RETAZO DE POST PERVERSAMENTE AFILADO Y MORTALMENTE PRECISO

Esto se viene es así…

0103

No podemos decir a ciencia cierta, cuando exactamente a Jennifer se le vino esa afición un poco obsesiva por la arquería, digamos que la vio en una película de esas medio malazas y bien taquilleras donde uno de los héroes era bueno con el arco y la flecha y con un tiro que muchos podríamos calificar como mojonero, mató al malo, salvó a su amor y el reino que defendía en el interín, el caso es que Jennifer empezó a agarrarle interés a esa actividad, primero se puso a buscar muchas historias donde el arco y la flecha tuvieran participación y más que todo protagonismo, tu sabes desde sus inicios en el oriente, su auge en la caza por Europa y obvio la leyenda de las Amazonas, las chicas esas que cazaban y eran capaces de mutilarse un pecho para poder manejar el arco más cómodamente pues, y luego cuando se enteró que había una actividad deportiva para practicarla, pues se empeñó a meterse a intentar practicar el arco y flecha. Obvio que sus padres no estaban muy de acuerdo con eso, por pensar que eso no era muy femenino que digamos, por eso podemos decir que en lenguaje científico ni le pararon bola a pesar de su insitencia, por lo que luego de decidirse y ponerse las pilas, pues tuvo que ir ella misma a la villa deportiva al otro lado de la ciudad a averiguar esa vaina.

Obvio que no estuvo fácil, porque le costó que jode llegar a la villa, que estaba bien botada para el carajo, nadie le quería atender, porque era muy chamita, y al final se metió coleada, con la excusa de que era una familiar de uno de los atletas, así se pudo meter y entró a la villa deportiva, no hubiera pasado de allí sin nada que contar, sino fuera por…

La muchacha pasó por los pasillos y los baños, estuvo en varias instalaciones, y se encontró que había una práctica de atletas de arco y flecha, ella obvio que se fue para allá a ver la actividad, estaban unos 5 o 7 chicos, primero empezaron a trabajar el arco, con la elasticidad del mismo y las cuerdas, el agarre de la flecha para medir y apuntar, estuvieron un rato con el arco y flecha armados y listos, pero sin disparar, y bueno llegó el momento en que los arqueros empezaron a disparar uno a uno al mismo blanco, se quedó emocionada y muy concentrada en el momento en que iban a soltar la flecha, en ese momento las palabras “qué haces aquí?? Te dije que no podías pasar” le sacaron de la concentración, un guardia la agarró un poco fuerte por un brazo lastimándola y ella gritó de dolor y eso hizo que el ejercicio fuera interrumpido, para arrechera del instructor, que se acercó, y de forma un poco extraña mandó a correr al guardia, pero algo le hizo hacer que la muchacha se pudiera quedar y viera el ejercicio.

Vio los arqueros apuntar y disparar uno a uno, dos flechas a los lados del medio, una que estaba casi en el medio y otra que parecía haberle dado en el mismo sitio, cuando estuvieron a punto de decretar el ganador al segundo, la muchacha se le salió que no, que no le dio a la flecha, el instructor la vio algo incrédulo, y le preguntó si estaba segura de lo que decía, ella dijo que si, que podía acercarse, por eso fue con el instructor y de allí se fueron a donde estaban los blancos, allí lo vieron las flechas casi una montada encima de la otra, solo que la segunda rompió por un lado la primera y pareció atravesarla, pero no fue así, el instructor le vio y le preguntó qué demonios hacía ella allí, cuando ella le contestó, el instructor la vio con más incredulidad, le dijo que era mejor que fuera a casa… que luego iría él para hablar con sus padres, porque tenía un extraño presentimiento con ella. Tu sabes del tipo que nada sería lo mismo a partir de ese momento.

040609

Jennifer se encuentra en un pequeño cuarto, está sola, respirando profunda y lentamente, metida y concentrada con sus pensamientos y un mini reproductor que le está sonando Queen, su música favorita, la que le relaja y le prepara para cuanto desafío se le haya presentado, así siempre ha sido desde que empezó con esto, y así sigue siendo hasta ese momento demasiado importante y que partirá aguas como se debe en esta historia… pero qué historia??? Ah claro recapitulemos.

El instructor al final se fue a casa de Jennifer a hablar con sus padres, para pedirle la posibilidad de entrenar a la muchacha con el arco y la flecha, al principio los padres no estaban muy contentos con esa propuesta, pero vino el instructor y se la jugó bien, le dijo que el arco y la flecha eran disciplinas que requerían mucha concentración, foco y disciplina, además de práctica, que sería una actividad extra curricular que podría mantener ocupada a su hija y lejos de otras distracciones que sembraban la mente de los jóvenes de otras cosas no tan convenientes, y como Jennifer se notaba muy emocionada y con deseo de esa actividad, al final los padres aceptaron.

Claro los inicios no fueron nada fáciles, la muchacha no tenía los implementos para la práctica y esas cosas no eran nada baratas, por lo que tuvo que empezar con implementos prestados y a veces caseros del tipo rústico, y bueno esa desventaja el instructor no la tuvo mucho en cuenta porque la ponía a practicar como si fuera una integrante oficial del equipo, sin siquiera que este le parara mucho, además las prácticas eran incesantes, lo que no le dejaba mucho tiempo libre, solo el necesario para estudiar.

Claro cuando tu mente es joven y adolescente, te quieres divertir y pasarla bien, eso chocó más y más frecuentemente con las prácticas de arco, empezó a enfrentarse a su instructor y a su familia, porque ella no quería seguir con esto, y estuvo a punto de renunciar, hasta que vino el mismo instructor y la llamó, vio como el instructor lanzó tres flechas y como las tres parecieron  acertarse una detrás de la otra, le preguntó cual flecha atravesó cual, ella vio y sin mucho interés le dijo que la segunda a la primera, el instructor le dijo que tenía el don para llegar lejos en el arco y flecha, esa vista que se da una vez cada millones, que no debería desperdiciarla, que si no lo hace el arco y la flecha serán su vida y la llevaran lejos… mucho más lejos de lo que ella podría imaginar. Que ella tenía la opción, porque llegar lejos no sería fácil, una vida de sacrificios, pero que podría darle algunas buenas recompensas si se compromete con el arte del arco y la flecha, la decisión era de ella, solo de ella.

1013

Y así fue, las clasificatorias regionales del país, los nacionales, los americanos y las clasificatorias a las olimpiadas, en todas las paradas, Jennifer llegaba como una desconocida, la chica exótica que venía de un país que muchos ni sabían donde quedaba, y salía con una muestra de admiración haciendo más de las marcas mínimas solicitadas para clasificar y ganando las rondas de muertes súbita, desgastando a su rival de tanto tiros que casi rayaban la perfección del centro, las medallas empezaron a caer en su hogar, certificados, becas de estudios y hasta patrocinio, todo por el vuelo de una flecha hasta el centro del blanco.

Y por eso Jennifer está en ese cuarto esperando su turno, en la olimpiadas en la modalidad de arco y flecha, estaba esperando su turno para empezar a hacer su talento, solo tuvo que esperar la llamada, solo tenía algo de nervios, porque no había llegado tan lejos y le costaba asimilar, pero solo bastó para que se consiguiera su primer arco rudimentario para la práctica, para que se calmara pelo a pelo.

En ese momento le hicieron la llamada y ella se levantó, caminó hacia el parque deportivo, donde estaban los demás atletas, que esperaban por ver su desempeño, como debía ser cuando eres la niña prodigio del deporte y apareces casi de ninguna parte, salió a la pista y luego de saludar al público caminó hacia su instructor, el cual luego de abrazarla afectuósamente le acomodó todos los implementos necesarios para su turno de demostración y le preguntó si estaba lista, ella dijo que si, que si necesitaba recordar algo, ya sabía lo que tenía que hacer.

Por eso caminó lentamente hacia su punto de partida, se colocó en posición, tomó la flecha y la colocó en el arco, apuntó directo al blanco, respiró, por un segundo se acordó cuando vio los blancos aquella vez en la villa deportiva y sonrió justo antes de dejar volar la flecha a su destino el de la flecha y el de ella, se sentía de lo mejor, y luego sería mejor, aunque eso no sería por mucho tiempo.

161821

La alegría de la medalla olímpica ganada en la justa no le duró casi nada, porque a las semanas de la competencia una insurrección militar y un golpe de estado muy sangriento hizo que su mundo se fuera a la verga, mucho plomo, muertos y sangre derramada fue la base para que una dictadura de esas bien coño de su madre tomara posesión del país donde vivía Jennifer con su familia, la cual se perdió en las cruentas batallas que se sucedían en las ciudades y capitales, el instructor pereció por estar en el momento equivocado y sitio equivocado, un atentado en el cual él fue solo un mal necesario y un cuerpo más que había que enterrar en alguna fosa común, la vida apacible que Jennifer estaba empezando a disfrutar se terminó de golpe, ahora el miedo, el horror y la violencia habían sustituido a la alegría que le brindaba su pasión.

Por ello está caminando entre las extensas vegetaciones que hay entre los caminos y las ciudades, ocultándose de los cuerpos militares que buscan rebeldes y guerrilleros que no quieren aceptar la nueva autoridad instalada por la fuerza en el país, en la cual habían personas de muy distintos tipos y clases sociales, pero todos buscando sobrevivir y enfrentar la represión.

Una de ellas era Jennifer, la cual a pesar del típico recelo familiar que siempre recibía por ser mujer y manejar arco y flecha, luego poco a poco se ganó la confianza y fue pasando el tiempo bastante útil gracias a sus habilidades con el arco y la flecha, porque los inicios de la guerrilla no tenía muchas armas con que combatir el fuego cruzado de los soldados del régimen, pero una flecha lanzada desde una buena distancia bien apuntada siempre conseguía su destino, y una flecha con fuego apuntada a un sitio con combustible siempre lograba darles tiempo a los rebeldes de huir cuando los refuerzos bien armados llegaban a pelear y a disminuir la ventaja que ellos tenían, sin embargo a pesar de que la guerrilla hacía su daño y mantenía la esperanza de que  se podía pelear, la cosa era muy diferente, el régimen militar cada vez se hacía más poderoso y aplastaba sin contemplación ni piedad a todo aquel que osara parársele enfrente.

2830

Por eso una vez Jennifer estaba en uno de los campamentos de la guerrilla, cuando apareció un personaje de esos que nadie sabe de dónde sale, pero se sabe muy bien a qué viene, el hombre de negro y al cual no se le podía ver muy bien a la cara, pidió ver a Jennifer, la reconoció y le dijo que su victoria en los olímpicos fue muy inspiradora, lástima que no pudo durar…

Pero era momento de hablar de otras cosas, que había un desfile militar donde el Gran General iba a estar presente liderando las tropas, ese es un buen momento para encargarse de él, que él podía meter a cualquiera en el desfile y ponerlo a tiro del General para eliminarlo, pero necesitaba a alguien que fuera letal y no dudara, tenía que ser Jennifer, ella lo sabía, por eso no tuvo ningún problema en aceptar, a pesar de que se sabía que se estaba metiendo en una misión suicida.

Salió del monte de forma clandestina y se metió en la parte de atrás de un vehículo, de allí se pasó a otro vehículo y allí se fue a la ciudad, reconoció la capital, su bullicio, su miedo, los militares, algunos plomazos, algunos gritos, el olor del smog y otros olores de la ciudad, sobretodo el de la dominación y el miedo, que casi la hacen vomitar, pero tenía que calmarse, no era el momento de ponerse nerviosa, concentración y disciplina, eso fue su camino al éxito y esa también fue la forma en que salió adelante en la vida, con sus subidas y sus bajadas.

323536

Inciso del escribidor… esto lo ponemos por aquí.

Mientras pasaba el tiempo, Jennifer se ponía a recordar la historia de las amazonas, bueno la que ella recordaba que le contaron.

En lo profundo de la selva existía una tribu muy salvaje, las llamaban las amazonas, todas mujeres, con  experticia en la caza y la pesca, además de poder hacer varias actividades sin ayuda de un elemento masculino, que solo era necesario al momento de la procreación, era simple, se iban de cacería, conseguían un elemento masculino joven y fuerte, el cual era capturado, llevado a la fuerza a donde ellas estaban, atado, cogido varias veces hasta que acabara las veces suficientes para poder embarazar a las chicas que estaban listas para procrear y luego el muchacho de ser exprimido de leche hasta la saciedad, pues era asesinado y abandonado río abajo donde solían encontrar el cadáver, luego de los nacimientos si salía mujer pues bien, pero si salía hombre, ay chamo.

Bueno entonces vino la conquista y los hombres estaban pendientes de conseguirse a unas amazonas, porque a ellos les encantaba una tipa salvaje pues, y por eso se fueron en su búsqueda, aplastando cuanta tribu se encontraba en el medio y que no supiera de la existencia ni la ubicación de la tribu, pero de tribu en tribu lograron conseguir la ubicación donde se encontraban las amazonas, nada más ver ese poco de mujeres casi desnudas, sin hablar mucho y bien salvajes, les enervaba la sangre y les prensaba los pantalones.

Así que esperaron que fuera de noche para cuando ellas durmieran, hacer el asalto, y así fue cuando se hizo oscuro y les cayeron encima, entrando violentamente en el asentamiento, pero no encontraron nada, eso si era extraño, lo que si no les dio tiempo, fue cuando el primero recibió una flecha mortal que lo dejó hecho fiambre, la lluvia de flechas no les dio tiempo a apuntar, ni siquiera supieron de donde vinieron, pero si a donde iban…

Los siguientes conquistadores que llegaron al asentamiento encontraron a todos los hombres muertos en el medio del mismo, había sido agujereados con la flechas hasta la muerte y dejados allí como lección, todo aquel que quisiera molestar a las amazonas, más si era hombre, iba a encontrar una muerta muy horrible y sería mostrado como lección, lo único es que como esos hombre eran como brutos y pensaban con la cabeza del guevo, pues siguieron en cacería y siguieron muriendo…

Hasta que vino uno tipo de esos y logró enamorar a una de las amazonas, la cual pifió y bueno así pudieron capturar unas cuantas amazonas, las cuales fueron usadas carnalmente, lo cual obvio ocasionó una venganza mucho más atroz, ahí si fue que aprendieron la lección, esa masacre fue horrible, tanto así que le hicieron un bustico a esa gente en el pueblo más cercano, a los tipos, porque a las jevas, les tuvieron fue miedito…

3740

Jennifer se despertó pensando en ese baño de sangre, que pensó debió ser épico y escalofriante y el cual le abstraía del dolor de cabeza y del cuerpo que la molestaba al estar escondida en un vehículo donde el espacio no era abundante, y además había calor, humo, humedad y olores bien ácidos que le estaban molestando y no le permitían concentrarse, pero no había tiempo, escuchó la señal, del inicio del desfile y era momento de prepararse y repasar la forma de actuar, el vehículo que usaba de escondite estaba estacionado convenientemente cerca de la ruta donde iba a pasar el vehículo del general, solo tenía su arco y flecha, y no necesitaba más nada, porque esa flecha estaba bien envenenada, pero de explosivos de alto poder. Tenía que ser ella porque intentaron pasar armas de gran potencia, o armas de fuego y todas eran detenidas en seco, había que intentar algo más sencillo, pero efectivo, léase el arco de Jennifer, ella nunca había fallado

Así que solo tuvo que esperar el momento, cuando el vehículo estuvo a distancia, pasaron unos segundos, donde ella dudó si era correcto lo que estaba haciendo, porque ella no había entrenado tanto para terminar así, pero al final se acordó de todos los que se fueron por la mano directa o indirecta del general y su ascenso al poder y que al final ella tarde o temprano se uniría a ellos, porque ella se acuerda de que se reunió con ese general, luego de la llegada al poder, él le dijo que tenía que ponerse del lado de él y él le daría todo, sino lo hacía le quitaría todo hasta dejarla sin nada que amar, lástima que ya lo había hecho…

Por eso luego de quitarse las dudas, respiró hondo, ella abrió la puerta del vehículo salió al medio de la calle detrás del vehículo y apuntó hacia el mismo con la flecha, un tiro fácil que soltó rápidamente, que acertó, lástima que no pudo ver mucho, porque apenas soltó el tiro de la flecha, sintió los plomazos fríos entrar a su humanidad, Jennifer fue reducida con varios disparos por parte de la gente de seguridad del general y cayó al piso mientras oía la explosión del vehículo y perdía la sensibilidad de sus sentidos, vio el cielo ponerse más azul y más profundo, mientras la sangre le robaba espacio al oxígeno y la muerte le robaba el espacio a la vida, pensaba que al final de todo, el arco y la flecha siempre lo fueron todo en su vida, quizás lo fueron demasiado, pero ya era demasiado tarde para arrepentirse y probar con algo diferente.

414344

Bonus: la vista se acerca hacia una bolsa de cadáveres que está en una mesa, la mano toma el cierre y lo abre para abrirla, adentro de ella se encuentra Jennifer la cual un par de segundos después se despertó con un sobresalto, estaba en una sala muy solitaria de la morgue, rodeada de cadáveres, se palpó el cuerpo, no tenía marcas ni balas, se dio cuenta que estaba totalmente desnuda, pero qué carajo???

Se encontró con una persona en frente de ella, que le dijo bienvenida de nuevo… ella le dijo, pero si ella estaba muerta, nadie podía sobrevivir a la plomazón que le echaron, el hombre le dijo que estaba viva, gracias a su talento, que un socio que podía traerla de vuelta requiere sus servicios, pero que primero se vista con las ropas que le dejó y luego lo siga, a ella le conviene. Porque sino podría regresar otra vez con sus compañeros de morgue, y quedarse tiesa y fría por un largo rato

Mientras ella estaba un poco incrédula, empezó a vestirse, al terminar vio el arco y la flecha, de última tecnología y solo pensó que al final todo eso fue su vida e incluso algo más. Salió de la morgue con el hombre de negro camino a una limosina negra con los vidrios, aunque nadie los vio salir y acercarse, al entrar a la misma, escuchó la voz muy gruesa y calmada, dijo su nombre y el encantado de conocerla, ella se estremeció, mientras la limosina partía hacia rumbos desconocidos, Jennifer pensó que ahora si iba a sacarle provecho, y dinero, a su talento.

454749

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: