NOS VIMOS… BEAST OF NO NATION

best

“si la guerra algún día termina, jamás volveré a hacer cosas de niño”

Ay coño vale…

Existen películas que son un verdadero lacreo, que no por ser buenas, sino porque te muestran una lado de la realidad que uno creìa que estaba superado, estamos hablando de la barbarie, el salvajismo, esas cosas que uno cree que se habían dejado en la edad de piedra, pero para nuestra no suerte, todavía existen.

Y más en continentes como áfrica, donde hay tantos países, tantos con conflictos armados, donde los muertos salen en cantidades industriales y donde las historias a veces acongojan por lo ultraviolentas que se ponen, para muestra tenemos películas como Diamante de Sangre, o esta.

Tenemos a un chamo llamado Agu, el cual vive tranquilamente en un pueblo de un país africano medio afectado por la guerra, su mundo será fuertemente trastocado cuando caiga en las manos de la misma y del Comandante, un rebelde de esos que no come cuento y que le dará una buena lección al muchacho de cómo es el negocio de la guerra, donde la humanidad y la educación sencillamente sobran…

La historia está contada desde el punto de vista de Agu, un impagable e impresionante Abraham Attah, el cual te muestra su viaje desde la vida sencilla que tenía con su familia hasta su descenso a los infiernos sin salivita, con escenas brutalìsimas donde a veces provoca quitar la mirada, sobretodo la del puente, el pana te muestra cómo tuvo que hacer para sobrevivir en medio de tanta ultraviolencia, comentando todo, incluso su relación con el comandante (un Idris Elba demasiado criminal), que nunca supo si quiso ser su padre o él buscaba un guardaespaldas demasiado fiel que no lo fuera a tumbar, mientras el pana se mantiene a flote gracias a un convivito llamado Strika (un Emmanuelle Nii Adom Quaye que también se lacreó que jode) que será su costilla y su base de apoyo durante un buen rato.

Lo decimos una bicha ultraviolenta, de esas que se ponen incómodas por un rato, de seguro, le dara por lo menos unas nominaciones de oscar, harán que algún que otro piense, pero de seguro no cambiará las cosas, porque para que sepan, los reclutamientos de niños para conflictos bélicos, siguen sucediendo, aquí y allá y más allá, solo para que sepan pues…

Ahí te lo dejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: