NOS VIMOS… SPLIT

split

Ah bueno…

Debemos admitir que tenemos una especie de relación algo difícil con M. Night Shymalan, porque bueno, debemos admitir que tiene tremendas películas como sexto sentido, pero sin embargo, algunos de sus más recientes esfuerzos no me terminan de llegar, digamos que el pana se creyó tanto esa vaina de “coño voy a hacer las vainas a mi manera sin pararle bolas a lo que digan los demás” que verga hay vainas que solo él se las entiende.

Pero sin embargo, esta película me la habían recomendó varias personas que les tengo aprecio, así que le paramos bola a nuestros asesores y decidimos darle el chance, igual el pana James McAvoy desde que lo vimos en Wanted, lo tenemos anotado porque el bro tiene con que pues.

Tenemos a Kevin Wendell Crumb, un man que a simpre vista está como normal y a veces nulo pues, pero en realidad el man tiene nada menos que 23 personalidades muy distintas, las cuales ya fueron estudiadas y catalogadas por su terapeuta, pero en los últimos días el muchacho está actuando como rarito pues, ya que una vigésimo cuarta personalidad quiere salir a la luz, por ello dos de ellas deciden allanarle el camino, primero adueñándose del muchacho y luego participando en el secuestro de 3 jovencitas que salen de un cumpleaños, las cuales deberán ponerse las pilas si quieren sobrevivir al encuentro con la bestia, que es la 24º y que quiere materializarse con hambre de conquista pues…

Obvio que para empezar, tenemos que hablar del papel central del brother James McAvoy, el cual debemos decir se lo curra muy bien hecho, sabiendo diferenciar muy bien cada personaje que le toca interpretar, si hacer uno solo le hemos visto a varios artistas que se vuelven un ocho, este pana que hizo fácil unos 5, pues lo hizo muy bien, claro también debemos decir que nos pareció un poco exagerado decir que tienes 23 personalidades cuando si acaso se muestras unas 8 o 9, con decir que tenía personalidad múltiple era suficiente, pero bueno debemos decir que bueno… el pana cumple de calle con sostener la película con su protagonización, este man seguimos diciendo que tiene madera para papeles cabilla.

Claro para que funcione, todo el peso no tiene que caer sobre McAvoy, y no estamos hablando de Betty Buckley, que creemos que el papel quedó superfluo y como muy chucuto, sino en una joven Anya Taylor Joy que de pana le puso corazón a su interpretación, tanto en la parte física, como sobretodo la parte emocional, también le echaron una mano con esos bellos flashbacks, en los que se te demuestra que para poder salir de las garras de un demente, pues tienes que tener un poco de loco, o como al salir del infierno tienes que tener un poco de demonio of course. Las otras dos chicas que estuvieron por allí, mal no lo hicieron, pero debemos decir que terminaron demasiado cliché y bueno ustedes saben lo que pasa con los clichés verdad???

Hemos visto que tiene críticas mixtas, Shymalan es así lo tomas o lo dejas, esta vez por lo menos nosotros lo aceptamos porque el producto le queda bastante logrado, así que la recomendamos para una jornada de cine intensa pues… les puede agradar.

See ya…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: