escapar.

Así que al día de la pelea, se lo confesó a su familia, la única que podía saber, que iba a tener que sacrificar su gran oportunidad para poder salvarlos, no hubo palabras de respuesta.

Claro, el detalle es que al oponente del Pistón también le habían llegado, pero este tenía que ganar antes del 4° asalto o perdería los privilegios, como el hombre estaba desesperado porque no quería perder la vida fácil, decidió envenenarse los guantes y se lanzó a la pelea.

La pelea en los rounds estaba pareja, pero el Pistón tenía control de la situación, estaría relajado los tres primeros asaltos y al cuarto sencillamente no saldría y listo el pollo, lo que no contaba era que el oponente viendo que al segundo asalto no lo ha podido minar, se le fue encima para el tercero y le dio esa parranda de coñazos la cual el Pistón ha parado con comodidad, menos ese golpe fortuito que le dio en el estómago, el Pistón sintió como se le fue todo el aire del cuerpo y perdió la guardia, dejando la cara descubierta, solo fueron necesarios 2 golpes para volarlo, pero recibió 5… por eso no pudo pararse más del piso, luego del conteo de los 10 entraron los paramédicos, determinaron que había fallecido, luego de la investigación se armó una bien grande por el amañamiento de combates que hizo que varias agencias cayeran por su propio peso…

 1_023 1_026 1_027 1_029

Ok, luego del inciso sigamos:

Salir de la arena de pelea ese día fue como muy complicado para la madre de Analicia con su hija, porque luego de ese escandaloso combate que terminó con uno de los peleadores muerto por daños al cerebro, cerraron las puertas y empezaron a chequear, cuando encontraron a los mafiosos, estos obvio que no se dejaron agarrar de buenas a primeras y empezaron a echar plomo para intentar salir de allí, al final cayeron presos y la gente salió de la arena con algo de caos y mucho stress, mientras la madre de Analicia salía del sitio mentando madre y sin el pago de ese día, porque estaba diferido hasta que terminara la investigación, Analicia iba caminando bien malagarrada de la mano de su madre, sintió que la estaban viendo, no le gustaba esa sensación, pero al final volteó, era el Pistón que la había visto, igual ella no lo vio mucho, porque otro oscurito la estaba viendo también, el Pistón también lo vio. Antes de desaparecer.

En esos días ese oscurito tenía a Analicia con los ovarios acatarrados, porque se la pasaba molestando, en general no es que fuera un oscuro malo, solo burlón pero de los peores, y lo peor era que ya había conseguido como una comitiva para ponerle la pata en el lomo a la muchacha que tenía problemas de concentración bien graves porque los oscuros la tenían a monte y no le dejaban estudiar, tenía líos con su madre, a la cual la economía la tenía bastante estresada porque los reales estaban escaseando como aumentando los gastos.

Por eso se iba corriendo tratando de huir de los burlones y Analicia terminó cerca de la arena donde su madre había trabajado, allí la agarraron los oscuros y la tenían cercada en una esquina del estacionamiento, le dijeron que no debía tener problemas, que ellos no le harían nada malo, solo unas bromitas… pero de pronto una voz…

Pero por qué coño no la dejan en paz????

Cuando los oscuros se dieron la vuelta vieron otro oscurito, pero enorme y musculado, que de un solo coñazo a cada uno desapareció a los que estaban acosando a Analicia y los mandó bien lejos, luego se acercó y le preguntó si estaba bien…

Ella lo había visto, varias veces, pero de lejos, sabía que era el Pistón, el peleador que había muerto en el ring de pelea, ese peo bien arrecho que se armó por el amañamiento de apuestas, luego de decirle que si, le dijo que si podía ayudarlo, era la única que podía verlo y estaba muy complicado. Ella luego de verlo con temor y que él le dijera que no le haría daño, fue que accedió.

Que habían unos cobres guardados en una cuenta de ahorros, de la cual solo él tiene la tarjeta y la clave guardada en un casillero, ella fue, consiguió el casillero, la clave y luego la tarjeta,  fueron al cajero más cercano y cuando probaron y se dieron cuenta que la cuenta estaba activa y que todavía tenía los cobres, ella colaboró, sacó los reales que le daba el cajero en ese momento y luego de conseguir un sobre se fue a casa de la esposa del pistón que estaba en unos apuros, pasó, dejó el sobre con dinero en la rendija debajo de la puerta y luego se fue de allí.

Lo estuvo haciendo más o menos por unas dos semanas de forma cíclica, salía del colegio, donde sus notas empezaron a subir poco a más rápido para sorpresa y alegría de sus profesores, iba de camino a la casa, pasaba por un cajero y sacaba el dinero, luego agarraba un bus cerca de la casa de la esposa del Pistón, llegaba a la casa del Pistón y dejaba el dinero debajo de la puerta, se iba a la casa de ella y listo, su madre a veces se preguntaba por qué llegaba como un poco más tarde de lo acostumbrado, pero al final no le paraba mucha bola.

Mientras ella hacía la tarea que el Pistón le había encomendado, obvio que se hicieron como conocidos, casi que amigos pues, cuando ella estaba sola ella le hablaba con su mente y ella con sus pensamientos le respondía, hablaron de muchas cosas, de la vida de él, de los proyectos que él tenía y que su hijo todavía lo extraña mucho, ella hablaba poco, más que todo porque su último padrastro, el que medio ayudaba a su mamá con las cuentas, la estaba molestando un poco más de la cuenta, ya que tenemos que decir que a Analicia le estaban saliendo caderas y teticas de buen tamaño, el Pistón que estuvo cerca aquella vez cuando el padrastro estaba espiando a Analicia mientras estaba se estaba bañando, sintió pena de estar presente en esa dantesca escena, y luego una fulana arrechera de no poder hacer nada para poder intervenir, otros entes le dijeron que si podía, pero era un poco complicado de hacerlo, más que todo porque había que tener consentimiento del vivo…

Claro, que un día ella salió del colegio como todos los días, habló con sus compañeras y luego se fue, no contaba que esta vez estaba siendo seguida por unos ladronzuelos que sabían que estaba sacando plata de los cajeros y buenas cantidades, el Pistón no les había parado bolas, también se había unido a la persecución bajo cuerda la madre de Analicia que estaba pensando que andaba en malos pasos. Como solía variar los cajeros de donde sacaba la plata, esta vez ella encontró uno cerca de la casa de la mujer del Pistón, aprovechó y sacó los cobres de allí y se fue caminando para la casa de la muchacha luego de guardar los reales en el respectivo sobre que el Pistón le conseguía y le dejaba dentro del bolso, ella se fue caminando tranquila porque más o menos ella sabía cuando podía pasar a dejar los reales sin ser descubierta, vio la casa, no vio a nadie y de forma rápida se acercó, fue a sacar el sobre para dejarlo y justo cuando lo metió debajo de la puerta, escuchó un “disculpa quién eres tu?” se volteó y vio a la esposa del Pistón, en ese momento escuchó la voz de su madre que le preguntaba “Analicia, qué estás haciendo?? Explicame” y luego una voz masculina que en pistola en mano, les dijo “quieto todo el mundo que esto es un atraco” esa misma voz fue la que hizo que todas entraran a la casa.

Las amarraron a unas sillas y recogieron el dinero que estaba en el suelo del inmueble, era una buena cantidad, agarraron a la muchacha y le dijeron que eso era mucho dinero para una chiquilla, que de donde lo había estado sacando, ella no dijo nada, ah con que no dices nada, pues ni modo, le zamparon una cachetada que le giraron la cara y la hicieron caer al piso algo aturdida, mientras los pillos dijeron que bueno a falta de información y falta de dinero se iban a divertir un poco, escuchó la voz familiar, era el Pïstón que le dijo, necesito que me dejes entrar en ti, así las podré salvar a ustedes y a mi hijo, ella aún mareada logró asentir, justo antes de perder el control de todo su cuerpo más no la conciencia.

Mientras los pillos agarraban a la madre de Analicia y a la esposa del Pistón para llevarlas a la recámara, Analicia con el espíritu del Pistón se soltó las amarras que le tenían las manos, se soltó la de los tobillos y se puso de pie, le costó adaptarse al cuerpo de Analicia, pero se sintió más rápido y más ligero, cuando uno de los secuestradores la vio liberada le dijo que se viniera para acá, le intentó agarrar por el brazo, ella no se dejó, al segundo intentó le metió un golpe al estómago y lo dejó sin aire, lo suficiente para rematarlo a la cara y dejarlo ido, cuando los otros se dieron cuenta ya Analicia iba contra ellos, le tiraron varios golpes, no le dieron ninguno, Analicia con la agilidad del Pistón les metió una coñaza de campeonato y los dejó K.O. luego liberó a las dos chicas y al niño cuando el Pistón salió de su cuerpo.

La mujer del Pistón le dijo que había reconocido el estilo de su esposo en su forma de pelear, que de dónde sacó la forma, ella le dijo que del mismo sitio de donde sacó esto, el sobre con los billetes, ella le preguntó que si lo ve, Analicia le dice que si, cuando le pregunta si está bien, ella dice que la extraña que jode con su chamito, que no se irá hasta terminar este asunto que tiene pendiente y que no le deja en paz, que lo siente mucho por haberse ido antes de tiempo, ella le dijo que no había problema, el Pistón le dijo a Analicia que si podía meterse un momento en ella de nuevo, solo para despedirse, ella lo vio y con algo de sospecha le dijo que bueno… si.

Y ante la mirada de su madre, el Pistón volvió a tomar el cuerpo de Analicia, quien luego se acercó y le dijo que se ve tan bella desde que la vio por primera vez en la fiesta patronal del pueblo donde se habían conocido, y que no se preocupe, que él siempre estará a su lado mientras no lo olvide, que siempre la amará por los siglos de los siglos, claro esto funcionó más cuando Analicia se lo dijo con la voz masculina del Pistón, al final se abrazaron y se dieron un beso como el de las películas románticas que pasaban los domingos en la noche, cuando terminaron de besarse el Pistón ya se había salido del cuerpo de Analicia y ambas se quedaron unidas por los labios unos eternos segundos lujuriosos.

La madre luego de ver ese espectáculo y obvio sin querer entender mucho, les dijo que era hora de irse, porque había que ir a casa, ya que el padrastro debe estar molesto por la ausencia de las dos, tu sabes que si no nos portamos bien nos va a correr, la esposa del Pistón les dijo que por la ayuda y todo lo que habían hecho, por qué no se vienen para acá, total esta casa es muy grande para ella y su hijo, la madre de Analicia le dijo que no podrían que su marido no lo permitiría, Analicia le dijo que no es mala idea, pero que necesitarían la ayuda del Pistón, el Pistón obvio que aceptó la idea.

Así que cuando ambas llegaron a la casa, donde el marido estaba ya bien arrecho y caliente como plancha e chino e iba a reclamarle, la muchacha se interpuso, el hombre le dijo que era momento de darle una buena lección para que aprendiera a respetar, de respuesta recibió una mano bien fuerte en la cara y las palabras “no, es momento de que tu empieces a aprender a respetar a las mujeres, no importa cuantos coñazos te tenga que dar” y fueron los suficientes para que se quedara K.O. y cuando despertara, se hubieran ido con todas sus cosas sin decirle a donde, rumbo a una nueva vida.

Luego de hecha la mudanza, estaban El pistón y Analicia sentados en la puerta de la casa, todos estaban dormidos, menos ellos, ella le dijo que listo ya lo había ayudado lo suficiente y había hecho lo que le quedaba pendiente, que ya había quitado las cadenas que lo mantenían cautivo en este mundo. El vio el portal que se abría desde ese mundo al mundo de los no vivos y estuvo a punto de cruzar, pero a último minuto se contuvo, le dijo que podía quedarse un rato más, tu sabes solo por si acaso, Analicia lo vio y se quedó tipo… bueno como tu quieras…

 1_030 1_032 1_033

Segundo inciso del escribidor: esto se nos vino como un alternative y se viene así.

Luego de la mudanza de Analicia con su madre a la casa de Analuisa, que es como se llama la mujer del peleador, las cosas fueron mejorando poco a poco, ya la madre comprendiendo más lo que tenía Analicia y que ella ya lo podía manejar mejor, pues se iba tranquila a hacer sus trabajos, porque igual los reales no era que estaban abundantes, los cobres del Pistón sirvieron para matar un coñazo de deudas, salvar la casa y mantener a los 5 habitantes, por lo cual había algo de tranquilidad en ese inmueble, sin embargo había algo pendiente entre el Pistón, que no se había ido al otro mundo y su esposa, lo cual se iba a arreglar pronto.

Analicia había llegado temprano  de sus estudios y de un trabajo a medio tiempo que tenía para pagar sus cosas personales, decidió meterse a bañar de una vez porque se moría del calor, el agua fría le refrescaba la piel y se había entretenido en ella cuando sintió que alguien había entrado al baño, vio la sombra y se dio cuenta que era Analuisa, sintió el espíritu del Pistón cerca de ella, al abrir la cortina de la regadera, vio a Analuisa, estaba casi desnuda, escuchó la voz que le decía, lo necesito, ella respiró hondo, pensando que esto no era lo que estaba planeando para su primera vez, pero qué coño!!!!! Asintió…

Cuando abrió los ojos, vio a Analuisa, a pesar que el muchacho le había puesto algo de barriguita y le había puesto las tetas algo flácidas todavía tenía atractivo, se le acercó a ella, preguntó Analicia???? El beso muy apasionado que le prodigó mientras le agarraba por las nalgas le hizo saber que era su marido el que la estaba besando, porque esa forma tan fogosa de besarla y agarrarla solo podía ser él, bajó a sus pechos algo caídos y se los chupó con hambre y muchas ganas mientras con los dedos la acariciaba por allá abajo, sobretodo con ese nuevo truquito de hacerle como si la llamara al tenerle los dedos dentro de la vagina, eso la puso a gemir como loca, mientras la lengua de Analicia controlada por el Pistón se entrelazaba con la de ella, esa lengua luego bajaría por el medio de sus pechos hacia su ombligo para luego juguetear con su clítoris mientras con los dedos le pellizcaba suavemente los pezones y la hacía ronronear, mientras bien húmeda la vagina de Analuisa le proporcionaba muchos fluidos para que el Pistón se saciara por la boca de Analicia.

Claro pero tenía que venir ese momento, pero si eran dos mujeres como la iba a penetrar, no había problema porque Analuisa ya tenía algo preparado, lo sacó de una de las gavetas, era un cinturón que iba a la cadera que tenía adosado en su parte de adelante un pene, bastante parecido al que tenía el pistón, ella se lo puso amarrándoselo a las caderas de Analicia mientras lo succionaba con la boca, dándole a el Pistón una imagen que no olvidaría, luego de puesto Analuisa se llevó a Analicia a un lado de la cama, donde abierta de piernas la recibió, y fue embestida con fuerza una y otra vez mientras era agarrada por las muñecas y besada en la boca, cuello y pechos erectos, hasta hacerla acabar muy intensamente, no había terminado de disfrutar de ese orgasmo cuando las caderas de Analicia empezaron a mover el falo de goma dentro de la vagina de Analuisa, pero qué… y a empezar a gemir de nuevo. Analuisa tuvo que medio hacer ajustes, acariciando, besando, mordisqueando y pellizcando las tetas paraditas de Analicia como su fuera el pecho duro de su marido y aferrándose al culo redondo y paradito de ella como su fueran las nalgas de su marido, las cuales le encantaba agarrar mientras la cogía fuertemente como en esa ocasión un poco extraña pues.

Pero ya habían pasado unas 3 horas de cópula y Analicia tienen a Analuisa en 4 patas fornicándola duro mientras la agarra por el cabello, y la cabalga como jinete en pleno clásico, al final acaba una vez más pero como nunca lo había hecho y caen las dos una encima de la otra, Analuisa la agarra y le dice que nunca en su vida la habían cogido tan rico y que lo amaba a pesar de estar lejos, la voz de Analicia le dice que él ya no está en su cuerpo, que al fin acabó en el último polvo cuando iba por la mitad y se salió por accidente de ella, cuando ella sorprendida pregunta que fue lo último, le dijo que fue ella con algunas instrucciones del Pistón, y que mejor no siga preguntando, que ya no vera el porno de la misma manera y que por lo que se ve, su primera o segunda o enésima vez con un hombre nunca le llegara a los talones a lo que hizo, vio o sintió aquí, qué demonios, se va a bañar porque está sudada y obvio la masturbada que se va a echar va a ser de campeonato. Y antes que se pregunten… no!!! No se repitió…

 1_034 1_037 1_038 1_039

Con el pasar de los años, Analicia empezó a interactuar con más y más entes, de esos que se quedaron atrapados en el reino de los vivos o no quisieron irse al otro mundo, por variadas razones, siempre los veía por aquí y por allá, al principio siempre se veían atemorizantes y bien malotes, pero al momento de acercarse y extender la ayuda, siempre acababan mostrándose como seres que solo necesitaban alguna que otra ayuda, con la ayuda del Pistón, que seguía estando por allí, no es cosa que ella necesitara alguna ayuda, más que con los muertos con lo vivos que eran los que jodían más en la vida.

Sin embargo algo empezó a suceder de un día para otro los oscuros empezaron a verse menos, Analicia se dio cuenta cuando dejó de ver al guardia del mercado, ese que siempre estaba en la entrada ique para cuidar la entrada de los clientes y evitar algunos robos, pues de un día para otro desapareció sin dejar rastros, ella se acuerda que lo vio la última vez, se veía como opaco, como si ya no fuera el mismo, y luego no lo vio más, eso si le extrañó.

Luego los espíritus de las tiendas, del edificio de bombero y de la policía, las calles estaban como libres de espíritus, pero eso no quería decir que no tuvieran el aura de los no vivos, al contrario, parecía estar más pesada, más densa a la gente a veces le costaba respirar bien, porque el aire estaba como pesado, como frío, Analicia sabía que algo estaba pasando, de pronto se acordó… Pistón!!!!!

Cuando lo fue a encontrar, estaba todo opaco, ido, iba en dirección a un sitio, ella lo llamó por su nombre, pero él no le hizo caso, ella le gritó y todo, pero él la hizo a un lado y siguió su camino, cuando lo siguió con la vista, se dio cuenta que eran unos cuantos, miles que iban en camino a un sitio incierto…

Han sido atrapados por el mal… les ha quitado su vitalidad paranormal y los va a absorber…

Cuando ella se voltea a ver quién le dijo eso, es un niño, tendrá como 8 años, muy pálido, se le nota que no tiene ojos y tiene la boca amordazada, se nota que no es de los vivos, porque aparte de estar levitando no tiene piernas.

Es un demonio, va a utilizar a los no muertos para regresar a la tierra, intentará adelantar el fin de los tiempos antes de invadir al cielo, hay que detenerlo como de lugar, sino todo lo que conocemos desaparecerá entre las flamas eternas del sufrimiento…

Por eso Analicia se fue siguiendo a los espíritus sin alma (y eso existe?) al final todos cayeron en el cementerio de la ciudad, más en la parte de la fosa, donde están enterrados los muertos que nadie reconoció o los desaparecidos de muchos gobiernos que se mantuvieron a punta de represión y violencia.

Bueno por allí iba caminando Analicia buscando a el Pistón cuando al pasar por entre varias tumbas el suelo se le abrió bajo sus pies, por más que intento escaparse la tierra la terminó tragando completa.

Se sintió como flotando, pero inmóvil como si alguna fuerza invisible la tuviera sujeta, no tenía los ojos abiertos, pero sabía que era observada, por todos los espíritus, que la habían rodeado y a veces parecían hacerle de puente, de pronto sintió que descendía más y más profundo, y a sentir como mucho frío, su extremidades eran estiradas y separadas y sintió como ya no tenía ropa, en ese momento una voz muy grave se empezó a escuchar…

Vaya, nunca creí que iba a tener tan buena suerte, una viva ha llegado a mi mundo, y con capacidad para manejar a los no vivos, contigo mi poder en la tierra está asegurado al 100%, así que te poseeré para volverte a mi y empezar la avanzada.

Sintió el peso encima de su cuerpo y el aliento putrefacto ahogarle, la lengua bífida empezó a recorrerle las facciones de la cara y luego bajó por su cuello y sus pechos, cuando sintió el mástil endurecido apuntando a su cavidad vaginal vio a El Pistón, le dijo… ayúdame!!!!!! Me prometiste que nunca me dejarías abandonada… en ese momento vino la primera embestida del demonio y el grito de Analicia. Justo cuando el demonio se lo terminó de meter, sintió que algo lo tenía sujeto, era un no muerto que lo había agarrado, se lo quitó de encima con facilidad, pero luego fueron 2, 6, diez, cientos y miles que se le encaramaron al demonio y no lo dejaron moverse, mientras debajo de ellos la tierra se abrió y lo que parecía el purgatorio en forma de aguas negras eternas, se mostró ante ellos, el demonio dijo que no regresaría, y se lo quitó a todos de encima, lo que no contaba era que Analicia lo tomó y lo besó terminándose de meter lo que le quedaba afuera del falo del demonio, él se quedó paralizado y ambos cayeron al río para entrar al más allá, de allí salió un resplandor muy intenso hacia la parte de arriba.

Sintió que le estaban tocando la cara y el pecho como para despertarla, Analicia… Analicia… despierta, abrió los ojos con algo de sueño y algo de debilidad, cuando lo vio lo reconoció, era el Pistón, pero cómo??? Qué?? Murió???? El le dijo que no, que luego de derrocar el demonio todos los aprisionados han sido liberados, ha sido una cosa un poco loca, porque ahora los vivos nos pueden ver por un rato, pero igual los ángeles son enviados a buscar los fugados, para regresarlos al sitio donde deben estar, a mi ya me están esperando, es momento de iniciar el viaje que he estado aplazando de forma inútil, pero antes vine a despedirme, te agradezco mucho todo lo que has hecho por mi y por todos ellos, que la ven a ella con una sonrisa…

Luego del abrazo, el Pistón, empieza a desaparecer entre sus brazos hasta que ya no lo siente cerca, deja correr una lágrima de felicidad por su mejilla, antes de ponerse de pie e irse a su casa, mientras camina siente un dolor profundo en su entrepierna, con unas pequeñas dosis de placer incluidas y solo piensa, estas primeras veces mías… nadie me las va a creer.

 1_042 1_043 1_044

Blackened Alternative Adicional: la chica recobró el conocimiento luego de unas horas ida de la realidad, cuando abrió los ojos se dio cuenta que estaba cautiva en un sitio algo oscuro con las paredes color óxido, habían varias velas encendidas alrededor de ella y se encontraba amarrada en una especie de suelo usado como altar en forma de pentagrama con varios símbolos pintados alrededor, se escuchan varias personas, las cuales están como cantando una oración de forma cíclica, una a una pasan al lado de ella, la ven, le sonríen y luego se van. Ella no puede decir nada, porque obvio que se encuentra amordazada

En ese momento aparece uno, vestido con una larga túnica negra el cual se encarama sobre ella y le rasga las vestiduras para desnudarla, empieza a pintarle varios símbolos en distintas partes del cuerpo y empieza a hablarle en idioma ininteligible mientras pasa sus manos por el cuerpo, la muchacha luego de gritar y quedarse muda, empieza a contorsionarse y girar de forma bien grotesca mientras sus ojos se le ponen bien blancos, se detiene cuando el puñal puesto en lo alto, se estrella de un solo golpe en todo el corazón.

Analicia ha estado pendiente de las noticias, que una serie de muchachas de más o menos su edad habían desaparecido sin dejar rastro, mientras al mismo tiempo una serie de simbología rara empezó a aparecer pintada en varias paredes de la ciudad, simbología hereje y pagana, anunciando el fin del mundo, que era hora de vérselas con quien les dio la vida y momento de pagar por los pecados. Los símbolos le llaman la atención porque en un sueño hace ya unos cuantos años los vio, eso la pone nerviosa, su madre le dijo que debía estar muy pendiente de cuando sale a la calle, porque si no tiene cuidado, puede desaparecer como esas chicas.

Lo único es que al final ella fue vista saliendo de su casa, uno de los de la secta le echó el ojo y le dio la seña a los demás, uno de ellos le tomó una fotografía y la pasó al líder de la secta, el cual dijo que la quería a ella, pero que no era necesario ir a secuestrarla, era mejor esperarla y preparar todo.

Por eso cuando ella volvió a su casa luego de un día de trabajo extenuante, vio la casa a lo lejos y algo le pareció que estaba fuera de lo normal, se detuvo en seco y estuvo a punto de tomar otra dirección, cuando sintió una presencia que la tomó sin permiso y le dijo, lo siento cariño, pero necesito que tu entres a esa casa…

Por eso entró a la casa sin chistar, cerró la puerta con llave y pasó a su cuarto, no reparó en la sala que había sido preparada con velas encendidas y unos símbolos pintados en el techo, vio a los miembros del clan verla, y ni bola les paró, entró a su cuarto y sin cerrar la puerta se despojó de todas las ropas que tenía, vio unas velas rojas a su alrededor y encendió una, cuando esta vela empezó a derretirse, aprovecho el semen rojo de la misma para hacerse varios símbolos en diferentes partes del cuerpo, , frente caderas, en el medio de los pechos abdomen, pubis encima de donde le empieza la vulva, piernas y pies, luego de pintarse los símbolos bajó lentamente a la sala y se acostó en la sala, donde los miembros de la secta le ataron los tobillos y las muñecas para inmovilizarla, vio el líder de la secta prepararse para el ritual y le llamó, espero estés listo.

El hombre se acercó y empezó a rezarle en idioma hereje a la chica la cual solo se le quedó viendo con una sonrisa, el hombre no podía creer lo que veían, no reaccionaba, tomó el puñal y cuando fue a clavárselo en el pecho, quedó solo la punta en contacto con la piel, intentó hundirlo con todas sus fuerzas y no pudo, sintiéndose derrotado el líder de la secta con sus pupilos se quedaron paralizados, de pronto ella solo soltó un soplido y el líder se quedó totalmente desnudo… sabes que lo deseas, como a todas las que has sacrificado…

El líder de la secta se le fue encima a la muchacha y la empezó a coger, pero no duró mucho un minuto si acaso antes de acabarle adentro, luego del líder uno a uno de los miembros se quitó toda la ropa y enfiló su falo erecto y lujurioso dentro de los labios vaginales de Analicia hasta que acabaran dentro de ella fueron 40 minutos más o menos, Analicia estaba aburrida no había nada placentero en la forma en que se la estaban cogiendo.

Cuando el último de ellos eyaculó y quedó satisfecho se puso a un lado de ella, mientras el líder de la secta le dijo que esto no podía ser, que ella debía morir, Analicia le dijo que no, había un cambio de planes…

Cuando el líder fue a tomar el cuchillo en el piso, lo tomó, pero perdió el control de si mismo, empezó a acuchillar a todos sus seguidores, cortándoles el cuello uno a uno sin que estos opusieran resistencia, cuando terminó con ellos se acercó a ella y le cortó las amarras que la tenían cautiva, luego de darle las gracias, le dio la última órden, con la cual el hombre se cortó el guevo con el cuchillo y se abrió la garganta, cayó de rodillas desangrándose hasta morir.

En ese momento la tierra pareció abrirse y fue tragándose los cuerpos que estaban en el piso, incluyendo al líder de la secta, Analicia se sentó en una silla y pareció ser amarrada con el mimbre de que estaba hecha, el ente que estaba en su cuerpo se salió de ella, y ella volvió a tener toda su conciencia, el ente preguntó si era suficiente y al desaparecer él último, tomó forma de mujer y le dijo, lamento haber sido tan grosera, pero hubo que hacer esto rápido, gracias por todo, fue muy placentero todo, algún día tu y yo, nos iremos de putas a divertirnos…

Se despidió con un beso en la boca antes de desaparecer, las amarras de la silla la soltaron y ella se quedó algo extrañada, pero como todavía tenía las marcas de las velas se fue corriendo al baño para quitárselas, mientras e bañaba y se lavaba, escuchó a su madre y a Analuisa saludar, les dijo que todo bien, cuando le preguntaron como estuvo su día, y qué eran ese poco de velas apagadas que están en toda la casa, ella les dijo… no vale la pena explicarlo, porque no me creerían… o a lo mejor si.

 1_045 1_046 1_048 1_049

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: