PENSANDO UN POCO EN… BOWIE

bowie

Oh shit…

Se suponía que la semana iba a arrancar bien, tu sabes todavía vacaciones algo de vagancia y demás, pero apenas uno entró en Internet, fue una conmoción… qué??? No????

Porque el niño David Bowie, osea acababa de sacar disco, había hecho un video demasiado lacra, está bien, que no salía mucho, pero es que desde que le había dado el infarto hace unos años decidió ponerse a componer y hacer discos en vez de desgastarse en viajes y conciertos por todo el mundo, porque estaba claro que no estaba pa esos trotes, no todos quieren morir montados en el escenario.

Hablar de Bowie puede parecerse fácil, total ya al día de hoy todo el mundo lo ha hecho, han reseñado su carrera, tanto de música (Ziggy Stardust?) como de cine (Laberino, La última tentación de Cristo, The Prestige), lo han alabado, todos lo han recordado y ya están montando un merecido concierto homenaje, todos lo recuerdan con cariño, muchos lo lloran, porque el pana desde Marilyn Manson, pasando por The Cure, pasando por Depeche Mode, por cuanta banda pop seria y new age, de los 80 le debe a este man, por no hablar de toda la movida glam rock de la época de los 80 de la cual fue padre y que cuando estaba en su máximo glamour estaba haciendo otra cosa diametralmente opuesta, porque esa es una cosa que siempre tuvo el muchacho, cuando muchos encontraban una fórmula música y la exprimían hasta sacarle todo el jugo, para luego seguirle exprimiendo, el Bowie se sacaba de la manga unas vueltas de tuerca que dejaba a la gente medio turuleca, a lo mejor era parte de su encanto, eso de hacerte mover los cimientos para que abras la mente no lo hace todo el mundo, ese es el legado que deja, esa vaina de llevar las cosas un poco más de lo que las fronteras cerradas de mucha gente no dejan ver más allá. Y más ahora cuando las fórmulas exitosas son explotadas una y otra vez dejando los riesgos a un lado. Pero a nosotros no se nos hace tan fácil hacerlo, porque no somos fans de Bowie, pero lo bueno es que al ver el legado del muchacho con la frialdad que los fans a muerte hace rato no tienen, se nos hace mucho más fácil quitarnos el sombrero ante él: cambiante, inquieto, camaleónico, genio, loco, fashion, divertido, andrógino, elegante, arriesgado y también algo locote, pero es que todos los genios algo de loco tienen que tener

Y bueno, la muerte de Bowie, sumado a la muerte de gente como Lemmy entre otros como Gustavo Cerati (otro que de seguro de oyó al Bowie en su juventud) es un incómodo recordatorio de que los años no están pasando en vano, menos en estos tiempos donde vamos a 220 y con nitro entre responsabilidades y mariqueras que nos quitan la vista del norte, una época maravillosa e irrepetible, por las circunstancias que la rodearon entre muchas otras cosas, se está desapareciendo como muy deprisa sin siquiera darnos el chance de despedirnos y ya la nostalgia se nos está quedando como corta por no hablar de insuficiente, eso nos inquieta, igual el problema de que nuestros ídolos se vayan al otro lado, es que nos recuerdan de forma algo como muy incómoda que nos estamos haciendo viejos y que pronto iremos para esa. Y lo más arrecho, cayendo en el olvido, porque esta generación de ahorita… tiene una memoria demasiado piche vale, por no hablar del irrespeto a las leyendas, como si solo lo de ellos es lo mejor.

Bueno David, solo podemos decirte… muy buen viaje para marte, regresas a casa y te deseamos lo mejor mientras recordamos todas las veces en que podemos ser héroes… aunque sea por un solo día.

Llévatelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: