THE KG EFFECT IS DONE MY FRIEND

garnett

Ehm bueno, de pana hemos tenido algunos problemas de inspiración para intentar escribir, pero personajes como este pana, nos ayudan burda…

Cuando hablamos de deportes, el que sea, siempre hay jugadores, personas o como lo quieras llamar, que son una especie de parte aguas en ciertas épocas, jugadores que marcan un antes y un después de su irrupción en cualquier liga en cualquier parte del mundo, ya en una ocasión anterior nos referimos en la Nba, que es lo que nos interesa, sobre Tim Duncan y Kobe Bryant, pero nos faltaba uno, que estábamos esperando que decidiera si quedarse o terminar de cerrar su carrera, y luego de decidir retirarse hablamos de él, por su puesto el Big Ticket Kevin Garnett.

Parecía que fue ayer cuando a sus tempranos 19 años, sorprendió a todo el mundo del baloncesto al brincar el paso de la universidad y del instituto Farragutt de Chicago se apuntara al Draft de 1995, habían pasado muchos años desde que un colegial decidiera brincar a la Nba, te acuerdas de Moses Malone y Darrill Dawkins (por cierto ambos fallecidos en fechas cercanas, RIP muchachos)??? Si acaso Shawn Kemp, que tuvo un año en universidad, pero no jugó un solo juego antes de salir a Seattle, así que las sospechas estaban a la orden del día.

Y bueno salió en el 5to pick, directo a los Minnesota Timberwolves, un equipo de expansión, el único de los 4, léase Charlotte, Miami, Orlando y estos, que no habían jugado los playoffs y además que mostraba todavía ser un equipo en pleno limbo que no había pasado de tener 30 victorias, mejor dicho 29, y que había tenido un rosario de elecciones desafortunadas (Felton Spencer, Luc Longley, Christian Laetnerr, J.R. Rider y Dionell Marshall por ejemplo), así que tuvo que venir Kevin McHale que venía de Boston como jugador y se puso como GM a correr un riesgo, y fue este muchacho, que se veía espigado y joven, pero era más maduro de lo que la gente se creyó.

Cuando todo el mundo pensó que Garnett había que darle tiempo y era el futuro, pues el futuro dijo presente y pidió espacio a mitad de su primera temporada, lo que hizo que Laetnerr fuera mandado a Atlanta y a Garnett le dieron la titularidad, como no hacerlo, si daba puntos, rebotes, tapones, bloqueos, asistencias y espectaculares jugadas??? Con McHale, Flip Saunders (Miss You Man) y Sam Mitchell como apoyos, ya Garnett estaba dispuesto a hacer grandes cosas.

Ya al año siguiente con la ayuda de Stephon Marbury y Tom Gugliota vendría el inicio del ascenso de los Wolves con la llegada playoffs, nada más y nada menos que 6 años consecutivos, lo único es que la salida era en primera ronda, la primera vez fue chévere, la segunda no tanto, de resto le empezaron a pedir a Garnett algo más, no importaba que llegaran jugadores como Wally Szcerbiak, Chauncey Billups, Terrell Brandon, Radoslav Nesterovic, Joe Smith (curiosamente el primer pick de ese draft donde Garnett llegó), Anthony Peeler entre otros, ya se había acabado el momento en que los playoffs eran suficientes, con Garnett en un mega contrato colosal a largo plazo y con medias que pasaban los 20 puntos, los 10 rebotes, las 5 asistencias, 2 robos y 2 bloqueos, era el momento de ir por las grandes ligas. Mientras tanto unas medallas olímpicas, aunque con susto, nunca cayeron mal

Y casi estuvieron a punto de lograrlo, con la llegada de Latrell Spreewell y Sam Cassell, parecía que todo iba a ir sobre ruedas, Garnett fue Mvp de la temporada, pero los Wolves se estrellaron contra el big Four de los Lakers, unos dicen que por la lesión de Sam “I am” Cassell, pero también agregaríamos por el fiasco del mega bluff Michael Olowakandi y lo corto de la banca, pero bueno si los wolves hubieran ido a las finales a lo mejor hubieran ganado, pero si los pistons les ganaban, no iba a ser tan sabroso.

Y luego de pronto los Wolves desaparecieron del mapa luego de estar en las finales del oeste, no importaba que Garnett le pusiera todo el corazón, el equipo estaba roto, lo intentaron con Eddie Griffin, fue un desastre, Garnett se estaba quemando y un cambio de equipo era necesario.

Por eso terminó en Boston, un equipo desahuciado que la estaba pasando muy mal, sobretodo Paul Pierce, pero es que además de Garnett llegaron, Ray Allen y Rajon Rondo, un Big Four que le daría a Boston su 17° anillo y nada más y nada menos que ante los Lakers de Kobe, al fin el Big Ticket tuvo su premio, lástima que no tuvo continuidad, y eso que no lo dejaron de intentar.

Cuando ya el proyecto de Boston no pudo más hubo que cambiar de aires, New Jersey era el nuevo destino, parecía un buen lugar, con Joe Jhonson y Brook Lopez entre otros se podría hacer una vaina bien, pero los años no pasaban en balde y KG no tendría 20 años toda la vida, lesiones, algunos líos de juego, el equipo que no responde, puso nervioso a más de uno…

Y así volvemos a donde empezó todo Minnesota, donde ya no era el futuro, el futuro ahora tendría nombres como Karl – Anthony Towns, Andre Wiggins y Zach Lavine, como en una especie de deja vu, pero del otro lado, Garnett estuvo varios juegos, pero con números testimoniales, dando algunas lecciones de esas que no se ven en los números, los Wolves estarían lejos de los playoffs, pero todos se frotan las manos con lo que tienen entre manos, mientras Garnett, pues está feliz de irse siendo recordado como uno de los jugadores más espectaculares de esos tiempos que no se crean, tampoco están muy lejos.

Recordemos el efecto Garnett de hacer que muchos jugadores de HS siguieran sus pasos y saltar directamente desde la Nba, algunos lograron el éxito, obvio con trabajo en banda de por medio, como Kobe, obvio que Lebron, Howard, Mc Grady y Jermaine O Neal, otros sencillamente se quedaron en el camino, Jhonathan Bender, Korleone Young, Kwame Brown, además que gracias a Garnett se apareció otra marca de calzados para preferencias de los jóvenes aparte de las clásicas Nike y Reebok, por supuesto hablamos de los urbanos And1… que entre el Streetball y Garnett fueron lo suficientemente reales y atrayentes para la nueva generación real de jóvenes.

Igual a Garnett lo podemos recordar, por un tremendo talento que no se predió, porque trabajó muy duro, aprendió de los mayores, siempre tuvo sonrisa y carisma, además de lograr sus objetivos, aunque a veces se le hayan resistido más de la cuenta, ya en 5 años lo veremos en el Hall de la fama y muy pronto ese número 21, como una vez lo apodaron “el jugador del siglo XXI”, pasará a los retirados de Minnesota y a lo mejor con Boston, porque lo tiene bien merecido, see ya brotha…

Llévatelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: