ESTE ES UN RETAZO DE POST SUCIAMENTE SUMERGIDO EN AGUA SALADA

Aquí vamos…

 01 02 03

Randolfo, el padre de la familia se encontraba burda de dormido y lejos de su ubicación física en su casa y su cama, estaba muy concentrado y feliz disfrutando como poseso, soñando muy sabrosamente que estaba en un cuarto de un hotel de lujo en una piscina de champaña, haciéndole cosas sexualmente ricas a la pasante que empezó esa semana en la empresa y que solo le ha hablado un par de veces a pesar de tenerla en frente y que está demasiado ricarda, cuando sintió unos golpes en el pecho y una vocecita de niña que le taladraba el oído, la escena de él penetrando entre gemidos cada vez más estridentes y empezando a montar a la muchacha, que más bien podría ser su hija, se diluyó ante los insistentes gritos de su hija que ya había despertado a su madre y le decía una y otra vez… mientras montado encima de él lo agarra por la piyama para despertarlo.

Papi la playa, papi papi la playa vamos que lo dijiste.

Con un gruñido el padre dio muestras que se había despertado, pero estaba de mal humor mientras veía por un ojo entreabierto que el reloj despertador estaba marcando las 5:48 de la madrugada, había pasado una semana medio ladilla, y para más ñapa no le habían pagado un bono que quería para hacer unas cosas para él, pero más se ladilló cuando se acordó de cuando hace unas semanas viendo que sus hijos tenían un promedio de notas mediocre, decidió prometerles algo para que se animara, un premio si los hijos aumentaban sus notas, de pana el padre no esperaba que los hijos subieran su promedio, pero el hijo mayor con 17 y la hija con 16, fueron una sorpresa agradable por un lado y desagradable por el otro, es que esta juventud, solo le echa bolas cuando hay premios de por medio.

Igual la salida no fue tan rápida como se creyó, los hijos que estaban pendientes de la playa, todavía estaban dormidos, el padre como buena venganza mandó a la carajita menor a despertarlos, no pudo dejar de sonreír, mientras veía a sus hijos salir con cara de perro con hambre, cuando Randolfo empezó a buscar los trajes de baño para ver cuál se iba a poner vio a su esposa desnuda mientras escogía el suyo, de pana nunca se había sentido tan patético, antes se veían bien, cuando estaban de novios se iban para la playa casi los fines de semana y la pasaban muy bien, pero el principio del fin vino ese fin de semana cuando las ganas y la playa se juntaron y metidos en una carpa pues mandaron a encargar sin saberlo al primer muchacho, ahí fue el principio del fin de la felicidad.

Randolfo pensaba esas tres últimas palabras, cuando su esposa llamada Guillermina le preguntó cuál traje le quedaba mejor, uno rojo o uno con rayas, con los dos la mujer se veía igualita, pero por no dejar, le dijo que el traje de baño rojo, ella le dio las gracias, para al final ponerse el traje de baño de rayas. Es que su mujer siempre ha sido muy mala para seguir los consejos.

 08 10 12

La salida a la playa, fue como a las 7 y algo de la mañana, mientras acomodaban las cosas en el carro, la madre hacía unos sanduches, aunque Randolfo el había dicho que no valía la pena hacerlos porque los carajitos siempre se antojan de comer pescado frito en la playa, aunque nunca lo comen en la casa, además de chucherías a sobreprecio, la carajita que estaba ladilla porque nada le lucía bien y no se sentía linda para ir a la playa por un peo mental con una amiguita ahí, el chamo que estaba más pegado a su teléfono celular que ayudando con su padre, que además obvio ya había puesto en sus redes sociales que se iba para la playa. Y bueno en la salida había que pasar por un cajero para sacar los reales a gastar en el camino, pero como hubo una caída de plataforma en varios bancos, menos en el de Randolfo, pudo sacar plata, pero una cola medio mamarrúa de dos horas hizo que se encaminaran a la playa cerca de las 9:30 de la mañana, todos estaban no de muy buen humor y casi se van para la casa, pero la carajita dijo que ella quería ir a la playa, Randolfo pensó que la niñez era una época muy inocente, mientras el carro de la familia de Randolfo empezaba a incorporarse en la autopista, que estaba hecha una serpiente de metal, vidrio y caucho con gente adentro, porque tenemos que hacer la acotación, la familia se va a la playa en medio de un asueto, donde todo el mundo decide que lo mejor que puede hacer es irse en cambote a la playa a sufrir roncha en banda y montar el paro de pasarla muy bien.

La familia de Randolfo terminó llegando a la playa más o menos cerca de las 12 del mediodía, un par de accidentados en el camino, algunas alcabalas que ponían más lento el camino, que pasaban por las playas y estaban hasta los tuétanos de gente tanto en la arena como en el agua, hicieron pensar a todos menos a la carajita que no era una buena idea ir a la playa en esos momentos, pero lograron llegar a una playa decente, que todavía no estaba muy full, dejaron el carro bien cuidaíto en un estacionamiento que no tiene techo y con un sol mamarrúo, bajaron las cosas y empezaron a caminar a la playa, la carajita salió corriendo a la playa como corredor de 100 metros planos, la madre le pegó un grito arrecha que si no se achantaba le iba a dar unos cuerazos, al final se detuvo en frente de la parada de las camionetas por puesto que llegaba a esa playa y vio a la chica sonriente que iba con el novio bajándose del bus para agarrar el mismo camino que ellos…

 14 17 19

Primer Inciso del escribidor, esto se viene es así bebe…

Mi personaje, que se parece mucho a mi, no le gusta mucho la playa, no tiene nada en contra de ella, pero las veces que va, sencillamente no se baña en la playa, se llega con la familia, hacen parrilla, beben curda y la pasan bien, pero mi personaje no le interesa mojarse, solo pasarla bien en la seguridad de la arena, no porque el agua sea peligrosa, sino porque le da ladilla subir mojado y bien quemado a la ciudad, ah y por si acaso mi personaje como yo, es metalero, ya tienen una idea de porqué menos le atrae ir a la playa es que metal extremo y playa no suelen ir de la mano.

Pero en esta ocasión está en el terminal de pasajeros, estaban unas amigas, con sus novios, algunas chicas solas con algunos amigos, como 10 o 12 personas y él, el decimotercero, que no tenía nada que pintar allí, pero una amiga le pidió que por favor fuera y la acompañara, luego de varias pedidas, el muchacho aceptó, pero no iba a ir, no pudo evitarlo porque lo llamaron bien temprano para despertarlo, que iba a ir a la playa. Ya estaba atrapado, como pudo se vistió y se lanzó para allá, fue el último que llegó, la amiga lo recibió con un abrazo, luego de eso, vio a los demás y de pana mi personaje se sintió muy fuera de lugar, pero como yo, ya se había como acostumbrado, vestía su camisa sin mangas de metalero, shores anchos de jeanes con parches y botas como dicta la costumbre, muy distinto a las cholas y shorcitos que eran la ley.

Agarraron los puestos de atrás y siguieron el camino, la cola estaba burrera y a mi personaje le molestaba mucho más la música que había en la camioneta, puras canciones de moda a un volumen obsceno, nada que le gustara, más cuando una chica se puso sabrosona y se puso a bailar con un novio en el pasillo, mientras otras meneaban el bote mientras estaban sentadas o recostadas en las sillas, cuando no se estaban cayendo a besos con el novio y metiéndose mano, todo mientras mi personaje estaba ensimismado en sus pensamientos y pensando en Surf nicaragua, ese tema de metal brutal que algún día esperaba lo acompañara cuando fuera a la playa

Llegaron a la playa y unos novios se encontraron con la carajita, luego de ello empezaron a buscar puesto, encontraron un buen sitio, mientras se acomodaban y empezaban a quitarse la ropa que sobraba que no eran los trajes de baño, mi personaje se acomodó en la silla, vio al vendedor y solo pidió una cava de cerveza, era todo lo que necesitaba…

Pasó el día, entre cervezas y viendo al horizonte del mar, de cuando en cuando veía a la carajas bañándose y besándose con los novios, pensó en que a lo mejor debería ser como ellos y a lo mejor tener una novia a quien querer, esa idea se le pasó cuando vio a una pareja que estaba a unas filas adelantes, que estaban peleando, al parecer el tipo se había ido escapado a la playa con un culo y sabrá Dios como carajo, la mujer los descubrió y le ha zampado una cachetada de padre y señor Cristo, mejor no.

Ya mi personaje lleva como 6 cervezas, ha dado alguna que otra, se ha quitado las botas y la franela, porque el calor en los pies lo tiene loco y decidió ponerse cómodo, más de una vez le han dicho que por favor se eche un baño, obvio que él se niega y decide quedarse cómodo, hasta que la amiga le hace señas que por favor se acerque a la orilla.

Cuando se acerca ve la parte de arriba del bañador de la muchacha, y ella esta un poco hondo en la playa, le pide ayuda para salir y no quiere salir topless porque sería un beta arrecho pues, mi personaje lo duda un poco, pero qué demonios se mete a la playa y se va para lo hondo llevando la parte de arriba en la mano, cuando llega a donde está ella, ella le da las gracias, pero luego le cierra la distancia, lo abraza y lo besa en la boca apasionadamente, ella sonriente le dijo que hasta al fin lo podía tener cerca, él luego de recibir el beso y la sorpresa responde y la abraza, se da cuenta que tiene una parte de arriba de traje de baño, ella entre los besos le dijo que no se de mala vida, que muy pronto ella iba  estar frente de él sin la parte de arriba del traje de baño, y también sin la parte de abajo.

 20 21 23

Luego de este inciso seguimos…

La familia de Randolfo llegó a la playa, le tocó acomodarse en un sitio medio ladilla, pero por lo menos estaba cerca de las duchas y los baños solo por si acaso, consiguieron un hueco donde poner las cosas y un par de sillas, ya que los carajitos apenas llegaron casi se arrancaron la ropa y se lanzaron a meterse al agua, ya por lo menos Randolfo podía descansar un rato, el solo estaba picante, pero la brisa estaba sabrosa, veía a su esposa echarse bronceador y se acordaba de una de las primeras veces que la vio en la playa en ese sexy traje de baño completo echándose bronceador, tu sabes los bikinis todavía no estaban de moda y además pensaba en que se le había pasado la mala mano con su esposa, porque le había dado con todo.

La hija mayor se encontró con unas amiguitas que se había ido a la playa por su cuenta, a eso la madre le dio sospechas, porque ella no está acostumbrada a soltar a su hija en sitios tan lejanos, pero era verdad eran 4 chicas que eran menores de edad que estaban cerca de ellos, por eso se unieron al crew de gente playera, empezaron a echar vaina y a hablar de lo que habla la gente de su edad llena de hormonas, la carajita menor echaba vaina en la orilla del agua mientras hacía figuras y líneas en la arena, mientras el chamo estaba ensimismado como mirando en el horizonte, había visto en las cercanías una chica, era muy linda, estaba como buena y le había llamado la atención como mucho, sobretodo porque cuando salía de la playa, por el agua y el frío se le marcaban unas tetas paraditas y unos pezones demasiado deliciosos que le llegaban al cerebro y hacían que el muchacho se le alborotaran las fantasías, como cuando estaba de pie y de pronto le llega una pelota de esas para jugar en la playa, le dijeron, disculpa me pasas la pelota… cuando se volteó era la muchacha que le quitó la pelota de las manos y lo besó en la boca…

Luego de unos cuantos besos, se lo llevó a uno de los kiosquitos abandonados que estaban del otro lado de la playa, donde luego de besarlo apasionadamente, le bajó el traje de baño, le agarró el falo erecto y luego de jugar con él y manosearlo se lo llevó a la boca y empezó a mamárselo lentamente mientras le acariciaba las bolas lentamente, haciendo que el muchacho cerrara los ojos y se dejara hacer, la boca caliente de la muchacha le arropaba el glande y el cuerpo cavernoso del pipe erecto, hasta que ella se incorporó y lo acostó en el suelo primero se le puso encima y con la piernas abiertas le ofreció su vagina abierta y húmeda para que él la lamiera y la chupara con hambre, la lengua le recorría sus adentros y su clítoris con hambre haciéndola gemir y con ello movía más rápido la mano con que le hacía la paja al chico, cuando ya el muchacho se sentía enervar, la muchacha se incorporó y se lo metió lentamente y cuando ya tenía el falo erecto dentro de su feminidad, empezó a moverse lentamente, pero aumentando la intensidad, mientras él le chupaba los pechos y disfrutaba el sabor de sus pezones erectos combinados con el sudor en sus papilas gustativas, lo que lo llevaba a moverse más rápido hasta que acabaron al unísono, quedando abrazados, casi se queda dormida, cuando la voz que le decía disculpa, lo volvió a la realidad, cuando dijo perdón tenía a la muchacha, estaba vestida con el traje de baño, ya no tenía las tetas tan paraditas, le pidió la pelota de regreso y el un poco apenado se disculpó y se la dio, ella se fue a jugar con su novio y él regreso a donde estaba su familia, la chama luego de lanzar la pelota, se volteó, lo vio una milésima de segundos, y luego se encogió de hombros.

 24 26 31

Cuando el muchacho regresó a donde estaban todos, las chicas, léase la hija y sus amigas estaban hablando de todo un poco, pero más que todo de chicos de moda, porque eso era lo que estaba de moda pues y eso era lo que las chicas hacían, hasta que estaban como ladilladas y la hija le dijo a la madre que se iban a dar una vuelta por allí, la madre no es que estuviera muy de acuerdo, pero el bullicio de esas carajitas la tenía loca y ya Randolfo le iba a decir que las corriera de allí un rato que le daba dolor de cabeza escuchar esas mini urracas parlanchinas.

Las muchachas se fueron a las rocas donde estaban viendo a unos chamos que estaban por allí lanzándose clavados de la parte de las rocas a la parte honda, ellas no se atrevieron a lanzarse de clavados, porque no sabían nadar, pero estaban relajadas viendo a los chamos lanzarse clavados, alguno que otro estaba como bueno, pero hasta allí, cuando se iban a ir a otro lado, vieron al típico chamo que toma fotos en la playa, decidieron tomarse unas fotos, primero juntas y luego separadas, cada una se tomó una foto con esas típicas poses queriendo ser sexys y coquetas, el chamo dijo que no había problemas que si no le gustaban se repetían y así estuvieron un rato al final pagaron varias y se fueron al agua, mientras el fotógrafo pasaba  a otra memoria las fotos que no compraron, para disfrutarlas en la soledad de su hogar imaginando a las muchachas en fantasías sexuales de posesión tortura y quien sabe que otras cosas censurables, y pensando en posibles planes para llegar un poco más lejos para llevarlas a la realidad, a lo mejor algún día haremos ese cuento. Lo piensa mientras el muchacho luego de masturbarse frenéticamente y acabar mientras ve las fotos se voltea y ve a una chica en traje de baño, la cual está amarrada y amordazada para que no pidiera auxilio.

Las muchachas se metieron en el agua y empezaron a nadar por aquí y por allá, bueno intentaron nadar, porque no es que supieran, como cosa rara una de las muchachas intentó llegar un poco más lejos de lo conveniente y para más ñapa le dio un calambre en un pierna por eso empezó a hundirse, pidiendo auxilio buscaba el rescate, el cual vino de uno de los muchachos que hacía clavados, llegó muy rápidamente a donde estaba ella, la rescató y la llevó a la orilla, donde la esperaba un poco de gente y Guillermina que pensó que la que se estaba ahogando era su hija, menos mal que no, al final el crew se hizo más grande con los muchachos que se quedaron con las amigas compartiendo la playa y Guillermina aprovechó para darles los emparedados y comieran para compartir, ya la rescatada un rato mas tarde le agradeció el gesto su héroe con unos besos muy apasionados y otras cosas más que la hija de Guillermina se enteró cuando estaban en el colegio el lunes, fue algo que la sonrojó.

 33 35 37

Tenemos otro inciso del escribidor, que se viene así.

La muchacha se había ido de rumba toda la noche y por eso estaba enratonada y amanecida, por eso el despertador le estaba taladrando el cerebro que jode, combinado con un dolor de cabeza demasiado arrecho, en esas ocasiones se pasa todo el día acostada y durmiendo, pero en un momento se dio cuenta, hoy era el día, tenía que llegarse a la playa rápido, sus profecías y sus sueños se lo habían advertido, y ella era la única que podía detenerlo.

Por eso unas horas después estaba caminando a la playa, se encontró un poco de conservacionistas y algunos conservadores que estaban protestando una cosa ahí que ella no entendió, los pasó, encontró a un grupo de chicos sabrosones que suelen ser demasiado atacones y como ella estaba como buena, más ahora que estaba encaminada a la primera playa nudista de la región, se podrán imaginar.

Pasó los puntos de control y se colocó en un sitio relajada, al llegar se puso cómoda y primero fue top less y luego cuando vio que a su alrededor estaba todo el mundo desnudo, pero cada uno en su asunto, vio cuerpos imperfectos, pero tranquilos y relajados además de contentos, se relajó un poco más y decidió quitarse la parte de abajo del traje de baño, quedando desnuda, sintió un poco de incomodidad con el roce de sus partes con la arena, pero luego se acostumbró, decidió acostarse boca arriba para broncearse un poco.

Como todavía estaba amanecida, se estaba quedando dormida, cuando un escándalo la despertó, eran unos conservadores que estaban protestando y se metieron a la playa nudista para que la gente dejara de andar desnuda por allí, porque era una inmoralidad, la muchacha se puso de pie con pesadez y aún con el sueño en la cara, sintió que le estaban poniendo un trapo para taparla y que le decían algo, cuando detrás de la jeva que le estaba diciendo cosas que no entendía, la vio.

Una soberana ola de una altura impresionante, estaba jalando toda el agua de la playa y se encaminaba a toda velocidad hacia ella, la muchacha solo señaló hacia la gran ola, la gente la vio y se volvió loca a correr en todas direcciones, los conservadores decían que el nudismo había desatado la ira de Dios y que había decidido activar el fin del mundo.

La muchacha empezó a caminar hacia la ola que iba directo hacia ella, se puso un poco más delante de la orilla y abrió los brazos, con los ojos cerrados empezó a decir cosas que nadie entendió más que todo porque nadie la estaba oyendo, en el espacio que hizo entre sus brazos y el pecho se armó una bola de energía considerable que en un momento ella abrió los ojos y lanzó a la base de la ola, cuando entró a la ola, abrió las manos, una explosión hizo que la ola de deshiciera  antes de llegar a la playa, lo que llegó fue una especie de lluvia que la mojó completa la playa volvió a su normalidad ante la mirada asombrada de todos.

La chica luego de recibir su baño se sintió como renovada, se acordó que tenía cosas pendientes por hacer y por eso decidió irse de nuevo a la ciudad a hacer unas diligencias, pero esa cosa de ir a las playas nudistas, lo iba a tomar para hacerlo más seguido, lo sentía como una vaina liberadora.

 38 41 43

Luego de este otro inciso sigamos.

Y bueno ya eran las 4:55 de la tarde era momento de regresar a la incivilización, empezaron a recoger las cosas para llevarlas al carro, la muchachita no se quería ir todavía porque la había pasado muy bien, mientras que Randolfo solo se metió un par de veces a refrescarse, su mujer lo secundó, pero igual tenían que volver rápido porque los hijos no estaban pendiente de nada y en la internet abundaban los cuentos de los ladrones que en un descuido desplumaban a cualquiera que estuviera pagando y guindando.

Cuando llegaron al estacionamiento el carro de la familia estaba entre par de megas camionetas enormes, por lo que hubo que esperar un poco para poder salir, cuando arrancaron en camino se incorporaron a la mega cola de regreso, donde se veían los buses llenos de gente ya remamada de un día completo con un solo burrero, gente que iba en moto con dos, tres y hasta cuatro personas en una sola moto y obvio una orgía de sonidos hecha por los repros de camionetas, autobuses y carros que todavía querían seguir la fiesta, menos mal que la familia de Randolfo estaba ya camino a su casa, pasaron por una venta de pollos y compraron la cena, llegaron se bañaron y a dormir, o lo que pudieron porque esa piel bien quemada necesitó un pocotón de crema humectante y unos masajes, había que descansar porque al día siguiente había que ir a trabajar, donde sus compañeros de trabajo le preguntaron si había ido a la playa, como si no se notara, igual dijo que si, y cuando le preguntaron como estuvo eso, el pensando que la época de la playa solo era buena cuando uno era chamo, que toda mierda está cara y que él está muy viejo para la gracia, y que solo iría si la pasante lo invitara a una playa nudista, aunque pensándolo bien, no!, solo atina a decir… la playa??? Del carajo chamo, tu sabes como es… y tú??? Yo en la piscina del club chamo, también del carajo… (puede que esto continué)

 44 45 47

Side bonus… la muchacha estaba muy ensimismada en sus pensamientos y sus recuerdos, en el mundo que ella conoce, todo lleno de basura y contaminación, que hizo la vida en el planeta casi imposible, recluyéndose en civilizaciones artificiales y cancerígenas buscando la supervivencia o por lo menos conseguir un poco más de tiempo en el planeta, que ya estaba a punto de implosionar y terminar con todo, cuando el cielo se le puso rojo con negro y la gente empezó a morirse intoxicada rápidamente se vino para acá, el tiempo justo y exacto.

Se salió de sus pensamientos con un lloriqueo, a un chamo que había botado un papel, vino la madre y le dio un par de cuerazos, el chamo salió corriendo y llorando justo en su dirección, ella lo vio y lo atajó, le sonrió y el chamo luego de verla sonreírle se detuvo y dejó de llorar un rato, con la misma sonrisa le secó las lágrimas y le dijo que no debía botar la basura por allí, que eso es malo, que por favor no lo haga y ella se lo va a agradecer, el chamo medio hipeando pero más calmado le dijo que está bien que él lo haría así, ella le dio un beso en la frente, antes que apareciera la madre y se lo llevara… qué te he dicho sobre estar hablando con extraños carajito del coño…

La muchacha vio la escena y solo pensaba que a veces las madres son las únicas culpables que los carajitos no sirvan para media mierda, en ese momento un rayo estremeció el ambiente y puso a la gente en susto, ella sonrió, eso quiere decir que había cambiado el curso de la historia para bien, y ya no tendría que dinamitar la fábrica enorme esa que es la causa de la contaminación mundial.

Pasó un vendedor, le pidió una cerveza, cuando la recibió se la tomó casi de un solo golpe, no sin antes brindar con el horizonte, luego de eso, se metió al mar y se fue nadando hasta que el mar se la tragó, o ella desapareció… camino a casa mi amor… porque no hay lugar como el hogar.

49 50 51

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: