ESTE ES UN RETAZO DE POST DEMOMINIACAMENTE SEDUCTOR Y BURDA DE SUCIO

De las cosas que tenemos pendiente de desarrollar, nos encontramos este set y no nos aguantamos, esto se viene así…

 01 02 03

Todo comenzó con el fin… si, con el fin del mundo, ese día, que ha sido reseñado, advertido y hablado por todas las religiones y ciencias, del cual no se tenía una fecha predeterminada, y sencillamente el día que nunca se esperaba que ocurriera, pues terminó siendo hoy…

No importó las debacles, desastres naturales, los tornados, las guerras y las matanzas, el hombre sencillamente no le paró, todos los pastores de cuanta religión y creencia que había en el mundo, lo advirtieron, que el final estaba cerca, y qué hizo la humanidad, sencillamente le valió mierda, siguió consumiendo recursos como si fueran infinitos, contaminando como si el ambiente no se fuera a cansas, y pecando como si nunca les llegara el momento de tener que enfrentarse al creador, lo único que fue un poco extraño fue ese muy sospechoso silencio que rodeó a las altas instancias de las instituciones religiosas, que parecían que ellos sabían algo que nosotros ignorábamos y ni se molestaron en advertirnos… aunque en honor a la verdad, esa gente tampoco sabía lo que venía, bueno todo lo que iba a suceder.

Pero nos estamos desviando del tema, el Apocalipsis vino sin avisar y con todo su poder, terremotos, volcanes en erupción, lluvias torrenciales, lluvias ácidas por la contaminación de las nubes y la naturaleza, tornados y todo lo demás, las ciudades cuando no se inundaron, se derrumbaron por los terremotos, las autopistas parecían crackear y crujir como galletas de soda y sus carros eran tragados por las enormes fosas que se abrían por el desplazamiento de las placas tectónicas y la salida del magma que había en el centro de la tierra, mucha gente estaba siendo aniquilada sin siquiera poder despedirse y mucho menos arrepentirse de los pecados cometidos con tanto placer, tanta gula y tan poco remordimiento, los medios de comunicación no pudieron transmitir nada, total en muchos casos la electricidad falló cuando las torres de transmisión fueron hechas añicos por las tormentas y los rayos que le cayeron encima, obvio que a falta de electricidad, tampoco hubo Internet y tampoco hubo otras formas de comunicar ni mucho menos comunicarse.

Y bueno cuando a la humanidad se le despojó de todos sus logros, y todos sus supuestos poderes, todas esas cosas que le hicieron voltear la cara y dejar de estar viendo a Dios a cada rato, fue que el mismísimo decidió hacer su aparición, estando en las mentes y corazones de todos, bueno todos los que sobrevivieron, se dirigió en todos los idiomas posibles y a todos los que se dignaron a oírle, dijo que el momento había llegado, que era el momento del advenimiento, para la salvación del hombre y la destrucción del pecado, que sabe todo lo que ha pasado, pero igual va a dar una última oportunidad, todos aquellos que se arrepientan de corazón de todos los pecados cometidos, tanto por obra como por omisión iban a ser perdonados e iban a acompañarlo hacia el reino de los cielos, porque era el momento de rescatar y recoger todas las almas perdidas que se le han salido del carril del bien cuando bajaron a la tierra y fueron corrompidas por la tentación, la adicción y la sabrosura de pecar… que si querían unirse a él en lo más alto de los cielos, que podían hacerle en ese momento, era la última oportunidad.

Y pasaron los segundos y escuchó de todos los rincones de la tierra las palabras y pensamientos de arrepentimiento de todas partes del mundo, algunas que parecían ser más falsas que un billete de 12, igual las aceptó y otras que si parecían ser verdaderas, auténticas y desde el corazón o el alma, parecía que por enésima vez la humanidad iba a ser salvada de su perdición, la tumba que ella misma se cavó a los largo de las centurias de duración de la historia hecha por la humanidad, parecía que si, que se iba a poder… sin embargo las palabras dichas desde lo más profundo de la tierra, cambiaron el curso de la historia…

 04 07 10

Ah la humanidad, siempre esperando que un Mesías le rescate, o que le saque la pata del barro…

De las entrañas de la tierra salió, envuelto en flamas de muchos colores y de grandes alturas, era el mismísimo Lucifer en persona, el mismo que había sido usado para atemorizar y conducir a la humanidad por el camino obligatorio del bien, el mismo que muchas veces le cambiaban el nombre y le decían el hombre que no tenía nombre o que tenían miles de nombres, en fin, el que algunos le rendían pleitesía a ciegas y otros sencillamente negaban su existencia, pero para él era mejor que ni le pararan, así él mismo podía hacer las cosas que él siempre hacía para desviar a los humanos del camino del bien.

El caso es que apareció frente al mismísimo, este último lo vio y le preguntó qué hacía allí, el cachúo le contestó que estaba cansado de repetir la historia, la misma historia que había sido modificada, recortada y cambiada para la conveniencias de ciertas autoridades que habían hecho el negocio de la dominación y el control de las mentes débiles e impresionables, que estaba cansado de toda esta mierda, desde mucho antes de que al ser estigmatizado como el ángel rebelde, fue expulsado del cielo por solo querer ser como el único y el inigualable, que era momento de él tomar el control, como él leyó en las profecías antiguas, esas lecturas prohibidas incluso para los mismos ángeles.

Así que el mismísimo Dios vino y le dijo que ya que quería retarlo, pues sería bueno hacer la batalla de las batallas, esa misma que por los años y siglos habían publicitado en muchas historias y relatos, era el momento de la pelea final, así que ante los ojos de la humanidad, aparecieron…

De la parte de arriba, muchos ángeles, comandados por los mismísimos arcángeles armados hasta los dientes, eran varios, unos cuantos, del lado de abajo, muchos, pero muchísimos demonios, millones deberíamos decir, igual Dios los vio y vio como todos los demonios iban al ataque hacia los ángeles, no parecía estar muy preocupado.

Es que a pesar de estar en desventaja numérica, los ángeles y sobretodo los arcángeles, eran demasiado poderosos para los demonios que eran regresados con una gran facilidad al infierno, caían por cientos, miles y decenas de miles, todo ante la mirada del diablo, que como cosa extraña no parecía estar demasiado preocupado por la gran cantidad de bajas que tenía en sus filas, cuando los arcángeles empezaron a avanzar hacia los predios de Lucifer para buscar darle su merecido, este muchacho, el que estaba a su diestra recibió las palabras de su padre… este es el momento hijo mío, es momento de rescribir la historia.

Se encontraba a la diestra de su padre, no parecía hacer mucho allí, pero bastó que el se pusiera de pie y sacara de su traje un libro para que el mismísimo chivuo empezara a preocuparse, había reconocido el libro, era la unión del libro negro y el libro blanco, uniendo el poder del bien y el mal, el muchacho escogió la página correcta y empezó a declamar en idioma muerto e inentendible, el mismisímo Dios se puso de pie ante la mirada de todos y lanzó un ataque hacia él, pero los demonios con el mismísimo muchacho, lo detuvieron en seco apenas terminó de hablar los versos que había escogido, el mundo y el cielo empezó a mutar pasando de azul, a rojo y luego casi a negro, además que el aire se hacía muy difícil de respirar por lo denso.

Cuando los ángeles se dieron cuenta, todos los demonios que habían eliminado, empezaron a regresar de las entrañas del averno, iban al ataque de nuevo, y eran repelidos una y otra vez, pero cada vez que el demonio eliminado regresaba parecía ser más fuerte, así que con el pasar el tiempo las bajas de la batalla empezaron a aparecer entre los ángeles que no podían aguantar la pela y la gran cantidad de demonios que iban apareciendo, luego vinieron los arcángeles, cuando el primero de ellos fue atrapado entre unos cuantos demonios y jalado a las flamas eternas del sufrimiento, Dios se empezó a preocupar de verdad.

Pasaron los días, las noches, poco a poco Lucifer empezó a poner la batalla a su favor, Dios estaba empezando a perder el poder, y la humanidad parecía empezar a arrepentirse de haberse arrepentido, los ángeles fueron siendo aniquilados uno por uno y con gran facilidad, luego los arcángeles uno por uno fueron cayendo, hasta que al terminar de caer él último de los arcángeles, ya dios estaba frente a Lucifer… y Dios ya no tenía la lanza del día del juicio, arma que usaría para arrancar el Apocalipsis

Te dije que algún día yo iba a obtener lo que yo merecía…

Pero en ese momento una lanza lo atraviesa de lado a lado, haciendo que Lucifer caiga de rodillas, cuando este se voltea a ver quien lo atacó, se da cuenta… aparte que la lanza que usaron era la lanza del día del juicio

Pero… mi propio hijo… como ha sido posible????

El hijo del cachúo, lo ve y le dijo muy tranquilo… y es que tu creíste que yo me iba a quedar detrás de ti para siempre… que me iba a conformar con verte reinar las flamas por el resto de la eternidad… que yo, quien fui quien consiguió la unión del libro negro con el libro blanco, me iba de quedar de brazos cruzados mientras tu te hacías de sus poderes y los usabas para obtener tu cometido, de verdad te estás pareciendo mucho a él (señalando a Dios) en eso de tenerle fe a los demás… no sabes que eso por estos lados le llaman debilidad????? Patético.

Y justo cuando levantaba la lanza y concentraba todo el poder para aniquilarlos a los dos de un solo golpe y obtener así la victoria perfecta y en el proceso extinguir la humanidad a la cual no le tiene demasiado aprecio, apareció… cómo???? Tú de nuevo?????

 11 14 15

Inciso del escribidor: esto lo tenemos que poner por aquí para medio explicar.

Luego de unos años oscurantistas de la iglesia, donde hubo inquisición, matanzas, corrupción, destrucción y todas esas lindas cosas que la religión dijo que no se debían hacer, parecían que por fin a la iglesia había llegado un mandamás que si podía atraer a los fieles y sanear la credibilidad  perdida a los largo de los siglos, venido de un barrio pobre de uno de los países más desolados, por las guerras y por las plagas, el Padre Andrés se fue haciendo un camino poco a poco en la institución ganándose a las autoridades, con su humildad y su sabiduría creciente, fue por eso que al pasar de los años logró hacerse cardenal y cuando el papá se tuvo que retirar por motivos de salud, era uno de los mayores candidatos a tomar su puesto, lo tenía todo y un poco más, era demasiado cierto para ser verdad.

Por eso el mismísimo diablo, estando ya bastante fastidiado de todas las loas que había cosechado este hombre, decidió tentarlo, a pesar que el libro negro le estaba estableciendo que hiciera lo que hiciera lo dejara quieto, pero como el muchacho es bueno para no hacer caso, obvio que decidió hacerlo el mismo. Lo pensó bastante, cómo podía corromperle el alma, no estaba fácil, porque políticos, presidentes y empresarios intentaron comprarlo y no lo lograron, echó cuentas y iendo para atrás en su vida antes de unirse al sacerdocio, encontró el punto…

Por eso esperó el momento, justo el día anterior a cuando iban a designar el nuevo papa, Andrés se encontraba en su claustro terminando de rezar antes de acostarse a dormir, cuando escuchó un ruido, eso le llamó la atención porque no era costumbre de que la gente se la pasara por allí, por eso salió, escuchó una voz que se le hizo familiar y le movió las entrañas y el alma y todo lo demás, caminó hacia una de las habitaciones… cuando entró un escalofrío le recorrió el espinazo…

Tu??? Magdalena!!!!!!!!

Como la había visto la última vez antes de irse en ese barco camino al seminario, ella no le dio tiempo de decir nada, se le acercó y lo besó, lo siguió besando, lo hizo despojarse de ropas, y lo hizo pecar, pecar carnalmente, una y otra y otra vez más, derramando su semilla en ella en varias ocasiones… ya en la última ocasión fue que Andrés se dio cuenta de la tremenda cagada que había hecho, la vio en una esquina, todavía estaba desnuda, lo vio y con los ojos endemoniados, empezó a reírse de él, había echado a perder la oportunidad, tuvo un momento de debilidad y ese momento había hecho añicos todos los años de esfuerzo que había cultivado.

Por eso así mismo se le fue para encima, le cayó a golpes y buscó de estrangularla, siendo separado de ella por varios monaguillos que no entendieron qué pasó, el padre Andrés intentó suicidarse colgándose por el cinturón en su habitación, pero lo salvaron casi al borde de la muerte, mientras tanto en las instancias de la iglesia, primero atajaron el peo, y lo silenciaron, cuando preguntaron qué se iba a hacer con la mujer??? Salió uno de los catedráticos…

Es parte de la profecía olvidada, déjenla ir, pero ténganla vigilada, su bebe puede ser la clave si las lecturas de la ley llegan a fallar.

 17 19 21

El padre:

Luego de la debacle del padre Andrés termino perdido en una vieja iglesia de un pueblo por el quinto coño en su país, rodeado de pobreza, gente analfabeta, guerrilla y hambre, al padre le costaba bastante poder sembrar el amor a dios en la gente, más cuando ellos estaban más pendiente del dinero y de rendirle cuentas y adoración al Dios Baco, a pesar de todas las dificultades, el padre siguió fuerte en su fe, siguió dando la misa, perdonando los pecados y oficiando, primeras comuniones, confirmaciones y alguna que otra ceremonia de matrimonio, cosa un poco extraña en una región donde el embarazo adolescente campea a sus anchas y las parejas suelen durar lo que dura un peo de culebra.

Pero un día el padre se encontraba oficiando la misa, como siempre en una iglesia llena hasta más no poder de gente que busca en Dios las respuestas que la vida se empeña en negarle, justo cuando estaba oficiando el padre nuestro entró…

Lo llamaban el matador, uno de los guerrilleros más sanguinarios de la región, el padre se había acercado a él con respeto y sin temor, poco a poco lo fue alejando del camino de la violencia y parecía haber cumplido con su cometido de hacerlo un hombre de bien, pero desapareció un par de domingos y a él le extrañó que no apareciera, pues se hizo presente ese domingo, entró y caminó por entre las dos hileras de desvencijados asientos de la iglesia, lo vio a los ojos, se persignó y le pidió perdón, acto seguido le disparó dos veces en el pecho, el padre cayó en el piso en medio de una gritadera y un caos.

Cuando el padre despertó, porque creyó que no iba a despertar, estaba en el hospital, había pasado un par de días inconsciente, luego de una operación un poco más complicada de lo normal, pero estaba vivó, cuando se palpó se daba cuenta que tenía algo a su lado, un libro blanco, sabía de lo que se trataba, porque de él se hablaba a escondidas dentro del seminario, porque el que era sorprendido hablando de eso, era expulsado de inmediato del seminario. Cuando tocó el libro, no sin tener un rato de dudas si debía hacerlo, recordó ese sueño que tuvo entre la vida y la muerte, en donde una voz, le dijo, todo pasa por algo, pero si crees que el plan es como lo leíste en los libros de la ley, estás muy equivocado…

Salió de allí a los dos días, con el libro bajo la mano, supo de todos los acontecimientos que estaban sucediendo, y de todo lo que sucedería, encontró las coordenadas encriptadas en los escritos, debía apresurarse porque estaba como lejos.

 24 28 30

Ella:

Ah Magdalena, no vamos a ahondar mucho en ella, porque no nos interesa, tuvo un embarazo algo complicado y al parir se murió pues, lo que nos lleva a su hija, la que si nos interesa, la llamaremos Katiuska…

Y por qué Katiuska nos interesa??? Bueno, por la sencilla razón que es hija de la unión entre un ser diabólico y uno dotado del bien, ella era la clave según el libro del bien o el libro blanco, que decía entre sus líneas que si el Apocalipsis fallaba y los demonios podían tomar el poder, lo único que podía evitarlo sería que alguien con el mismo poder que Lucifer lo evitara usando la lanza de poder que el mismo siempre llevaba a todos lados.

Claro que eso Katiuska no lo sabía, sus primeros años fueron erráticos, pasando del hogar en hogar de adopción de varios padres, cuando poco a poco se iba haciendo mujer, hubieron muchos problemas, tu sabes, casas pobres, madrastras envidiosas de la infernal belleza de la chica, padres lujuriosos que veían a la muchacha mucho más como mujer que cómo hijastra, eso si se armó tremendo lío.

Hasta que en una de esas depresiones que le solían dar cuando las cosas se le ponían bien feas, se encontraba sola en un rancho decadente, cuando se iba a acostar a dormir, apareció el padrastro, curdo como siempre, y cuando el padrastro se ponía curdo, iba a ir por ella, la madrastra no podía evitarlo, porque si lo intentaba la molía a golpes, entró a la habitación, ella esta vez se había ocupado de prepararlo todo, apenas sentía que él se acercaba ella movía la mano dentro de la almohada y agarraba el cuchillo por el mango, cuando él la puso boca a arriba para quitarle el camisón ella sacó el cuchillo….

Tres semanas después de ese día, se encontraba todavía en la correccional de menores, metida en una celda de aislamiento, porque se había liado a golpes varias veces con varias muchachas que querían ablandar a la nueva y ella no se dejaba, tenía esos sueños locos y un poco jalados por los pelos, aunque poco a poco iba armando más o menos la historia en pedazos que había pasado en su subconsciente desde que más o menos tenía uso de razón, ese día se despertó y algo parecía haber cambiado, pasó una muchacha y le dijo que le tenía un regalo, que como iba a estar muy sola, le trajo algo para la lectura, el libro de tapa negra cayó dentro de su celda, ella lo reconoció en sus sueños, lo tomó y empezó a leerlo, de corrido, con gran concentración, poco a poco las piezas que tenía en su mente empezaron a caer, a armarse y acoplarse con gran facilidad, lo leía de forma desordenada porque su fuerte nunca ha sido la atención, pero parecía saber que parte leer y que partes no…

Hasta que leyó las partes más importantes que necesitaba saber, encontró la declamación de los versos, empezó a leer en voz alta y justo en ese momento todo empezó a volar en pedazos, cuando se dio cuenta estaba libre y empezó a caminar hacia el sitio donde sabía los encontraría a todos, todos los que vio en ese dibujo que tenía en unas páginas y que luego empezaron a arder hasta hacerse cenizas.

 31 33 35

Aja, luego de este inciso, sigamos.

El hijo  de Lucifer escuchó las palabras a sus espaldas y sintió que su poder empezó a decaer, el rezo del enclaustramiento del demonio, el mismo que usaron para detener a su padre para luego expulsarlo del cielo, pero cómo???? si es imposible!!! Cuando se volteó se dio cuenta… era el mismísimo padre Andrés que con el libro blanco en la mano y en la página correcta declamaba la oración sin pausas y sin dudas, poco a poco el dominio de la situación del hijo fue mermando, el demonio reconoció al padre y el padre lo reconoció a él, con la mirada le dijo que no se haga que luego ellos dos tendrán asuntos que atender.

Pero el hijo de lucifer todavía tenía una carta bajo la manga, y la uso sin ninguna duda, cuando iba a decir el padre Andrés los últimos dos versos de la oración, cuando el padre fue a hablar, por arte de magia las letras se desaparecieron, no pudo terminar la oración y el hijo de lucifer tomó el control del nuevo, de un solo golpe anuló al padre Andrés, pensó en matarlo, pero le gustaba mejor que viera en primera fila lo inevitable de su victoria, por eso decidió regresar a terminar lo que había empezado, claro unos segundos después tanto Lucifer como Dios ya había recobrado fuerzas y decidieron enfrentarlo, igual no duró mucho, porque de un solo golpe a los dos los hirió superficialmente, cayendo de ambos gotas de sangre, pocas pero suficientes.

Cuando el hijo de Lucifer reincorporó a la pelea, y le arrebató el libro blanco al Padre Andrés para evitar que otro intentara encerrarlo, sintió que había otra persona y esta tenía el libro negro, se volteó, allí estaba Katiuska que tenía el libro negro en la mano, se le acercó y le dijo que si no era mucha molestia que le entregara ese libro, si todavía tenía amor por su vida, ella le sonrió y se lo entregó sin mucha resistencia, buena chica le dijo, antes de agarrarla con las garras y besarla a la fuerza, ella casi se ahogó con el aliento fétido del hijo, pero cuando cayó al suelo, se dio cuenta, tenía las gotas de sangre de ambos cerca de donde pudiera tocarlas, apenas lo hizo sintió todo su poder, se podrán imaginar cuando se llevó las gotas a la boca.

Luego de que el hijo de Lucifer uniera los dos libros y multiplicara su poder, decidió hacerle a ambos el encierro, que le habían hecho a su padre para expulsarlo, sin embargo entre lucifer y dios lograron quitarle la espada y el libro cayendo al piso, el libro le cayó en las manos al padre Andrés, el hijo lo agarró, le exigió que le entregara eso.

Pero Katiuska quedó cerca de la lanza, la vio de reojo y sin dudar la tomó ante el asombro de todos, el hijo cuando se dio cuenta que ella había tomado la lanza del día del juicio, ya estaba muy cerca de él, ella si no falló, le llegó rápido y le asestó un solo golpe en todo el medio del pecho y el hijo de lucifer cayó de rodillas ante ella, intentó preguntar cómo?, cuándo???, por qué?? Ella solo dijo que son cosas de familia… nada personal hermano, es que tu padre, como muchos hombres, tiene la puta mala costumbre de dejar hijos regados por ahí, por aquí y por allá, y como dicen por allì el karma es una vaina muy arrecha vale…

Se acercó al padre Andrés, que por cierto es su padre, le quitó el libro de las manos y le dijo que se lo pediría prestado unos minutos, ya se lo devolvería, abrió el libro, empezó a declamar la oración y esta vez si la completó, el hijo de Lucifer se fue para abajo encerrado por un buen rato con el recuerdo de la mirada de su hermana viéndolo a los ojos como diciéndole ten cuidado conmigo que yo lo que soy es mala papa…

Luego de eso cerró el libro, se lo entregó al padre Andrés y le dijo que lo cuidara mucho, no es cosa que estos volvieran a intentar volver a la tierra, vio a Lucifer y a Dios, les dijo que esperaba que esta vez aprendieran la lección y no fueran tan soberbios, de allí se perdió un rato.

 34 36 38

Luego de eso, todo volvió a la normalidad, el Apocalipsis ya no sucedería de momento, la humanidad con el arrepentimiento masivo, se ganó unos siglos de prórroga y la posibilidad de seguir haciendo y deshaciendo, por lo menos hasta que la naturaleza se canse y decida tomar partido por sus manos.

Dios y el diablo siguen en su pica particular, como cosa rara no pueden hacer que los humanos pequen o se arrepientan, solo lo que puede hacer es sugestionar y sugerir hecho los locos, allá el humano que haga caso y decida tomar el camino.

Mientras tanto Katiuska y su padre, tomaron caminos juntos, andan por aquí y por allá, Andrés dejó la iglesia, porque hace rato que esa vaina no le da las respuestas que él busca, sobretodo ese Dios mío, por qué me has abandonado?? Que ya no le interesa, a lo mejor busca una mujer para casarse y retomar la vida mundana, consejo que le dio Katiuska que anda por aquí y por allá guardando bajo su cuidado los libros blanco y negro, en conjunto con la lanza del día del juicio, uno nunca sabe cuando puede hacer falta darle una lección a alguien… ya sea humano, Dios o demonio.

 39 37 42 41

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: